Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
293Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
orishas mitos y leyendas

orishas mitos y leyendas

Ratings:

3.0

(2)
|Views: 5,403 |Likes:
Published by oba oloritu
acerca de la religion yoruba
acerca de la religion yoruba

More info:

Published by: oba oloritu on Mar 02, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/21/2013

pdf

text

original

 
Introducción
La evolución del ser humano no sólo incluye la génesis de su forma mortal,sino que comprende, además, la historia misma del hombre que no puededesligarse de los fenómenos religiosos que evolucionaron junto con él y los procesos sociopolíticos, estos desde la antigüedad han engendrado,mutilado, deformado o simplemente eliminado, formas y filosofíasreligiosas.El colonialismo en África, por ejemplo, introdujo con las misiones unidioma, una cultura, una filosofía y una religión, que se contraponíacompletamente a las tradiciones yorubás. Trataron de hacer ver que con ellosvenía la "civilización", y lo que hicieron en muchos casos, fue implantar elterror.Si se considera que cada asentamiento social posee sus propiascaracterísticas no hay nada que pruebe que uno es mejor que otro, aún hoy,con un alto grado de desarrollo tecnológico muchas naciones poderosastraen más trastornos que verdaderas ayudas a los pueblos menosdesarrollados, y lo que supuestamente debía ser solidaridad humana, seconvierte en interés "personal" desprovisto de la más mínima consideración.El nombre de Dios ha sido utilizado por el hombre para imponer sus causas,fueran buenas o malas, unas veces apoyándose en la fuerza, otras en el temor y también en formas más sutiles, como la instrucción.Los misioneros cristianos llegaron expresando que su interés era "salvar almas en el nombre de Dios y la humanidad" y fueron aceptados en primerainstancia los por nativos libres que, al ser esclavos se "occidental izaron", pero sobre todo el cristianismo penetró gracias a la precaria economía dealgunos pueblos que se convirtieron a la nueva fe esperando un augecomercial y no un mejoramiento espiritual. Con la educación cristiana seimponía, lógicamente, el rechazo a las raíces del pueblo, y este rompimientocon su origen alejó al hombre de la realidad objetiva para acercarlo demanera paradójica a un mayor oscurantismo. El yorubá cristianizado ya noiba al oráculo ante a una enfermedad sino al médico de la misión, perofinalmente retornaba a la forma acostumbrada de curarse, convirtiéndose asíen un creyente ambiguo (aunque en la mayoría de los casos secretamente);estaban sentadas las bases de un pueblo dividido, cuyas contradiccionescobraron hasta sangre.La religión yorubá en África estuvo expuesta a factores de orden externo queactuaron sobre y contra ella desde épocas remotas. La biblia fue una dagaque hirió el espíritu de un pueblo y una cultura ancestral.Algo similar ocurrió con el islamismo, aunque su penetración aconteció deforma diferente, se basó más en las relaciones de comercio ya que losyorubás de hecho son comerciantes, que fueron fundiéndose y se fue
 
asimilando las ideas del islam de los pueblos periféricos del Norte. Esto, sinembargo, no evitó la violencia que trae consigo imponer una fe monoteísta ycontraria al sacrificio, y a pesar de que lograron muchos adeptos, losmusulmanes tampoco pudieron hacer desaparecer completamente la formatradicional de la religión yorubá, que sin interés alguno en ganar seguidoresmediante el proselitismo, se ha convertido en elemento recurrente decristianos e islámicos tanto en momentos difíciles de sus vidas, como encelebraciones o festivales de determinados cultos a divinidades o ancestrosque no logran arrancar de raíz. Nuestra América Latina no ha sido una excepción. En el decursar de suexistencia mestiza las características básicas de la religión yorubá traída aestas tierras por los africanos víctimas de la colonización, ha provocado unfenómeno peculiar que mezcla la degeneración, sin llegar a la muerte, con elnacimiento de algo que no engendrarnos: la sincretización religiosa delcatolicismo y las formas tradicionalistas yorubás, e incluso estas dos formasfundidas ya, se vuelven a unir con las creencias de otros pueblos africanos,formándose así una concepción religiosa que toma aristas propias onacionales.Otro caso diferente, pero no menos interesante es el de los Estados Unidos,allí fueron mucho más intransigentes que los españoles con sus esclavos encuanto a la práctica de sus cultos religiosos, y los convirtieron, en sumayoría, al protestantismo ahogando así la voz del africano.Sin embargo, no es objetivo de este libro el estudio de la religión yorubá particularmente en Cuba o en alguna otra parte del continente, por considerar que antes de hacerlo se impone la presentación de los orichas
*
enlas tierras africanas de donde son originarios, de donde nos llegaron comolegado mítico-cultural, con lo que pretendernos lograr una mayor comprensión de las características fundamentales de las diferentes fuentesque conforman nuestro espectro religioso, aunque cuando nos estemosrefiriendo a algún oricha en particular brindaremos algunos elementos de lasconcepciones que se tienen sobre estos en países como Brasil, Surinam,Venezuela, México, Puerto Rico, Panamá y Cuba.Orisas, mitos y leyendas. Tomo I, es el primer volumen de una colecciónllamada Ifatumó que abordará aspectos de interés sobre los orichas queconforman el mundo religioso tradicional yorubá, y que es más extenso de loque la mayoría de las personas conocen, pues muchas cosas de uso cotidianoo inanimadas son deidades.Este tomo trata sobre nueve orichas del panteón yorubá. Orichas son lasdeidades o divinidades creadas por Olodumare que forman en conjunto elConsejo Divino. También suele llamárseles ministros o apóstoles de Dios.
 
La propuesta fundamental de este trabajo es rescatar de las manos del tiempoelementos que para el hombre de hoy son desconocidos o están ya tan lejosde su concepción original que por deformados, parecen diferentes. Lo que setrata es de ilustrar aquellos aspectos que no deben dejar de considerarsenunca.Cada capítulo abordará la figura de un oricha y tendrá una estructura similar que recoge los siguientes aspectos:Inicialmente aparecerá el nombre de la deidad escrito correctamente enyorubá, pues esto permitirá establecer una comparación entre su nombreoriginal, y la forma en que muchos de ellos son conocidos en la actualidad,víctimas de cambios a veces absolutos debido a una transculturación de másde cuatrocientos años.
Otros nombres
, son aquellos con los que se conoce a la deidad en diferentesregiones de África, Cuba y algunos países dé América Latina.
Odu isalayé
, nos revelará la energía que acompañó a cada deidad en su viajea la Tierra, o sea, el odu de lfá que se marcó para dicha divinidad en elCielo.
Echu
, nos dará el nombre del Echu correspondiente a la deidad ya que estees el único oricha que tiene la capacidad de multiplicarse, cada oricha bajó ala tierra acompañado de un Echu.
Caracterización
, resumirá todos los elementos importantes acerca de ladeidad y nos servirá de guía para su mejor comprensión.
Atributos
, son los correspondientes a la deidad, que la identifican ydiferencian del resto de las divinidades. Estos atributos representan losinstrumentos de autoridad que trajeron desde el Cielo en algunos casos yotros que fueron adquiridos en sus avatares en la Tierra.
Mitos
, es un aspecto que tiene mucho que ver con la forma tradicional enque el pueblo yorubá concibe el origen de sus deidades, a partir de latradición oral transmitida de generación en generación, utilizando comofuentes eses Ifá genuinos.
Eses Ifá representativos
, se basa en la demostración, mediante historias delcuerpo literario de Ifá, de las características, poderes y situaciones distintivasde la deidad.
Planta del oricha
, indicará la planta principal del oricha, su nombre vulgar y científico, su nombre en yorubá y algunas características de esa planta.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->