Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
52Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Memorias de Carmen Díez de Rivera

Memorias de Carmen Díez de Rivera

Ratings: (0)|Views: 55,571|Likes:
Published by jorge.chilla
Biografía de la interesante vida de Carmen Díez de Rivera escrita por la periodista Ana Romero y publicada en el diario español El Mundo en el 2002, 3 años después de su muerte por cáncer.
Biografía de la interesante vida de Carmen Díez de Rivera escrita por la periodista Ana Romero y publicada en el diario español El Mundo en el 2002, 3 años después de su muerte por cáncer.

More info:

Published by: jorge.chilla on Feb 12, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/10/2014

pdf

text

original

 
MEMORIAS DE LA MUSA DE LA TRANSICION /
Por Ana Romero
 EL MUNDO PUBLICA LAS SORPRENDENTES VIVENCIAS DE CARMEN DIEZDE RIVERA.Carmen Díez de Rivera fue considerada siempre la «musa de la Transición». Su amistadcon el Rey de España y con el que fue presidente del Gobierno Adolfo Suárez laconfirieron un papel clave, aunque en un discreto segundo plano, durante los primerosaños de la Democracia. Su vida profesional y política, truncada hace dos años y medio por el cáncer, fue apasionante. La periodista Ana Romero publica la semana que vienesu biografía, de la que ofrecemos un amplio extracto en cuatro entregas.Una mañana de enero de 1999, yo buscaba una mujer europea a quien entrevistar paraconmemorar el Día Internacional de la Mujer, que se celebra el 8 de marzo. Después delverano había iniciado una serie en el periódico llamada «Nosotros, los europeos», queme obligaba a sacar cada domingo una doble página de conversación con un personajeeuropeo de relieve.- Me han dicho que Carmen Díez de Rivera va a dejar el Parlamento Europeo porquetiene cáncer.- ¿Quién?- Carmen Díez de Rivera, la musa de la transición.Yo, con 33 años recién cumplidos, no tenía ni idea de quién era Carmen. Me sonaba sunombre de verla citada en las columnas que Francisco Umbral escribe en lacontraportada de EL MUNDO. Por lo que había leído, la tenía ubicada como una mujer aristocrática y guapa, de esas que le gustan a Umbral. Poco más.INFANCIAQuise saber quién era Carmen, de la que prácticamente no se decía nada en losnumerosos libros que se han escrito sobre esa época en España. Si Carmen estuvo en primera línea en las dos primeras fases, las trascendentales, ¿por qué no aparecía enninguno de los relatos oficiales hechos en España sobre la transición?«Porque no pintaba nada, sólo tenía interés por la gente con la que se acostaba», me dijouna de las personas a las que se le atribuye un gran conocimiento de esa época. Me pareció, además de grosera, una respuesta incompleta. ¿Cómo no iba «a pintar nada» la persona más cercana al presidente del Gobierno, su jefa de Gabinete, una amiga íntimadel Rey?La conocí, por fin, el viernes 19 de marzo, festividad de San José. Carmen vivía en eltercer piso de una casa pequeña en el Viso, una de las mejores zonas de Madrid, en unasilenciosa colonia de calles estrechas y empedradas.Carmen Díez de Rivera e Icaza nació en Madrid el sábado 29 de agosto de 1942, y fueinscrita como la cuarta hija, la menor, de los marqueses de Llanzol. Sus padres figurancomo Francisco de Paula Díez de Rivera y Casares, marqués de Llanzol, y María
 
Sonsoles de Icaza y de León. Sus tres hermanos son, por este orden, Sonsoles, Franciscoy Antonio. En su borrador de autobiografía ella escribe: No cabe la menor duda de que mi familia entra dentro de esa categoría quedenominamos aristócrata. Así consta en el libro 39, folio 184 y número 365 de mi partida de bautismo, en la parroquia de la Concepción. Carmen nació sólo tres añosdespués del fin de la Guerra Civil. España era un país destrozado económicamente queiniciaba el camino de la autarquía.El marqués de Llanzol, un distinguido militar con el grado de teniente coronel que habíaluchado en el bando nacional y que todavía se estaba recuperando del tifus exantemáticocontraído en el frente, vivía con su familia en el barrio de Salamanca, en una elegantecasa de la calle Hermosilla, entre Serrano y Claudio Coello.Allí se educó Carmen con institutrices extranjeras hasta que empezó a ir al colegio JesúsMaría, en la calle Juan Bravo, donde se estudiaba, según decía, de verdad. «El colegiofino en aquella época era el de la Asunción, en la calle Velázquez».En la primavera de 1999, Carmen y yo nos hicimos amigas. Cuando Carmen ya noestaba escuché llorando la última cinta que me envió desde Menorca. Ahí oí la frase,que aún hoy me ayuda a entender por qué he seguido metida en este lío. «Durante laenfermedad, algunos se preguntaban por qué estaba tan sola. Pues no sé, les respondíayo. Nunca me he sentido, al final, hija de nadie, sino de muchísimas cosas al mismotiempo. Yo el concepto de familia, quitando a mi padre Llanzol, a mi padre Díez deRivera, no lo he entendido nunca».VIDA DE NOVELAElla no pudo nunca casarse con la persona de la que estaba enamorada.Ese fue su grantrauma y ocurrió cuando ella tenía 17 años, el 28 de diciembre de 1959.Tras ese Día de los Inocentes, que marcó para siempre su existencia, su vida setransformó en una especie de novela, como las que escribía su tía Carmen de Icaza:viajó a París y a Suiza para hacer curas de sueño; ingresó en un convento de clausura enArenas de San Pedro; se marchó a la selva, a Costa de Marfil, para dar clases en elmarco de un programa de cooperación francés; volvió a Madrid convertida en unarebelde, y su madre la echó de su casa. Llevaba la política en la sangre, y acabódirigiendo el Gabinete del primer presidente semidemocrático que había tenido el paísdesde 1936. Al día de hoy, los que oyen su nombre, si son generosos, la llaman la musade la Transición. Si no lo son, y aun sin saber quién era, afirman: «Sí, la amante deAdolfo Suárez». He observado también que los de izquierda señalan que perteneció a laUCD, y los de derecha, al Partido Comunista.Carmen sólo fue miembro de la UniónSociodemócrata de España (USDE), de Dionisio Ridruejo, y del Partido SocialistaPopular (PSP), de Enrique Tierno Galván.El apelativo de musa de la Transición se lo debe a Umbral, que lo escribió el 30 deenero de 1977, a los seis meses de llegar Carmen a Presidencia, en Diario de un snob,en El País. En realidad, tituló el artículo La musa de la reforma. A Carmen no legustaba, le parecía que banalizaba su trabajo político. Carmen no puede ser entendidasin la política. Ella decía que era algo genético.Su papel en la transición tuvo mucho que
 
ver con su amistad con los príncipes Juan Carlos y Sofía. En 1967, cuando regresó deAfrica con 25 años, acudía ya a La Zarzuela, invitada a cenas y fiestas. Esa relación sedebe a los vínculos sociales y familiares de Carmen con la clase dirigente española. Suhermana mayor, Sonsoles Díez de Rivera, estaba entonces casada con EduardoFernández de Araoz, concuñado a su vez de la duquesa de Badajoz, la infanta Pilar,hermana del Rey.Cerca del hospital donde Carmen murió el lunes 29 de noviembre de 1999, en unaelegante casa del mismo barrio de Salamanca, un anciano con idénticos ojos azul aceroquiere saber cómo está «la niña». El hombre tiene 98 años y el oído bastante tocado, pero conserva la cabeza intacta. Es un notario retirado, viudo, padre de seis hijos. En sufamilia, nadie se atreve a decírselo.Lo hace una persona de fuera que mantiene unaestrecha relación con él.DICTADOR RETIRADO- Carmen acaba de morir, don Ramón.- Pobrecita. Era la hija que más se parecía a mí.Ramón Serrano Suñer y Sonsoles de Icaza y de León podrían ser dos personajes sacadosdirectamente de una novela. Así, para sir Samuel Hoare, el embajador británico enMadrid durante la Segunda Guerra Mundial, Serrano Suñer era el maquiavélico CondeMosca de Stendhal. En sus memorias, Ambassador on a special mission, el ex secretariodel Foreign Office identifica en Serrano Suñer la sabiduría y el desencanto delaristocrático primer ministro de Parma ideado por el escritor francés.Carmen, por su parte, hace alusión permanente, cuando describe a su madre, al dictador retirado y arruinado de El otoño del patriarca, de Gabriel García Márquez. Decía deSonsoles de Icaza que fue una mujer con muchísimo carácter que trató de imponer suvoluntad a todos los que la rodeaban.Según Carmen, sus padres se enamoraron en el otoño de 1940, recién nombrado élministro de Asuntos Exteriores por su cuñado, Francisco Franco. Don Ramón, como sele sigue llamando al día de hoy, tenía 39 años. Era espectacularmente guapo, rubio ycon los bellos ojos azules que heredó Carmen. En esos momentos era también uno delos hombres más poderosos de España. Ministro en los dos primeros gobiernos deFranco, diseñó la arquitectura política del régimen.Estaba casado con Ramona PoloMartínez-Valdés, Zita, la hermana pequeña de doña Carmen Polo, la mujer de Franco.Elegante y refinado, destacaba por su cultura y su cosmopolitismo en el desiertoempobrecido que era la España de la época. Había estado en Italia y en Alemania, y leentusiasmaban el fascismo y el nazismo, tan diferentes del franquismo, que él percibiódesde el primer momento como un proyecto endeble y cutre.Sonsoles, «de caza y pesca», dirían las malas lenguas de Madrid, tenía poco más de 30años. Una morena de 1,72, muy alta para la época, era también una de las mujeres máselegantes y atractivas del país. Su marido, el marqués de Llanzol, que rondaba ya los 50años, subvencionaba las famosas fiestas de sociedad que daba su mujer, a la que, segúnCarmen, adoraba. La marquesa era íntima amiga de Cristóbal Balenciaga, que diseñabala ropa de las millonarias de todo el mundo.

Activity (52)

You've already reviewed this. Edit your review.
joaquinhuertas liked this
1 thousand reads
1 hundred reads
Mik Polys liked this
DocJackChuck liked this
César Martí liked this
Pepito Grillo liked this
latdpuyal liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->