Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
6Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
FILOSOFÍA POLÍTICA - HOBBES

FILOSOFÍA POLÍTICA - HOBBES

Ratings: (0)|Views: 146|Likes:
EL LEVIATÁN DE HOBBES: Del “estado de naturaleza” al Estado Absolutista.
EL LEVIATÁN DE HOBBES: Del “estado de naturaleza” al Estado Absolutista.

More info:

Categories:Types, School Work
Published by: Sebastián Sacoto Arias S. on Mar 14, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/15/2012

pdf

text

original

 
UNIVERSIDAD ANDINA SIMÓN BOLÍVAR PROGRAMA DE MAESTRÍA EN ESTUDIOS LATINOAMERICANOSMateria:
Fundamentos de la teoría y el análisis políticos
Nombre:
Sebastián Sacoto Arias S.
Fecha:
24 de Febrero del 2010
EL LEVIATÁN DE HOBBES
(Del “estado de naturaleza” al Estado Absolutista)Para comprender qué es y mo funciona el Estado en Thomas Hobbes, esindispensable partir de su concepción sobre el ser humano; es decir, debemos entender mo se produce el paso del “estado de naturaleza” puramente egsta del hombreindividual, hacia el “contrato social” en el que se funda el Estado.Para Hobbes en el estado de naturaleza los hombres son esencialmente igualesfísica y espiritualmente, pueden existir diferencias en la fuerza o en la capacidad intelectualente uno y otro, pero estas no son suficientes como para concederle a ninguno un poder capaz de imponerse a todos los demás, ni eximirlo de recibir daño, de ser privado de sulibertad o incluso de su vida. Así, el autor sostiene que: “Esta es la causa de que si doshombres desean la misma cosa, y en modo alguno pueden disfrutarla ambos, se vuelvenenemigos, y en el camino que conduce al fin (que es, principalmente, su propiaconservación y a veces su delectación tan sólo), tratan de aniquilarse o sojuzgarse uno aotro.”
1
 Por lo tanto, el estado de naturaleza es el imperio de los instintos, el egoísmo y ladesconfianza, en el que los seres humanos se comportan como animales destruyéndose losunos a los otros (
homo homini lupus
).
2
 Así, Hobbes sostiene:
Así hallamos en la naturaleza del hombre tres causas principales dediscordia. Primera, la competencia; segunda, la desconfianza; tercera, la gloria.La primera causa impulsa a los hombres a atacarse para lograr un beneficio; la segunda, para lograr seguridad; la tercera para ganar reputación. La primera hace uso de la violencia para convertirse en dueña de las personas,mujeres, niños y ganados de otros hombres; la segunda, para defenderlos; latercera, recurre a la fuerza por motivos insignificantes, como una palabra, una
1
Thomas Hobbes,
 Del ciudadano y Leviatán
, Madrid, Tecnos, 2002, pág. 121.
2
Para Hobbes, contrariamente a Aristóteles, el hombre no es “social por naturaleza”, pues la medida de todoacto del ser humano es el egoísmo, la brutalidad y el desorden. De hecho, para el filósofo inglés: “loshombres no experimental placer ninguno (sino, por el contrario, un gran desagrado) reuniéndose cuando noexiste un poder capaz de imponerse a todos ellos.” (Ibid., pág. 124.)
1
 
sonrisa, una opinión distinta, como cualquier otro signo de subestimación, ya seadirectamente en sus personas o de modo indirecto en su descendencia, en susamigos, en su nación, en su profesión o en su apellido.
3
De esta forma, la posibilidad de asegurar la supervivencia y la satisfacción de losdeseos se encuentra restringida únicamente por las capacidades reales de cada individuo para imponerse a los otros, sin otra seguridad que la que su propia fuerza e inventiva pueden proporcionarle, lo que convierte al estado natural en “guerra de todos contra todos,en la cual cada uno está gobernado por su propia razón, no existiendo nada, de lo que pueda hacer uso, que no le sirva de instrumento para proteger su vida contra susenemigos”
4
. Es decir, es un estado en que cada uno actúa siempre en favor de sus interesesy contra los de los demás, y tiene derecho (naturalmente adquirido) a hacer cualquier cosa para preservarlos. Es por esto que para Hobbes: “[la] inclinación general de la humanidadentera [es] un perpetuo e incesante afán de poder que cesa solamente con la muerte.”
5
Sin embargo, la ley natural básica (que rige también a los seres humanos) es quetodo lo que tiene vida tiende a sobrevivir, es decir, a permanecer vivo; por lo que el miedoa que se interrumpa la supervivencia es una norma fundamental. Así, este estado de perpetua guerra y de anarquía impone condiciones imposibles para la subsistencia de losseres humanos, pues al actuar los hombres sin condicionar sus impulsos naturales, laamenaza de morir está siempre presente, y genera un círculo vicioso en el que la violenciaaumenta progresiva e imparablemente en la medida en que el miedo a perder la vidaaumenta también.La vida del hombre en estas condiciones no puede ser sino “solitaria, pobre, tosca,embrutecida y breve”
6
encontrándose permanentemente en la incertidumbre y temor de laamenaza de muerte, sin que nada pueda considerarse justo o injusto, ni asegurarse la propiedad, y, por lo tanto, sin existir la posibilidad para el trabajo ni el desarrollo de laindustria, la ciencia, el cultivo de la tierra, las artes, etc. Pues: “Donde no hay poder común, la ley no existe: donde no hay ley, no hay justicia. En la guerra, la fuerza y elfraude son las dos virtudes cardinales. Justicia e injusticia no son facultades ni del cuerponi del espíritu.”
7
Debido a esto, los hombres se ven en la necesidad imperiosa de generar un contrato o pacto que les permita construir un ente artificial, el Estado, que concentre el
3
Ibid., págs. 124-125.
4
Ibid., pág.128.
5
Ibid., pág 115.
6
Ibid., pág.125.
7
Ibid., pág.127.
2
 
 poder político absoluto, que posea el monopolio de la violencia (institucionalizada yreglamentada), y que, yendo contra la naturaleza, elimine la dispersión de la fuerza entredistintos hombres y la concentre en un poder que atemorice a todos, para establecer la pazeliminando la “guerra de todos contra todos”, garantizando la supervivencia e integridad delos individuos y con la capacidad de permitir la satisfacción de las necesidades básicas parauna vida confortable a través del trabajo. Por lo que Hobbes define la esencia del Estado dela siguiente forma:
[…] una persona de cuyos actos una gran multitud, por pactos mutuosrealizados entre sí, ha sido instituida por cada uno como autor, al objeto de que pueda utilizar la fortaleza y medios de todos como lo juzgue oportuno paraasegurar la paz y defensa común. El titular de esta persona se denomina soberano,y se dice que tiene poder soberano; cada uno de los que lo rodean es súbdito suyo.
8
Ahora, si bien la adscripción del contrato hace que el hombre pase del estado denaturaleza a asumir su condición de persona artificial, de ciudadano, esto no elimina la brutalidad de la naturaleza humana, sino que simplemente la regula, es por esto que unavez establecido quién es el Soberano, a éste debe asignársele poder absoluto, ya que, en palabras del propio Hobbes: “Los pactos que no descansan en la espada no son más que palabras, sin fuerza para proteger al hombre en modo alguno.”
9
Es decir, parafraseando al propio autor, son los hombres y sus armas, la fuerza y el terror, no las palabras y las promesas, lo que afirma la vigencia y el poder de las leyes que permiten conservar la vida.Por lo tanto, la formación del Estado en Hobbes viene a ser la única manera en que,a través de la armonía entre libertad y autoridad, la naturaleza puede cumplir el principiode supervivencia, pero como producto de un estado completamente artificial, queconvierte al Estado en el poder resultante del egoísmo colectivo. Así, para Hobbes:
Dícese que un Estado ha sido instituido cuando una multitud de hombresconvienen y pactan, cada uno con cada uno, que a un cierto hombre o asamblea dehombres se le otorgará, por mayoría, el derecho de representar a la persona detodos (es decir, de ser su representante). Cada uno de ellos, tanto los que hanvotado en pro como los que han votado en contra, debe autorizar todas las accionesy juicios de ese hombre o asamblea de hombres lo mismo que si fueran suyos propios, al objeto de vivir apaciblemente entre sí y ser protegidos contra otroshombres.
8
Ibid., pág.146.
9
Ibid., págs.143-144.
10
Ibid., pág.147.
3

Activity (6)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
Mr_TAS liked this
Hilador liked this
raul liked this
Tanke Gusti liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->