Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
12Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Evocando _y Olvidando a Shakespeare. Peter Brook

Evocando _y Olvidando a Shakespeare. Peter Brook

Ratings: (0)|Views: 387|Likes:
Published by Padramatic

More info:

Published by: Padramatic on Feb 10, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/17/2015

pdf

text

original

 
EVOCANDO(Y OLVIDANDO)ASHAKESPEARE
.+ entrevista
Peter Brook 
 
1
SIN DUDA, SHAKESPEARE ESTUVO DOTADO con una extraordinaria capacidad paraobservar, una extraordinaria capacidad para asimilar y una extraordinaria capacidad pararecordar.¿En qué se basa cuando decimos que «surge la poesía»? Tal vez sea, el sentimiento por las palabras, sí… el amor a las expresiones literarias, sí… pero todo esto no es suficiente,vamos a ver si encontramos algo más, algo más fundamental: un poeta es un ser humanocomo cualquiera de nosotros pero con una diferencia: la diferencia es que nosotros, en unmomento dado, no tenemos acceso a la totalidad de nuestra vida… Conocernos por completo, seguramente nos tomaría varios años después de ir con el psicoanalista y, ¡ojalá!, pudiéramos así rescatar nuestras experiencias, esas que están enterradas en las profundidades en esos extraños túneles y recovecos donde yacen.Hay suficientes razones para creer que cuando Shakespeare escribió sus obras las escribiórápido… y tal vez una de las cosas más extraordinarias es que fueron escritas en momentosen los que tenía mucha presión y fueron escritas con una pasión exuberante donde,finalmente, pudo poner en blanco y negro exactamente lo que se estaba imaginando en esemomento.Siempre empezó a escribir una obra basada en una historia… Si usted escribe una historiade un crimen para el periódico de mañana, seguramente va a describir la superficie de laacción… Shakespeare no. Él estaba consciente no sólo de la acción en sí misma, sinotambién de las relaciones entre ese número casi infinito de niveles a los que está conectadala acción. Así es que estaba forzado a desarrollar un instrumento complejo y extraordinarioque llamamos «poesía», para que, en una sola línea pudiera dar tanto el significadonarrativo y, al mismo tiempo, seleccionar las palabras más adecuada de ese catálogo quetenía más de veinte mil, como las que existían en su momento, y que estas tuvieran talresonancia que describían y acompañaban los diferentes niveles de asociación que él estaba proponiendo en ese mismo momento.Hay otra cara en este fenómeno. Una obra de Shakespeare no es más larga que una obraordinaria y un párrafo en el texto de Shakespeare es de la misma longitud que un párrafoordinario en el periódico; pero la densidad —la densidad del momento— es donde descansatodo el interés que tenemos en leerlo. Esta densidad implica muchos elementos, uno de losmás importantes es la imaginería, ** pero también están las mismas palabras que toman unadimensión extraordinaria, a pesar de que de hecho, no son sólo «conceptos».En la poesía se dan una infinidad de relaciones sutiles entre el ritmo, el tono, la vibración yla energía que tiene cada palabra —así como es un concepto hablado—, su imagen y almismo tiempo el poder infinito de esa dimensión adicional que viene con el sonido, como parte de una música oral.Shakespeare tuvo igual compasión que sus personajes y se identificaba por igual con todaslas actitudes tan variables y cambiantes, pero él puso a todas ellas una enfrente de la otra.
 
2
El teatro estaba basado en una plataforma en la cual la imaginería podía entrar y salir.Como no había escenario, si alguien decía, «Estamos en un bosque…», es que estábamos enun bosque y si después otro actor decía, «Ya no estamos en el bosque…», el bosque habíadesaparecido.Esta técnica es mucho más rápida que un «corte» en el cine.Ustedes tendrán que decirme cuando cambian los tiempos, las modas, y la palabra«metafísica» sea menos venenosa y peligrosa. Pero de lo que pueden estar seguros es que,en la época isabelina, la audiencia de Shakespeare, esa gente que iba al teatro vivía enconstante transformación recibiendo nuevas ideas por todos lados que explotaban y secolapsaban con lo que había establecido hasta ese momento, era, pues pleno Renacimiento.Además, sabían que vivían frente a una falta total de seguridad y la muerte pululaba por lascalles, las plagas, las guerras, etcétera.Esto era una bendición, porque esa misma audiencia desarrolló un sentido intuitivo profundo, un sentido que estaba detrás de ese caos y, a través de esa intuición, había más posibilidades de entender la obra y lo que estaba relacionado con otra clase de orden, conun orden que nada tenía que ver con el orden político… era el mundo de los espíritus y de lamagia, en algún sentido, como decía Gordon Craig hace más de un siglo, «si uno se niega aaceptar la realidad del mundo de los espíritus, es mucho mejor quemar todas las obras deShakespeare porque entonces, ninguna de ellas tendrían algún significado».El teatro de Shakespeare era un lugar de reunión entre la audiencia y los actores, en dondese podían ver escenas de la vida con gran intensidad, segundo a segundo.Cada una de las dimensiones visibles era acompañada por otra dimensión invisible y laacción se lleva a cabo simultáneamente, en todas las obras de Shakespeare una dimensióntanto horizontal como vertical. Tanto la dimensión vertical como la horizontal seencuentran ahí, en forma simultánea y están al alcance de la mano, si uno quiere o más bien,si uno puede…Ahora se puede empezar a entender porqué su forma de escribir es tan compacta y densa.Así como ahora entendemos naturalmente el complejo lenguaje del cine, por ejemplo dellong shot pasamos en la siguiente toma a un close up y de ahí en la siguiente escena estásquién sabe dónde, etc…, así, en la época y en el teatro isabelino sucedía con la poesía: laentendían naturalmente. Se comprendía una forma extraordinariamente compleja deexpresión, de tal manera que una persona podía estar hablando en un momento de cosascomunes y corrientes y, dos palabras más adelante, usaba expresiones que nadie usaba enninguna conversación. Y así fue como Shakespeare escribió extraños adjetivos y de repentele daba unas buenas sacudidas al ritmo que jamás podían ocurrir en la vida real. O dentro delas frases, de repente, expresaba una duda filosófica o un acertijo metafísico que jamás puede aparecer en una conversación entre dos personas.De hecho, en la arena abierta de Shakespeare, con la gente parada alrededor de la plataforma, todo, ya fuese natural o artificial, parecía justo como la vida misma… y elteatro no sólo nos muestra la superficie, sino que nos muestra lo que está detrás de esa

Activity (12)

You've already reviewed this. Edit your review.
N30 liked this
1 thousand reads
1 hundred reads
Raul Beryon liked this
Mario Gimenez liked this
yukishiro tomoe liked this
Jose Ramon Moya liked this
malditalunatica liked this
paramoteniente liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->