Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
77Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
HISTORIA MUISCA

HISTORIA MUISCA

Ratings:

4.0

(4)
|Views: 66,585|Likes:
Published by ERIY

More info:

Published by: ERIY on May 05, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/22/2013

pdf

text

original

 
UNA HISTORIA CONTADA POR UN NIÑO
LA HISTORIA DE LOS MUISCAS 
América fue poblada hace miles de años por gentes que venían del Asia. Conel tiempo se formaron muchos grupos diferentes. Cada grupo hablaba suidioma y disponía de su territorio.En las altiplanices de Cundinamarca y Boyacá se instaló el grupo Muisca quehablaba Chibcha. Un niño Muisca nos va a contar como vivíanLos Muiscas creíamos que en una época no había nadie sobre la tierra y que laprimera persona que la habitó fue una mujer.Según dice la leyenda, una mujer joven y fuerte salió de la laguna de Iguaquepor entre la niebla helada y el viento sonoro del páramo.Se llamaba Bachué y llevaba de la mano a un niñito de tres años. Ambosbajaron al valle y construyeron una casa. Allí vivieron hasta que el niño creció ypudo casarse con Bachué. Tuvieron muchos, muchos hijos y así se fuepoblando nuestro territorio.
 
Enseñaron a cultivar la tierra y a adorar a los dioses. La gente quería tanto aBachué que también la llamó Furachoque o mujer buena, en Chibcha.Después de muchos años, Bachué y su esposo, ya viejos, regresaron a lalaguna de Iguaque. Allí se despidieron de la multitud que, llorando, los veíapartir. De repente, los dos ancianos se transformaron en dos inmensasserpientes y desaparecieron bajo las aguas tranquilas de la laguna.Bachué se convirtió en la diosa de la fertilidad, la que hacía que la tierra dierafrutos y las familias tuvieran hijos.La mayoría de los Muiscas éramos campesinos. Vivíamos en caseríosesparcidos por los valles y las montañas. Con los vecinos construíamoscanales de drenaje para las sementeras, y terrazas altas para que la tierra nose rodara cuando llovía. Así teníamos buenas cosechas.
 
Todos cultivábamos maíz y algunos papa, ahuyama, fríjoles y frutas. Loshombres deshierbaban y abrían la tierra para que luego las mujeres pudieransembrarla. Más tarde, ellas eran las que recogían la cosecha.Mis abuelos y algunas mujeres fabricaban vasijas de barro y tenían mantas ycanastos. Nosotros, los niños, ayudábamos a los mayores en esos oficios.También jugábamos con el curí o íbamos a la quebrada a bañarnos.Buscábamos caracoles y huevos de perdices que, cocinados, eran una delicia.
CASA MUISCA
Nuestra casa era pequeña y protegida del frío. Tenía paredes de bahareque,mezcla de barro y paja, sostenida por una armazón de chusque. Tapizábamoslos pisos con esteras. Dormíamos en camas de madera o de caña cubiertascon muchas mantas. La puerta era de caña y la cerrábamos con un lazo.Teníamos unas piedras sobre las que poníamos las ollas para cocinar. Todoslos días traíamos agua y leña para la comida. Mi mamá molía maíz sobre unapiedra grande y preparaba envueltos y arepas.Salaba la carne, la ahumaba o la dejaba secar al sol para que durara buenamucho tiempo. Claro que patos y cangrejos, sazonados con hierbas y ají, eranreservados para días especiales. Manteníamos calabazas y múcuras llenas deagua fresca y jugos de frutas que endulzábamos con miel de abejas.
 
Los bosques y las lagunas eran de todos. Por eso, los hombres iban antes dela madrugada a cazar y pescar.Mi papá me enseñó a imitar el arrullo de las palomas y de las tórtolas y areconocer el aleteo de las pavas cuando volaban entre las ramas. Desdenuestra balsa de junco lanzábamos redes y anzuelos. Esperábamos ensilencio. Cuando teníamos suerte, sacábamos un capitán, si no, nos teníamosque contentar con guapuchas. Los hombres más entrenados se internaban enel monte persiguiendo con sus lanzas y dardos dantas, borugos, mapaches otigrillos. El venado estaba reservado al cacique y su familia y a los usaques, jefes de tribus. Nosotros no teníamos permiso para cazarlo. 
EL DORADO 
Cada vez que se posesionaba un nuevo cacique, los Muiscas organizábamosla gran ceremonia de "EI Dorado".Al cabo de largos años de preparación y ayuno, el heredero, hijo de la hermanadel cacique anterior, era conducido hasta la pequeña laguna sagrada deGuatavita.Antes del amanecer, los sacerdotes lo desvestían y untaban su cuerpo conresina, luego le rociaban polvo de oro y le entregaban su nuevo cetro de

Activity (77)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
Carolina Botero liked this
paulagutieres liked this
Lenys Gil liked this
Timoteo Campos liked this
Guille Jimenez added this note
fenomeno este coso
Aurita Herrera liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->