Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
65Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
La Prueba Testimonial en Derecho Penal

La Prueba Testimonial en Derecho Penal

Ratings: (0)|Views: 27,779|Likes:
Los testigos en el Derecho Penal Mexicano
Los testigos en el Derecho Penal Mexicano

More info:

Published by: Angel Virgilio Ferreira Centeno on Feb 09, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/13/2013

pdf

text

original

 
a)Tema de investigación.- La prueba testimonialb) Objetivos de la investigación.- Será profundizar en el estudio se la pruebareseñada, ya que existe una gran cantidad de información dispersa enrelación al tema, provocando esto en la creación de una compilación, paramayor conocimiento del supuesto jurídico en análisis y su posible aplicaciónen la práctica forense.
c)
Justificación.- Es de suma importancia la prueba descrita, pues en lamayoría de los asuntos controvertidos es la esencia del proceso, pues nohe conocido personalmente que no exista una causa penal, un juicio civil omercantil, o laboral o administrativo que no lleve una prueba testimonial,pero si se pueden prescindir las restantes pruebas, como lo son los careos,la confrontación, la inspección, la reconstrucción de hechos, la pericial, másno la circunstancial.
d)
Marco teórico.- Se consultaron libros y revistas especializados, aún enlengua extranjera, así como investigación en la herramienta de nuestrosdías: el internet.
e)
Hipótesis.- Se parte de la idea que no existe proceso penal que no tenga almenos una prueba testimonial, en cualquiera de los casos que seanalizarán, conforme a una variedad de injusto que va desde el robo hastael homicidio, pasando por delitos como contrabando y contra la salud. Estoes la hipótesis es que la prueba testimonial, es básica en cualquier procesopenal
f)
Muestra.- Se procedió a analizar varios expedientes penales con los delitosdescritos para lograr que la investigación se acerque a la realidad denuestros días.
g)
Recolección y análisis de datos.- Se inició con investigación en la internet yla consulta de diversos libros y revistas, ya sea de temas generales oespecializados.h) Resultados.- Se concluye que en todos los casos es necesaria la pruebatestimonial, y que no tiene mayor peso que otras pruebas.
 
i) Conclusiones.- Deberán servir para demostrar la importancia de la pruebaen comento, pero en la mayoa de los proceso penales no puedeconsiderarse como contundentes, respecto de otras pruebasIntroducción.- El examen de los principios del proceso penal permite mirar en toda su extensión y profundidad el enjuiciamiento de esta especialidad, que es,por cierto, la que más hondamente afecta los bienes e intereses del individuo, por una parte, y la que más intensamente muestra la dialéctica entre las libertades delser humano y las atribuciones del poder público, por la otra; más todavía que el juicio constitucional o el contencioso administrativo, a pesar de que en éstoscontienden formal y directamente la autoridad y el ciudadano. En aquél se hallanen juego los valores radicales del hombre: la vida, ante todo; luego, la libertad. Dehecho, la historia del control de la legalidad en los actos de las autoridades sehalla estrechamente asociada a la historia de la represión penal; dígalo, si no, el
habeas corpus
.Los principios son reglas que dominan, encauzan, explican el proceso.Reglas derivadas de la ciencia y la experiencia, atentas a las decisiones político-filoficas que son raíz y ran de cierto sistema procesal, aunque nonecesariamente de todos los sistemas procesales, en cualquier tiempo ydondequiera. Para esos principios, como para las normas que de ahí se deduceno que ahí desembocan, también existen el aquí y el ahora; el plano del tiempo ylas fronteras del espacio. Del modo que las normas tienen un ámbito de validezespacial y temporal bien acotado, al que denominamos vigencia, los principiostienen un campo de operación más o menos perceptible, que son su propio génerode vigencia, dependiente de cierta forma de comprender y decidir las relacionesentre el poder político que administra el proceso y el ser humano que en élcomparece. El humanismo y la democracia definen aquel campo: son susreferencias exactas; donde crece el respeto por el hombre y se afianza lasoberanía del pueblo, florece determinado sistema de enjuiciamiento, acogido aprincipios característicos; otro tanto sucede si las cosas ocurren a la inversa. Losprincipios que informan el proceso contemporáneo en la mayoría de los países, loque llamamos, con aln exceso rerico, la comunidad de las naciones
 
civilizadas, no son precisamente los mismos que lo gobernaron bajo el derechogermánico o el sistema inquisitivo de la Edad Media. Pasaron los tiempos deéstos, cambiaron los principios, se modificó el proceso.Ciertamente esta manera de entender los principios, que los observa con unlente deductivo, no es el único que existe. También pueden quedar establecidos ala inversa, por inducción, a partir de las soluciones que contienen y reiteran lasleyes; de ellas derivarían, pues, los principios. Ambas perspectivas son útiles,aunque no en la misma dimensión o con el mismo alcance. Una implica que elproceso se ajuste a determinadas condiciones superiores; bajo ellas se valora,interpreta, reanima. Otra implica un ejercicio rigurosamente técnico, que entiendeal sistema procesal como un todo construido, y de él desprende, sin arriesgarse envaloraciones, que no son su propósito, aunque no las excluye, los principios queen la realidad de las normas prevalecen; otra cosa es la realidad de su aplicaciónpráctica: su eficacia, en suma.Claro está que lo deseable, sensato, pertinente es que ambos métodoslleguen a los mismos resultados; esto significaría que el legislador, influido por criterios políticos, acertó en el traslado de éstos a las disposiciones que haemitido. Y el éxito será completo si además la realidad se ajusta a esos criterios ya esas normas, por ser racionales y practicables unos y otras. Es obvio que si estono ocurre ya no importaría lo primero; las mejores intenciones poticas sedesplomarían y de nada servirían los mayores aciertos de la técnica legislativa: loshechos se habrán rebelado, para bien o para mal, contra los códigos, acasoporque éstos no supieron arraigar en la vida.A la luz de esos principios procesales, se construye y reconstruye elproceso. En ellos toman sugerencia los legisladores y a ellos recurren losaplicadores de las leyes para entender los preceptos y conformar su conducta alas disposiciones que los vinculan y a las ideas e ideales que se hallan atrás de lasnormas, en la doble función de fuente que las determina y horizonte al que sedirigen.
1
De tal proceso se aplican distinto tipo de pruebas una de ellas, latestimonial requiere de una valoración subjetiva, netamente, pues es creada por el
1
Cfr García Ramírez, Sergio. Po. Cit., pp 574-577

Activity (65)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Memo Ter-veen liked this
Renzo Nestor Effio Cueva added this note
LEVANDO OTRA VEZ OTRO CURSODE OCTAVO CICLO

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->