Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
6Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
“PENSADORES EN JACQUES LACAN”.

“PENSADORES EN JACQUES LACAN”.

Ratings: (0)|Views: 303|Likes:
Published by nico2008

More info:

Published by: nico2008 on Feb 05, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/11/2014

pdf

text

original

 
Forum Psicoanalitico de Murcia - Contentfile:///X:/Datos/PRIORIDADES/datos%20marzo/TEXTOS%20PAR...1 of 1010/01/2009 11:13
 Login/Register Home Descargas Tu cuenta Enviar noticias WebMail Temas  Foros 
10. Enero 2009
 
Menú
 Home
 Archivo
 Buscar
 Buzón abierto
 Encuestas
 Enlaces
 Enviar noticia
 Foros
 Mas activos
 Recomiendanos
 Temas
 Tu cuenta
La asociación
 Presentación
 Dirección
 Miembros
 Estatutos
Biblioteca del CampoFreudiano
 La federación
 Fondo Bibliográfico
De interés
 Actividades de Forum
 Textos
 En la frontera
 Artículos
 Cursos en la Universidad
Usuarios en linea
Actualmente hay 9 invitados,0 miembro(s) conectado(s).Eres un usuario anónimo.Puedes registrarteaquí PENSADORES EN J. LACANJ. AlemanConferencia de Jorge Alemán del 23 de octubre de 1998. Murcia.
“PENSADORES EN JACQUES LACAN”.JORGE ALEMÁNMURCIA, 23 DE OCTUBRE DE 1998.
La filosofía no es simplemente un conjunto de ideas o de referencias queestán en los libros, sino que de algún modo es la materia de la cual estamoshechos. Somos, de algún modo, filosofía cuando pensamos, hablamos, nosdirigimos a los otros; cuando intentamos pensar nuestra existencia; cuandointentamos pensar nuestra relación con los otros, que siempre está atravesadapor cuestiones éticas; cuando nos confrontamos a la muerte, tanto a la propiacomo a la de los semejantes; cuando entramos en el problema de qué quieredecir la justicia para cada uno; cuando tratamos de resolver nuestras dificultadescon respecto a la institución a la que pertenecemos. Todo eso se anuda de algúnmodo en relación a la filosofía y el psicoanálisis, tal como lo concibió Lacandespués de Freud. El retorno a Freud exige, a mi modo de ver, una travesía porel campo de la filosofía.El itinerario que yo había trazado constaba de una serie de filósofos queestán presentes en la enseñanza de Lacan y que fueron decisivos para vertebrarsu experiencia en la clínica; fueron decisivos para las operaciones que realizó. Setrata de los siguientes nombres propios: R. Descartes, W. Hegel, K. Marx y M.Heidegger. Es una serie interesante en relación al psicoanálisis, en tantointersectan el paisaje de la teoría psicoanalítica elaborado por Lacan.Así que hoy, después de una serie de consideraciones que voy a hacer,empezaremos por R. Descartes. Intentaré hacerles ver las diferentes razones porlas que este autor es decisivo para comprender lo que consideró Lacan su teoríadel sujeto.Me gusta dejar hablar al pensador, no cerrar de inmediato la cuestióncon las críticas que rápidamente se le pueden formular e incluso aquellas que aposteriori ya conocemos que le fueron expuestas. Por el contrario, primero meinteresa tratar de captar lo que fue su propia experiencia de pensamiento, suviaje; ver realmente cómo fue atravesado ese pensador por su pensamiento y,por lo tanto, tratar de aproximarme de la mejor forma posible a lo que tiene demás singular, de más propio, ese pensamiento. Una crítica es algo a lo que hayque llegar. No se puede hacer de entrada. Hay que dejar que cada pensador seaalguien cogido en su voz y, en todo caso, ver después de qué manera se puedevolver pensable lo que ese pensador dice, y entonces sí, establecer sus límites.En principio, a modo de consideración preliminar, hay que delimitarclaramente la diferencia de actitud de Freud y de Lacan con respecto a lafilosofía.Freud es un hombre ilustrado que está solicitado por ideales científicos.Es un hombre de ciencia; perfectamente podría quedar bajo la consigna de laIlustración, que fue: ¡Atrévete a saber!. La Ilustración fue un movimiento queintentó conquistar una cierta autonomía, una cierta libertad, instaurando laposibilidad de que fuera la razón misma la que guiara la vida de las personas.
 
Forum Psicoanalitico de Murcia - Contentfile:///X:/Datos/PRIORIDADES/datos%20marzo/TEXTOS%20PAR...2 of 1010/01/2009 11:13
Esta no debía estar supeditada a ningún tipo de autoridad religiosa o política; hayen la Ilustración un ideal de autonomía. Dice Kant salir de la minoría de edad através de la posibilidad de construir con la propia razón el modo de conducirse.Esto lo vemos en Freud. Es un hombre que cree en la ciencia; trata alinconsciente de una manera distinta a los románticos. Ya anteriormente se habíahablado de inconsciente a lo largo de la historia, pero ¿cómo trataban losrománticos al inconsciente?: como algo inefable, el secreto que hay en cada uno,el misterio que hay en la vida de cada persona, el genio particular de cada uno,como lo que podría ser la traducción del daimon de los griegos, es decir, algo quehabita en cada uno pero que uno mismo desconoce y sin embargo actúa sobre lapersona, pero de lo cual no se puede decir nada, frente a lo cual no se puederazonar. Por el contrario, puede percibirse en el espíritu de Freud una vocaciónde razonar, de sumergirse en el abismo del inconsciente, penetrar en esassombras y llevar eso al estatuto de concepto, de tratar de formular una teoría delinconsciente y una praxis respecto a él a efectos terapéuticos.En un primer sentido podemos decir que Freud, como hombre deciencia, es un ilustrado. Es un hombre que cree en el progreso de las ciencias. Esun hombre de la razón. Cuando uno lee, por ejemplo, “El porvenir de unailusión”, en donde Freud, casi al modo de Kant, se busca un interlocutor quedefiende la vía de la religión porque sin ella los seres humanos se pueden volvermucho peor de lo que son, pueden incluso exterminarse los unos a los otros; alfin y al cabo la religión es una suerte de barrera moral. Así es como argumenta elinterlocutor de Freud. El, en cambio, apuesta por un posible ateísmo; se trata deque llegue un momento en que las comunidades humanas sean éticas y nonecesiten la religión para conducirse en la vida. Su apuesta en ese momento esclaramente una apuesta ilustrada, porque Freud piensa que la religión - comosaben, la figura de Dios es una proyección paterna – forma parte de la neurosishumana. Es este un texto donde vincula la neurosis obsesiva con la religión. Así,pese a su interlocutor – Freud es muy honesto en esto y sus interlocutores sonmuy astutos e inteligentes - , se mantiene como un ilustrado ateo. Ello muestraque Freud está del lado de la Ilustración y del lado de la creencia tan propia deella de la novedad; piensa que tiene entre manos algo nuevo. Algo nuevo que nodebe transitar por caminos ya trillados, y por lo tanto no quiere meterse muchocon la filosofía. Pese a que de joven había asistido a los cursos de Brentano; apesar de que a través de Lou Andreas Salomé tenía noticias de Nieztsche, élmismo confiesa que no quiere leerlo para no plagiarlo; pese a que de uno de susdiscípulos, Grodeck, toma el término “ello”, que es un concepto nieztscheano, sinembargo Freud tiene la idea de que él ha generado un nuevo espacio, un nuevocampo, que es el campo del inconsciente. Se considera un descubridor y noquiere que la experiencia que va a presentar al mundo esté impregnada detérminos y conceptualizaciones previas, y hace un esfuerzo monumental en tratarde construir sin tener que apelar a ningún momento de la tradición. Sonescasísimas las referencias de Freud a textos filosóficos. Las pocas que hay sonsiempre agudísimas y muy sutiles. Aunque es verdad que si uno abre las ObrasCompletas de Freud no encuentra referencias inmediatas a la filosofía, sí que hayalgunas referencias a los presocráticos para pensar, por ejemplo, pulsión ymuerte en Empédocles. Hay alguna referencia a Kant para pensar el imperativocategórico y su relación con el superyó; también las hay, pero indirectamente, aHegel y a Marx. Pero en esta línea es un hombre profundamente moderno.Convencido de que tiene algo nuevo entre manos, está seguro, como él mismodice en su correspondencia, que no quiere generar una nueva visión del mundo(Weltansaung), y trata de que su gesto sea un gesto joven. No quiere introduciruna terminología que obligue a quien le lea, a remitirse a la tradición.Estos son dos rasgos fundamentales que definen la relación de Freudcon la filosofía: por un lado, su carácter ilustrado, el “atrévete a saber”; y porotro, el generar un discurso que no le deba nada a nadie, como si el psicoanálisisfuera de algún modo un hijo ilegítimo. Freud parece querer mostrardeliberadamente que el discurso que él está produciendo y engendrandorepresenta un corte, una ruptura con la tradición anterior y es una especie dehijo ilegítimo, como aiguien que no tiene padre, fundado desde un lugar nuevo.Eso es lo que congenia bastante con lo que decía antes de los ilustrados; el “atrévete a saber” es un ¡atrévete a saber! Que en lo referente a Freud hacaptado de entrada su invención como una novedad radical y que no debe serconfundida con ninguna de las teorías del inconsciente que hubo en la historia. Asu manera hubo un inconsciente en Platón, y también lo hubo en Hegel; pero élparece querer dejar muy claro que la teoría del inconsciente que nos presenta, lapráctica que va deduciendo de esa teoría del inconsciente no debe ser rastreadaen la tradición, sino que surge con él mismo. Esta es una manera de presentar laactitud general de Freud respecto a la filosofía.Sin embargo, no debemos dejar de lado un efecto paradójico: a pesarde ser un hombre ilustrado, de ciencia; un hombre que adopta las posiciones dela Ilustración, a medida que va pensando su propia experiencia se vatransformando a la vez en el crítico más grande que tuvo la Ilustración. No esalgo que en Freud se produjera de entrada, él era un ilustrado y confiaba en laIlustración, en el progreso, en la ciencia y en algo clave para la Ilustración: la
 
Forum Psicoanalitico de Murcia - Contentfile:///X:/Datos/PRIORIDADES/datos%20marzo/TEXTOS%20PAR...3 of 1010/01/2009 11:13
emancipación; algo que hace ahora unos años se llamó “los relatos de laemancipación”, la idea de que a través de la práctica política se puedetransformar la sociedad y que eso puede significar un progreso para la vida encomún.¿Qué ocurrió? Que a medida que fue pensando su experiencia delinconsciente, su práctica psicoanalítica, se iba encontrando con un nuevo sueloque emanaba de su propia experiencia y que le permitía generar toda una críticaal mundo ilustrado moderno. El primer golpe que asestó a la Ilustración es supropia crítica a la Revolución Rusa. Es algo que puede observarse en “El malestaren la cultura” y en “El porvenir de una ilusión”. A raíz de su descubrimiento de lapulsión de muerte, de su descubrimiento de la repetición, del carácter repetitivode los síntomas, de la vinculación de la pulsión con la repetición, la vida ya nopuede ser entendida en términos de progresos y realizaciones hacia una meta.Freud empieza a presentar una especie de deconstrucción del mundo ilustrado;en él se producen una serie de operaciones que tienden a poner en tela de juiciolos ideales modernos, por ejemplo si la Ilustración pensaba que la historiaprogresaba, Freud demuestra que las estructuras subjetivas no están hechas niconfiguradas en términos de progreso sino que están regidas por la repetición; sise pensaba que el hombre maduraba y realizaba finalmente una síntesis, Freuddemuestra que la pulsión –parcial- siempre se mantiene en cada una de lasfases, y éstas no se superan nunca; y por último, Freud se transforma en elpensador de un tipo de malestar propio de la comunidad humana, que ningunarevolución ni ningún proyecto de emancipación va a lograr jamás absorber. Freudse transforma en pensador de una serie de cuestiones que no se dejanreincorporar en estos ideales. Por eso, a pesar de que entre sus propios colegasestaba presente la idea de los proyectos de emancipación –había marxistas entreellos-, es un hecho que Freud nunca pensó el proceso de la cura como unproceso de liberación. Si se leen los textos referidos en “Análisis terminable einterminable”, puede constatarse que es ahí que Freud empieza a ver quemientras que el proyecto de emancipación se imagina que es posible producir unhombre nuevo, él insiste en lo que se repite, porque mientras este proyecto creeque va a llegar un momento en el que el hombre se va a liberar de la religión, lafamilia, el Estado, Freud muestra todo el tiempo la tensión que hay en cadasujeto entre, por un lado, sus ideales, y por el otro, su modo de gozar. Freud vagenerando todo un espacio crítico que nos abre a un determinado tipo desubjetividad. Una subjetividad ligada a la estructura del inconsciente, que sepone en contradicción con los proyectos modernos. En cierto sentido, anticipa loque más adelante se va a llamar “la modernidad”, la idea de que la subjetividadno se deja entender, no se termina de explicar si uno la considera única yexclusivamente en términos de progreso, evolución o superación.Hay que tener en cuenta este doble carácter de Freud. Un ilustrado quese encuentra, paradójicamente, con una experiencia que lo provee de lasmejores armas para llevar adelante una crítica de la Ilustración. Es un hombremoderno, que pertenece al campo de la ciencia; pero se puede decir que es unsíntoma del mundo moderno, un síntoma de las aspiraciones propias de lamodernidad. Allí donde esta última quiere reducir toda la subjetividad a algocalculable, a algo que se pueda medir, que se pueda planificar, que se puedaperfectamente calcular, Freud se transforma todo el tiempo en el obstáculo querecuerda lo no calculable, lo no planificable, lo no reductible a ningún proyecto declasificación. Eso hay que tenerlo muy en cuenta ahora que, por ejemplo, loslaboratorios ya han cambiado su estrategia y en vez de hacer su propaganda alos médicos, extienden su publicidad a los propios pacientes en el afán deconstruir una subjetividad que esté hecha a la tranquilidad del mercado. Es loque vemos actualmente con la proliferación de las píldoras liberadoras, las “píldoras de la felicidad”. Freud surge en el camino que entra en clara oposición aese proyecto de llevar la subjetividad al campo del cálculo, del progreso, de laplanificación.Este rasgo de Freud me parece muy importante a tener en cuenta paradiferenciarlo de Lacan. Mientras Freud quiere formular su discurso libre deinfluencias filosóficas, como alguien que lleva algo nuevo entre manos –dentrodel proyecto de la Ilustración, pero encontrándose a la vez en una posición críticarespecto a ella-, en cambio, Lacan está ya en otro momento. Ha captado que élno es el cuidador del psicoanálisis; en todo caso, tiene que volver a otorgarle aFreud lo que era su primera potencia. La idea de Lacan es que lo que ha ocurridocon Freud en la historia del psicoanálisis, lo ocurrido con los postfreudianos esque, como suele ocurrir muchas veces en la historia del pensamiento, sus propiosseguidores ahogaron y asfixiaron todo lo que había de radical en eldescubrimiento freudiano.La primera consigna de Lacan es el retorno a Freud. ¿Por qué se puedepensar un “retorno a Freud”? Se piensa un retorno porque se considera que loque surgió no fue escuchado; si lo que realmente se puso en juego en laemergencia de un descubrimiento hubiese sido escuchado, no habría necesidadde un retorno. Si alguien habla de “retorno” a Freud es porque considera que hahabido freudianos (seguidores, repetidores e incluso intérpretes de Freud); perosi alguien se adjudica el retorno a Freud es por considerar que lo esencial de lo

Activity (6)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
Rodolfo Aedo liked this
culois liked this
nico2008 liked this
aniverso liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->