Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Nunca Fuimos Modernos

Nunca Fuimos Modernos

Ratings: (0)|Views: 29|Likes:
Published by lalagunadgo

More info:

Published by: lalagunadgo on Mar 19, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/19/2010

pdf

text

original

 
Publicado el Abril 22, 2008 por guadalopez
Bruno Latour
nació en el año 1947 en Francia. Formado en las disciplinas deAntropología y Filosofía, se lo reconoce por ser un especialista en los estudiossociales de la ciencia. Actualmente ejerce el oficio de profesor de CienciasPolíticas en la Universidad de Paris, y es catedrático de Sociología en la Escuelade Minas, también en Paris.Entre sus principales obras podemos encontrar el libro
“Nunca FuimosModernos. Ensayo de antropología simétrica.”
. En este ensayo, como sunombre lo indica, Latour se propone analizar el tema de la Modernidad.¿Qué es ser moderno? ¿Somos modernos? ¿Fuimos modernos alguna vez?Preguntas de esta índole aparecen a medida que el texto se va desarrollando.Para empezar, considero necesario caracterizar a la Modernidad. Según Latour,se suele definir a la modernidad a partir del humanismo, es decir, para anunciarel nacimiento del hombre o su muerte. Pero esta caracterización es en si mismaun hábito moderno por ser asimétrica. ¿Por qué? Tal como dice el autor, deja delado el nacimiento conjunto de la “no humanidad”, el de las cosas, o los objetos,o los animales por un lado, y el de un Dios tachado, “fuera de juego”, cuando,paradójicamente, esta contribuyendo a su proliferación.Conjuntamente, sostiene que lo “moderno” designa dos prácticas totalmentediferentes, pero que en realidad, hace poco dejaron de serlo. Por un lado, seencuentran las prácticas de traducción o de mediación, “mezclas entre génerosde seres totalmente diferentes, híbridos de naturaleza y cultura”. Estas prácticasse corresponden con lo que Latour llamo “redes”. Por otro lado, están lasprácticas de purificación, que se corresponden con lo que el autor denomino“crítica”. Estas “crean dos zonas ontológicas por completo distintas, las de loshumanos, por un lado, las de los no humanos, por el otro”Por lo tanto, el punto central que caracteriza a la modernidad es esta dicotomía,esta separación entre lo humano y lo no humano, entre naturaleza/cultura,conocimiento exacto/interés, poder y política de los hombres, mundonatural/mundo social, etc.La Constitución moderna separa entonces, el poder científico, encargado de larepresentación de las cosas, del poder político, que se encarga de representar alos sujetos. Para realizar esa tarea, se sostiene en 4 garantías, a saber:- “…no son los hombres los que hacen la naturaleza, ella existe desde siempre ysiempre estuvo ya presente, lo único que hacemos nosotros es descubrir sussecretos…”
 
- “…son los hombres y solo los hombres los que construyen la sociedad ydeciden con libertad acerca de su destino…”- “…la separación completa entre el mundo natural (…) y el mundo social, y ensegundo lugar, la separación total entre el trabajo de los híbridos y el trabajo depurificación…”- “…establece como árbitro a un Dios infinitamente lejano que es por completoimpotente y juez soberano a la vez…”Como podemos ver, existe una clara contradicción entre las garantías queplantea la modernidad, pero es justamente esta contradicción la que consolidó alos modernos, como dice Latour: “…La Constitución hizo invencibles a losmodernos precisamente porque cree en la separación total de los humanos y losno humanos a la vez que la anula…”Lo que Latour trata de demostrar a lo largo del ensayo es que esta asimetría noexiste, tratando de reconstruir esa doble separación. Naturaleza y cultura semezclan todos los días, y eso es algo que no podemos negar, aunque lamodernidad trate de ocultarlo.Nos podemos dar cuenta de esto en el momento en el que hablamos de robots,de semillas transgénicas, del uso constante de nuevas tecnologías como sifueran indispensables para el desarrollo de la sociedad. Y sin ir mas lejos, enalgo tan común y cotidiano como es leer un diario a la mañana, un diario repletode artículos híbridos, que mezclan constantemente ciencia, política, economía,religión, derecho, ficción….La Constitución moderna niega la existencia de los híbridos, pero en realidad, loque hace, es contribuir a su multiplicación:“Cuanto menos mezclados se piensan los modernos, mas se mezclan. Cuantomás absolutamente pura es la ciencia, mas íntimamente ligada esta con lafábrica de la sociedad. La Constitución moderna acelera o facilita el desplieguede los colectivos, pero no permite pensarlos.” (B. Latour)Nunca fuimos modernos…Florencia MoriniArchivado bajo:Bruno Latour,Informes de lectura 
Publicado el Septiembre 27, 2008 por kar2008
Ser moderno, ¿una forma de ser?
 
Ya a mediados de 1800, Charles Baudelaire se referia a que es ser moderno. Una definicionque dio cuenta de un fenomeno que hoy se asocia con lo actual o con lo contemporaneo peroque evidentemente va mucho mas alla.Bruno Latour creo una división de lo moderno que consiste en dos conjuntos de prácticasopuestas. El primer conjunto es el que llama
Redes
, son las practicas de traducción omediación, mezclas entre géneros de seres totalmente nuevos, HÍBRIDOS de la naturaleza yde cultura. Y el segundo es la
Crítica
, prácticas de purificación, las que “crean dos zonasontológicas por completo distintas, la de los humanos, por un lado, y la de los no humanos por el otro. Cada contemporaneidad tiene su propia idea de modernidad. Es decir, cadacomunidad establece su propio conjunto de saberes que es necesario reconocer para que lasseñales se conviertan en signos. Por eso, una persona moderna, aunque registre las complejasramas globales que circunscriben su vida cotidiana, debe trascender los límites de unacontemporaneidad determinada. No es lo mismo “ser moderno” en Buenos Aires, Londres,Bangkok o Nueva York, asi como tampoco es lo mismo “ser moderno” o”ser esnob”. Soncosas distintas. El esnob se jacta de la
calidad 
de su información. El moderno, de su variedady cantidad. Si el esnob es quien “marca tendencia” (como dirían en la Cosmopolitan), elmoderno es quien reconoce la existencia de éstas y otras tendencias.Entonces, si el ser moderno se sintetiza en ciertas actitudes, conductas y estilos de vida, ¿qué pasa en la actualidad?”La modernidad tiene tantos sentidos como pensadores o periodistashay –diria Latour. No obstante, todas las definiciones designan de una u otra manera el pasodel tiempo. Con el adjetivo moderno se designa un régimen nuevo, una aceleración, unaruptura, una revolución del tiempo. Cuando las palabras ‘moderno’, ‘modernización’,‘modernidad’ aparecen, definimos por contraste un pasado arcaico y estable.Por lo tanto esteantropologo denuncia la existencia de una separación definitiva entre el conocimiento y elinterés, el poder o la política de los hombres que va de la mano de una hibridez entre lacultura y la naturaleza caracteristica del “hombre moderno”.¿Qué pasaría con nosotros si dejaramos de ser modernos? ¿Entrariamos en una nueva épocaque remplazaría la de los modernos?…….¿La posmodernidad?…… No hemos entrado en la era moderna porque para serlo necesitamos cumplir al menos conuna condición: sostener cierta escisión entre la ciencia y la reflexión interpretativa, distinciónque conlleva la Constitución moderna. Por lo tanto en lugar de separar practicas debemosconsiderar a cada una de ellas dentro de una red, para ser mas especificos no hablamos delcontexto social y de los intereses de poder, sino de su inclusión en las comunidades y losobjetos. Es decir de una red de historias mezcladas, de historias que se suceden unas conotras.El hombre moderno no existe. Es una abstracción, es una quimera que queremos creer afirmaria Latour 
Publicado el Septiembre 26, 2008 por guerreromf 
Latour plantea que lo que va haciendo la ciencia con el devenir de lamodernidad, es ir borrando todos aquellos aspectos que le dan carácter híbrido. Con esto, lo que quiere decir es que el científico construye ciencia

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->