Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Homilía de Mons. Christophone Pierre, Nuncio Apostólico en México con motivo del 50 Aniversario de presencia en México del Instituto Notre dame de Vie

Homilía de Mons. Christophone Pierre, Nuncio Apostólico en México con motivo del 50 Aniversario de presencia en México del Instituto Notre dame de Vie

Ratings: (0)|Views: 190|Likes:
Published by sarahixto

More info:

Published by: sarahixto on Apr 12, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/12/2010

pdf

text

original

 
Homilía de Mons. Christophe Pierre, Nuncio Apostólico en México, con motivo del 50º Aniversario de presencia en México delInstituto Notre-dame de Vie
 
Queridos hermanos y hermanas:
 
C
on corazón agradecido a Dios nos hemosreunido a los pies de Santa María de Guadalupe,Reina de México y Madre nuestra, Madre de laVida, para celebrar solemnemente la Eucaristíaen el 50º Aniversario de presencia, en estaquerida Nación, del Instituto Secular
NotreDame de Vie
.
Lo hacemos a la vigilia deldomingo de la Divina Misericordia, festividadque nos ofrece la oportunidad de contemplarnuevamente, llenos de gozo y de esperanza, lasmaravillas del amor de Dios y alimentar, conrenovado optimismo, nuestra fe, esperanza,amor y total confianza al Señor
.
 Hoy, el texto del Evangelio nos ofrece unaimportantísima lección de vida al referirnoscómo, luego de su Resurrección, Jesús seapareció a María Magdalena, quien comunicandola gozosa noticia a los amigos de Jesús, estosno le creyeron; se apareció a su vez, a los ³discípulos de Emaús´ que también ³
fu
eron a
 
an
u
nciarlo a los demás; pero tampoco a ellosles creyeron
´; en fin, se apareció a los Once, aquienes Jesús echa ³
en cara s
u
incred 
u
lidad y 
u
reza de corazón, porq
u
e no les habían creídoa los q
u
e lo habían visto res
u
citado
´, perotambién y al mismo tiempo, les confía lacomprometedora tarea de ir por todo el mundoa predicar el Evangelio a toda creatura (
C
fr
.
Mc16, 9-15)
.
 Así, confirmada su fe con la presencia delSeñor, los Apóstoles que en precedencia habíansido elegidos y llamados a estar con Él,dejándose modelar como discípulos, misionerosy enviados, en obediencia amorosa a su Señor ybajo el impulso del Espíritu Santo (Jn 20, 21-22), fueron a proclamar la Buena Nueva, dandovida a las primeras comunidades cristianas,motivándolas, ya desde su nacimiento, a actuar,también ellas, el mandato misionero de Jesús
.
 Un anuncio, sin embargo, no sólo aprendido,sino, sobre todo, fruto de la experienciatransformante de quien ha encontrado al Señor,y que irresistiblemente mueve a contar y aparticipar a los demás lo que se ha visto y oído
.
 Así fue el anuncio de la samaritana (
C
fr
.
Jn 4,28-30); el de Andrés a su hermano Pedro (
C
fr
.
 Jn 1, 42); el de María de Magdala (
C
fr
.
Jn 20,
 
18); y es también esta la experiencia que Pedroy Juan manifiestan a los jefes, ancianos ymaestros de la Ley, quienes, al prohibírselespredicar, refutan diciendo: "
No podemos dejar de hablar de lo q
u
e hemos visto y oído
" (Hechos4, 20)
.
 La Palabra de Dios consignada en el NuevoTestamento nos habla así de una obediencia node inercia, sino actuante, que nace de la íntimacomunión con Jesús y como fruto del EspírituSanto que Dios concede sin medida,mostrándonos, en efecto, que ³
no se comienzaa ser cristiano por 
u
na decisión ética o
u
na granidea, sino por el enc 
u
entro con
u
nacontecimiento, con
u
na Persona, q
u
e da
u
nn
u
evo horizonte a la vida y, con ello,
u
naorientación decisiva
"
(De
u
s Caritas est, 1)
.
 De esta manera, a la experiencia de la escuchaatenta de la Buena Nueva recibida, y acogida enla persona de Jesús, se une la sinceridad y elesfuerzo de coherencia en la propia vida y en elseguimiento de
C
risto tomando verdaderamenteel Evangelio como camino, orientación y vida,aún cuando ello signifique, como en nuestrotiempo, ³nadar contra corriente´, lo que, porotra parte, no constituye de suyo una novedad
.
 

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->