Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
34Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Principales Problemas de Los Adolescentes

Principales Problemas de Los Adolescentes

Ratings: (0)|Views: 4,233 |Likes:
Published by Jose Angel Moya

More info:

Published by: Jose Angel Moya on Mar 31, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/16/2013

pdf

text

original

 
P
ROBLEMASSANITARIOSDELOSADOLESCENTES
Acontinuación voy a hacer una exposición breve delos problemas sanitarios más importantes que preo-cupan a los adolescentes y que el médico que trate alos mismos debe conocer para abordarlos adecuada-mente y poder resolverlos.Atodos los adolescentes lo primero que les preocu-pa es su normalidad, si su crecimiento es el adecua-do o, por el contrario, presenta problemas que pue-den repercutir en su propia imagen y en sus relacio-nes con los demás adolescentes y en su futuro.Es bien conocido que el estirón puberal tiene unasvariaciones de unos adolescentes a otros, lo cualplantea muchas veces la sensación de anormalidad,en cuanto a crecimiento retardado o acelerado, conesa desproporción temporal que en todos se produ-ce, y a ello se suma las variabilidad en el inicio deldesarrollo puberal (generalmente más precoz en laschicas que en los chicos) y condiciona el primer pro-blema respecto a estas características propias de suedad.La imagen ideal ha evolucionado a lo largo de lahumanidad, estando condicionada por numerososfactores. En la antigüedad la imagen a imitar podíaser el Discóbolo o la Venus de Milo. Alo largo demuchos siglos predominó la imagen con numerosascurvas y redondeces, de lo que son ejemplos lasnumerosas obras de arte (p. ej. Las Tres Gracias, deRubens), pero que con el paso del tiempo han dadolugar a otra imagen en las chicas, más delgadas y,como anticipábamos, influidas por factores extrínse-cos como los cambios culturales, las modas, la publi-cidad, la insatisfacción familiar, el entorno etc. Unode los ejemplos de ello han sido la evolución de losconcursos de belleza idealizando una imagen delga-da, con reducción progresiva de las medidas, comoejemplo de belleza, si bien en los últimos han vueltoa aumentar algunas medidas. Los tipos a imitarestán presididos por los modelos y los actores famo-sos.
El aspecto físico.
La satisfacción de la propia imagenes fruto de numerosas frustraciones en los adoles-centes. En unos casos está relacionada con el tamañoo las proporciones en relación con el crecimiento y lamaduración, pero en otras muchas se relaciona conproblemas del tamaño o aspecto de determinadaparte de su cuerpo ( nariz, orejas, implantación ycantidad de pelo y vello, aspecto del pecho y tama-ño del mismo en la chica y en el varón la presenciade ginecomastia, forma de las piernas, de las nalgas,etc.), junto a problemas dermatológicos muy varia-dos (acné, cicatrices, dermatitis atópica, vitíligo, alo-pecia, hirsutismo, pitiriasis, dermatomicosis, etc.).Un problema muy importante en el momento actualy que debemos conocer con todas sus implicacioneses el del llamado
body art 
, la tendencia a un usoamplio de los
 piercings
y tatuajes, en muchas ocasio-nes sin valorar sus contraindicaciones o con la apari-ción de efectos indeseados por la práctica mediantetécnicas no correctas, y la aparición de alergias,sobreinfecciones, etc.
Hábitos y trastornos nutricionales.
En directa rela-ción con la autoimagen hay que considerar los hábi-tos nutricionales y dietéticos de los adolescentes. Enla actualidad los adolescentes, en general por su ten-dencia a la irregularidad en las comidas, el uso y, en
Principales problemas de los adolescentes
Dr. G. Galdó MuñozCatedrático de PediatríaF. de Medicina de la Universidad de Granada
VOX PAEDIATRICA, 10,2 (62-67), 2002
 
M
esa redonda: “Adolescencia”
63
ocasiones, el abuso del consumo de los alimentosrápidos, al consumo de
 fast-foods
y sin una dietaequilibrada, muchas veces por considerar que eléxito radica en una imagen de delgadez, ante lo cualse someten además en muchas ocasiones a dietasmuy variadas, desde edades muy precoces, sin infor-mación suficiente, se pueden producir numerosos yvariados trastornos nutricionales tanto por excesocomo por defecto y en relación con macronutrienteso micronutrientes, siendo el origen de cuadros deobesidad, hiperlipemia, malnutrición, déficit mine-rales, vitamínicos, y los trastornos emergentes eneste período de edad como son la anorexia nerviosa,la bulimia, el síndrome de temor a la obesidad y losmás modernos de la ortorrexia y vigorrexia.Únicamente se suele observar carencia en calorías oproteínas en los casos de restricción voluntaria dealimentos para perder peso, en dietas desequilibra-das o enfermedades que cursan con malabsorción opérdidas excesivas de proteínas. Cuando existe undéficit de aporte calórico, aunque el aporte proteicosea normal, la manifestación clínica fundamental esla ganancia insuficiente o pérdida de peso asociadacon frecuencia a carencias específicas y alteracionesdel metabolismo intermediario, desaparición delpanículo adiposo y atrofia muscular, con detencióndel crecimiento.Los adolescentes que hacen dietas vegetarianasestán más expuestos a la carencia de cinc y deben sercontrolados más estrechamente. En los varones, ladeficiencia grave es responsable de un síndrome de
hipocrecimiento con hipogonadismo
, acompañado deanemia generalmente intensa y hepatoesplenomega-lia. Déficit más leves pueden provocar retraso delcrecimiento sobre todo y de la maduración sexual,por lo que debe ser investigado este oligoelementoen todos los cuadros de hipocrecimiento o retraso dela pubertad.El aumento del volumen circulatorio y eritrocitosrequiere un aporte adecuado de nutrientes, especial-mente hierro, proteínas, folatos, vitamina B12ycobre. Si éstos no se cubren, bien porque la alimen-tación sea deficiente o por un aumento de las necesi-dades, como sucede en el embarazo, se producencuadros de anemia que, sobre todo en su forma leveo subclínica, son muy frecuentes. La más importantede todas es la ferropénica. El balance negativo dehierro es habitual, ya que la mayoría de los jóvenesno ingieren los 18 mg recomendados y, sobre todo,los elevados requerimientos de la gestante, menar-quía y primeras menstruaciones no pueden sercubiertos por la dieta y es imprescindible adminis-trar un suplemento diario de 30 a 60 mg. Las ane-mias megaloblásticas se originan por deficiencia defolato o vitamina B12. Son poco frecuentes en el ado-lescente sano y solamente se observan cuando existeun factor etiológico específico o circunstancias espe-ciales que favorecen el déficit. La carencia de folatoses frecuente durante la gestación, en situaciones dehemólisis crónica, en los síndromes de malabsorcióno secundaria al uso de anticonceptivos, difenilhidan-toínas, primidona y fenobarbital, que interfieren enla biodisponibilidad y absorción del ácido fólico. Lacarencia dietética pura de vitamina B12solamente seobserva en los que siguen un régimen vegetarianoestricto. Excepcionalmente pueden producirse ane-mias por carencias de otros nutrientes: proteínas,cobre, algunas vitaminas (vitamina B6, riboflavina,ácido pantoténico, ácido ascórbico).La obesidad es otro de los problemas más importan-tes de los adolescentes. Entre el 5 y el 20% de estegrupo de edad tienen un exceso de peso y el 80%aproximadamente de éstos seguirán siendo obesos enla edad adulta. La mayoría de los casos obedecen a ladenominada obesidad exógena, ligada etiopatogéni-camente a un balance energético positivo, a la ingestade dietas hipercalóricas o hábitos alimentarios desor-denados, en menor proporción a la escasa actividadfísica y quizás a una predisposición genética para con-servar y almacenar la energía. En este grupo de edadpuede tener una repercusión muy desfavorable sobreel desarrollo psicológico y la adaptación social. El fre-cuente rechazo o discriminación por parte de losadultos o de los compañeros desencadena sentimien-tos de rechazo, aislamiento, depresión e inactividad,que frecuentemente producen aumento de la inges-tión de alimentos, lo que a su vez agrava, o al menosperpetúa, el cuadro de obesidad.La anorexia nerviosa va a ser tratada ampliamente acontinuación.El síndrome de temor a la obesidad.La ortorrexia es un problema reciente motivado fun-damentalmente por la obsesión en hacer una ingestade alimentos ecológicos, llevada a su máximo extre-mo, con lo cual las dietas a las que se someten algu-nos adolescentes pueden causar graves trastornosnutricionales.
 
La vigorrexia o deseo de desarrollar musculatura,aparte de implicar una actividad física especial conejercicios destinados a aumentar la musculatura,implica también, en la mayoría de las ocasiones,modificaciones en la dieta con exceso de ingesta dealimentos proteicos y la no menos preocupanteingesta hormonal.
Patología del aparato locomotor.
Citaremos las másfrecuentes: la escoliosis idiopática, la epifisitis verte-bral (enfermedad de Scheuerman), la enfermedad deOsgood-Schlatter y la epifisiólisis de la cabeza femo-ral. Actualmente y como secundario al abuso dedeporte (marcha,
 footing
), el llamado síndrome demal alineamiento rotuliano o condromalacia rotulia-na (dolor retrorrotuliano con crepitación, mayor alsubir escaleras o mantener durante mucho tiempo larodilla en flexión y desviación de la rótula en gene-ral de tipo medial). También puede iniciarse a estaedad la artritis reumatoide juvenil, las teno-sinovitisy algunos tumores óseos benignos como el osteomaosteoide, el quiste óseo solitario y el quiste aneuris-mático junto al osteosarcoma y sarcoma de Ewing.También son frecuentes algias en los miembros infe-riores, catalogadas de "
dolores de crecimiento
", de etio-logía desconocida y predominio por la tarde ynoche. Ante la presencia de estos dolores deben des-cartarse las múltiples causas que pueden motivarlos.
Enfermedades incapacitantes y minusvalías.
Degran repercusión en la adaptación familiar, social ylaboral.El asma se presenta a veces en forma solapada, otrasen forma rebelde, o bien como la llamada enferme-dad de las pequeñas vías aéreas caracterizada poralteraciones de tipo anatomofuncional, diagnostica-ble por las pruebas de función pulmonar, responsa-ble del asma de sobreesfuerzo, crisis de broncoes-pasmos estacionales o por irritantes ambientales.Tiene implicaciones psicosociales, repercutiendosobre la maduración psicológica, comportamiento yrelaciones sociales del adolescente, con gran influen-cia sobre la personalidad familiar; limita en la mayo-ría de las ocasiones la actividad física; es frecuente larepercusión sobre la talla y maduración ósea, sobretodo en los temidos casos de corticodependencia, asícomo incluso en la maduración sexual, trastornomás llamativo en los varones.Otras enfermedades crónicas como fibrosis quística,la epilepsia, así como las minusvalías físicas y psí-quicas, etc., condicionan problemas importantes enel normal crecimiento, desarrollo y adaptación de losadolescentes.Las neoplasias constituyen la segunda o terceracausa de muerte, a pesar de que ocupan un lugarmodesto en las tasas de morbilidad. El tipo de tumo-res que se ven a esta edad son distintos de los delniño pequeño. Las leucemias y linfomas se siguenviendo con mucha frecuencia; el rabdomiosarcomatiene un nuevo pico en su incidencia de los 15 a los20 años y son muy frecuentes a esta edad los tumo-res óseos, especialmente el sarcoma osteógeno y eltumor de Ewing.
Enfermedades infecciosas.
Además de las infeccio-nes de transmisión sexual adquieren especial relievelas infecciones por
 Mycoplasma pneumoniae
, la mono-nucleosis infecciosa y la hepatitis vírica.
Patología cardiovascular.
En la adolescencia esimportante la detección precoz de los factores deriesgo de enfermedad coronaria antes de que se esta-blezca el cuadro de aterosclerosis. Para ello es acon-sejable hacer lipidograma, colesterol y triglicéridosespecialmente ante la existencia de hipertensión,obesidad, historia familiar de infartos o crisis angi-nosas, o antecedentes de hipercolesterolemia.Aunque las cifras son muy variables, se establece aesta edad como riesgo un valor superior a 200mg/dLcon LDLsuperior a 130 mg/dL. Igualmentees útil el control de la tensión arterial en un intentode prevenir la hipertensión del adulto. Sobre todo enlas niñas, con cierta frecuencia se inician los sínto-mas clínicos de prolapso de la mitral con palpitacio-nes, dolor retroesternal, mareos, etc., diagnosticablemediante la ecocardiografía.
Patología gastrointestinal.
Hay que tener en cuentala anorexia, los vómitos, el intestino irritable, eldolor abdominal funcional, la úlcera péptica y lasenfermedades inflamatorias del intestino. La úlceragastroduodenal se presenta habitualmente en formade dolor abdominal de evolución subaguda o cróni-ca, pero en ocasiones lo hace como un cuadro agudoy excepcionalmente con las características de dolortardío en brotes estacionales. Las enfermedadesinflamatorias del intestino son fundamentalmente lacolitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn. Ambaspueden comenzar con diarrea sanguinolenta, dolor ytenesmo, pero no es excepcional que evolucionendurante algún tiempo con un cuadro inespecífico de
64
Mesa redonda: “Adolescencia”

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->