Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
8Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Investigación Participativa Herramienta de Agroecologia

Investigación Participativa Herramienta de Agroecologia

Ratings:

4.4

(5)
|Views: 1,288 |Likes:
Published by Georgina

More info:

Published by: Georgina on Apr 25, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/14/2012

pdf

text

original

 
Revisiones
 
Guzmán Casado G.I., Alonso Mielgo A.M. 2007. La investigación participativa en agroecolog
í
a: una herramienta para el desarrollosustentable .
Ecosistemas 
. 2007/1
(URL:http://www.revistaecosistemas.net/articulo.asp?Id=466&Id_Categoria=1&tipo=portada)
La investigaci
ó
n participativa en agroecología: una herramienta parael desarrollo sustentable
G.I. Guzmán Casado, A.M. Alonso Mielgo
Consorcio Centro de Investigación y Formación de Agricultura Ecológica y Desarrollo Rural. Camino de Santa Fe-El Jau s/n, Pol. Ind. 2 deoctubre). Apdo. correos 113, 18320 Santa Fe. Granada (gercifaed@hotmail.com)
La investigaci 
ó 
n participativa en agroecología: una herramienta para el desarrollo sustentable 
. La agricultura, tanto a escala mundialcomo de la Unión Europea, está sumida en una grave crisis, que tiene su origen en una compleja trama de problemas sociales (desempleo,envejecimiento de la población rural…), económicos (incremento de los costes de producción, pérdida de renta agraria…) y ecológicos(contaminación de agua, polución del aire, erosión del suelo…). En este contexto, la Agroecolog
í
a se postula como un paradigma cient
í
fico que
puede de forma efectiva mejorar la sustentabilidad agraria. Para ello, los investigadores necesitan herramientas metodológicas de caráctersistémico que logren movilizar a la población rural en la resolución de tales problemas. En este sentido, dos metodolog
í
as complementarias, sehan destacado en el ámbito de la investigación en Agroecolog
í
a, una de ellas es el MESMIS, que se puede enmarcar dentro del Análisis deSistemas Agrarios, y la otra es la Investigación Acción Participativa. Los aportes de la primera se materializan sobre todo a escala de finca ounidad de manejo, mientras que la segunda se postula como un marco metodológico que articula diferentes niveles jerárquicos (finca, sociedadlocal y sociedad mayor) en un proceso de cambio que introduce en el análisis la dimensión temporal. Este art
í
culo presenta y discute brevementelos or
í
genes, aportes y limitaciones de ambas propuestas metodológicas, ofreciendo numerosas referencias bibliográficas para facilitar a loslectores interesados una mayor profundización en la temática tratada.Palabras clave: Agroecolog
í
a, Agricultura Ecológica, Desarrollo Rural, Desarrollo Sostenible, Sociolog
í
a Rural, Investigación Participativa
Participatory research in agroecology: a tool for sustainable development 
. Agriculture is in crisis in the European Union and worldwide. Thiscrisis stems from a complex plot of social (unemployment, rural population ageing…), economic (increasing production costs, agrarian incomelosses…), and ecological (water and air pollution, soil erosion…) problems. In this context, Agroecology is presented as a scientific paradigmthat effectively improves agricultural sustainability. Therefore, researchers need methodological tools of systemic nature to mobilise ruralpopulation in order to solve such problems. In this respect, two complementary methodologies stand out within the researching realm ofAgroecology: the MESMIS methodology, framed within the Analysis of Agrarian Systems, and the Participatory Action Research. Thecontributions of the first one mainly materialize at farm or management unit scale, whereas the second one is a methodological framework thatarticulates different hierarchical levels –farm, local society and major society– within a process of change that introduces time dimension in theanalysis. In this article, we present and discuss the origin, contributions and limitations of both methodological proposals, offering numerousbibliographical references to study these themes in depth.Key words: Agroecology, Organic Farming, Rural Development, Sustainable Development, Rural Sociology, Participatory Research
Introducción
La crisis medioambiental y socioecon
ó
mica de la agricultura industrializada a escala mundial ha originado el surgimiento de laAgroecolog
í
a como un enfoque teó
rico y metodol
ó
gico que, utilizando varias disciplinas cient
í
ficas, pretende estudiar la
actividad agraria desde una perspectiva ecoló
gica y social (Altieri, 1987; Sevilla Guzm
á
n y Gonz
á
lez de Molina, 1993; Altieri,1995; Gliessman, 1997; Guzm
án
et al 
., 2000). La Agroecolog
í
a se ha materializado a nivel mundial como una estrategia dedesarrollo rural sustentable y con un fuerte componente end
ó
geno, dando lugar a numerosas experiencias de agriculturaecol
ó
gicamente m
á
s sana, socialmente m
á
s justa, econ
ó
micamente m
á
s viable y culturalmente m
á
s aceptable. En la Uni
ón
Europea la plasmaci
ó
n m
á
s consistente de esta estrategia es la Agricultura y Ganader
í
a Ecol
ó
gica (AE), que, articulada conotras iniciativas locales, est
á
permitiendo a los productores permanecer en la actividad agraria, a la par que mejorar el estado
1
 
de los recursos naturales (Ploeg
et al 
., 2002; Alonso, 2004; Alonso
et al.,
2005a). Caracter
í
sticas comunes a buena parte deestas experiencias es la revalorizaci
ó
n de los recursos locales (materia org
á
nica, conocimiento de los agricultores, variedadesde cultivo y razas ganaderas tradicionales, paisaje…), la articulaci
ó
n con otras actividades econ
ó
micas (agroturismo,educaci
ó
n ambiental…
)
y el desarrollo decanales cortosde comercializaci
ó
n que permiten a los productores la captaci
ón deun mayor valor añ
adido.Sin embargo, el tr
á
nsito del modelo “industrializado” al modelo “agroecol
ó
gico”
no es fá
cil, identificando los productoresnumerosas dificultades que en mayor o menor grado les afectan, ya que la transici
ó
n agroecol
ó
gica es un proceso complejoen el que se articulan distintas escalas (finca,sociedad local,sociedad mayor
)
y que se ve afectado por factores sociales,econ
ó
micos, tecnol
ó
gicos, culturales y ecol
ó
gicos.Desde el punto de vista ecol
ó
gico, en funci
ó
n del grado de especializaci
ó
n e intensificaci
ó
n que haya tenido lugar en la finca
se requerirá
n mayores o menores esfuerzos para eliminar los productos qu
í
micos de s
í
ntesis, reordenar los flujos denutrientes y energ
í
a, reintroducir biodiversidad (setos, rotaciones, policultivos, integraci
ón agro
-
ganadera...) y disminuir el pesoespec
í
fico de empresas individuales. Econ
ó
micamente, el apoyo gubernamental, la situaci
ó
n financiera de las explotaciones,la posibilidad de acceder a subvenciones espec
í
ficas o cr
é
ditos blandos, y la estrategia de mercado pueden comprometer ofacilitar el cambio. Socialmente, la existencia de estructuras de apoyo, tales como servicios accesibles de asesoramientot
é
cnico y comercial, asociaciones de consumidores, organizaciones de agricultores, etc., que promuevan de forma activaestas transformaciones, puede ser determinante para lograr cambios en el manejo. Tecnol
ó
gicamente, la capacidadinstitucional y de los agricultores para generar tecnolog
í
as adaptadas a las condiciones locales y de la producci
ó
n ecol
ó
gicaacelera o retrasa la incorporaci
ó
n a la AE. Por
ú
ltimo, culturalmente la pervivencia de conocimiento tradicional agrario en elmedio rural, y/o la sensibilidad medioambiental y social de la poblaci
ó
n urbana, actualmente mayoritaria en la UE, inciden deforma determinante en la velocidad y calidad del cambio de modelo.
 
En los ep
í
grafes que siguen se va a tratar, en primer lugar y de forma esquemá
tica, algunos de los factores que est
án
limitando la transici
ó
n hacia un manejo ecol
ó
gico en la agricultura y la ganader
í
a. Posteriormente, se plantea la Investigaci
ón
Participativa como herramienta para solventar tales limitantes.
 
Algunas barreras que dificultan la transición agroecológica a los agricultores europeos
 
Las barreras a la transici
ó
n agroecol
ó
gica que los productores agrarios europeos encuentran, y que han sido recogidas endiferentes trabajos de investigaci
ó
n, no s
ó
lo se refieren a aspectos t
é
cnicos en el manejo del predio, sino tambi
én en buena
medida a aspectos legales, sociales y econ
ó
micos (MacRae
et al.,
1990; Lampkin, 1992; Boisdon
et al.,
1997; Bellegem andEijs, 2002, CAP, 2002, Guzm
á
n y Alonso, 2004a, Alonso
et al 
., 2005b):
 
Barreras t
é
cnicas
 
q
Desconocimiento de la propuesta t
é
cnica de la agricultura/ganader
í
a ecol
ó
gica.
 
q
Escasez de referencias y conocimientos al aplicar la propuesta agroecol
ó
gica en condiciones espec
í
ficas.
 
Barreras sociales
 
q
Soledad y presiones del entorno social para abortar el proceso de cambio.
 
q
Falta de apoyo desde estructuras organizativas propias de los agricultores y ganaderos (organizaciones agrarias,cooperativas...).
 
q
Los mayores requerimientos de trabajo de la AE en un contexto de escasez de mano de obra. Esta circunstancia, sin
embargo, podr
í
a beneficiar a la maltrecha agricultura familiar.
 
Barreras de mercado/econ
ó
micas
 
Dificultades en la comercializaci
ó
n en el mercado interno. La escasa demanda del mercado interno de alimentos ecol
ó
gicostiene mucho que ver con la dificultad de acceso a estos productos (escasos puntos de venta) y con los precios especulativosque muchas cadenas comerciales mantienen para estos alimentos. Precios que no se corresponden ni con los costes deproducci
ó
n, ni con los precios pagados a los agricultores. Esta situaci
ó
n est
á promoviendo que se desarrollen otras
estrategias de comercializaci
ó
n, que se engloban en los llamados canales cortos de comercializaci
ó
n. Dentro de estaestrategia se encuentra el desarrollo del consumo social. Ello significa poner en marcha iniciativas de consumo ecol
ó
gico encomedores escolares, hospitales, comedores de centros p
ú
blicos, universidades… As
í
, por ejemplo, en Austria, un canal muyimportante para estos productos han sido los comedores p
ú
blicos. Alrededor de 80 de ellos est
á
n empleando productosecol
ógicos para proveer a 15.000 consumidores por d
í
a. Esto responde a una resoluci
ó
n del Lower Austrian ProvincialGovernment que supone que al menos un 25% de toda la producci
ón en volumen debe ser orgá
nica, estim
á
ndose que un 27%
2
 
de la carne de ternera se consume en estos comedores (Wlcek, 2003). En Andaluc
í
a la Direcci
ó
n General de AgriculturaEcol
ó
gica de la Consejer
í
a de Agricultura y Pesca est
á
desarrollando programas de consumo de alimentos ecol
ó
gicos encomedores escolares y en hospitales a los que proveen grupos de productores cercanos. En el curso escolar 2006
-
2007 se
prev
é
la participaci
ó
n en el programa de 45 colegios (4.738 comensales) y la implantaci
ón de menú
s ecol
ó
gicos en el Hospital
Virgen de las Nieves de Granada.
 
Otras experiencias que se han puesto en marcha de forma privada es la apertura de tiendas, gestionadas bien porcooperativas o asociaciones de consumidores; o por cooperativas de productores. As
í
como otras estrategias de ventadirecta: mercados semanales, biocestas a domicilio, etc.
 
Los agricultores ecol
ó
gicos que destinan su producci
ó
n a este tipo de mercados suelen tener mayor biodiversidad en su finca(m
á
s cultivos, algunas variedades tradicionales...), frente a los que se dedican al mercado de exportaci
ó
n, que normalmentedeben especializarse en uno o dos cultivos, que les son demandados.
 
Barreras legales
 
La desprotecci
ó
n del productor ecol
ó
gico en relaci
ó
n a la contaminaci
ó
n difusa, tanto de sustancias qu
í
micas nocivas, comode genes provenientes de organismos modificados gen
é
ticamente (OGM). La contaminaci
ó
n difusa est
áoriginada por los
tratamientos qu
í
micos en los campos de agricultores convencionales vecinos o por otras actividades econ
ó
micas m
á
s omenos cercanas, como la industria. En efecto, el aire y el agua sirven de veh
í
culo de contaminantes que aparecen despu
é
sen las exhaustivas anal
í
ticas que se realizan a los productos ecol
ó
gicos, que deben ser desviados hacia los mercadosconvencionales. Esto origina una importante p
é
rdida de ingresos para el productor ecol
ó
gico. Esta situaci
ó
n es posible que se
agrave en el futuro con la contaminaci
ón gené
tica derivada de la presencia de cultivos transg
é
nicos, situando a losagricultores ecol
ó
gicos en situaci
ón de indefensió
n ante los que contaminan.
 
Los fuertes impedimentos legales al registro de variedades tradicionales y a la comercializaci
ó
n de sus semillas, a pesar desu idoneidad para la producci
ó
n ecol
ó
gica. Una demanda importante de productores, t
é
cnicos y consumidores de alimentosecol
ó
gicos se produce respecto a las variedades tradicionales de cultivo. Estos recursos fitogen
é
ticos, hoy en grave peligro dedesaparici
ó
n, son reclamados por varias razones. Entre ellas, est
á
la mayor adaptaci
ó
n de estas variedades a las condicionesde producci
ó
n ecol
ó
gica, su menor sensibilidad a plagas y enfermedades, y sus mejores cualidades organol
é
pticas. Elproblema radica en que existen fuertes impedimentos legales al registro oficial de variedades tradicionales y a lacomercializaci
ó
n de sus semillas, ya que por la mayor diversidad gen
é
tica de estas variedades no se ajustan a los criterios deuniformidad y estabilidad que solicita la administraci
ó
n. Esta situaci
ón debe modificarse, si se quiere frenar el grave proceso
de erosi
ón gené
tica que est
á pró
ximo a consumarse. Igualmente, existe muy poco apoyo al mantenimiento de razasganaderas tradicionales, muchas de ellas en peligro de extinci
ó
n, que son la base de la ganader
í
a ecol
ó
gica, por suadaptaci
ó
n al medio.
 
Los efectos perniciosos indirectos que ha presentado la aplicaci
ó
n de la Pol
í
tica Agraria Comunitaria sobre el medioambientey sobre la Agricultura y Ganader
í
a Ecol
ó
gica, tales como la subvenci
ó
n a la producci
ó
n que induce no s
ó
lo a intensificar eluso de insumos, sino tambi
én a eliminar vegetació
n natural de las fincas (setos, bosquecillos de galer
í
a, etc.), o la subvenci
ón
al n
ú
mero de cabezas que dificulta el ajuste de la carga ganadera a las posibilidades reales del territorio... a la vez que ponen
en desventaja a la agricultura y ganader
í
a ecol
ó
gica para competir desde el punto de vista de la rentabilidad econ
ó
mica. Laobligatoriedad de mantener limpias las calles del almendro para demostrar que est
á siendo cultivado, agravando los problemas
de erosi
ó
n e impidiendo la fertilizaci
ó
n mediante cubierta vegetal leguminosa, es otro ejemplo de los “efectos colaterales”
de la
aplicaci
ó
n de la PAC en nuestra agricultura, que deben ser corregidos. Actualmente, la PAC est
á
en proceso de modificaci
ó
n,siendo uno de sus objetivos la inclusi
ó
n de criterios medioambientales para el pago de las subvenciones.
 
La complejidad de las dificultades para promover la transici
ó
n agroecol
ó
gica, apenas esbozada en las l
í
neas anteriores,reclama tambi
é
n cambios en el enfoque de la investigaci
ón que se viene realizando en Españ
a. Veamos este aspectodetenidamente.
 
La Investigación Participativa como herramienta de la transición agroecológica y el desarrollorural
 
Los procesos de modernizaci
ó
n de la agricultura a nivel mundial y la implantaci
ó
n de las t
é
cnicas de la Revoluci
ó
n Verde sellevaron a cabo con gran apoyo institucional, materializado en servicios de investigaci
ó
n y de extensi
ón agraria bien dotados
de recursos econ
ó
micos y humanos. El modelo de investigaci
ó
n y transferencia de tecnolog
í
a vertical y unidireccional en quese bas
ó
la modernizaci
ó
n de la agricultura fue muy criticado a partir de los a
ñ
os 70 del pasado siglo (Tripp, 1991; Chambers yGhildyal, 1985; Sebillotte, 1996) por su incapacidad de ofrecer respuestas a la mayor
í
a de los agricultores del mundo (los debajos recursos y aquellos que manejaban
á
reas ecol
ó
gicamente sensibles) y por las deficiencias intr
í
nsecas de un modeloque incorporaba numerosos prejuicios en su seno y era incapaz de reconocer el conocimiento campesino (Cernea
et al 
.,
3

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->