Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
05 - Liahona Mayo 1963

05 - Liahona Mayo 1963

Ratings: (0)|Views: 8 |Likes:
Published by lugerbar

More info:

Published by: lugerbar on Feb 23, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/22/2010

pdf

text

original

 
AYUDANTE BEL CONSEJO DE LOS DOCE
N estos tiempos de graves desconciertos, más que nunca, debemos recordarlas palabras del Señor:*', . .
Sois llamados a proclamar el arrepentimiento a este pueblo. Y si fuereque trabajareis todos vuestros días proclamando el arrepentimiento a este pueblo, y me trajereis, aun cuando fuere una sola alma, ¡cuan grande no será vuestro gozocon ella en el reino de mi Padre! Y ahora, si vuestro gozo será grande con un almaque me hayáis traído al reino de mi Padre, ¡cuan grande será vuestro gozo si metrajereis muchas almas!"
{Doc, y Con» 18:14-16,)
Sí,
el programa de "compartir el evangelio" con nuestros semejantes está enplena marcha. ¡Cada miembro de la Iglesia un misionero! He aquí la recomendacióndel Profeta de Dios. _Como resultado de este programa de "compartir el evangelio", miles y raílesde personas se
están
eonvirtiendo a la Iglesia cada mes. Estamos, en verdad^ enuna nueva era de crecimiento y desarrollo, y todo miembro de la Iglesia debieraestar agradecido por el privilegio de tomar parte en eÜa.Seamos, cada uno de nosotros, misioneros. Y tengamos siempre presente queel propósito de la obra misionera es traer almas al
reino
de Dios mediante laordenanza del bautismo. Y por sobre todas las cosas, recordemos el testimonio deNefi: '*> . ,
Sé que El {el Señor) nunca da ningún mandamiento a los hijos de hshombres sin prepararles la vía para que puedan cumplir con lo que hs ha mandado,'*
(1 Nefi 3:7.)
NOTA: Debido a un error inadvertido, en abril
ppéo.
repetirnos la publicación de un men-saje de Aívln R. Dyer,
Ayudante
del Consejo de los Doce, atribuyendo su autoría al élderFranklíri ft Richards, de quien en esta oportunidad insertamos su mensaje correspondiente.
(W.
del Editor)
EN ESTE NUMERO
LIAHONA
¿HE AHÍ TU MADRE! _...... 97
 David O. McKay
¿PODRÍA
LA
EUTANASIA
SER
JUSTIFICABLE?
.............. 98
 José Fwlding Smith
MI ADIESTRAMIENTO Y EL EVANGELIO -100
 Russell h, Rogers
UN ALTO EN LA JORNADA .... 102
Comité General del Sacerdocio de Melquisedec
UNA REVELACIÓN MARAVILLOSA . . 103
Obispado Presidente
NUESTRA FE EN DIOS .........J04
 Henry Eyring
EL PAGO DE LOS DIEZMOS {CONCLUSIÓN) .....................JOS
Ernest L. Wilkinson
HACIENDO DEL HOGAR UN CÍELO..... ....... 108
heGmnd Richard/ 
LAS RUINAS DE SEBASTE ................ ...110
Christine tj
O.
Presión Robinson
PRIMERA CONVENCIÓN DE VENES CHILENOS . ........ ..............112.
Hugo Phm Campumno
LA UNIDAD DE LA IGLESIA ............... „„.....114
Obispado Presidente
MI TESTIMONIO _* ....... . . .......... ...........115
Elisa Gladys Duran
"YO PUEDO . . .? .__.... .._.................... , J16
Poema Anónimo
LEMA .. kl.„.„_.„_:_ , _L....:."...,:. r/..:.. .
:rT1
,..y.. 116
Celia Martínez Cid 
JESÚS EL CRISTO ......... .... _................„.J17
 James E. Talmage
LAS VACACIONES Y EL A SABÁTICO ; Contratopo
ihe Church News"Nuestra portada muestra una vdsta de h
isla
de Oahu, en el Pacífico, dondese encuentra el Templo de Haímii La hermosa fotografía es obra de Josef Muench.
Moyo. de 1963
 
UY poco es lo que sabemos acerca de lavida hogareña de Jesús, pero pienso queel Salvador nos ha dejado también un mensajepara el Día de la Madre, tal*'como para otrasocasiones y situaciones dé nuestra vida.Un artista renombrado-pintó cierta vez unimpresionante cuadro de María arrodillada al"huló" (fe una cuna, acariciando cariñosamente lassurtos de su Niño dormido. Suaves lágrimasbrotaban de sus ojos y rodaban por sus mejillasal meditar, anticipando el futuro, en las grandesresponsabilidades que su Hijo habría de asumiry del enorme sacrificio que haría cuando alcanzara la edad de su plenitud. Al pie del cuadro,se lee esta frase:Y
Una Espada T raspar ara Su Costado.
El artista presenta a la madre recordandouna profecía expresada cuando el Niño fuebendecido en el templo:. . .
He aquí, éste está puesto para caída y para levantamiento de muchos en Israel, y paraseñal que será contradicha.(Y una espada traspasará tu misma alma), para que sean revelados los pensamientos demuchos corazones.
(Lucas 2: 34-35.)Cuando José y María regresaron de Egipto,se establecieron en Nazaret. En esta ciudadtodavía puede verse un pequeño taller carpintero. Los lugareños aseguran que fue allí donde Jesús, siendo joven, trabajó con José.Durante los primeros años del Niño, José yMaría acostumbraban ir a Jerusalén y participar allí de la fiesta de la Pascua. Cuando Jesústenía doce años de edad, le llevaron conellos a Jerusalén. Una vez terminadas las festividades, se aprestaron para regresar al hogar.Pensando que Jesús estaría jugando con otrosniños del grupo, Sus padres recorrieron ciertadistancia sin percibir que El no estaba en lacompañía. Al cabo, no hallándole regresarona Jerusalén y le buscaron. Finalmente, despuésde tres días de investigación, le encontraron enel templo, preguntando y respondiendo a laspreguntas de los doctores y otros eruditos. Noobstante, José y María le reprendieron. Su madredijo:. . .
Hijo, ¿por qué nos has hecho así? Heaquí, tu padre y yo te hemos buscado con angustia.Entonces él les dijo: ¿Por qué me buscabais? No sabíais que en los negocios de mi Padreme es necesario estar? Mas ellos no entendieron las palabras que les habló.(Ibid.,
2: 48-50.)Aunque ellos no comprendieron la respuesta, sabemos queal cabo los tres regresaron a Nazaret y que Jesús obedeciófilialmente a José y María. El corazón de Su madre ibadesborbando de orgullo a medida que notaba queJEl crecíaen gracia y en conocimiento en las cosas de D^os.Encontramos otro ejemplo de Su asociación familiar, enel relato de las bodas de Cana, en Galilea. Tanto Jes—ahora un hombre—como Su madre, estaban presentes enaquella ocasión. María, preocupada porque los invitados, aligual que los novios, estaban desconcertados por la escasezde refrescos, fue entonces a Jesús y le dijo:. . .
No tienen vino. Jesús le dijo: ¿Qué tienes conmigo, mujer? Aún no havenido mi hora.
(El término "mujer" en este caso, fue utilizado en sentido cariñoso.)
Su madre dijo a los que servían: Haced todo lo que osdijere.
(Juan 2: 3-5.)Podemos fácilmente imaginar no sólo la admiración, sinotambién la confianza que esta mujer sentía hacia su hijo.(
 pasa a la siguiente plana)
 por el presidente David 0. McKay
 MAYO DE 1968

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->