Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
15Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Análisis de Omnibus de Cortázar BESTIARIO Guadalupe Isabel Carrillo Torea

Análisis de Omnibus de Cortázar BESTIARIO Guadalupe Isabel Carrillo Torea

Ratings: (0)|Views: 4,804 |Likes:
Published by terealtris

More info:

Published by: terealtris on Mar 10, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/07/2013

pdf

text

original

 
Guadalupe Isabel Carrillo Torea
 
Julio Cortázar:Cartografías cotidianas
 
P
odríamos calificar de interminables las lecturas que las ciudades propicianen quienes las recorren. La interpretación, traducida en lenguaje y másadelante en discurso para ser leído, es, quizás, el proceso que también elescritor lleva a cabo en la elaboración de un relato de ciudad. Por ello, lapluralidad temática es el sello que distingue a los textos citadinos.Desde esta perspectiva se hace pertinente el análisis de cuentos urbanosempleando matrices temáticas que revelan visiones diferentes o coincidentesen torno a la ciudad. La primera de ellas, por demás cónsona con el sentidoespacial al que alude el objeto de estudio, será la posibilidad de ver a la ciudadcorno el espacio que es recorrido y cartografiado desde lo cotidiano. Los doselementos, cartografía y cotidianidad, son básicos para la comprensión eincluso para el análisis de los textos.En un primer momento, lo cartográfico exige las nociones de mapa, espacio yrecorrido. Se transita por territorios que serán posteriormente reconocidos en lamedida que hayamos sido capaces de aprehenderlos y representarlos. Eltrabajo de representación supone un ejercicio descriptivo que funciona comobrújula en el territorio y permite un desplazamiento; éste, a su vez, dará paso ala apropiación del espacio mediante la vinculación con el mismo. Vincularse através de la presencia física y de los actos que en él se realicen permitiráestablecer una suerte de fusión entre espacio, acción y personaje.Lo geográfico es preeminente en los relatos de orientación cartográfica, y por ello el trabajo de escritura-lectura de la ciudad irá demarcando al mismo tiempoun territorio; explicando sus cualidades, fijando un tiempo, y estableciendocondiciones de carácter social y cultural.El uso de la cartografía como categoría de análisis literario se redujo durantemucho tiempo fundamentalmente al estudio de los relatos de viajes quetuvieron su apogeo a raíz del descubrimiento de América: Encontramos aAlexander von Humboldt y Charles Darwin entre los más ilustres comentaristasy relatores de la geografía americana. Por lo regular, el enfoque cartográficodescribe los mapas de los lugares naturales desconocidos para muchos. Era
 
una suerte de presentación que legitimaba los espacios, otorgando el sentidode apropiación. Más tarde, cuando ya el territorio americano se percibióconocido, lo cartográfico se mantuvo en la línea de los relatos de viajes, peroesta vez a cualquier punto de la tierra.En una época en que lo urbano se asume prácticamente como el espacio por excelencia, el enfoque cartográfico en la narrativa tiene amplia cabida en unterritorio citadino. Sus posibilidades no se reducen a escribir mapas de laciudad como tal, y van más allá, deteniéndose en datos que funcionan comocódigos que pueden ser leídos cartográficamente. Como categoría de análisis,la cartografía ha adquirido carácter metafórico y con ello ha abierto más aún sucampo de trabajo. A partir de estas consideraciones, veremos algunosejemplos en la prosa de Julio Cortázar.
Buenos Aires en la literatura de la ciudad
La cuentística cortazariana, más abundante aún que su obra novelística, es ricaen acontecimientos que se desenvuelven en territorios citadinos muy biendefinidos. Buenos Aires, ciudad temática dentro de su obra, y París, capitaleuropea en la que Cortázar vivió la mayor parte de su vida, e inclusoMontevideo, se convierten en raíz y asunto de algunos de sus cuentos máscélebres. "La autopista del sur", "Las Babas del Diablo", "La puertacondenada", "La noche boca arriba", "Después del almuerzo" o "Graffiti" sonalgunos de los títulos más conocidos.Para los años cincuenta la literatura argentina había mostrado ya unainclinación a delinear los espacios citadinos y la vida en la ciudad desde laperspectiva del aniquilamiento consumado por lo urbano, que se teñía delambiente industrializado de la época. Hay que mencionar la concepción queRoberto Arlt esboza en
Los siete Locos
 
y Los lanzallamas
. El pesimismo quese proyecta en los personajes arltianos nace prácticamente en la Buenos Airesdesarrollada, con una incipiente y conflictiva modernidad. Marechal, en
 AdánBuenosayres
(1948), continúa la línea iniciada por Arlt, pero la problematiza alañadirle un carácter polisémico, en que lo mítico también cobra importancia.Según Rosalba Campra, la ciudad que plasma Marechal es la Buenos Aires delos años treinta
...cuando la ciudad se afirma como "personaje"; es decir, cuando ha dejado de ser merodecorado para transformarse en una fuerza capaz de determinar la acción. Son precisamentelos años de desarrollo urbano ligado a la industrialización y a los consiguientes movimientosinmigratorios internos, con su secuela de masificación y explotación. Para la literatura,'civilización' equivale ahora a 'progreso tecnológico', y la deshumanización es su corolarioinevitable. (Campra, 1998: 27)
La ciudad como personaje es una de las características más resaltantes queaporta la literatura de los años treinta en adelante. La ciudad no es asumidacomo simple telón de fondo. Sus dimensiones, que desbordan cualquier intentode establecer fronteras; la complejidad —entendida en términos de tráfico,inseguridad, largas distancias, agresión— que el ritmo de vida moderno leimpone; la sobrepoblación que el movimiento migratorio añade, unida aldesnivel de condiciones de vida de los grupos humanos, le otorgan desde
 
entonces tal valor que se hace inevitable no sólo nombrarla o asumirla comoreferente, sino también sumergirse en ella, enfrentarla, rechazarla o aceptarlaen sus condiciones reales.
"Ómnibus"
"Ómnibus" es uno de los relatos que forma parte del corpus del primer libro decuentos publicado por Cortázar en 1951: Bestiario. La obra inaugura un estiloque se prolongará especialmente en la narrativa breve, en la que además seadvierte la inclinación hacia lo fantástico. En una conferencia concedida en laUniversidad Católica Andrés Bello en la ciudad de Caracas, el escritor confesó:"Yo he escrito una cantidad probablemente excesiva de cuentos, de los cualesla inmensa mayoría son cuentos de tipo fantástico".
1
Más adelante enfatizó elcarácter idóneo del cuento como estructura narrativa y espacio de lo fantástico:"…yo creo que ustedes están en general de acuerdo que el cuento, comogénero literario, es un poco la casa, la habitación de lo fantástico. Hay novelascon elementos fantásticos, pero son siempre un tanto subsidiarios, el cuento encambio, como un fenómeno bastante inexplicable, en todo caso para mí, leofrece una casa a lo fantástico…".La obra de Cortázar, especialmente la cuentística, está invadida de fantasía;sin embargo, ésta se presenta con una gran cantidad de matices, al extremoque muchos de sus cuentos más célebres son aún cuestionados en cuanto al"nivel" o manera en que esta cualidad se manifiesta en ellos. Autores comoMario Benedetti establecen incluso sutiles fronteras en las que el relato semantiene entre la insinuación de lo fantástico, pero en el territorio de lo real.
Bestiario
no escapa a estas clasificaciones. El crítico José Julio Feriado señalaque este primer libro de cuentos de Cortázar "convoca la presencia defantasmas cotidianos, que hablan de objetos y hechos de todos los días ypasan a la dimensión de pesadilla o de la revelación de un mundo natural eimperceptible".
2
En concordancia con este criterio, Mario Benedetti añade queen los cuentos de Bestiario se presenta "una realidad cotidiana en cuyo núcleose inserta lo fantástico sin estridencias; o lo que es igual, desdoblamiento de lofantástico a partir de un estado de realidad constatable entre unas coordenadasespaciotemporales". (Benedetti, 1972: 61)Efectivamente, la mirada de Benedetti ante los textos de
Bestiario
apunta haciael núcleo argumental de los mismos: situaciones aparentemente comunes,cotidianas, intrascendentes, que progresivamente se ven envueltas en laatmósfera fantástica develada muy lentamente, y que muchas veces tampocollega a cristalizar del todo, pues se mantiene a modo de insinuación. Es unasuerte de guiño del narrador frente a hechos que se balancean sutilmente entrela realidad y lo extraordinario."Ómnibus" está matizado por esas características. En el texto se relata latravesía que realiza Clara —única protagonista a quien se menciona por sunombre de pila— en el ómnibus 168 en el que atraviesa una parte de la ciudadde Buenos Aires, rumbo al parque Retiro. Desde que sube al ómnibus ydurante todo el trayecto tanto Clara, como un joven que ascenderá más tarde altransporte público, padecen una suerte de acoso por parte de los demás

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->