Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
6Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Hermosos Escritos. Amalia Domingo Soler

Hermosos Escritos. Amalia Domingo Soler

Ratings: (0)|Views: 144 |Likes:
Como bien refleja el título son algunos de los más hermosos escritos de Amalia Domingo Soler.
Como bien refleja el título son algunos de los más hermosos escritos de Amalia Domingo Soler.

More info:

Published by: Marisol Legón Perez on Mar 26, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/22/2014

pdf

text

original

 
SUS MÁS HERMOSOS ESCRITOSAMALIA DOMINGO SOLER 
 
FEE Sus más hermosos escritos Amalia Domingo Soler 2
EL SUEÑO DE LOS DOS NIÑOS
Estábamos, una noche del mes de julio, en que el calor dejaba sentir su fastidiosainfluencia, sentados con varios amigos en el salón del Prado de Madrid. Se habló un poco de todo, y por último le tocó al espiritismo, y como es natural, unos hablaron en pro y otros en contra, llamándonos la atención que uno de los que componían el grupo,hombre que ya tendría sesenta años, persona muy entendida y de un trato excelente, alhablarse de espiritismo enmudeció, y mientras todos hablaban a la vez, él con sudelgado bastón trazaba círculos en la arena y movía la cabeza como respondiendo a su pensamiento.-Y usted, ¿qué dice, Mendoza? - le preguntamos.-Yo no digo nada, Amalia.-Pero usted tendrá su opinión formada.-No, señora; no la tengo.-¿Que no la tiene usted? Pues es muy extraño, porque un hombre como usted, que haviajado tanto, que ha tratado tanta gente, y que habrá visto tantas cosas, debe de haber oído hablar de espiritismo.-¡Ya lo creo! Y he leído las obras de Allán Kardec, y he asistido a muchas sesionesespiritistas; pero... estoy así... creo... no creo... compadezco a los que lo niegan, envidioa los que creen en la supervivencia del espíritu, y dejo pasar los años uno tras otro sindecidirme ni a negar, ni a conceder; estoy como estaba el loco del cuento.-¿Y cómo estaba ese loco?-Según dicen, iba desnudo, como Adán, y llevaba una pieza de paño en la cabeza,esperando que llegase la última moda para vestirse. Yo espero la última creencia paracreer. Confieso que en punto a creencias no he fijado aún mis ideas; y crea usted que hetenido pruebas en mi vida que podían haberme convencido.-¿De qué podían haberle convencido?-De la verdad del espiritismo.-¡Sí!... ¿Y cómo? Cuénteme usted.-No es esta buena ocasión: somos muchos, y algunos se reirían.-Hable usted en voz baja, ellos no nos escuchan. ¿No ve usted que ya los hombreshablan de política y las mujeres de modas? Descuide usted, que no se distraerán.-También es cierto, y a usted, que emborrona papel, no le vendrá mal saber una nuevahistoria.-Ya lo creo; comience usted su relato.-No crea que es nada de extraordinario; es decir, para mí sí lo es, y ha influido poderosamente en mi vida. Usted quizá ignore que soy viudo.-Ciertamente, lo ignoraba.-No lo extraño; muchos me creen solterón, porque no soy aficionado a contar a losdemás las cosas que sólo a mí me interesan. Pues, como le iba diciendo, hace más detreinta años que soy viudo.-¡Qué joven se casaría usted!-A los veinte años; y me casé como se casa uno a esa edad, loco de amor. Viví cercade un año en el paraíso. Mi esposa era bella como un ángel y buena como una santa, y aldar a luz a un niño quedó muerta en mis brazos. No le puedo a usted pintar ladesesperación que sentí y el odio tan profundo que desde aquel instante me inspiró mihijo. Acusaba a aquel inocente de la muerte de su madre, y me enfurecía de tal manera,que no cometí un crimen, porque una hermana mía casada se apoderó del niño, lo crióella misma, y me salvó de ser parricida.Estuve viajando cuatro años seguidos. Mi hermana me escribía hablándome del niño,diciéndome que era tan hermoso como su madre, que hablaba tan bien, que era tan
2
 
www.espiritismo.cc
 
FEE Sus más hermosos escritos Amalia Domingo Soler 3inteligente, que besaba mi retrato y siempre preguntaba cuándo vendría su papá; peroyo, nada, sin conmoverme con estos preciosos detalles. Volví a España y persistí en noverle, sintiendo a la vez un odio feroz por todos los muchachos.Una noche, estando en el café, vi llegar a mi cuñado, que corría como un loco.Cogióme del brazo y me dijo: "Tu hijo se muere, y el pobrecito te llama; dice que hasoñado que se va a morir, y quiere ver a su padre". Al oír estas palabras me pareció queme habían atravesado el corazón, y salí corriendo y llorando como un chiquillo. ¡Quémisterios guarda el corazón humano! ¡Le había odiado en vida y le lloraba muerto!...Llegué a casa de mi hermana, que salió a mi encuentro sollozando y me llevó alcuarto de mi hijo. El niño estaba dominado por la fiebre; parecía dormido. Yo no sé loque hice; le cogí en mis brazos; le cubrí de besos, le pedí perdón, y maldije mi locura dehaber huido de aquel ángel. ¡Cuán hermoso era mi hijo!-¿Y el niño, qué hizo?-¿Qué hizo? ¡Abrazarme, mirarme con delirio! Se volvía loco de alegría. Y aquellaviolentísima sensación le fue beneficiosa; pues, según dijo el médico, salió del peligro.Quince días viví extasiado con mi hijo. ¡No puede usted figurarse qué talento y qué penetración tenía!Yo no me quise separar de él, ni aún para dormir. Dormíamos los dos juntos. Unamañana al despertarse me miró sonriéndose con tristeza, me acarició mucho y me dijo:-¡Ahora sí que me voy!-¿Dónde? - le dije yo temblando, sin saber por qué.-Me voy con mamá; me lo ha dicho esta noche.-¿Qué dices? ¡No te entiendo!-Sí; con esta ya ha venido dos veces, y me ha dicho que con ella estaré muy bien; pero siento dejarte.-Déjate de tonterías -exclamé yo-: ahora nos levantaremos y nos iremos de paseo.-No, no, no me quiero levantar; que me están diciendo que ahora verás como secumple mi sueño. - Y reclinando su cabecita en mi pecho, se quedó muerto.-¡Cómo se quedaría usted!...-¡Como un idiota! Durante mucho tiempo no sabía lo que me pasaba, y cuando salí deaquel atontamiento, me principiaron a atormentar unos remordimientos tan horribles,que no descansaba ni de noche ni de día. Siempre pensando en mi hijo; siemprelamentando el tiempo que pasé lejos de él.Huí de la gente, y estuve lo menos diez años sin querer tratar con nadie. Al fin, entréen mi estado normal: murió mi padre, y entre arreglar la herencia y atender a losnegocios conseguí distraerme, y volví de lleno a la sociedad; pero sin mirar a ningunamujer: tenía miedo de crearme una nueva familia. Así las cosas, estando una noche en elcafé con varios amigos, dijo uno de ellos:-Reparen ustedes este chiquillo que viene aquí: qué cara tan distinguida tiene. ¡Quélastima que sea tan pobre!Todos miramos, y vimos venir a un niño que tendría seis o siete años, vestido pobremente y con un cajoncito entre las manos en el cual llevaba cajas de fósforos.Acercóse a nuestra mesa, y nos ofreció su mercancía con una voz tan dulce, que nosencantó. Tenía una cara preciosa. Todos le compramos cerillas, y le dimos azúcar. El se puso tan contento y tomó tanta confianza, que, dejando su caja sobre la mesa, se meacercó diciéndome: "Déjame un poquito de café, que me gusta mucho". Me acordé demi hijo, y suspiré interiormente. Preguntéle si tenía padres, y me dijo: "Tengo miabuela; mi madre se murió cuando yo vine al mundo". Al oír estas palabras meestremecí, y seguí preguntándole si tenía padre. Contestó negativamente; y en esto vinoel mozo que nos servía, y exclamó mirando al niño:-¡Qué muchacho más guapo! ¡Y lo que éste sabe... es tan pillo!... - El niño entretanto parecía que me conocía de toda la vida; cogió mi bastón, y alrededor nuestro se pasótoda la velada. Cuando salí del café, pensé mucho en aquel chicuelo, y pensé mil planes.
3
 
www.espiritismo.cc

Activity (6)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
Susy Mora liked this
adrizar liked this
eireneia liked this
383715 liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->