Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
6Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
CLÉRIGOS Y LAICOS. Consideraciones sobre la falsa distinción social en las iglesias cristianas denominacionales católicas y evangélicas (Armando H. Toledo)

CLÉRIGOS Y LAICOS. Consideraciones sobre la falsa distinción social en las iglesias cristianas denominacionales católicas y evangélicas (Armando H. Toledo)

Ratings: (0)|Views: 404 |Likes:
Published by Armando H. Toledo
En todas las religiones que hay en el mundo, se emplean diversos términos para distinguir al clero religioso de los laicos comunes: muy reverendo, reverendísimo, padre, santísimo padre, santísimo, pastor, rabí, su eminencia, su excelencia, su santidad, etc. La distinción es muy común en los sistemas religiosos establecidos, pero en esta lección queremos saber si Dios la originó y lo aprueba, o si es solamente una tradición humano-religiosa no bíblica que debiéramos rechazar. La separación entre clérigos y laicos se hizo muy notoria durante el siglo III d.C., y, como veremos en esta lección, la distinción no sigue el modelo que estableció Jesús ni los apóstoles ni el resto de la Iglesia del siglo primero. En La UCLi creemos que lo anterior es importante, porque, como dice el Dr. Rivera: “Si la Iglesia no es una comunidad genuina no podrá cumplir su verdadero llamado. Su vida debe ser una vida de comunidad. Esto significa entre otras cosas que en una iglesia cristiana genuina no hay lugar para la dicotomía entre ministros y laicos”.
En todas las religiones que hay en el mundo, se emplean diversos términos para distinguir al clero religioso de los laicos comunes: muy reverendo, reverendísimo, padre, santísimo padre, santísimo, pastor, rabí, su eminencia, su excelencia, su santidad, etc. La distinción es muy común en los sistemas religiosos establecidos, pero en esta lección queremos saber si Dios la originó y lo aprueba, o si es solamente una tradición humano-religiosa no bíblica que debiéramos rechazar. La separación entre clérigos y laicos se hizo muy notoria durante el siglo III d.C., y, como veremos en esta lección, la distinción no sigue el modelo que estableció Jesús ni los apóstoles ni el resto de la Iglesia del siglo primero. En La UCLi creemos que lo anterior es importante, porque, como dice el Dr. Rivera: “Si la Iglesia no es una comunidad genuina no podrá cumplir su verdadero llamado. Su vida debe ser una vida de comunidad. Esto significa entre otras cosas que en una iglesia cristiana genuina no hay lugar para la dicotomía entre ministros y laicos”.

More info:

Categories:Types, Research, History
Published by: Armando H. Toledo on Mar 10, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/21/2013

pdf

text

original

 
 
Divinidades y teologíaCríticas al paradigma eclesiástico vigente
CLÉRIGOS Y LAICOS
Consideraciones sobre la falsa distinciónsocial en las iglesias cristianasdenominacionales católicas y evangélicas
Armando H. Toledo
 _____________________________________________________________________________________________________________________ 
I. INTRODUCCIÓN
A. En todas las religiones que hay en el mundo, se emplean diversos términos para distinguir alclero religioso de los laicos comunes:
muy reverendo
,
reverendísimo
,
 padre
,
 santísimo padre
,
 santísimo
,
 pastor 
,
rabí 
,
 su eminencia
,
 su excelencia
,
 su santidad 
, etc. La distinción es muycomún en los sistemas religiosos establecidos, pero en esta lección queremos saber si Dios laoriginó y la aprueba, o si es solamente una tradición humano-religiosa no-bíblica quedebiéramos rechazar.B. El profesor de teología Cletus Wessels dice que “no hay mención alguna del clero ni de loslaicos en el Nuevo Testamento ni pruebas de que existieran en tiempos apostólicos” (Wessels,2003:93).C. La
 Enciclopedia del Cristianismo
comenta: “Se produjo gradualmente una diferencia: el
clero
,―la clase dirigente―, y los
laicos
, todos los demás. […] A los miembros ‘comunes ycorrientes’ de la iglesia se les veía como personas sin ninguna preparación en temasreligiosos”.
1
 D. En su tesis doctoral titulada
 La iglesia como comunidad redentora y terapéutica
, el Dr. MarioE. Rivera, ha dicho que la iglesia primitiva no conoció tal jerarquía en la que había unos por encima de otros, y afirma que “dicha dicotomía es el resultado de un error que se introdujo [...]en los primeros siglos de la Iglesia, y el cual dio origen a las jerarquías eclesiásticas. Tal error no fue nunca el espíritu de la comunidad cristiana primitiva”.
2
 E. La separación entre clérigos y laicos se hizo muy notoria durante el siglo III d.C., y, comoveremos en esta lección, la distinción no sigue el modelo que estableció Jesús ni los apóstolesni el resto de la Iglesia del siglo primero. En La UCLi creemos que lo anterior es importante, porque, como dice el Dr. Rivera: “Si la Iglesia no es una comunidad genuina no podrá cumplir su verdadero llamado. Su vida debe ser una vida de comunidad. Esto significa entre otras cosasque en una iglesia cristiana genuina no hay lugar para la dicotomía entre ministros y laicos”.
1
 
 Enciclopedia del Cristianismo
(2005). Pág. 752.
2
Rivera, Mario E. (1979):
 La Iglesia como Comunidad Redentora y Terapéutica
;
 
San Juan, Puerto Rico; Págs. 50,51.
Currícula deLa Universidad Libre para
Cristo
 
 
 2
II. UN TIPO DE MINISTERIO ALTERNATIVO
A. La víspera de la muerte de Jesús, sus más íntimos amigos se enzarzaron en una apasionadadisputa “sobre cuál de ellos sería el más importante” (Lucas 22:24).
3
 1.
 
Más de una vez, Jesús se había visto en la necesidad de intervenir para detener losaltercados que estallaban entre sus apóstoles sobre temas acerca de los cuales teníanuna forma incorrecta de pensar.2.
 
En aquella noche crucial, Jesús se vio obligado a recordarles una vez más lo que seesperaba de un ministro cristiano verdadero: “El mayor debe comportarse como elmenor, y el que manda como el que sirve” (Lucas 22:26).B. ¿Cuáles fueron las raíces de la disputa apostólica sobre la primacía? Los apóstoles tenían unaidea equivocada de la importancia de la jerarquía y la prominencia.1. Antes de Jesús, el principal ejemplo en materia de liderazgo religioso lo habían puestolos escribas y los fariseos: en lugar de ofrecer al pueblo una verdadera guía espiritual,estos falsos ministros se ratificaban en las rigurosas tradiciones y reglas que ‘cerraban alos demás el reino de los cielos’.
4
 2. Se trataba de seres egocéntricos que solo estaban interesados en adquirir una buena posición y un papel preponderante en la sociedad y efectuaban sus obras “para ser vistos por los demás” (Mateo 23:4, 5, 13).C. Jesús da a conocer un nuevo tipo de ministerio, no basado en el egoísmo sino en el servicioabnegado.1.
 
“No permitan que a ustedes se les llame ‘Rabí’ […] y no llamen ‘Padre’ a nadie en latierra […] ni permitan que los llamen ‘Maestro’ […] El más importante entre ustedesserá siervo de los demás” (Mateo 23:8-11).2.
 
Si los discípulos de Jesús querían ser verdaderos ministros, no debían imitar a loscaudillos religiosos de su época, sino a Jesús, quien había venido “para servir” (Mateo20:28).3.
 
Jesús, literalmente se desvivió por servir al prójimo. Se compadeció de lasmuchedumbres maltratadas en sentido espiritual que acudían a él. Deseaba ayudarlas.Y puesto que el móvil de su ministerio fue el amor generoso, esperaba que susdiscípulos tuvieran esa misma actitud (Mateo 9:36).4.
 
El énfasis que Cristo puso en dar y en atender las necesidades ajenas fue lo que hizotan peculiar su concepto de ministerio. Él educó a sus propios ministros para ser obreros, pescadores y pastores en sentido espiritual, más bien que místicos yacadémicos ataviados de forma especial (Mateo 4:19; 23:5; Juan 21:15-17).D. Con el paso de los siglos, este virtuoso modelo alternativo de servicio (o ministerio) cristianoquedaría desvirtuado.1. Lo que empezó siendo un ministerio cristiano plural de predicadores y maestrosgenuinos, se convirtió en una institución formal y jerárquica.
3
Los énfasis son míos, y a menos que se indique otra cosa, las citas bíblicas serán tomadas básicamente de la SagradaBiblia
 Nueva Versión Internacional 
en español y de la
 New International Version
en inglés. Cuando se trate de latraducción al español, la llamaremos NVI; cuando se trate de la traducción al inglés, NIV.
4
Mateo 23:13.
 
 3
2. Se formaron órdenes y categorías, las cuales fueron investidas de prestigio y autoridadque llegaron a amasar grandes fortunas.3.
 
Surgió una clase clerical dedicada más que nada a la administración de los sacramentosy a dar consejo a los laicos descarriados.4.
 
El cristianismo de la era apostólica cambió. Pasó de ser una religión activa en la quetodos sus integrantes eran y actuaban como ministros a una pasiva en la que solo un puñado de personas ordenadas (o autorizadas) y que habían recibido una preparaciónacadémica de élite podían predicar y enseñar.
III. LOS OBISPOS DE LA IGLESIA Y OTROS DIÁCONOS
A. Las Escrituras del Nuevo Testamento enseñan claramente que
todos
los creyentes cristianos bautizados
 son
ministros de Dios y que ninguno es superior o inferior a los demás.1. 2 Corintios 3:5-6. “Nuestra capacidad viene de Dios.
 Él 
 
nos ha capacitado para ser  servidores
de un nuevo pacto, no el de la letra sino el del Espíritu…”2. Alexandre Faivre: “Efectivamente, la época apostólica insistirá en la ausencia de clases[…] en el seno de las comunidades cristianas”.
5
 3. La ausencia de clases en la iglesia primitiva estaba en conformidad con lo que Jesúsdijo a sus discípulos: “No permitan que a ustedes se les llame ‘Rabí’ [maestro], porquetienen un solo maestro y todos ustedes son hermanos” (Mateo 23:8).B. Se entiende que en las comunidades cristianas (iglesias) siempre hubo discípulosespiritualmente maduros que ejercieron la supervisión de las mismas, lo cual incluía ser diáconos, obispos (pastores) y maestros.1. Hechos 20:28: “Tengan cuidado de mismos y de todo el rebaño sobre el cual elEspíritu Santo los ha puesto como obispos para pastorear la iglesia de Dios,
6
que éladquirió con su propia sangre.
7
2. Los obispos o encargados, no eran profesionales de la religión, ni clérigos u oficiales asueldo. En su mayoría eran padres de familia con trabajos convencionales.3. Obispo: Traducción tradicional del término griego
epískopos
, de
epi-
(sobre, por encima) y
 skopos
(mirar, observar, examinar), que significa “supervisor,superintendente, inspector, guardián”. Parece ser equivalente a
 presbyteros
, anciano,(véase Hechos 20:17,28; 1 Pedro 2:25). Más tarde comenzó a usarse el término paradesignar a los que supervisaban varias congregaciones en un mismo distrito.4. El título “presbítero” o “anciano” indicaba la madurez y experiencia espiritual deaquellos a quienes se les atribuía; el término “obispado” hace referencia a la naturalezadel trabajo que los ancianos realizaban.5. Los que ejercían esa labor de supervisión o superintendencia eran varones quecultivaban las cualidades que Dios esperaba (y espera) de un hombre espiritual: “Elobispo debe ser intachable, esposo de una sola mujer, moderado, sensato, respetable,hospitalario, capaz de enseñar; no debe ser borracho ni pendenciero, ni amigo deldinero, sino amable y apacible. Debe gobernar bien su casa…” (1 Timoteo 3:1-7).
5
Faivre, Alexandre (1990):
The Emergence of the Laity in the Early Church
, p. 47.
6
Variante textual: “…del Señor”.
 
7
Variante textual: “…la sangre de su propio hijo”.

Activity (6)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
efestio liked this
soldeljah6252 liked this
nimrodguillen liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->