Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
13Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Resumen - Gelman Jorge (1998b)

Resumen - Gelman Jorge (1998b)

Ratings: (0)|Views: 169|Likes:
Published by ReySalmon
Jorge Gelman (1998) UN GIGANTE CON PIES DE BARRO. ROSAS Y LOS POBLADORES DE LA CAMPAÑA
La idea dominante parece ser la del líder todopoderoso, despótico, alejado de cualquier control o sujeción a norma legal, que se asienta sobre la crisis institucional que abre la Revolución de Mayo. Este perfil a nivel político se conjuga con el predominio de una economía arcaica, la “civilización del cuero”, generadora de actores y de prácticas sociales bárbaras. Se trataba de una sociedad bipolar, estanciero
Jorge Gelman (1998) UN GIGANTE CON PIES DE BARRO. ROSAS Y LOS POBLADORES DE LA CAMPAÑA
La idea dominante parece ser la del líder todopoderoso, despótico, alejado de cualquier control o sujeción a norma legal, que se asienta sobre la crisis institucional que abre la Revolución de Mayo. Este perfil a nivel político se conjuga con el predominio de una economía arcaica, la “civilización del cuero”, generadora de actores y de prácticas sociales bárbaras. Se trataba de una sociedad bipolar, estanciero

More info:

Categories:Types, Research, History
Published by: ReySalmon on Apr 12, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/10/2015

pdf

text

original

 
Jorge Gelman
(1998)UN GIGANTE CON PIES DE BARRO. ROSAS Y LOS POBLADORES DE LA CAMPAÑA
La idea dominante parece ser la del líder todopoderoso, despótico, alejado de cualquier control o sujeción a norma legal, que se asientasobre la crisis institucional que abre la Revolución de Mayo. Este perfil a nivel político se conjuga con el predominio de una economíaarcaica, la “civilización del cuero”, generadora de actores y de prácticas sociales bárbaras. Se trataba de una sociedad bipolar,estancieros y gauchos, donde éstos últimos llevarían las de perder, convirtiéndose contra su voluntad en trabajadores sujetos a laautoridad, amenaza y protección del estanciero. Esta imagen prevaleció en la mayor parte de la historiografía, aunque algunasimportantes excepciones de hace un par de décadas y sobre todo la historiografía más reciente, la tienden a matizar o francamentecuestionar. Se discute tanto la capacidad absoluta de Rosas u otros líderes provinciales para manejar esos territorios y sus poblacionesde manera discrecional, como el nivel del predominio social y económico que habrían tenido como parte del grupo de los grandesterratenientes del período. En esa primera mitad del siglo XIX, al igual que en el XVIII, las pequeñas y medianas explotacionesagrarias siguen siendo una realidad incontrastable, aunque es verdad que ahora deben convivir con algunos grandes estancieros, muy poderosos en relación a sus homónimos coloniales. Sin embargo, los grandes estancieros y el estado no actúan sobre un vacío sinosobre un mundo rural muy complejo, con una fuerte presencia campesina, que reconoce oda una serie de prácticas desarrolladasdurante décadas que se resisten a desaparecer y con las cuales deben lidiar y muchas veces negociar.
 La construcción de un emporio estanciero
A mediados de la década del ’30 cuando se disuelve la compañía que lo incluía, el gobernador queda como propietario particular de unenorme complejo que incluye la estancia de San Martín en el partido de Cañuelas, otro estancia que compró en el partido de Monte en1836, llamada la estancia de “Rosario” y una estancia al exterior del Salado, llamada “Chacabuco”. A esto se debe agregar elsaladero/matadero que Rosas tenía en su cuartel general de Palermo, que con las otras propiedades constituían un verdadero complejo,que realizaba las más diversas actividades agrícola-ganaderas, articuladas entre desde Buenos Aires y que convirtieron algobernador en uno de los mayores empresarios rurales del período. Las actividades que se desarrollaban en las estancias de Rosas erande los más diversas y cada una de ellas tenía que ver con las características del terreno, la cercanía relativa de los mercados y a su vezcon la articulación ente las mismas al interior del complejo. Obviamente, el destino final de la mayoría de los productos era BuenosAires. Las estancias de Rosas, si bien siguen en su orientación productiva un perfil similar al del resto de sus coetáneos, introducen unelemento nuevo, totalmente desconocido en el período colonial, que es la magnitud de sus estancias. En medio de un paisaje social dela campaña, que continúa siendo esencialmente dominado por pequeños y medianos pastores y agricultores, emerge un pequeño, peromuy poderoso sector de enormes estancieros, encabezado por el gobernador.
 El gobernador, sus estancias y los pobladores de la campaña
La historiografía en general tuvo pocas dudas sobre el poder político de Rosas, su capacidad para manipular a la población rural, sus peones o el resto de los pobladores. Rosas mismo, en algunos de sus escritos más tempranos, aún lejos del poder, se encargó defomentar una visión criminal de la población rural más pobre y de proponer algunas soluciones. Aquí tenemos todo un programa parala imposición de un nuevo orden estanciero, que pretende liquidar las prácticas que los pobladores rurales reconocían como legítimas:desde la población en un terreno ajeno, al acceso a ciertos recursos que se consideran comunes como las nutrias o la leña de losmontes, hasta ciertas actividades por cuenta propia desarrolladas por los peones. Sin embargo, el gobernador, al igual que susantecesores, encontró límites muy serios en su accionar. El primer nivel de estos límites tiene que ver con la propia crisis política posrevolucionaria, que va colocando progresivamente al mundo rural como uno de sus principales actores. La llamada anarquía, lasucesión de gobiernos, las luchas civiles, y la necesidad de construir una nueva legitimidad en que fundar un nuevo aparato dedominación, obligan a los actores políticos a tomar en cuenta la abigarrada realidad que los rodea. El propio Rosas tiene que tomar encuenta esta realidad, y quizás ello es una de las claves explicativas de su éxito. La actuación de Rosas como estanciero, la relación queestablece con los pobladores rurales que se vinculan con sus propiedades, parecen confirmar este tipo de situaciones. A través de lacorrespondencia entre Rosas y los administradores de sus estancias se reflejan las dificultades en aprovecharse plenamente de sus propiedades por los condicionamientos que le imponen las prácticas de una sociedad rural compleja, donde el acceso a la tierra esdistinto al concepto moderno de la propiedad privada. Rosas a veces las va a tolerar, otras veces las va a tratar de reprimir. Uno de los problemas más importantes parece haber sido la dificultad en fijar los límites de la propiedad, evitar las mezclas de ganado, lainvasión de sus tierras por animales ajenos y aún los robos de los propios. Rosas se seguirá quejando de la sustracción de animales desus estancias y más frecuentemente aún resultan los perjuicios por las mezclas de ganado y la invasión de sus tierras por animalesajenos, que le comen sus pasturas y levantan sus animales. La sensación que brinda todo esto es que Rosas no puede disponer 
1

Activity (13)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
elpepeloco liked this
Carlos Borja liked this
Carlos Borja liked this
Cintia Franco liked this
raxdivex liked this
GHP1967 liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->