Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
18Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
ARTICULO CIENTIFICO

ARTICULO CIENTIFICO

Ratings:

5.0

(1)
|Views: 2,296 |Likes:

More info:

Published by: AnelValenciaEnriquez on Feb 20, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/21/2013

pdf

text

original

 
Rev Enferm IMSS 2005; 13(1): 3-7
3
 A A A A A
RTÍCRTÍCRTÍCRTÍCRTÍCULOULOULOULOULO
CCCCC
IENTÍFICOIENTÍFICOIENTÍFICOIENTÍFICOIENTÍFICO
Palabras clave
EmbarazoCuidado prenatalEducacnnutricional
Correspondencia:Rafael Edmundo Barbosa Ruiz. Calle San Ignacio No. 2383, Colonia San Vicente, C.P. 44330,Guadalajara, Jal. Tel: 3603-8387, correo electrónico: enf180@hotmail.com.Carolina Salinas López. Tel: 3645-1439. correo electrónico: carolina_tres@hotmail.com.
ResumenResumenResumenResumenResumen
Introducción:
Los problemas de ali-mentación y nutrición de los habi-tantes en América Latina han sidotemas de investigación desde hacevarias décadas, en especial a la saluddel binomio madre-hijo. Una ma-dre bien alimentada cualitativa ycuantitativamente, es capaz de pro-porcionar suficientes reservas deenergía para proteger al feto. Los cuidados prenatales y unriguroso control de la educación nutricional son primordiales.
Objetivo:
Explorar los conocimientos de las mujeres gestantes debajo riesgo sobre los requerimientos nutricios en el embarazo.
Metodología:
Se reclutó por conveniencia a 50 mujeres ges-tantes de bajo riesgo que acudieron a consulta prenatal con laenfermera materno-infantil. Posterior a la consulta y bajo con-sentimiento informado, se aplicó un cuestionario diseñado ex-profeso para recopilar información sobre característicassociodemográficas y conocimientos de los requerimientos nu-tricios durante el periodo de embarazo. Los datos fueron anali-zados con estadística descriptiva.
Resultados:
La mayoría de las mujeres encuestadas (93%) seencuentra en edad reproductiva entre 18 y 31 años de edad; deellas, 75% tiene escolaridad básica de primaria o secundaria y enla mitad, el ingreso económico asciende a dos mil pesos mensua-les. De los requerimientos nutricios que deben incluirse en laalimentación como el hierro y la fibra más del 90% refiere tenerese conocimiento; en contraste con 50% que dice conocer sobrecalcio, proteínas e ingesta suficiente de líquidos. En general, solo63% de las mujeres embarazadas tiene conocimiento sufi-ciente sobre dichos requerimientos nutricios.
Discusión:
Aunque un poco más de la mitad de las mujeresgestantes tiene el conocimiento suficiente, el resto de mujeresno lo tiene de la misma forma. Por lo que en posterior deberánanalizarse factores relacionados como la edad, escolaridad, in-greso económico y número de gestaciones, entre otros.
Conocimientos de mujeres gestantes sobreConocimientos de mujeres gestantes sobreConocimientos de mujeres gestantes sobreConocimientos de mujeres gestantes sobreConocimientos de mujeres gestantes sobrelos requerimientos nutricios en el embarazolos requerimientos nutricios en el embarazolos requerimientos nutricios en el embarazolos requerimientos nutricios en el embarazolos requerimientos nutricios en el embarazo
Barbosa-Ruíz Rafael Edmundo, Domínguez-Quintela Mónica Saraí, Gómez-Gómez Guadalupe de Jesús, Monjo-Zarate Cinthya Elizabeth,Salinas-López Carolina, Torres-Blas Rosa María.
Pasantes de Licenciatura en Enfermería. Escuela de Enfermería del Instituto Mexicano del Seguro Social. Guadalajara, Jal. México.
 Abstract Abstract Abstract Abstract Abstract
Pregnant women’s knowledge about nutritionalrequirements during pregnancy
Introduction:
Since several decades ago, nutrition and nourish-ment problems of Latino America population have been a topic toinvestigate, especially, in the health of the bond mother & child.A mother well nourished in quality and quantity, is able to provideenough energy to protect the fetus; in order to achieve that, bothprenatal care and a control of nutritional education are essential.
Objective:
Explore the knowledge of low risk pregnant womenwho attend a prenatal visit to learn about the nutritional requi-rements during pregnancy.
Methodology:
Fifty low risk pregnant women eligible for conve-nience were surveyed when attended a prenatal visit with amother & child nurse specialist. After the visit and under informedconsent, it was applied a designed, exprofesso questionnaire tocollect data about social and demographic characteristics andknowledge of nutritional requirements during the pregnancy pe-riod. Data were analyzed with descriptive statistics.
Results:
The most of surveyed women (93%) is within reproduc-tive age between 18 and 31 years old; 75% of them have anelementary or middle school educational background, and a half ofthem, has a monthly income of two thousand pesos. Related to thenutritional requirements that should be included within the nourish-ment, such as iron and fiber, more than 90% of people referredhaving that knowledge; in contrast, 50% said knowing aboutthe necessity to consume calcium, proteins, and enough amountsof fluids. In general, only 63% of pregnantwomen have sufficient knowledge aboutsuch nutritional requirements.
Discussion:
Even though a little more of a halfof pregnant women have enough knowled-ge, the rest of women do not have it. Af-terwards, it should be analyzed the relationwith age, educational level, income, and num-ber of pregnancies among other factors.
Key words
PregnancyPrenatal careNutritionalEducation
 
Rev Enferm IMSS 2005; 13(1): 3-7
4IntroducciónIntroducciónIntroducciónIntroducciónIntroducción
El programa de alimentación y nutri-ción de la Organización Panamerica-na de la Salud (OPS) adoptó las metaspropuestas en la declaración de la Cum-bre Mundial a favor de la infancia y enla Conferencia Internacional de Nutri-ción, con base en ellas elaboró el Plande Acción Regional de Alimentacióny Nutrición con el objetivo de contri-buir a reducir las altas prevalencias demala nutrición. En este plan se identi-fican dos áreas de trabajo: la seguridadalimentaria y el manejo de los proble-mas de mala nutrición. Esta última,considera la prevención y el controlde la mala nutrición en los individuos,las familias y la población en general;uno de los problemas priorizados, es ladesnutrición energético-proteíca, queengloba a la desnutrición en los diver-sos periodos del ciclo de la vida; parti-cularmente en la gestante, el reciénnacido y el menor de dos años de edad.Además, plantea estrategias como lapromoción de intervenciones a todonivel; la acción multisectorial; el usode la comunicación social; la partici-pación de la comunidad, y los acuer-dos y convenios entre las agencias.
1
Los problemas de alimentación ynutrición de los habitantes en Amé-rica Latina han sido temas de inves-tigación y acción desde hace variasdécadas, en especial existe un graninterés por la salud del binomio ma-dre-hijo y los factores que la alteran,pues se sabe que este es un indicadordel nivel de bienestar social de un país.En su informe con motivo del Deceniode las Naciones Unidas para la Mujer,el director general de la OrganizaciónMundial de la Salud (OMS) manifestóque es paradójico “que al tiempo quelas sociedades dependen en gran me-dida de la mujer para la prestación dela atención de la salud, descuidan confrecuencia las necesidades sanitarias dela propia mujer”. En el mismo informese recomiendan una serie de accionesen beneficio de la situación alimenta-ria y nutricia de las mujeres, entre lasque destaca, facilitar que éstas pue-dan poseer y administrar los fondosnecesarios para nutrirse adecuada-mente y nutrir bien a sus hijos; fo-mentar actividades que den a conocermejor cuáles son sus necesidades nu-tricionales especiales, en particulardurante el embarazo y la lactancia;promover un apoyo social que faciliteel reposo suficiente a las mujeres du-rante el último trimestre del embarazoy la lactancia; promover intervencio-nes que permitan reducir la prevalen-cia de anemia nutricional en ellas,sobre todo durante el embarazo; fa-vorecer el cambio de actitudes dis-criminatorias en la familia respecto dela distribución de alimentos en detri-mento de las niñas o de las mujeres;e informar adecuadamente a éstas res-pecto de la dieta familiar.
2
En este contexto, uno de los princi-pales ímpetus del Programa de SaludReproductiva e Infantil, es la presta-ción de servicios a las mujeres emba-razadas. Sin embargo, una gran partede ellas siguen sin tener consultas pre-natales aún cuando es algo que lespermitiría detectar y tratar problemasy complicaciones, ofrecerles asesoríasobre síntomas de alarma, preparar-las para el parto e informarles sobredónde pueden recibir atención si sur-gen problemas.
3
Se estima que en las Américasaproximadamente nueve millones deniños menores de cinco años pade-cen desnutrición moderada o grave,y en cifra similar desnutrición leve.Por lo menos la mitad de esos desnutri-dos son niñas, lo cual tiene un mayorsignificado biológico y a largo plazo,dado que en las mujeres desnutridasy de baja estatura, están presentes dosde los principales determinantes parael retardo en el crecimiento intraute-rino y bajo peso al nacer, es decir, dana luz a niños más pequeños, que sonlos supervivientes y cuyo crecimientototal es menor que el que su potencialgenético permitiría.
2,4
Según la OMS, más de un millón devidas al año en todo el mundo, podríansalvarse si se cumple el Programa deMaternidad y Paternidad Consciente,que consiste en preparar a la mujer ya su familia para enfrentar los muy va-riados procesos del ser padres. Dichoprograma, incluye entre sus principa-les estrategias de trabajo, todo lo con-cerniente a la calidad de vida y nutriciónde la madre y su hijo.
5
Una madre bien alimentada cuali-tativa y cuantitativamente, es capaz deproporcionar suficientes reservas deenergía para proteger al feto; el pro-porcionar oportunamente los cuidadosprenatales es primordial, además de ladetección y medicación que acompa-ñan la gestación, comprenden un rigu-roso control de la educación nutricionalpara obtener resultados favorables. Loscambios anatomofisiológicos que sesuceden durante el embarazo, estánestrechamente relacionados con losprocesos de nutrición, genera requeri-mientos de 15% más kilocalorías (kcal)en comparación con el estado no ges-tante, que corresponden de 300 a 500kcal/día, dependiendo del peso, edady actividad física de cada mujer.
6,7
La elección de los diversos ali-mentos cotidianos está integrada porlos cuatro grupos básicos en el siguien-te orden: frutas y vegetales; cereales ypan de grano entero; leche y sus deri-vados; y, carne, pollo, pescado, huevos,nueces y frijoles. Cuatro o más racio-nes diarias de los tres primeros gruposy tres o más raciones del último grupoconstituyen un régimen dietético ba-lanceado.
7
Por otro lado, no se debe dejar deconsiderar, que el consumo de alimen-tos está condicionado por las creenciasy hábitos alimentarios que la pobla-ción tiene, los que pueden mantener-se, modificarse o adquirirse duranteperiodos como el embarazo o la lactan-cia. Los hábitos alimentarios son pro-ducto de la interacción entre la culturay el medio ambiente, se transmiten deuna generación a otra e incluyen des-
 
5
Barbosa-Ruiz RE, et al: Conocimientos sobre requerimientos nutricios en el embarazo
de la manera como se seleccionan losalimentos hasta la forma en que losconsumen o los sirven a las personascuya alimentación está en sus manos.Están determinados por factores cul-turales, económicos, sociales, geográfi-cos, religiosos, educativos, psicológicosy los relacionados con la urbanizacióne industrialización.
2,8
Las mujeres durante el embarazocomo en la lactancia tienden a consu-mir alimentos de origen animal, puestienen el conocimiento que les propor-cionan vitaminas, minerales y proteí-nas que benefician a sus hijos. Muypocas de ellas mencionan que fuesenbenéficos para ellas mismas. Los alimen-tos que prefieren son los que consti-tuyen parte de su patrón alimentariosemanal, mensual u ocasional. Con estose infiere que sus necesidades nutri-cionales incrementadas no logran satis-facerse del todo, lo que agudiza aúnmás su situación de salud, precaria engeneral.
8
Los resultados de un estudio a mu-jeres embarazadas indígenas del Ecua-dor, reveló que en la mayoría de ellas,la dieta depende casi en 100% de cerea-les y leguminosas.
9
A cerca de los conocimientos que po-seen las embarazadas sobre alimenta-ción y nutrición, son insuficientes, existerelación entre el nivel escolar con lainformación nutricional,
10
y los hábitosalimenticios referidos no concuerdancon sus conocimientos, principalmen-te por cuestiones económicas.
11
De lo anterior, se deriva la impor-tancia de atender las necesidades nu-tricionales de la mujer antes, durante lagestación y después del parto, a tra-vés de la identificación de los cono-cimientos y saberes sobre sus hábitos,actitudes y preferencias alimentarias,con una perspectiva cultural y econó-mica, que sustente la implementaciónde acciones e impacte en la salud ybienestar de las mujeres, de sus hijosy sus familias.Como una primera aproximacióna ésta problemática, el propósito deeste estudio fue, explorar los conoci-mientos de las mujeres gestantes debajo riesgo que acuden a consulta ma-terno-infantil sobre los requerimien-tos nutricios en el embarazo.
MetodologíaMetodologíaMetodologíaMetodologíaMetodología
Se estudió a un grupo de mujeres enperiodo de gestación que acudierona consulta prenatal con la enfermeramaterno-infantil. Por conveniencia sereclutó a mujeres embarazadas de bajoriesgo, sin diferenciar semana de gesta-ción, tiempo de permanencia en el pro-grama de atención materno-infantil yque acudieran a su cita en el día asi-gnado para la entrevista.Posterior a la consulta y previo con-sentimiento informado de las mujeresgestantes, se recopiló la información através de encuesta, con un cuestiona-rio auto administrado sobre las carac-terísticas sociales y demográficas de lasmadres, como: edad, grado de escola-ridad, ocupación e ingreso económico;y, acerca de sus conocimientos sobrelos requerimientos nutricios duranteel periodo del embarazo. Esta últimavariable, se definió como, el grado deinformación de la mujer gestante so-bre los requerimientos nutricios duran-te el periodo del embarazo.El instrumento se diseñó e integrócon preguntas de opción múltiple, unbloque de seis preguntas se destinópara los aspectos sociales y demográ-ficos; las siguientes nueve preguntaspara explorar los conocimientos so-bre la alimentación durante el em-barazo (anexo 1). Dicho instrumento,se sometió a revisión por una rondade cuatro profesionales del equipo desalud (enfermera materno-infantil,nutriólogo, trabajadora social y docen-te de enfermería), lo cual permitió enun primer momento, hacer modifi-caciones para llevar a cabo la pruebapiloto en 10 mujeres gestantes queacudieron a consulta con la enfermeramaterno-infantil, en otra unidad demedicina familiar. Posterior a la prue-ba piloto se efectuaron las respecti-vas adecuaciones al instrumento, enlo que respecta a lenguaje y entendi-miento de las preguntas por las mu-jeres entrevistadas, para finalmentevalidar el contenido y concordancia delas respuestas.Los datos se analizaron con esta-dística descriptiva y el procesamientose realizó en Excel/Millenium.
ResultadosResultadosResultadosResultadosResultados
Se obtuvo información de 50 mujeresgestantes que accedieron a ser encues-tadas y con datos completos. De ellas,93% está en edad reproductiva entre18 y 31 años de edad, con escolaridadbásica de nivel primaria o secundariaen 75%. Tres cuartas partes son ca-sadas y se dedican al hogar, situaciónque puede ser favorable en cuanto ala disposición de tiempo para acudira programas educativos sobre nutri-ción y para la preparación de sus ali-mentos.En 50% de los casos, el ingresomensual familiar es de dos mil pesos,condición que puede representar unserio problema para la alimentacióncompleta, suficiente y equilibrada du-rante el embarazo. Aún cuando 93 y91% de las mujeres tiene informa-ción sobre la inclusión de hierro y fibraen la alimentación; no es así, en la inges-ta de líquidos, calcio y proteínas, queen promedio la mitad de ellas eviden-ció éste conocimiento (cuadro I).
Cuadro I. Mujeres gestantes con conoci-miento sobre requerimientos nutriciosdurante el embarazo.Requerimientos nutricios%Ingesta de calcio58Ingesta de hierro93Ingesta de proteínas52Ingesta de fibra91Ingesta de líquidos58Ingesta de sal77n= 50

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->