Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
9Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
La filosofia critica de Kant en la Critica de la razón pura

La filosofia critica de Kant en la Critica de la razón pura

Ratings: (0)|Views: 1,908|Likes:
Trabajo práctico para cátedra Historia de la Filosofía Moderna, UNS, 2009
Trabajo práctico para cátedra Historia de la Filosofía Moderna, UNS, 2009

More info:

Published by: Maria Victoria Gomez Vila on Mar 30, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/22/2013

pdf

text

original

 
ALUMNA
: Ma. Victoria Gomez Vila
CÁTEDRA
: Historia de la Filosofía Moderna
FECHA DE ENTREGA
: 14/12/09
TRABAJO PRACTICO Nº 3La filosofía crítica de Kant en la
Crítica de la razón pura
 
La
Crítica de la razón pura
es ciertamente una de las obras más complejas e intrincadasen la historia de la filosofía. El extremo detalle en cada uno de los tópicos abordadosinfluye en su lectura extenuante, provocando la pérdida de atención en el eje central dela propuesta kantiana. En orden de evitar tal inconveniente, consideramos fundamentalel dirigirse a los interrogantes planteados por Kant en este escrito, los cuales han sidotomados en cuenta para el desarrollo del presente trabajo: “¿Qué puedo conocer? ¿Quédebo hacer? ¿Qué puedo esperar?”
1
.Según lo estipulado en la consigna, debemos explayarnos en la respuesta que otorgaKant a la primera pregunta. A diferencia de O. Höffe, quien vislumbra la posibilidad deque la
Crítica
se refiera sólo a la mencionada duda como una “lectura superficial”
2
, consideramos la enumeración de estos interrogantes como una suerte de proyecto deinvestigación, el cual encontrará el primero de sus interrogantes replicado con extensiónconsiderable en la
Crítica
, mientras que los restantes se verán respondidos en textos posteriores.¿Qué puedo conocer, entonces, según los preceptos kantianos? De acuerdo a R. Torretti,la noción de conocimiento debe vincularse con el juicio, el cual nos remitirá a “todas lasrepresentaciones expresables en proposiciones capaces de verdad o falsedad”
3
. Sinembargo, aqmeramente comienza el despliegue de la estructura gnoseológicakantiana. El conocimiento, continúa Torreti, puede ser emrico (a posteriori; proveniente de la experiencia), o a priori (puro; independiente de la experiencia). Esto puede ser fácilmente relacionado con la clasificación de los distintos tipos de juicios, a
1
Kant, I. CRITICA DE LA RAZÓN PURA. Ed. Alfaguara, 1978, Madrid, B 833.
2
Höffe, O. “La
crítica de la razón pura
de Kant vuelta a leer 200 años después” en IMMANUEL KANT:VIGENCIA DE LA FILOSOFÍA CRÍTICA. Siglo del Hombre Editores, 2007, Bogotá, p.20.
3
Torretti, R. MANUEL KANT: ESTUDIO SOBRE LOS FUNDAMENTOS DE LA FILOSOFÍACRÍTICA. Ediciones Charcas, 1980, Buenos Aires, p. 306
 
saber, los juicios analíticos a priori, los juicios sintéticos a posteriori y los juiciossintéticos a priori. Estos últimos significan la concentración de las máximas energías deKant a la hora de exponer su teoría, debido a que dan cuenta del conocimiento sintéticoa priori, el cual implica la conciliación de aspectos teóricos con aquellos vinculados a laexperiencia.El entendimiento, facultad esencial en el proceso cognoscitivo, se reduce a la actividadde juzgar, la cual implica, sen hemos visto, enlazar una multiplicidad derepresentaciones. El enlace de los juicios, en este caso, se dará con los conceptos purosdel entendimiento, también conocidos como categorías. Dichos conceptos, conectadoscon los esquemas, vinculados a los principios del entendimiento y actuando junto conlas intuiciones sensibles puras (espacio y tiempo), contribuirán a la construcción delobjeto de conocimiento, en tanto a priori.Las categoas encuentran su necesidad en la unidad originaria sintética de laapercepción, la cual se identifica con el “Yo pienso”, que acompaña cada una denuestras representaciones. Sin la intervencn de dicha unidad, no sería posiblemencionar un sujeto gnoseológico.Al reconocernos en cada una de las representaciones que acompañamos, tenemosconciencia de nosotros mismos. No obstante, tal conciencia no implica unautoconocimiento; si fuese así, estaríamos hablando de un yo sustancial, afirmaciónincómoda para Kant. La sola manera en que podemos conocernos es fenoménicamente,según nos manifestemos.Como podemos observar, lo único posible de conocer, en definitiva, es el fenómeno, elcual consiste en la representación que tenemos de la cosa en sí. Éste será encuadradoespaciotemporalmente y sintetizado categorialmente por el sujeto. Sin embargo, ningúnconcepto, principio, intuición o unidad sintética sería posible si no fuera por la participación del dato sensible en el proceso gnoseogico. La experiencia, oconocimiento empírico, no será de suprema relevancia en el idealismo trascendentalkantiano, pero es justamente ella la que permitirá establecer una conexión entre lasdeterminaciones del sujeto y el mundo empírico que lo rodea.Consideramos esta última noción el máximo aporte de Kant en la historia de la filosofíamoderna. A pesar de la fuerte contienda entre un racionalismo y un empirismoinconciliables, vigentes en su época, Kant supo hallar la forma de legitimar ambascorrientes de pensamiento, pero brindando claramente una mayor importancia alelemento intelectual en el desarrollo gnoseológico de su obra cumbre.

Activity (9)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
moracas2829 liked this
Roxana Noelia liked this
Yazmin Martel liked this
Negro Osorio liked this
Andrea Nievas liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->