Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
49Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
La Visión Celular frente a la Biblia

La Visión Celular frente a la Biblia

Ratings:

4.67

(3)
|Views: 7,249 |Likes:
Published by bermu
¿Tienen base bíblica las células? ¿Los apóstoles de Jesús tuvieron grupos de doce? ¿Es la mente del líder o la de Cristo la que debe formarse en el cristiano? Una respuesta, Biblia en mano, a las doctrinas de la Misión Carismática Internacional, o G12, de César Castellanos.
¿Tienen base bíblica las células? ¿Los apóstoles de Jesús tuvieron grupos de doce? ¿Es la mente del líder o la de Cristo la que debe formarse en el cristiano? Una respuesta, Biblia en mano, a las doctrinas de la Misión Carismática Internacional, o G12, de César Castellanos.

More info:

Published by: bermu on May 03, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/30/2014

pdf

text

original

 
La Visión Celularfrente a la Biblia
 
por FERNANDO C. BERMÚDEZ
 
«Al que responde palabra antes de oír, le es fatuidad y oprobio»
(Proverbios 18:13)
 
 
Capítulo 1
 Escudriñando cada día las Escrituras
 Cuando Pablo y Silas llegaron a Berea, entraron en la sinagoga, y allí predicaron a Jesús(Hechos 17:10). Los bereanos, nos informa Lucas, «eran más nobles que los que estaban enTesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud,
escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así 
» (Hechos 17:11). Del proceder de los de Berea aprendemos almenos tres cosas.Primera. Para ellos, las Escrituras eran algo muy serio, pues no se conformaban con sóloleerlas, sino que las
escudriñaban
, esto es: las examinaban, averiguaban cuidadosamente lasenseñanzas que contenía la Palabra de Dios. La Biblia nos insta continuamente a meditarla, aexaminarla, a escudriñarla. El Salmo 1:2 llama bienaventurado al varón «que en la ley de Jehováestá su delicia, y en su ley
medita
de día y de noche». En el Salmo 119, leemos que para el salmista,la ley de Jehová «todo el día es ella [su]
meditación
» (versículo 97); y porque medita la ley deJehová todo el día, puede afirmar confiadamente: «me has hecho más sabio que mis enemigos» (v.98), «más que todos mis enseñadores he entendido» (v. 99), «más que los viejos he entendido» (v.100), «he adquirido inteligencia; por tanto, he aborrecido todo camino de mentira» (v. 104). Enefecto, quien guía los pasos del salmista en su vivir diario es el Señor por medio de su Palabra:«lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino» (v. 105).En segundo lugar, los bereanos y el salmista son ejemplos para nosotros (Romanos 15:4).Con frecuencia, los cristianos nos contentamos con sólo leer la Biblia de vez en cuando, o concomprobar versículos sueltos aquí y allá; frecuentemente, incluso, preferimos que otros nos diganqué es lo que la Biblia dice. No debe ser así entre nosotros: más bien, debemos «deleitarnos» en sulectura, escudriñarla, examinarla; y esto hacerlo
cada día
.Lo tercero que aprendemos es que el propósito de los bereanos al escudriñar las Escriturasera comprobar que la predicación de Pablo y Silas estaba conforme a la Palabra de Dios: «para ver si estas cosas eran así». Quienes les predicaron no eran cristianos recién convertidos, que estabanempezando a conocer la Palabra de Dios. Ciertamente no. Les predicaba alguien que conocía muy bien las Escrituras, pues el mismo Pablo afirma de sí mismo que fue «instruido a los pies deGamaliel» (Hechos 22:3). ¿Y quién era Gamaliel? Según el libro de los Hechos de los Apóstoles5:34, Gamaliel era «doctor de la ley, venerado de todo el pueblo». Pues bien. Los bereanos no sefiaron de lo que Pablo les enseñaba simplemente porque el apóstol conociese muy bien lasEscrituras, sino que día tras día examinaban la Palabra «para ver si estas cosas eran así». Una vezque comprobaron que la predicación de Pablo se ajustaba a las Escrituras, y sólo entonces,«creyeron muchos de ellos, y mujeres griegas de distinción, y no pocos hombres» (Hechos 17:12).El apóstol Juan nos exhorta: «Amados,
no creáis a todo espíritu
, sino
 probad los espíritus si son de Dios
; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo» (1 Juan 4:1). Jesús ya había profetizado que «muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos» (Mateo 24:11, 24);éstos incluso «harán señales y prodigios, para engañar, si fuese posible, aun a los escogidos»(Marcos 13:22). Sí. Esto significa que los falsos profetas obrarán prodigios, harán milagros,expulsarán demonios. Y esto «para engañar, si fuese posible, aun a los escogidos». Jesús nos avisade que el obrar prodigios o el hacer milagros o el expulsar demonios por sí solo no es prueba detener el favor de Dios: «No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sinoel que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor,Señor, ¿
no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombrehicimos muchos milagros
? Entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores demaldad» (Mateo 7:21-23). ¿Debe extrañarnos esto? En absoluto. Pablo nos enseña que «el mismoSatanás se disfraza como ángel de luz», y por lo tanto, «también sus ministros se disfrazan comoministros de justicia» (2 Corintios 11: 14, 15).
 
¿Cómo, pues, probaremos «los espíritus si son de Dios»? Vamos viendo cómo la Biblia nosenseña a hacerlo: examinando las Escrituras. A este respecto, la Palabra de Dios declara: «Toda laEscritura es inspirada por Dios, y útil
 para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia
, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra»(2 Timoteo 3:16, 17). Queda claro el apego que debe tener el cristiano a las Sagradas Escrituras. Sindescartar que Dios nos puede hablar por medio de sueños, o de un hermano, o como Él quiera, locierto es que en la mayoría de las ocasiones, el Señor nos habla por medio de su Palabra. No abrir laBiblia es tener desconectado el canal por el que Dios se comunica con nosotros.A veces escuchamos de algunos cristianos que «si sentimos paz», lo que vayamos a hacer,aunque no se conforme con la Biblia, es correcto. Por ejemplo, conozco a hermanos que cobran parte o incluso la totalidad de su sueldo sin declararlo a Hacienda. Argumentan que si lo ponen enoración y sienten paz, es que Dios lo permite. Sin embargo, este modo de razonar no se ajusta a los principios bíblicos. El bien o el mal no depende de lo que sintamos. Pablo dice de sí mismo que«aunque de nada tengo mala conciencia, no por eso soy justificado; pero el que me juzga es elSeñor» (1 Corintios 4:4). En el ejemplo propuesto, no declarar parte o la totalidad del sueldo de unoes delito de fraude fiscal, y esto atenta contra dos principios bíblicos: en primer lugar, mentimos, pues no declaramos la verdad de lo que realmente ganamos; esto está contra Levítico 19:11: «Nohurtaréis, y no engañaréis ni mentiréis el uno al otro» (véase también Santiago 3:14). En segundolugar, estamos robando, pues retenemos dinero que no nos pertenece, con lo cual transgredimos elmandamiento «No hurtarás» (Éxodo 20:15; véase Romanos 2:21 y 13:9). Por último, Jesús esdeterminante al respecto: «No defraudes» (Marcos 10:19). Aun en cristianos maduros, confundir los propios deseos con la voluntad de Dios no es un hecho excepcional (compárese Gálatas 2:11-13; 1Corintios 10:12).Conocemos las artimañas del diablo. Satanás es tan sutil a la hora de entrampar a la gente,que incluso ha logrado que millones de personas no crean en su existencia, y sin embargo son fielesservidores suyos. No en vano, el diablo «se disfraza como ángel de luz» (2 Corintios 11: 14),haciendo creer que sus obras son buenas y provechosas. Nadie está a salvo de las garras de Satanás:no creamos que por ser cristianos, por haber recibido a Jesucristo en nuestro corazón, estamos asalvo de sus zarpazos. De ninguna manera. El apóstol Pedro aconseja a los cristianos de ladispersión: «Sed sobrios, y velad; porque
vuestro
adversario el diablo, como león rugiente, andaalrededor buscando a quien devorar» (1 Pedro 5:8). Ya en las primeras comunidades cristianas loslazos del diablo consistían en introducir sutilmente enseñanzas erróneas, mezclando verdades conmentiras, pues el enemigo «es mentiroso, y padre de mentira» (Juan 8:44). Así ocurrió en lasiglesias de Galacia: «Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por lagracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo» (Gálatas 1:6, 7); o en la de Pérgamo: «Ytambién tienes a los que retienen la doctrina de los nicolaítas, la que yo aborrezco» (Apocalipsis2:15). Notemos que en Pérgamo no todos los cristianos de aquella iglesia seguían las doctrinas delos nicolaítas, sino algunos de ellos, de manera que la recta doctrina convivía con el error.En el siglo XIX, Joseph Smith, William Miller, Ellen White o Charles Taze Russell (por citar los fundadores de las sectas más importantes), desviaron a muchos hacia el error, haciéndolescreer que durante siglos el cristianismo ha estado pervertido, y han sido ellos, por revelación directade Dios, quienes han restaurado la verdad divina. Ninguno negó que la Biblia fuese la palabra deDios, incluso llegan a afirmar que sus doctrinas están firmemente fundamentadas en la Biblia.Ahora bien, todos sin excepción ponen al lado de la Biblia sus propios libros, con la presunción deque sin ellos la Biblia no puede interpretarse correctamente: los mormones, al lado de la Biblia,colocan las enseñanzas de Joseph Smith; los Adventistas del Séptimo Día, las doctrinas de EllenWhite; los testigos de Jehová, en sus primeros años los escritos de Russell, y actualmente losartículos de su revista
 La Atalaya
(compárese 2 Corintios 2:17). Son literalmente millones de personas las que se han dejado llevar por las enseñanzas de estas sectas, sinceramente convencidasde que son los únicos que de verdad siguen la Biblia. Lo cierto es que las doctrinas de mormones,adventistas o testigos de Jehová, chocan frontalmente contra la sana doctrina bíblica, tras un análisis

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->