Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
2Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Http://Www.luventicus.org/Articulos/03U012/Descartes.html Descartes, Considerado "Padre de La Modernidad",

Http://Www.luventicus.org/Articulos/03U012/Descartes.html Descartes, Considerado "Padre de La Modernidad",

Ratings: (0)|Views: 1,662|Likes:
Published by ceutiatletismo

More info:

Published by: ceutiatletismo on Feb 18, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, DOC, TXT or read online from Scribd
See More
See less

02/18/2010

pdf

text

original

 
http://www.luventicus.org/articulos/03U012/descartes.htmlDescartes, considerado "Padre de la Modernidad", definió conclaridad el objetivo de los filósofos de este período histórico: labúsqueda de la certeza.Mediante sus
meditaciones
y su
método
intentó dar respuesta alescepticismo reinante. Su estrategia no fue el rechazo o la negaciónde la duda sino su aceptación hasta las últimas consecuencias. Esdecir, utilizó la duda como método y sometió todo conocimiento aduda con el fin de encontrar una verdad de la que ya no pudiesedudar ni el más escéptico. Así llegó a alcanzar una certeza primera:
“Pienso, existo.” 
Y teniendo en ella una base inconmovible,reconstruyó el edificio filosófico. En primer lugar, alcanzó unasegunda certeza: la existencia de Dios. En segundo lugar, reafirmóla confiabilidad del conocimiento científico, el cual tenía a Dios porgarante.A continuación se presenta un esquema del proceso deconocimiento tal como lo entendía Descartes, acompañado de unabreve descripción de los elementos que lo componen.Duda metódica: en busca de una certeza, decidió rechazar comofalsa toda afirmación de la que se pudiese dudar.Duda del conocimiento sensible: los datos de los sentidos no sonseguros, podemos dudar de ellos. De hecho, los sentidos nosengañan a menudo. Incluso no hay indicios ciertos para distinguir elsueño de la vigilia, por lo que todo lo que percibimos por los sentidospodría no ser real. En consecuencia, todos los datos de los sentidos,
 
inclusive el propio cuerpo, quedan a un lado en esta búsqueda de lacerteza.Duda del conocimiento racional: como no se basan en los datos delos sentidos, las verdades de razón (lógicas y matemáticas) no sonalcanzadas por la duda, la cual recae sobre el conocimiento sensible.Sin embargo Descartes señala que más de una vez nos equivocamosal realizar algún cálculo, y lleva la duda al extremo de afirmar quepodríamos estar siendo engañados por un "genio maligno" o "diosengañador", astuto y poderoso. ¿Cómo podríamos defendernos deél?
“Pienso, existo” 
: más allá de toda duda se encuentra nuestra propiaexistencia. Incluso aunque admitiese que soy engañado por un geniomaligno, ello no invalidaría la certeza que tengo respecto de estaproposición mientras la estoy concibiendo en mi espíritu. Pues no setrata de un razonamiento o una deducción (como todo lo que piensaexiste, si yo pienso, yo existo) sino de una evidencia que se impone,de un conocimiento intuitivo que se obtiene de modo inmediato ydirecto.Criterio de verdad: Descartes analiza su primera certeza paradescubrir las notas distintivas que le servirán de criterio paraidentificar otras afirmaciones verdaderas. La afirmación
“Pienso,existo” 
se presenta a la conciencia con "claridad" y "distinción". Porlo tanto, serán aceptadas como verdaderas aquellas ideas que sean
claras
(ciertamente presentes a la conciencia) y
distintas
(noconfundidas con otras ideas).Existencia de Dios: a pesar de haber encontrado una certezaabsoluta (
“Pienso, existo” 
), y a partir de ella un criterio de verdad,de todos modos sigue en pie la duda que sobre todo otroconocimiento nos genera la Hipótesis del Genio Maligno. Lademostración de la existencia de Dios despeja las dudas sobre elconocimiento racional, que tiene en Dios a su garante. Su existenciase demuestra como causa externa de la existencia en la concienciade la idea de perfección, que no puede provenir del yo que duda yes imperfecto. Y siendo Dios perfecto no puede ser engañador nipuede habernos hecho para que nos confundamossistemáticamente. Podemos equivocarnos porque no somosperfectos, pero no estamos hechos para el error.Conocimiento racional seguro: con Dios como garantía, elconocimiento lógico y matemático recobra su seguridad y sedesecha la Hipótesis del Genio Maligno.Ideas innatas: son las ideas que no proceden ni de la experiencia nide la imaginación, son las únicas verdaderamente claras y distintas(la idea de Dios, por ejemplo).
 
Conocimiento sensible: se refiere a las
ideas adventicias
que, sesupone, representan las cosas reales. Pero ¿cómo superar la dudarespecto de este conocimiento? ¿No será sólo un sueño? ¿Cuál es sucausa, su origen? Nosotros no, porque nos sentimos pasivos anteellas. Dios tampoco, porque él no es engañador. Debemos concluirque la causa de nuestras ideas adventicias son las cosas externasrealmente existentes. De todos modos, sólo conocemos de ellas conclaridad y distinción que son substancia extensa.Ideas facticias: son las ideas producidas por la propia concienciamediante la imaginación (la idea de minotauro, por ejemplo).Ideas adventicias: son las ideas que nos vienen del exterior, a travésde los sentidos (la idea de azul, por ejemplo).

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->