Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
El Rol Del Dcho Penal en El Siglo Xxi

El Rol Del Dcho Penal en El Siglo Xxi

Ratings: (0)|Views: 177 |Likes:
Published by comision7775

More info:

Published by: comision7775 on Mar 25, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/25/2010

pdf

text

original

 
EL ROL DEL DERECHO PENALEN EL SIGLO XXI
(
*
 ) Daniel Carral
“Más, del mismo modo que después de Pinel,imbuído de los ideales revolucionarios, los dementes ya no son objeto devaloración sino de cuidado, así puede llegar un día en que no hagamos juicios de valor sobre las acciones que hoy llamamos delitos, ni tampoco sobre los autores. Entonces no nos perturbarán el ánimo las garantías yderechos del hombre y del ciudadano, y no habrá riesgo de que nuestros principios sirvan a regímenes dictatoriales. Al delicuente se le corregirá,curará o inocuizará en establecimientos que nada tendrán de cárceles”  LUIS JIMENEZ DE ASUA, “La Ley y e Delito- Principios de derecho Penal”, pág.74.- Introducción.-
A poco tiempo de ingresar en los alboresdel Siglo XXI, se me ocurre un abanico de cuestionamientos sobre la evolucióndel Derecho Penal, y el papel que se le asignará por parte del Estado en losinicios del nuevo milenio.-El siglo veinte no se ha caracterizado por una dinámica evolución del derecho penal, entendiendo a éste tanto en su faz
*
Director del Instituto de Derecho Penal del Colegio de Abogados de San Martín.-Docente Universidad de Buenos Aires.-
1
 
sustantiva como adjetiva.
1
A pesar del expreso reconocimiento -consensuadointernacionalmente- de un importante marco de garantías individuales, no veohoy plasmado en la realidad cotidiana una progresiva consolidación de esteimportante factor, que en gran medida marca las relaciones sociales en unEstado democrático.-Posiblemente en nuestro país, este fenómeno estéemparentado a los vaivenes políticos que han provocado constantes avances yretrocesos en nuestra materia, lo que no necesariamente ha estado ligadoinexorablemente a gobiernos de facto, sino que también el poder estatallegitimado por el pueblo ha sabido utilizar esta herramienta del derecho penal,como medio para satisfacer intereses totalitarios.- No puede relativizarse el valor del DerechoPenal, aunque a decir verdad, no se guardan dudas sobre que el Derecho Penales el instrumento s enérgico de que dispone el Estado para evitar lasconductas que resultan más indeseadas e insoportables socialmente.-Esta potestad, cuya consecuencia se traduce en laintervención represiva más grave para la libertad y los derechos del ciudadano(prisión, medidas de seguridad, etc), es una herramienta de vital importancia para el control social, y aunque no es la única, seguramente es la más violenta.-
1
Muestra cabal de esto es que tras setenta y cinco años de vigencia de nuestro código penal, ya pesar de la evolución socio-cultural alcanzada en nuestros tiempos, se siga sosteniendo a“La Honestidad” como bien jurídico tutelado por el Título III, lo que ha traído aparejado no pocas contradicciones en su aplicación judicial. Una evolución legislativa acorde con la progresividad social debiera señalar en ese tópico a la “Libertad Sexualcomo bien jurídicoa tutelar.-En este punto el maestro Jiménez de Asúa se preguntaba si una prostituta podría ser sujeto pasivo de muchas de las conductas alenmarcadas, considerando que no exisan posibilidades de afectación de la honestidad.-
2
 
Hablo en este punto de violencia, porque resultaque violentos son generalmente los casos de que se ocupa el Derecho Penal, pero también es violenta la forma en que el derecho penal soluciona estoscasos.(cárcel, internaciones psiquiátricas, inhabilitaciones, etc.).-El mundo está preñado de violencia y no es, por tanto, exagerado decir que esta violencia constituye un ingrediente básico detodas las instituciones básicas que rigen este mundo y el derecho penal no esajeno a este fenómeno.-El punto seentonces como enmarcar estanecesaria violencia que lleva insita la herramienta de control social de la quevengo hablando, y direccionarla en funcn de los intereses y valoresreconocidos como pilares por nuestra Constitución, sin olvidar -tal como loafirma Mantovani- quien desde una perspectiva histórico-realista decía que “
 El  Derecho Penal constituye una necesidad irrenunciable, y frente al noble deseode abolir la coerción entre los hombres y, por lo tanto, el Derecho Penal, su pervivencia aparece como una amarga necesidad para una sociedad necesitada de tutela frente a quienes atentan contra las condiciones básicas devida individual y colectiva”.-
3

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->