Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
35Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Novena a Santo Tomás de Aquino

Novena a Santo Tomás de Aquino

Ratings: (0)|Views: 6,660|Likes:
Published by gbenkomoa
Tomado de: Vida del angélico maestro Santo Tomás de Aquino patrono de la juventud estudiosa por Fr. Manuel de M. Sainz.
Tomado de: Vida del angélico maestro Santo Tomás de Aquino patrono de la juventud estudiosa por Fr. Manuel de M. Sainz.

More info:

Published by: gbenkomoa on Mar 31, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/14/2013

pdf

text

original

 
NOVENA
AL DOCTOR ANGÉLICOSanto Tomás de AquinoCompuesta de meditaciones y palabras del mismo soberano Maestro
Tomado de:
Vida del angélico maestro Santo Tomás de Aquino patrono de la juventud estudiosapor Fr. Manuel de M. Sainz.
 
ORACIÓN PREPARATORIA PARA TODOS LOS DÍAS
A Vos, Dios mío, fuente de misericordia, me acerco yo, inmundo pecador, para que os dignéislavar mis manchas. ¡Oh Sol de justicia, iluminad á este ciego! ¡Oh Médico eterno, sanad á estemiserable! ¡Oh Rey de reyes, vestid á este desnudo! ¡Oh mediador entre Dios y los hombres,reconciliad á este reo! ¡Oh buen Pastor, acoged á esta oveja descarriada! Otorgad, Dios mío,perdón á este criminal, indulgencia á este impío y la unción de vuestra gracia á esta endurecidavoluntad. ¡Oh clementísimo Señor!, llamad á vuestro seno á este fugitivo, atraed á este resistente,levantad al que está caído y una vez levantado sostenedle y guiad sus pasos. No olvidéis, Señor, áquien os ha olvidado, no abandonéis á quien os abandonó, no desechéis á quien os desechó yperdonad en el cielo á quien os ofendió en la tierra. Amén.
ORACIÓN Á LA SANTÍSIMA VIRGEN
¡Oh bienaventurada y dulcísima Virgen María, océano de bondad, Hija del Rey soberano, Reina delos ángeles y Madre del Común Criador! Yo me arrojo confiado en el seno de vuestra misericordiay ternura, encomendándoos mi cuerpo, mi alma, mis pensamientos, mis deseos, mis afectos y mivida entera, para que por vuestro auxilio camine yo siempre hacia el bien según la voluntad devuestro amado Hijo, N.S. Jesucristo. Amén.
 
 
DIA PRIMERO--------------------
NATURALEZA DE LA HUMILDAD
 
Es la humildad una virtud que refrena el apetito y le contiene para que no tiendadesmesuradamente á objetos elevados y excelsos. El humilde que, según San Isidoro, equivale áinclinado hasta la tierra (humi acclivis), considerando sus imperfecciones y defectos, se juzgasiempre ruin y pequeño, y á semejanza del Patriarca Abraham exclama en su oración: Hablaré alSeñor mi Dios, no siendo más que polvo y ceniza. Y esta abyección del humilde, no debe sóloconsistir en apariencias y exterioridades pues á esta falsa humildad llama San Agustín
gransoberbia
, sino que debe radicar en el sentimiento íntimo del alma ya que en el secreto del corazónconsiste el mérito verdadero de las virtudes. Este abatimiento humilde y sincero del corazón,puede y debe hallarse en todos los hombres, por muy excelentes y perfectos que parezcan, puestoque comparada esa excelencia y perfección con las riquezas y maravillas de Dios, vese manifiestala pequeñez de la criatura pudiendo todas ellas decir con Isaías: Todas las gentes delante del Señorson como si no existiesen.Ejemplos fecundísimos de humildad, los encontramos en los santos más esclarecidos ysingularmente en María, que al verse saludada como Madre de Dios, se tenía por sierva y esclavadel Señor, y en el mismo Jesucristo que siendo el Unigénito del Padre, decía á sus discípulos:Aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón.Necesario es, pues, que el verdadero cristiano, conociéndose a sí mismo, reprima sus afectos ysu orgullo no buscando lo que no puede adquirir, y palpando sus defectos é imperfeccionesmodere sus apetitos y los contenga dentro de los límites de la más profunda humildad, para queasí tanto más sea ensalzado por el Señor cuanto más se humillare y abatiere y como dice SanAgustín, postrado y humillado ante su Dios, sea levantado y engrandecido por la gracia.
2.a.æ Quaest CLXI, Arts. I et II.
 EJEMPLO
Santo Tomás de Aquino practicó siempre la humildad como la más hermosa y necesaria de las virtudes. Yadesde niño era el embeleso de todos por la modestia y humildad de su carácter; cuando fué estudiante suscondiscípulos, en vista del silencio humildísimo con que procuraba encubrir los talentos de que Dios le habíacolmado, le apellidaron
el Buey mudo
, y siendo más tarde Doctor de las Universidades de París y de Roma, jamás se notó en él signo alguno de altanería y de vanidad rehusando enérgicamente las dignidades másaltas de la Iglesia sin llegar á ejercer ni siquiera el cargo de Prelado en un convento de su Orden.¡Cuánto debe confundir este ejemplo del insigne Doctor dominicano á los que pagados de sí mismos,nunca llevan en paciencia la menor humillación ó el más imperceptible viso de posposición y de desprecio!Juzgándose la crema y nata de todas las perfecciones, andan muchos insensatos muy cuelliergidos yaltaneros dándose aires importantes y necesarios sin recordar que la grandeza verdadera siempre esmodesta y el mérito legítimamente sólido es siempre humilde.Aprendamos del Ángel de las Escuelas á ser humildes, si como él deseamos llegar á la santidad perfecta.
(Ahora pídase la gracia especial que se quiera conseguir y luego rézense tres Padrenuestros y Avemarías con su GloriaPatri en reverencia de la humildad, sabiduría y pureza angelical de Santo Tomás de Aquino).
 
 
ORACIÓN FINAL PARA TODOS LOS DÍAS
Gracias, os doy, Señor Dios mío, y Padre de misericordias, porque os habéis dignado admitirme,á mí pobre pecador é indigno siervo vuestro, á la participación gratuita de vuestra gracia en elsecreto de la oración. Yo os ruego que esta comunicación de mi alma con Vos no sea castigo demis culpas, sino prenda segura del perdón de mis ofensas, armadura finísima de la fe y escudoinvulnerable de mi corazón. Concededme la remisión de mis faltas, el exterminio de laconcupiscencia y de la sensualidad, el aumento de la caridad, de la humildad, de la paciencia, de laobediencia y de todas las virtudes; defendedme de las asechanzas visibles é invisibles de losenemigos; dadme el sosiego inefable de mis apetitos y de todos mis afectos para que así puedaunirme mejor á Vos que sois mi felicidad y descanso. Suplicoos también. Dios mío, que después demi muerte, os dignéis admitirme á la Pascua celestial y al convite divino donde Vos en unión delHijo y del Espíritu Santo, sois luz verdadera, abundancia perfecta, gozo sempiterno, alegríaconsumada y felicidad sin medida. Amén.
 Antífona.
¡Oh Santo Tomás, gloria y honor de la Orden de Predicadores! Transportadnos á lacontemplación de las cosas celestiales, Vos que fuisteis Maestro soberano de los sagradosmisterios.
. Ruega por nosotros, Santo Tomás.
R.
Para que nos hagamos dignos de las promesas de Jesucristo.ORACIÓN¡Oh Dios que os habéis dignado ilustrar á vuestra Iglesia con los merecimientos y las enseñanzasde Santo Tomás vuestro Confesor y Doctor, concédenos que podamos contemplar con lainteligencia lo que enseñó, é imitar con las obras los ejemplos de sus virtudes. Por Cristo NuestroSeñor. Amén.
DÍA SEGUNDO--------------------
CONVENIENCIA DE LA HUMILDAD
 
Todos tenemos motivos suficientes para humillarnos y reconocernos en los demásmerecimientos y reconocer en los demás los merecimientos y excelencias, según aquello delApóstol; juzguemos con humildad á otros como nuestros superiores.La razón de esto es clarísima, puesto que en el hombre hallamos dos clases de obras, unas queson gracias de Dios y otras que son herencia de la naturaleza humana. Por la parte que nos tocacomo hombres, todo es defectuoso y manco, más por lo que tenemos de Dios, somos grandes yexcelentes, según lo dice el profeta Oseas: Tu perdición Israel nace de ti; de mí proviene tugrandeza y socorro. Y como la virtud de la humildad propiamente mira a Dios, á quien debesometerse la criatura, de ahí es que cada uno debe humillarse ante su prójimo considerando en losdemás los dones que tiene de Dios y viendo en ellos un como traslado y reverbero de la perfeccióninfinita como lo dice San Pedro: Estad sometidos á toda criatura racional por consideración al

Activity (35)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Mauro Olivares added this note
El Más grande de todos...
ortegapolito liked this
tortugaramirez liked this
ortegapolito liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->