Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
27Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Dialéctica de las Fuerzas Productivas y de las Relaciones de producción.

Dialéctica de las Fuerzas Productivas y de las Relaciones de producción.

Ratings: (0)|Views: 5,513 |Likes:
Published by jceazuay7571

More info:

Published by: jceazuay7571 on Mar 08, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/30/2013

pdf

text

original

 
 Escuela de Formación Política Karl Marx  DIALECTICA DE LAS FUERZAS PRODUCTIVAS Y DE  LAS RELACIONES DE PRODUCCIÓN Guía Nº 4 
 En su célebre Prólogo de la Contribución a la Crítica de la Economía Política, Marxresumió las tesis fundamentales de la concepción materialista de la historia. En él se plantean, entre otras, las relaciones y los vínculos dialecticos que unen a las
 fuerzas productivas
con las
relaciones de producción.
 Estas relaciones y vínculos dialecticosdebemos entenderlos con las acciones y relaciones, las influencias, las contradicciones, lasdependencias y correspondencias que entre ellas se producen.Significaba Marx, al mismo tiempo, que dentro de esas relaciones y vínculos dialecticos, el elemento dinámico, el motor impulsor del desarrollo social son las
 fuerzas productivas.
  Así, afirmaba: “En la producción social de su vida, los hombres contraen determinadasrelaciones necesarias e independientes de su voluntad; estas relaciones de produccióncorresponden a una determinada fases de desarrollo de sus
 fuerzas productivas.
” Aquí apuntaba directamente el carácter dependiente de las
relaciones de producción
conrelación a las
 fuerzas productivas.
 El Análisis preciso de esta relación dialéctica hace que el desarrollo de la historiaaparezca como algo coherente y explicable, surgiendo así la luz sobre el aparente reinodel caos y la arbitrariedad que rodea los hechos históricos. Es evidente que en la medida en que el hombre se ve obligado a luchar a brazo partidocontra la naturaleza para arrancarle sus riquezas y poder subsistir y desarrollarse, se veobligado a hacerse s diestro, a dominar mas la cnica y a asimilar mejor lasexperiencias que va sacando en el trabajo; de aqque vaya enriqueciendo susconocimientos en el proceso productivo. En esta lucha por evitar que la sociedad seestanque y perezca, se ve obligado también a perfeccionar los medios con los cuales produce, es decir, los
medios de producción
. De esta forma se va produciendo lenta peroineludiblemente el desarrollo de lo que Marx llamó las
 fuerzas productivas
materiales dela sociedad. En algunos momentos del desarrollo de la historia, las
relaciones de producción
seencuentran en consonancia con las
 fuerzas productivas
existentes y permiten por tanto el desarrollo de las mismas. Mas esta concordancia essujeta al cambio, pues al ir incrementándose las
 fuerzas productivas,
evidentemente las
relaciones de producción
quehasta ese momento han existido, ya no podrán seguir correspondiendo con las mismas, y por ello tenderán a frenarlas. Este desarrollo constante d las
 fuerzas productivas
provocanecesariamente un choque con las relaciones de producción existentes, ya que están nocambian con la misma rapidez con que lo hacen aquellas.
 
Cuando se produce esta situación de choque entre las
 fuerzas productivas
y las
relacionesde producción,
la sociedad se encuentra en un punto en el cual tiene que producir laruptura con las relaciones de producción existentes, a fin de que las
 fuerzas productivas
 puedan seguir incrementándose y permitir así el avance y el desarrollo social.Siempre que esta contradicción se ha dado en la historia su solución ha sido a favor del desarrollo social. La sociedad ha ido recorriendo el cambio de un
modo de producción
 , donde sus
relaciones de producción
no permiten ya el desarrollo de las
 fuerzas productivas,
a otrodonde las nuevas
relaciones de producción
 si van a permitir su desarrollo. En sus orígenes la sociedad conoció el 
modo de producción
de la comunidad primitiva, enel cual las
relaciones de producción
existentes estaban caracterizadas por la
 propiedad social 
sobre los
medios de producción
y las relaciones de colaboración y ayuda mutua enel trabajo. Este tipo de
relaciones de producción
obedecía a que los rudimentarios
instrumentos de producción
(herramientas de piedra, el arco y la flecha) con que secontaba excluía la posibilidad de luchar aisladamente contra las fuerzas de la naturaleza.Si no querían morir de hambre, devorados por las fieras o ser víctimas de las otras tribus,los hombres tenían pues que trabajar en común, haciéndose dependiente el uno del otro, ytodos del grupo al que pertenecían. Así en grupos era como organizaban la pesca,recogían los frutos, construían sus viviendas, etc. El trabajo en común, condujo a la propiedad colectiva de los
instrumentos de producción
 y a la distribución igualitaria de lo producido. No había
clases
 , no había explotación. El bajo nivel de las
 fuerzas productivas
 , hacia que los hombres apenas pudieran obtener loimprescindible para subsistir. No existía por consiguiente un excedente en la producciónque pudiera ser objeto de apropiación privada. El hombre lentamente fue adquiriendo más experiencia en el trabajo y fue haciéndose deinstrumentos mejores, así llego a conocer los metales. Comenzó a utilizar el hacha dehierro, la azada, el arado de hierro, etc., elevando por consiguiente la productividad del 
trabajo
 y abriendo amplias posibilidades al desarrollo de la agricultura. Al desarrollarse las fuerzas productivas comenzó a aparecer un excedente, se podía producir más de lo que se consumía en forma inmediata, y se creó por tanto la posibilidad,de apropiarse del trabajo ajeno; así apareció pues la propiedad privada y la desigualdad de los bienes.Mientras cada hombre no podía producir más de lo que necesitaba para su sustento, noexistía el excedente, el plusproducto; y por tanto era imposible la explotación. A los prisioneros de guerra se les daba muerte o se les convertía en miembros de la comunidad en igualdad de condiciones con los otros miembros de la misma. Pero con el aumento de la productividad que ya se había logrado en la posibilidad de apropiación por consiguientedel plusproducto, el problema de los prisioneros de guerra adquirió una significación social distinta, ya que en aquellas condiciones resultaba mucho más ventajoso convertirlosen esclavos.
 
 Por otra parte, también algunos miembros de la comunidad empezaron lentamente a caer en la esclavitud. De esta forma surgió la explotación del hombre por el hombre,transformándose así las
relaciones de producción
 , de relaciones de cooperación y ayudamutua, basadas en la
 propiedad social 
de los
medios de producción
 , en relaciones deexplotación de unos hombres por otros, basadas en la
 propiedad privada
de estos
medios oinstrumentos de producción
.Tales fueron las consecuencias que tuvieron los cambios operados en los
instrumentos de producción,
 y la elevación de la productividad del trabajo. En suma, el desarrollo de las fuerzas productivas condujo a la sustitución de la comunidad primitiva por la sociedad esclavista. Es bueno señalar que en todos los regímenes sociales que han precedido al socialismo estacontradicción no era resuelta totalmente, pues a la larga, las nuevas
relaciones de producción
que sustituían a las viejas, estorbaban tarde o temprano el desarrollo, ydevenían por consiguiente freno del avance social. Este proceso a través del cual las fuerzas productivas, en la medida que crecen, tienden abuscar nuevas
relaciones de producción
que les faciliten un mejor desarrollo, no es másque la manifestacn de la existencia de la ley que postula la concordancia ocorrespondencia necesaria entre las
relaciones de producción
con el grado de desarrollode las
 fuerzas productivas.
 De aquí que Marx apuntara lo siguiente:
“Al llegar a una determinada fase de desarrollo,las fuerzas productivas materiales de una sociedad chocan con las relaciones de producción existentes, o, lo que no es más que la expresión jurídica de esto, con lasrelaciones de propiedad dentro de las cuales se han desenvuelto hasta allí. De formas dedesarrollo de las fuerzas productivas, estas relaciones se convierten en trabas suyas. Y seabre así una época de revolución social. Al cambiar la base económica, se revoluciona,más o menos lenta o rápidamente, toda la inmensa superestructura erigida sobre ella.” 
 Es claro que en esta relación dialéctica, si bien el factor decisivo son las fuerzas productivas, las relaciones de producción influyen sobre las mismas. Así existe unainfluencia activa de las relaciones de producción sobre las fuerzas productivas al modelarse ambas en el modo de produccn existente. Toda accn de las fuerzas productivas sobre las relaciones de producción viene acompañada de una reacción de las segundas sobre las primeras. En términos relativos, las relaciones de producción de elemento determinado puededevenir elemento determinante, mas en términos permanentes el elemento principal ydeterminante son las fuerzas productivas. De aquí el importante papel que juegan lasrelaciones de producción en la sociedad, pues son las que facilitan o entorpecen el desarrollo de las fuerzas productivas. Estas contradicciones entre las fuerzas productivas y las relaciones de producción quevenimos analizando dentro del marco de un modo de producción determinado, adquieren

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->