Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
72Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
La Agricultura Urbana y Periurbana

La Agricultura Urbana y Periurbana

Ratings: (0)|Views: 22,123|Likes:
Published by msilest
Gustavo Gordillo de Anda
Subdirector General de FAO
Representante Regional para America Latina y el Caribe
Gustavo Gordillo de Anda
Subdirector General de FAO
Representante Regional para America Latina y el Caribe

More info:

categoriesTypes, Research, Science
Published by: msilest on Mar 15, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

07/27/2013

pdf

text

original

 
La Agricultura Urbana y Periurbana
 Alternativas Productivas para la Seguridad Alimentaria 
Introducción
Distintas formas de agricultura se llevan a cabo dentro de los límites o en zonas aledañas a lasciudades de todo el mundo. Productos obtenidos de las actividades agropecuarias, pesqueras yforestales, así como servicios ecológicos, coexisten en múltiples sistemas agrícolas y hortícolas.Este tipo de agricultura o Agricultura Urbana y Periurbana (AUP) puede contribuir a la seguridadalimentaria en muchas formas. Aumenta la cantidad de alimentos disponibles para las familiascarentes de las zonas urbanas y puede aumentar la variedad general y el valor nutritivo de losalimentos disponibles.Para dimensionar el tema, debe mencionarse que una importante fracción de la población mundialha optado por aprovechar la producción agropecuaria tanto al interior de las ciudades como en lossectores inmediatamente adyacentes a estas. De hecho, se estima que en el mundo más de 800millones de personas están involucradas en la agricultura urbana o peri-urbana
1
.Al respecto, como una de las consideraciones principales en la relevancia pública del tema, existesuficiente evidencia que los productos hortofrutícolas y animales son fuente de muchos nutrientesimportantes en una dieta sana y son también condicionantes para un desarrollo físico e intelectualadecuado. Lamentablemente, debido a su costo (por sus requisitos de producción y transporte y por ser altamente perecibles), estos productos quedan muchas veces fuera del presupuesto de los pobresurbanos. A pesar de esto, es posible dar un empuje al consumo de estos alimentos en los segmentosmás pobres tanto mediante el aumento de la oferta en el mercado por el aprovechamiento productivode sectores aledaños a las ciudades como utilizando los pequeños espacios disponibles al interior deéstas. De hecho, los beneficios de la agricultura urbana en la salud y en la prevención de lamalnutrición han sido demostrados tanto en estudios cualitativos
2
como en trabajos cuantitativos queanalizan su impacto social
3
.Así como las ventajas de la APU contienen argumentos importantes del lado de la salud pública,también los principales cuestionamientos provienen desde esta área, esto principalmente por enfermedades del tracto digestivo y causadas por el consumo de productos contaminados por agentes microbiológicos (fiebre tifoidea, hepatitis, cólera…), u otra contaminación originada por elriego con aguas servidas. Además, hay toda una línea emergente de críticas a la producción animal,
1
Smit, R. y Nasr, J. 1996. Urban Agriculture: food, jobs and sustainable cities. UNDP Publication series for habitat II. New York. USA.
2
Freeman, D. 1991. A city of farmers: informal urban agriculture in the open spaces of Nairobi, Kenya. McGillUniversity Press. Toronto. Canada.
3
Maxwell, D.; Levin, C. y Csete, J. 1999. Does urban agriculture help prevent malnutrition? Evidence from Kampala.Food policy 23 (5). 411-424.
 
que se agudiza en zonas urbanas. Específicamente, es la necesidad de incorporar en los sistemas dealimentación animal normas de prevención de enfermedades que puedan tener transmisión ahumanos (EEB
4
, Fiebre Aviar,…).También se debe considerar que el uso inadecuado de pesticidas en el medio urbano no sólo tieneefectos en la alimentación, sino que toma mucho más fuerza los impactos de ecotoxicología y losefectos directos en las personas. Sin embargo, la disponibilidad de mano de obra y técnicas demanejo integrado de plagas se deben utilizar para aprovechar una ventaja competitiva deexplotaciones en pequeña y micro escala: la producción de alimentos sin riesgos de problemas por  pesticidas.Obviamente, la producción que se destine al mercado debe cumplir todos los requisitos exigiblessobre alimento seguro de cada país. En este contexto es un desafío para las autoridades sanitariaslograr que el cumplimiento de las normas no signifique una excesiva presión a los nuevosemprendedores.Por otro lado, los programas de extensión orientados a la producción de autoconsumo deben ser diseñados desde un enfoque multidisciplinario (producción, salud, comercialización, educación…)cuidando sobre todo los aspectos sanitarios.Los impactos de largo plazo de la agricultura urbana y peri-urbana (APU), sobre las personas parecen ser muy importantes. Es así como el mayor desarrollo físico e intelectual, permite generar una mayor productividad individual y, por otro lado, el hecho de satisfacer las necesidades básicasde subsistencia mediante un cambio en las tecnologías disponibles permite también que las personas puedan preocuparse de temas de inversión en bienes, en sus propios talentos y los de sus hijos
5
,incluyendo la capacidad de emprender. Así también, se favorece en algún grado la mayor inversiónen el capital social, pues una mejor nutrición y un mejor acceso a los alimentos también favorecenun horizonte de largo plazo en donde importa el desarrollo de acciones recíprocas y cooperativas.
6
 Desde el punto de vista económico, y aunque no es una nueva práctica, hay evidencia de que laagricultura urbana ha ayudado a mitigar los efectos de las crisis y los períodos de ajuste
7
, puesto que permite una fuente de ingresos reales adicionales y además la alimentación de auto-producciónqueda resguardada de los problemas de inflación y caídas en la cadena de suministro.Se puede argumentar que los impactos en el ingreso debido a la comercialización no parecen tanrelevantes, pues a priori se puede pensar que los sectores rurales (no tan distantes), tienen ventajascompetitivas en la producción de alimentos, entre otras debido a las economías de escala.De hecho, desde el punto de vista del planificador social, no es óptimo forzar una simple sustituciónde producción rural por producción urbana o peri urbana. Pero, sí hay que aprovechar las ventajassociales de un menor costo para el pobre urbano y también el hecho de que pueda usar su propio
4
Encefalopatía Espongiforme Bovina (Enfermedad de las Vacas Locas o
Mad Cow Disease
).
5
Rosenzweig. M. 1990. Population growth and human capital investments: theory and evidence. Journal of PoliticalEconomy. 98 (5) S38-S70.
6
Bowles, S. y Gintis, H. 2002. Social capital and community governance. Economic Journal. 112 (483). F419-F436.
7
Pinstrup-Andersen, P. 1989. The impact of macroeconomic adjustment: Food security and nutrition. In StructuralAdjustement and agriculture: Theory and practice in Africa and Latin America. Commander, S. (Editor). OverseasDevelopment Institute. Londres.
 
tiempo, lo que resulta en un factor clave: la APU es capaz de capturar algo del excedente de mano deobra que no encuentra lugar en el mercado.Desde el punto de vista de los residuos de la ciudad, los sistemas de producción peri-urbanos puedenofrecer importantes soluciones al manejo y disposición de éstos, siempre que se considere previa eintegradamente la reducción de su peligrosidad microbiológica y contaminación, que en paísesdesarrollados se ha hecho mediante compostas y otros tratamientos
8
. Sin embargo, en muchos paísesen desarrollo esta posibilidad está subutilizada, a pesar de que una mayor fracción de los residuos esorgánica y por ende aprovechable. Una estrategia posible para enfrentar este tema es favorecer lainformación mutua de todos los (potenciales) actores de la cadena productiva, de manera quefomente contratos de mutuo beneficio entre eslabones que pueden estar inconexos aún.En cuanto a las aguas, al incorporar la APU, ésta compite con las demandas residenciales eindustriales generando potenciales conflictos. No obstante, las zonas de cultivo tienen ventajas pues pueden ayudar a disponer de manera segura los residuos de tratamiento, si se respetan las directricesque entrega al respecto la Organización Mundial de la Salud. En otro sentido, cabe agregar quedentro de la cuenca de la ciudad es importante evitar la excesiva impermeabilización, la cualfavorece las inundaciones. Por esto, los sectores con alta infiltración (como las zonas de APU), prestan un servicio esencial:
9
disminuyen los costos de dichos desastres o de las medidas necesarias para su prevención.Dentro de las implicaciones en la ecología del territorio, cabe mencionar que la APU puede ser elinicio para programas de auto restauración de áreas degradadas, donde los mismos habitantesrecuperan el territorio. Además, la APU contribuye a una división más armoniosa del límite urbano-rural y desde el punto de vista de la demanda de energía, la producción de la APU ahorra tanto en eltransporte como en la cadena de frío. Por otro lado, existe otro efecto que va más allá de la ciudad,ya que la producción urbana y peri-urbana evitaría en algún grado la necesidad de incorporar mástierra agrícola en los sectores rurales, lo que podría disminuir la presión sobre el bosque.Desde el punto de vista de la economía regional, aunque la agricultura peri-urbana es viableeconómicamente en el mediano plazo, ésta no sólo genera beneficios para el productor, sino quetambién ofrece otras externalidades: alternativas de empleos, uso de residuos, uso del territorio, belleza del paisaje y absorción de aguas. Sin embargo en el largo plazo, con la mayor conectividadde las áreas rurales a los centros urbanos, las ventajas competitivas de la producción agrícola periurbana se perderían, a menos que se internalicen todos los beneficios públicos mencionados, demanera de alinear los incentivos privados y los públicos
10
. Asimismo, para la ordenación delterritorio urbano-regional y su administración hay tareas muy importantes y dinámicas, paramantener una interacción armónica (localización, compatibilidad, seguridad, salud), y al mismotiempo favorecer una mejor disponibilidad de nutrientes para la alimentación humana.
8
Midmore, . 1995. Social, economic and environmental contraints and opportunities in peri urban and vegetable production systems and related technological interventions. In: Vegetable production in the tropics and subtropics in peri-urban areas – Food, income and quality of life. DSW/ZEL and ATSAF, Nov 14 - 17, 1994. Zschortau, Alemania, pp. 64 – 87.
9
Kuhn, R. Ortiz, 1978, Areawide Urban Runoff Control Manual, PPACG. Colorado Springs, Colorado
10
Midmore, D J and Jansen

Activity (72)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Charly Potter liked this
Marcko's Salazar liked this
Sugey Robles liked this
Manuel Perdomo liked this
Lorena Oviedo liked this
garfi74 liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->