Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
59Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
investigacion cientifica en venezuela

investigacion cientifica en venezuela

Ratings:

4.77

(13)
|Views: 23,038 |Likes:
Published by doctoradovenezuela

More info:

Published by: doctoradovenezuela on Apr 25, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/02/2013

pdf

text

original

 
EDITORIAL
 Acta Científica Venezolana 52: 1-2 , 2001
La Universidad Venezolana:¿Docencia contra Producción Científica?
Antonio Eblen-Zajjur 
Facultad de Ciencias de la SaludUniversidad de Caraboboaeblen@uc.edu.ve
La situación universitaria venezolana requiere una profunday especialmente objetiva reflexión que amalgamelas diversas tendencias del pensamiento en aras de respaldar la comunidad ideal y universal de valores humanosque la conforma. Me aventuro a realizar algunas reflexionesmas con la osadía del ingenuo ignorante que conarrogancia del poseedor de la verdad.Muchas universidades crearon Cátedras y Facultadesmediante la contratación selectiva de recursos humanosde alta calificación, caracterizados por ser investigadoresde renombre nacional e internacional, que sin importar su nacionalidad y con demostrada capacidad en la producciónde conocimientos, fueron los pioneros. La fasede fundación y consolidación de estos grupos permitió lacreación de semilleros de estudiantes que eventualmentese incorporaron a las Cátedras completando y generandola tan vital tríada de producción universitaria: Investigación,Docencia y Servicio/Extensión. El país obtuvo lo querequería en términos de profesionales en las áreas prioritariasde la Medicina, la Ingeniería, el Derecho y la Educación,proceso en el que varios alumnos fueron ganados ala idea de la investigación y la generación de conocimientoen la universidad.Un evento socio-político de la década de los años 70transformó radicalmente la actividad universitaria de entoncesy hasta el presente, se trató de la masificación estudiantil,la universidad libre y popular en la que, casi dela noche a la mañana, se incrementó indiscriminadamentela matrícula, llegando en algunos asignaturas a pasar de 100 alumnos por año a 1000 ó 1500 alumnos por año.Los recursos docentes colapsaron, el numero de profesoresde alta calificación se hizo ridículamente escaso yen consecuencia, la masificación estudiantil trajo implícitala masificación docente, la incorporación rápida, muchasveces descontrolada, de profesionales que con la categoríade contratados, cumplieron las enormes cantidades dehoras docentes y que junto a los investigadores se vieroninmersos en un docentismo voraz, sin tiempo para lasactividades científicas o de extensión, con una homologaciónsalarial presentada como un gran logro, pero que enla realidad, junto a los demás factores y luego de casi 3décadas, terminó por amputar y diluir todo deseo por lavinculación social, la investigación y el aporte de conocimientospertinentes.Los deficitarios presupuestos universitarios, impidieronla oferta de concursos de oposición adecuados en numeroy calidad, lo que unido a la caída en el poder adquisitivo
 
del docente universitario hizo a la universidad poco atractivacomo carrera de vida. Los pocos que respondían alllamado Universitario fueron un puñado de idealistas conempeño verdadero y amor a la universidad acompañadosde una cantidad de oportunistas que sin otras alternativasprofesionales también se incorporaron pero para vivir dela universidad y no para la universidad. En éste contexto,las actividades de investigación llegaron a ser consideradassólo para genios o en el mejor de los casos, comoactividades de pasatiempo marginal realizadas por unospocos cuando la carga docente lo permitiera. La evaluaciónde las universidades al igual que sus presupuestosanuales llegó a fundamentarse en el número de sus egresados,lo que conformó la universidad “docentista” que sehace necesario reformar.La ley contempla el ascenso de los profesores en elescalafón universitario mediante Trabajos de Ascenso loscuales, ya sea por tratarse de profesionales contratados,falta de capacitación en investigación, sobrecarga docente,interés exclusivo en el aumento salarial, o por algúnotro factor bien sea coyuntural o permanente, no presentaronla calidad suficiente para cristalizarse en publicacionesque difundieran conocimientos pertinentes. Aún enla actualidad, pocas son las universidades nacionales quese aventuran a presentar el porcentaje de Trabajos de Ascensode sus profesores que generan publicaciones enrevistas acreditadas nacionales o internacionales.En la década de los 90 y ante la experiencia relativamentefavorable de otros países latino americanos, surgeuna serie de bonificaciones que intentan motivar y premiar a quienes rompiendo el esquema docentista tradicional ya pesar de todos los factores adversos ya descritos, producenconocimiento relevante plasmado en publicacionesacreditadas. Se trata del Sistema de Promoción al Investigador (SPI) el cual, es un medio de acreditación de científicosnacionales, que se vinculó, por decisión gubernamental,a la asignación de parte del presupuesto de las universidadesen el denominado coeficiente variable. Esto obligóa las universidades a incentivar y promover sus actividadescientíficas así como a incorporar y capacitar intensa yagresivamente recursos humanos que garanticen el incrementoen el número de investigadores acreditados y asíelevar la asignación de sus presupuestos. Según cifrasdel Consejo Nacional de Universidades y de la Oficina dePlanificación del Sector Universitario, para el año 2.000, elporcentaje de científicos acreditados en las universidadesnacionales fue apenas un 9% de los 17.629 profesorescon dedicación exclusiva o tiempo completo, quienes paradójicamente,deben realizar actividades de investigaciónpor Ley.El ingreso de un investigador a la universidad no es tareafácil. Aunado a la dificultades propias de todo inicio enun ambiente nuevo, el investigador debe lidiar con la apatíae inercia de sus colegas improductivos. Es aquí dondedebe hacer énfasis en no ceder a la tentación de invertir esfuerzo y tiempo en motorizar cambios de actitud mucho
 
menos de aptitud, en colegas que no han mostrado interésen la investigación durante 10 ó 15 ó 20 años. Mucho másproductivo es concentrar esfuerzos en la selección e incorporaciónde estudiantes a las labores de investigación,son ellos la verdadera esperanza de cambio universitario yde producción de conocimientos, además de generar verdaderasvocaciones de investigadores.Es menester hacer mención al culto del “Congreso oSimposio” en el cual y de manera muy difundida, el docentelleva su investigación sólo hasta la presentación deun resumen en un Congreso o Simposio. Esta prácticaes considerada, por un gran grupo de docentes, como elobjetivo final de la investigación al punto de darle erróneamentela categoría de “publicación”. En la otra cara de lamoneda, lamentablemente, muchas investigaciones universitariasde calidad no son enviadas a revistas científicasacreditadas, por falta de asesoría, limitaciones de idioma,subestimación de nuestro propio trabajo, o por simpletemor.¿Cómo incrementar la productividad en las universidades?,una respuesta simplista a esta pregunta seríairresponsable, sin embargo hay que considerar alternativasque si bien no son la solución podrían formar parte dela misma, nos referimos a una serie de propuestas que ensu conjunto deben ser consideradas y discutidas; medidascomo la exigencia del título de Maestría o Doctorado parael ingreso, un número preestablecido de publicacionesdebidamente acreditadas para el ingreso y para la permanencia,un proyecto de investigación aprobado por un entefinanciador, la eliminación del Trabajo de Ascenso y sustituirlopor publicaciones en revistas científicas acreditadasnacionales e internacionales las cuales al contar conmúltiples árbitros externos a la universidad garanticen laoriginalidad, la pertinencia y la trascendencia de la investigación.La implementación de un adecuado y obligatorioplan de capacitación así como la creación de oficinas deasesoría científica dependientes de las direcciones de investigaciónde las facultades podrían ser de enorme ayudaen el incremento de la producción y difusión de los conocimientos.Es evidentemente que existen insuficientes candidatosque cumplan con el perfil requerido, lo que obliga alos Departamentos, Facultades y Universidades a realizar una intensa campaña de captación de recursos humanosde alto nivel, empresa por demás difícil en un país dondea la persistente fuga de cerebros se ha sumado la fuga depersonal científico especializado.Se hace necesario convertir a la universidad en unaalternativa atractiva como carrera docente y de investigación,en este sentido ya existen proyectos de promociónde la Carrera Académica Universitaria que intentanheterologar el salario en base a la productividad científicay humanística del docente, dichas propuestas debenser apoyadas y enriquecidas en el entendido que las mismaspremien considerablemente la productividad y evitenla permanencia del “docentista” improductivo. Esto últimorepresenta una justa y equitativa medida que junto al régimen

Activity (59)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Edward Gomez liked this
Rod Catano liked this
ricardosangalli liked this
ricardosangalli liked this
Noraida Fuentes liked this
Eliezer Jose liked this
Stephany Medina liked this
Isidro Martinez liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->