Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Reflexiones finales acerca de la filosofia

Reflexiones finales acerca de la filosofia

Ratings: (0)|Views: 10|Likes:
Trabajo práctico para la Cátedra de Metafísica, UNS, 2009
Trabajo práctico para la Cátedra de Metafísica, UNS, 2009

More info:

Published by: Maria Victoria Gomez Vila on Mar 30, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/30/2010

pdf

text

original

 
ALUMNA
: Ma. Victoria Gomez Vila
CÁTEDRA
: Metafísica
FECHA DE ENTREGA
: 19/06/09
TRABAJO PRÁCTICO Nº 3
Reflexiones finales acerca de la filosofía
Las dificultades que emergen al hacer uso de nuestra ran sonmúltiples, pero no infinitas. Ni siquiera dedicando la entera duraciónde nuestra existencia a ellas, podríamos elaborar incontablespreguntas con sus respectivas respuestas.El ejercicio racional, como tal, puede realizarse bajo diversascircunstancias, pero el razonamiento más particular, de tipo filosófico,exige una condicn fundamental:
tiempo.
En orden de poderabstraernos de nuestra situacn circundante, debemos tenerposesión del mismo; de lo contrario, no podemos decir que estamosfilosofando.Para nuestra propia desgracia, hemos fallado en percibir que eltiempo es inasible. No es nuestro para poseer. El pensar filosóficodemanda tiempo del que hoy no disponemos. Ello nos obliga a tal vezesbozar un pensamiento genuino, oyendo simultáneamente otrosdiscursos dialécticos, sin la posibilidad de analizarlo o comprenderlo.El tiempo, siempre vinculado a ámbitos trascendentales, es ademásde condicn fundamental, elemento primordial de desarrollosmetafísicos. No hemos podido concebir a la metafísica, en ningunaépoca, sin asociarla al
tiempo
o al
ser 
, siendo éste último enigmáticocolega del primero.¿Qué debemos hacer, luego de semejante panorama? Si es el tiempo, junto al ser, la causa de nuestras preocupaciones, aboquemosnuestro estudio a ellos.En su ensayo
“¿Qué es la metafísica?” 
, Heidegger propone responderdicho interrogante partiendo de la base de su situación histórico-esencial, que a su vez le permitiera plantear una pregunta de orden
 
metafísico. Una vez hallada su respuesta, podía avanzar a la soluciónde la cuestión principal sobre la metafísica.Guiándonos por tales preceptos, consideramos que nuestra situaciónfáctica-esencial está marcada por la intención de múltiples disciplinasde explicar, a través de distintos métodos, asuntos fundamentales. Sibien las ciencias difieren en su modo de plantear, fundamentar yresolver tales asuntos, todo indica que intentan responder siemprelos mismos interrogantes.La metafísica, rama derivada de la filosofía, o tal vez es la filosofíamisma, tiene un nebuloso y oscuro pasado que, a pesar de increíblesesfuerzos por dilucidarla, aún no ha alcanzado tal objetivo. Haremosel intento, pues, de formular un interrogante metasico que nospermita elaborar el alcance de la misma.Como hemos mencionado anteriormente, parece ser que la inquietudesencial de la metafísica puede resumirse en dos aspectos:
ser 
y
tiempo
. En vistas de tal perspectiva, nos preguntamos:
¿por quéhablamos de ser y de tiempo en la metafísica?
 Tamaño problema nos hemos topado. Tanto el
ser 
como el
tiempo
son elementos de imposible definición; su mera abstracción implicaun trabajo tan arduo que, una vez finalizado, nos percatamos que aúnhace falta más para delimitarlos. Por ende, desistiremos de dichatarea. Si bien éstos no pueden ser precisados, podrían quizá formarparte de la definición de un tercer aspecto. Ser y Tiempo parecendeterminar al Mundo, divergente y escurridizo.Cuando queremos situarnos en el momento presente, decimos “en talmomento y en tal lugar”. De esta manera, la conjunción de ambosaspectos constituiría al mundo.Ese situarnos en el momento presente denota una cierta tensiónentre ser y tiempo. ¿Prevalece uno por sobre otro o se dan ambos porigual? Muy dicilmente podemos aseverarlo. Veamos, entonces,cuáles son las relaciones establecidas entre sí.El
ser 
es frecuentemente vinculado a la noción de
existencia
, que endefinitiva, no hace más que hablar de nuestra acción de vivir. Esta
 
vida, la única que tendremos una vez obtenida, está impregnada decotidianeidad, de existencia inauténtica, según Heidegger.Por supuesto, cuando hablamos de la existencia como comienzo denuestro tiempo, no podemos evitar hacer referencia al fin de nuestrotiempo, es decir, la muerte. Ni aún siendo ésta nuestra única certeza,podemos rechazar la posibilidad de cuestionarnos respecto de ella.Continuando con Heidegger, observamos que el hombre huye de supropia temporalidad, es decir, no asume el paso del tiempo y muchomenos, la inminencia de la muerte.Esto tal vez sea producto del propio miedo ante lo incognoscible, anteel término de la existencia o a la rápida llegada de éste. Sin embargo,también podemos decir que no se trata de un escape, sino de unadisplicencia frente a la muerte. Sabemos que vendrá, por lo que nonos inquietamos por ella. El morir, en definitiva, no sería lo difícil,dado que podemos definirlo con seguridad: es el final de nuestraexistencia. Lo difícil es el vivir, en el cual pretendemos encontrar elsentido del mismo, desconociendo siempre si en verdad lo hemosconseguido.Aquí podemos detener este desarrollo y reflexionar sobre lo siguiente:¿qué hemos dicho hasta ahora? Elaboramos los conceptos previos, yavislumbrados por prácticamente todos los pensadores, yestablecemos conexiones entre ellos para concluir con un entramadodiscursivo que tenga sentido. No obstante, obviamos la respuesta a lapregunta anteriormente formulada: ¿De qué hemos estado hablando?Sencillamente, no hemos hablado de nada en concreto. Sólo hemospostulado predicados preestablecidos por la tradición filosófica yhemos discurrido acerca de temáticas que se escabullen de nuestrointerés.Desmerecemos este tipo de razonamiento por haber confeccionadouna deliberación que induce a un buen ejercicio de abstracción, perono se remite a la practicidad de nuestra vivencia.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->