Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
46Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Personalidad: Un Efecto y Una Causa

Personalidad: Un Efecto y Una Causa

Ratings: (0)|Views: 11,714 |Likes:

Capítulo 3 de la obra "Conductismo Social" de Arthur W. Staats,que contiene los fundamentos de su teoría conductual de la personalidad. Una de las más completas y potentes en este rubro.

Capítulo 3 de la obra "Conductismo Social" de Arthur W. Staats,que contiene los fundamentos de su teoría conductual de la personalidad. Una de las más completas y potentes en este rubro.

More info:

Categories:Types, School Work
Published by: William Montgomery Urday on Mar 11, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/17/2013

pdf

text

original

 
Personalidad: un efecto y una causa
Arthur W. StaatsCap. 3 de
Conductismo Social 
, México: El Manual Moderno, 1975/1979, pp. 53-72.
Se puede dar una breve descripción del concepto tradicional de personalidadconsiderándolo como un efecto y una causa. En una forma simplificada, puede decirse que serefiere a un proceso o estructura interna dentro del individuo el cual determina cómo secomporte.Quienes la han estudiado han intentado inferir la naturaleza de los procesos depersonalidad internos. De acuerdo a esta postura, si se puede establecer su naturaleza,entonces puede comprenderse la conducta humana. Si se pudiera indagar la estructura o elproceso de la personalidad del individuo, debería ser posible comprender, predecir y tratarmás efectivamente al individuo y sus problemas, Algunas veces a los repertorios de lapersonalidad se les da una menor importancia, pero si uno puede indagarlos directamentemediante pruebas, es posible predecir y controlar la conducta sin estipular los determinantes.La estrategia es especialmente plausible si se considera que en algún caso los determinantesson inaccesibles.Existen varios conceptos de la personalidad que han sido introducidos por los teóricos alestudiar la conducta humana, algunos de tales conceptos tienen precursores en la antigüedad.Por ejemplo, Hipócrates propuso que la conducta humana era el resultado de mezclas variadasde cuatro estados corporales subyacentes a los cuales llamó "humores”. Si los humorescorporales estaban mezclados en una buena proporción, la conducta del individuo seencontraría en un equilibrio adecuado. Un exceso de uno u otro conduciría a casos deconducta extremos.Otro concepto de larga historia es el de rasgo de la personalidad. Los teóricos de lapersonalidad han considerado tradicionalmente que los rasgos son procesos internos,estructuras, características o cualidades personales (Allport, 1937, 1966). Igual que acontececon otros conceptos, al rasgo se le considera una causa de la conducta manifiesta (Allport,1966; Cattell, 1950). Se considera que los rasgos de la personalidad explican las diferenciasindividuales en la conducta de las personas. También se ha considerado que son persistentes,que son característicos al iniciarse la vida y que muestran continuidad a lo largo de toda ella.También se considera que, explican las conductas características que las personas manifiestanen diferentes situaciones. Algunos individuos por ejemplo supondrán que tienen unapersonalidad "dependiente" debido a que se comportan de manera dependiente. Otrosejemplos de rasgos tipificarían al sujeto en términos de agresividad, sociabilidad, honestidad,avaricia, extroversión, actividad, inteligencia, valentía, estabilidad emocional, independencia,etc.Otro concepto que ha sido utilizado es el del yo o auto-concepto (Mead, 1931). Se haconsiderado que el "yo" son las autopercepciones, las actitudes y los sentimientos -y procesosinferidos que determinan la conducta de la persona (Hall y Lindzey, 1957). Algunos teóricoshan considerado que es fundamental en una teoría de la personalidad. Rogers (1951) sugierepor ejemplo que como un producto de la interacción con el ambiente interpersonal delindividuo, parte de su campo perceptual se establece como el yo. El concepto de la persona oel yo está fuertemente investido de valores impartidos en gran parte por la experiencia en elhogar. De acuerdo a esta postura la principal motivación de la persona es mantener yaumentar el auto-concepto. Al esforzarse por mantener y estimular el auto-concepto que haadquirido tiene que rechazar, negar o evitar ciertas experiencias, pensamientos y situaciones.Esto puede hacer que se comporte menos efectivamente de lo que lo haría constituido bajo
 
condiciones más benignas, de manera que hubiera podido echar mano y sacar beneficio másampliamentede sus experiencias en la vida. .Probablemente la teoría de la personalidad más ampliamente conocida y utilizada sea lateoría psicoanalítica de Sigmund Freud y sus muchas ramas. Para Freud existieron tresestructuras primarias de la personalidad o procesos que interactuaban en la determinación dela conducta manifiesta de la persona. El
id 
es el nombre que Freud dio a las energíasbiológicas instintivas. Se dijo que opera de acuerdo al principio del placer —una fuerza quereduce los estados de tensión como los que surgen de la privación de algún tipo. Se decía quesoñar, alucinar y otras conductas de este tipo eran producidas por el.
id 
, así como otrasacciones impulsivas orientadas hacia el placer.Se decía que el
ego
era la parte de la personalidad que se desarrollaba para relacionarsecon la realidad. Se pensaba que determinaba diversas conductas que capacitaban al individuoen el ajuste a los mundos físico y social, por ejemplo el aprendizaje, el pensamiento, lasolución de problemas, etc.En este contexto teórico al
superego
se le consideró como la parte de la personalidaddesarrollada para representar los valores culturales, los ideales, la moral y la ética. Se pensabaque el niño lo adquiría a través del empeño de los padres y de otras figuras de autoridad. El
superego
se convirtió en el re-presentante de todas las restricciones morales, el encargado deimpulsar hacia la perfección. En pocas palabras, lo que hemos llegado a apreciarpsicológicamente es aquello que la gente llama las cosas superiores de la vida (Freud, 1949,pág. 94).La generalidad del concepto de personalidad dentro de la postura psicoanalítica puedeobservarse en la amplitud de conductas que pueden ser explicadas haciendo refería a losconceptos de personalidad. Los sueños, los mecanismos de defensa, el humor, la memoria y lapérdida de la memoria se consideraba que estaban determinados por estructuras depersonalidad internas y por motivaciones.
LA PERSONALIDAD Y EL CONDUCTISMO ELEMENTAL
John B. Watson estableció los fundamentos que hicieron posible considerar lapersonalidad según los conductistas, cosa que también hizo con otros aspectos. En sus propiaspalabras, "La personalidad es la suma de las actividades que pueden descubrirse por medio dela observación de la conducta a través de un tiempo suficientemente largo que permita obtenerinformación confiable. En otras palabras, no es sino el producto final de nuestros sistemas dehábitos" (1930, pág. 274). En este sistema la personalidad es considerada como conducta, laconducta compleja que el individuo ha aprendido. Esta estructura general la considera comouna variable dependiente —como un efecto. Se dice que las variables independientes de lapersonalidad, o causas, son las leyes del aprendizaje y las condiciones particulares deaprendizaje que el individuo ha experimentado.Los conductistas modernos siguieron una postura similar. Por ejemplo, Keller ySchoenfeld (1950) establecen: "mientras que todos los seres humanos obedecen las mismasleyes de la conducta, cada individuo termina con un equipo conductual único que define su"personalidad" (pág. 366). Otro ejemplo de esta postura es el siguiente:Puede concluirse que el objeto de interés en el estudio de la "personalidad" es laconducta de los seres humanos. Aunque se han usado muchos términos para describiresta conducta —y con frecuencia los términos que se dirigen a los intereses propios sealejan de la conducta y se dirigen hacia procesos internos inferidos y hacia entidades—
 
los problemas reales son los relacionados con la manera en que se adquiere y mantienela conducta humana compleja (Staats, 1963, pág. 284).Lundin (1961) habla de los rasgos como conductas que tienen alguna "característicadescriptiva común" (pág. 16). Establece que "Entonces los rasgos no son las causas de laconducta, sino términos meramente descriptivos que se aplican a clases generales de respuestaque tienen algo en común" (pág. 16).Como se hizo ver en la crítica de los conceptos tradicionales de la personalidad, elenfoque del conductismo elemental también tiene principios metodológicos relacionados. Seconsidera que los conceptos de los teóricos de la personalidad se infieren a partir de lasobservaciones de la gente. Cuando se observa alguna similitud en la conducta se le da unnombre. Luego ese nombre es causa de la conducta. En este sentido se consideró que lasteorías de la personalidad eran circulares por propia naturaleza, proponían que los procesoseran observados independientemente cuando realmente sólo se observaban las conductas. Seha considerado además que las teorías de la personalidad como las psicodinámicas dirigenmás la atención a procesos internos que son inferidos y menos a la conducta humana y a lascondiciones bajo las cuales se adquiere y mantiene (Lundin, 1961; Mischel, 1968; Skinner,1959; Staats, 1963; Ullmann y Krasner, 1969).Como se observará en capítulos posteriores, el conductista que se centra en la conductay en las condiciones de aprendizaje que le dieron lugar, proporciona un esquema conceptualpara un objetivo muy pragmático de los problemas de la conducta humana. Los principios del.aprendizaje proporcionan además un medio por el cual tratar directamente diversosproblemas. Sin embargo, al rechazar la teoría de la personalidad, los conductistas tambiénrechazan las diferencias individuales, los conceptos y observaciones de la teoría de lapersonalidad y los conceptos y métodos de medición. La posición conductista ha llegado a seratomista en el sentido de que se ocupa de conductas relativamente específicas y decircunstancias ambientales, y también se centra más en las condiciones presentes que en laspasadas. Mischel (1971) anota:La teorización psicodinámica supone un conjunto de motivos básicos de la personalidady de disposiciones que fortifican, aunque las formas de la respuesta manifiesta puedancambiar... tal modelo derivado de Freud es ampliamente compartido por muchospsicólogos de la personalidad.En opinión de los teóricos del aprendizaje social, sin embargo, este modelo esinadecuado y por 50 años ha conducido a algunos trágicos errores en el diagnóstico ytratamiento clínicos (e.g., Bandura, 1969; Mischel, 1968, 1969; Peterson, 1968). Ellossugieren que conductas aparentemente variadas no reflejan necesariamente un patrónuniforme motivacional subyacente. En vez de ello, observan las conductas comorelativamente discretas, controladas por causas relativamente independientes y porcondiciones que están manteniéndolas [págs. 75-76
]
... las teorías psicodinámicas buscanraíces motivacionales en la niñez. En contraste... los análisis de la conducta buscan lascausas actuales de la conducta' de la persona [pág .. 77]... la mayoría de los enfoquesfuerte mente influidos por Skinner enfatizan lo que un organismo hace más que hacerinferencias acerca de los atributos que la conducta tiene (Mischel, 1968) ... Los análisis'de los problemas humanos implican las descripciones de la covariación entre lascondiciones ambientales y lo que la persona hace, pero evitan inferencias: acerca delsignificado de la conducta como signo de un rasgo o motivo subyacente [pág. 83].En los últimos años Mischel ha sido uno de los portadores más importantes de estainterpretación conductista elemental. Esta interpretación ha sido criticada (Bowers, 1972;

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->