Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
11Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Historia Del PCE(r)

Historia Del PCE(r)

Ratings: (0)|Views: 2,412|Likes:
Published by Babeuf_87

More info:

Published by: Babeuf_87 on Apr 09, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/25/2013

pdf

text

original

 
HISTORIA DEL PCE(r)
Sumario:1. La fundación de la OMLE en el exilio 1.1 Peor que la guerra: la posguerra 1.2 La degeneración revisionista del PCE 1.3 El auge del movimiento obrero y popular  1.4 La confluencia en Bruselas de varios grupos comunistas 1.5 Las dos federaciones del interior: Cádiz y Madrid 1.6 Por un centro único para toda la Organización 2. El cambio de orientación 2.1 La V Reunión General 2.2 La lucha contra el espontaneísmo 2.3 Organizar a la clase obrera en estrecha relación con el Partido 2.4 La orientación en el trabajo de propaganda 2.5 La fusión de los comunistas gallegos con la OMLE 2.6 Los intentos de reformar el partido revisionista desde dentro 2.7 La Huelga General Revolucionaria de Vigo y la fusión de Organización Obreira conla OMLE 3. La celebración de la I Conferencia 3.1 Preparación de la Conferencia 3.2 Las resoluciones de la Conferencia 3.3 La profesionalización de los cuadros 3.4 Comienza la apertura del régimen 3.5 Estilo comunista en el trabajo de propaganda y agitación 3.6 Las primeras detenciones 3.7 Los errores del verano 3.8 Convocatoria del Congreso reconstitutivo 4. La batalla contra la reforma fascista 4.1 El Congreso reconstitutivo del Partido 4.2 El verano del terror  4.3 La IBM y el sistema offset en el aparato de propaganda 4.4 El proletariado ya tiene su vanguardia 4.5 Aprender el manejo de las armas 4.6 Del silencio a la intoxicación 4.7 ¿Tránsito pacífico a la democracia o proceso revolucionario abierto? 4.8 La creación del Comité de Enlace 4.9 Crítica de los métodos burocráticos de dirección 5. Una verdadera campaña de cerco y aniquilamiento 5.1 El II Congreso de nuestro Partido 5.2 La detención del Comité Central 5.3 Los pactos de la Moncloa 5.4 La encrucijada internacional 
 
1. La fundación de la OMLE en el exilio
La situación política en España a mediados de los años sesenta, cuando la OMLE estabaen proceso de formación, se caracterizaba por tres rasgos fundamentales, que secondicionaban mutuamente: el régimen fascista imperante, el auge del movimientoobrero y popular, y el revisionismo, que se había adueñado del Partido Comunista.En contraste con otros países, en España el fascismo se había impuesto en 1939 despuésde tres años de dura guerra y no pacíficamente, por medio de unas elecciones. Estootorgó a los militares españoles un protagonismo decisivo dentro del régimen: adiferencia de otros capitostes fascistas europeos, Franco era general del Ejército. Por tanto, lo que singulariza al franquismo, frente a sus homólogos italiano y alemán, es precisamente el decisivo protagonismo militar, tanto en la guerra como después de ella.El fascismo en España tampoco duró unos pocos años sino que, con distintasvicisitudes, se mantiene hasta nuestros días, forjando a la clase obrera y dotándola deuna experiencia de lucha que muy pocas han podido tener. La lucha de clases en Españaha estado, y sigue estando, profudamente marcada por la guerra civil y una posterior y prolongada dominación fascista.La oligarquía, con la ayuda del nazi-fascismo, aplastó en 1939 a sangre y fuego lasconquistas populares e instauró un poder terrorista con el objetivo de eliminar parasiempre el peligro de la revolución. Las conquistas políticas que durante el gobierno delFrente Popular habían conseguido las masas populares, fueron eliminadas, implantandola oligarquía su monopolio político. Los terratenientes y financieros se apropiaron de lastierras y de todo el capital industrial; la Iglesia recuperó sus privilegios económicos y políticos; comenzó la gran explotación del pueblo bajo la orgía de los fusilamientos enmasa, de los encarcelamientos, de la liquidación de las libertades nacionales, deloscurantismo inquisitorial, etc. Esta situación se ha mantenido hasta nuestros días.
1.1 Peor que la guerra: la posguerra
Tras la guerra no llegó ni un solo instantede paz. La represión de posguerra causóaún más daño a las organizacionescomunistas, obreras y campesinas, quefueron ferozmente perseguidas y susdirigentes asesinados por miles. Elvolumen de represión no ha tenido parangón en la Historia: el fascismo enEspaña pretendió arrasar materialmentecon cualquier vestigio de los comunistas españoles. Las cárceles se desbordaron,dejando su papel a los campos de concentración, espacios a la intemperie vallados yfuertemente custodiados. Finalizada la guerra, la propaganda oficial cambió losnombres por otros tales como campos de trabajo, batallones disciplinarios, colonias penitenciarias militarizadas, etc. Los presos malvivían en esa situación, sometidos a lasinclemencias del tiempo, al hambre, a las plagas y a las enfermedades(1). Aún hoy el
 
Ejército no ha autorizado a los historiadores el acceso a los archivos de la represión (2),  pero según datos oficiales de la época, un 8 por ciento de la población pasó por presidioen la posguerra; aproximadamente fueron un millón los sentenciados en consejos deguerra en los seis primeros años posteriores a la guerra, la mayor parte de elloscondenados a muerte, acusados de
rebelión militar 
.Los cálculos hablan de cantidades entre 700.000 y 800.000 fugitivos, de los cualesmedio millón lo hicieron al final de la guerra, regresando casi la mitad nuevamente;hubo unos 300.000 que jamás pudieron regresar del exilio y otros 35.000 que fallecieronvíctimas del hambre y las enfermedades en los campos de concentración franceses ynorteafricanos, cantidad a la que hay que añadir otros 7.000 de los campos deexterminio nazis.Los comunistas y antifascistas asesinados tras la guerra suman un total de unos 200.000(3). El régimen de Franco no tuvo ninguna compasión con un Ejército republicanovencido y desarmado. Los máximos responsables de aquella gigantesca masacre,fiscales militares como José Solís Ruiz o Carlos Arias Navarro, ocuparían después losmás altos cargos del régimen. Los partidos, sindicatos y asociaciones republicanos detoda clase, a los que de alguna forma próxima o remota se vinculaba al Frente Popular,fueron disueltos y sus bienes incautados, ofreciendo cobertura al pillaje organizado,sobre el que numerosos oligarcas actuales fundaron sus inmensas fortunas.Pero las cifras de presos, muertos y exiliados no agotan el capítulo represivo de la primera época franquista. Hubo también un sector muy importante de la población que perdió su trabajo para siempre; otros no pudieron volver a ejercer su profesión, ymuchos tuvieron que padecer humillantes expedientes de idoneidad. Los republicanosdebían portar consigo salvoconductos y certificados de
buena conducta
, que lesconvertían en verdaderos parias. Encarcelados, asesinados, exiliados: el fascismo notuvo bastante y desató una vasta depuración a fin de que la más mínima sospecha deoposición ocasionara su correspondiente represalia. Familiares de los comunistas yrepublicanos fueron también perseguidos y tuvieron que abandonar sus puestos, profesiones y trabajos, al tiempo que sus propiedades eran confiscadas. Unos 300.000funcionarios de la República perdieron su puesto de trabajo, cifra que es aún mássignificativa si tenemos en cuenta que, por ejemplo, fueron depurados el 80 por cientode los maestros. Las cifras serían bastante más elevadas si tuviéramos en cuenta losexpulsados por los tribunales de honor en los cuerpos funcionariales y profesionales, demuy difícil cuantificación por el momento, si bien en 1969 todavía había expedientesabiertos contra maestros nacionales. Una censura implacable y absoluta sobre prensa,libros, radio o teatro, se implantó en todo el país. El día de la sublevación en unaalocución en Pamplona, el general Mola había advertido con claridad:
 Hay que sembrar el terror, hay que dejar sensación de dominio eliminando sin escrúpulos ni vacilación atodos los que no piensen como nosotros
.Sobre este sepulcral panorama, el fascismo pretendió reinar eternamente y amasar fabulosas ganancias. El nivel de vida de las masas descendió hasta nivelesinsospechados. Al finalizar la guerra una cuarta parte de la población corría el riesgo demorir literalmente de hambre(4)y no por falta de alimentos sino por la gigantescaespeculación desatada, especialmente por los grandes terratenientes y las exportacionesde todo tipo a la Alemania hitleriana durante la II Guerra Mundial, que dejarondesabastecido el mercado interior. La oligarquía acumuló inmensas fortunas con los

Activity (11)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
Marc Calafell liked this
vcastillo_38 liked this
jdoblegg liked this
Alex Garcés liked this
Antonio1323 liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->