Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
11Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
COMO ENCONTRAR CUEVAS: El uso del mapa geológico..

COMO ENCONTRAR CUEVAS: El uso del mapa geológico..

Ratings: (0)|Views: 2,644 |Likes:
INTRODUCCIÓN.

La mayor ventaja de un mapa geológico es que nos deja la posibilidad de distinguir entre las formaciones solubles (favorables para la formación de cuevas) y las formaciones no solubles. Uno tiene que tener en mente que todas las rocas carbonatadas tienen un sistema de desagüe subterráneo y que por tanto se debe de sospechar la presencia de una cueva en cualquiera caliza o dolomía. Esta presencia solo depende de si los conductos de desagüe se han desarrollado hasta un tamaño para hacerlos penetrables para el hombre. El tamaño de los conductos depende de varios factores como el tiempo, las fisuras y el gradiente hidráulico, pero uno de los más importantes es la cantidad de agua disponible. En una caliza que recibe muy poca agua es difícil encontrar galerías accesibles. Esta cantidad depende de la superficie de su afloramiento, donde entra agua por precipitación directa, y de los aportes que se recibe por arroyos y de escorrentías de superficies impermeables anexos.
La localización exacta de grandes pozos con la ayuda del mapa geológico es bastante difícil, que no sea que están relacionados con sumideros o fallas. Lo que sí se puede localizar son las zonas favorables, en este caso los cumbres, crestas y altiplanos de roca carbonatadas, a veces acompañados por dolinas.
Mejores resultados da el mapa geológico cuando confirma que los arroyos y ríos que se pierden y reaparecen, los manantiales y depresiones cerradas que se había localizado en el mapa topográfico, realmente están relacionados con formaciones carbonatadas o yesos.
Sin embargo, probablemente la mejor ayuda que nos ofrece el mapa geológico es que nos posibilite la determinación del punto más bajo de un acuífero kárstico, comparando los contactos de la formación con las curvas de altura. Teóricamente este punto marca el lugar donde las aguas subterráneas deben de brotar de su acuífero, y por tanto indica el lugar preferido para la presencia de los manantiales (incluso los pequeños que no están en el mapa). Es muy frecuente que en el campo realmente se encuentren manantiales en estos puntos.
Ahora bien, porque nos debe de interesar tanto la presencia de manantiales kársticos? El manantial es la terminación de toda una red de fisuras y conductos subterráneos anegados, que da origen a las cuevas. Al fin y al cabo, una cueva no es otra cosa que uno de estos conductos que se ha desarrollado hasta tal tamaño que es penetrable por el hombre. Entonces lo convierte en uno de los mejores sitios de posible acceso a la red subterránea de galerías. Por un lado es posible que el manantial sale directamente de una galería vadosa, y por otro lado puede que el manantial ofrece posibilidades para una exploración subacuática. Sin embargo, es más probable que algo por encima del manantial actual se encuentra una galería seca, que en su día funcionó como manantial.
No obstante, no hay que olvidar que la escala del mapa geológico limita mucho la información que puede dar. Por ejemplo, no suele dar indicaciones de miembros y niveles. A lo mejor el punto más bajo de una formación no coincide con el miembro favorable para la formación de cuevas y por eso en el campo hay que esforzarse de distinguir estos miembros (normalmente miembros compactos o de estratificación gruesa), para poder localizar el punto más bajo del miembro favorable en lugar de la formación entera.

RESUMEN.

En este artículo se ha descrito los sistemas hidrológicos y su relación con las cuevas existentes (y conocidas) en una parte de un mapa geológico. El primer paso es distinguir cuales son las formaciones favorables, lo que se hace con ayuda de la leyenda, para poder descartar las formaciones no favorables. Ahora se llega al momento de un escrutinio minuciosamente de cada tramo de cada formación favorable. En este ejemplo practico hemos topado con algunas situaciones bastante comunes:
1) La acumulación de precipitación directa y aguas de escorrentía en un acuífero que luego desagua en su punto
INTRODUCCIÓN.

La mayor ventaja de un mapa geológico es que nos deja la posibilidad de distinguir entre las formaciones solubles (favorables para la formación de cuevas) y las formaciones no solubles. Uno tiene que tener en mente que todas las rocas carbonatadas tienen un sistema de desagüe subterráneo y que por tanto se debe de sospechar la presencia de una cueva en cualquiera caliza o dolomía. Esta presencia solo depende de si los conductos de desagüe se han desarrollado hasta un tamaño para hacerlos penetrables para el hombre. El tamaño de los conductos depende de varios factores como el tiempo, las fisuras y el gradiente hidráulico, pero uno de los más importantes es la cantidad de agua disponible. En una caliza que recibe muy poca agua es difícil encontrar galerías accesibles. Esta cantidad depende de la superficie de su afloramiento, donde entra agua por precipitación directa, y de los aportes que se recibe por arroyos y de escorrentías de superficies impermeables anexos.
La localización exacta de grandes pozos con la ayuda del mapa geológico es bastante difícil, que no sea que están relacionados con sumideros o fallas. Lo que sí se puede localizar son las zonas favorables, en este caso los cumbres, crestas y altiplanos de roca carbonatadas, a veces acompañados por dolinas.
Mejores resultados da el mapa geológico cuando confirma que los arroyos y ríos que se pierden y reaparecen, los manantiales y depresiones cerradas que se había localizado en el mapa topográfico, realmente están relacionados con formaciones carbonatadas o yesos.
Sin embargo, probablemente la mejor ayuda que nos ofrece el mapa geológico es que nos posibilite la determinación del punto más bajo de un acuífero kárstico, comparando los contactos de la formación con las curvas de altura. Teóricamente este punto marca el lugar donde las aguas subterráneas deben de brotar de su acuífero, y por tanto indica el lugar preferido para la presencia de los manantiales (incluso los pequeños que no están en el mapa). Es muy frecuente que en el campo realmente se encuentren manantiales en estos puntos.
Ahora bien, porque nos debe de interesar tanto la presencia de manantiales kársticos? El manantial es la terminación de toda una red de fisuras y conductos subterráneos anegados, que da origen a las cuevas. Al fin y al cabo, una cueva no es otra cosa que uno de estos conductos que se ha desarrollado hasta tal tamaño que es penetrable por el hombre. Entonces lo convierte en uno de los mejores sitios de posible acceso a la red subterránea de galerías. Por un lado es posible que el manantial sale directamente de una galería vadosa, y por otro lado puede que el manantial ofrece posibilidades para una exploración subacuática. Sin embargo, es más probable que algo por encima del manantial actual se encuentra una galería seca, que en su día funcionó como manantial.
No obstante, no hay que olvidar que la escala del mapa geológico limita mucho la información que puede dar. Por ejemplo, no suele dar indicaciones de miembros y niveles. A lo mejor el punto más bajo de una formación no coincide con el miembro favorable para la formación de cuevas y por eso en el campo hay que esforzarse de distinguir estos miembros (normalmente miembros compactos o de estratificación gruesa), para poder localizar el punto más bajo del miembro favorable en lugar de la formación entera.

RESUMEN.

En este artículo se ha descrito los sistemas hidrológicos y su relación con las cuevas existentes (y conocidas) en una parte de un mapa geológico. El primer paso es distinguir cuales son las formaciones favorables, lo que se hace con ayuda de la leyenda, para poder descartar las formaciones no favorables. Ahora se llega al momento de un escrutinio minuciosamente de cada tramo de cada formación favorable. En este ejemplo practico hemos topado con algunas situaciones bastante comunes:
1) La acumulación de precipitación directa y aguas de escorrentía en un acuífero que luego desagua en su punto

More info:

Categories:Types, Research, Science
Published by: Marius van Heiningen on Mar 03, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/02/2012

pdf

text

original

 
EL USO DEL MAPA GEOLÓGICO PARA ESPELEÓLOGOS
Marius van Heiningen
http://espeleogenesis.blogspot.com
INTRODUCCIÓN.
La mayor ventaja de un mapa geológico es que nos deja la posibilidad de distinguir entrelas formaciones solubles (favorables para la formación de cuevas) y las formaciones nosolubles. Uno tiene que tener en mente que todas las rocas carbonatadas tienen unsistema de desagüe subterráneo y que por tanto se debe de sospechar la presencia de unacueva en cualquiera caliza o dolomía. Esta presencia solo depende de si los conductos dedesagüe se han desarrollado hasta un tamaño para hacerlos penetrables para el hombre. Eltamaño de los conductos depende de varios factores como el tiempo, las fisuras y elgradiente hidráulico, pero uno de los más importantes es la cantidad de agua disponible.En una caliza que recibe muy poca agua es difícil encontrar galerías accesibles. Estacantidad depende de la superficie de su afloramiento, donde entra agua por precipitacióndirecta, y de los aportes que se recibe por arroyos y de escorrentías de superficiesimpermeables anexos.La localización exacta de grandes pozos con la ayuda del mapa geológico es bastantedifícil, que no sea que están relacionados con sumideros o fallas. Lo que sí se puedelocalizar son las zonas favorables, en este caso los cumbres, crestas y altiplanos de rocacarbonatadas, a veces acompañados por dolinas.Mejores resultados da el mapa geológico cuando confirma que los arroyos y ríos que sepierden y reaparecen, los manantiales y depresiones cerradas que se había localizado enel mapa topográfico, realmente están relacionados con formaciones carbonatadas o yesos.Sin embargo, probablemente la mejor ayuda que nos ofrece el mapa geológico es que nosposibilite la determinación del punto más bajo de un acuífero kárstico, comparando loscontactos de la formación con las curvas de altura. Teóricamente este punto marca ellugar donde las aguas subterráneas deben de brotar de su acuífero, y por tanto indica ellugar preferido para la presencia de los manantiales (incluso los pequeños que no están enel mapa). Es muy frecuente que en el campo realmente se encuentren manantiales enestos puntos.Ahora bien, porque nos debe de interesar tanto la presencia de manantiales kársticos? Elmanantial es la terminación de toda una red de fisuras y conductos subterráneosanegados, que da origen a las cuevas. Al fin y al cabo, una cueva no es otra cosa que unode estos conductos que se ha desarrollado hasta tal tamaño que es penetrable por elhombre. Entonces lo convierte en uno de los mejores sitios de posible acceso a la redsubterránea de galerías. Por un lado es posible que el manantial sale directamente de unagalería vadosa, y por otro lado puede que el manantial ofrece posibilidades para unaexploración subacuática. Sin embargo, es más probable que algo por encima delmanantial actual se encuentra una galería seca, que en su día funcionó como manantial.No obstante, no hay que olvidar que la escala del mapa geológico limita mucho lainformación que puede dar. Por ejemplo, no suele dar indicaciones de miembros yniveles. A lo mejor el punto más bajo de una formación no coincide con el miembrofavorable para la formación de cuevas y por eso en el campo hay que esforzarse dedistinguir estos miembros (normalmente miembros compactos o de estratificacióngruesa), para poder localizar el punto más bajo del miembro favorable en lugar de laformación entera.
 
UN MAPA GEOLÓGICO Y LAS FORMACIONES CARBONATADAS.
En un mapa geológico las formaciones de roca están indicados con un color y unnúmero (figura 1), dibujados sobre un mapa topográfico. Las curvas de nivel no siemprese han quedado bien visible, dependiendo de la imprenta y de los colores usados, y portanto es aconsejable manejar el mapa geológico y topográfico de una misma zonasimultáneamente. El significado de cada color y número se encuentra en la leyenda delmapa. La figura 2 muestra parte de la leyenda del mapa de Riaño y las formacionessusceptibles para la formación de karst (en este caso las calizas y dolomías) se hansubrayado en rojo. El mapa también muestra una variedad de signos, de los cuales losmás importantes se han explicado en el artículo “El significado de los signos del mapageológico”. Estos signos son muy útiles para determinar las estructuras geológicas, peropara una primera aproximación de los puntos favorables para las entradas de cuevas sepuede prescindir de ellos.
 La figura 1 muestra una parte del mapa geológico de Riaño.
 
 
 La figura 2 muestra una parte de la leyenda del mapa geológico de Riaño. Las formaciones solubles, en este caso las calizas y dolomías, se han subrayado en rojo.
En la figura 3 se ha indicado la distribución de las rocas carbonatadas de la figura 1 (enrojo). En este caso se trata de las formaciones 0, 5, 6, 8, 14 y 15. De este modo se hareducido considerablemente el terreno de búsqueda y no se pierde tiempo recorriendozonas sin ninguna probabilidad de éxito.Como se ha explicado en la introducción, una de las reglas más importantes es localizarla cota topográfica más baja de una formación favorable, por ser el punto de preferencia

Activity (11)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Eleazar Samuel liked this
krvarma liked this
Guido Marin liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->