Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
10Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
La Autopsia La Consulta Final

La Autopsia La Consulta Final

Ratings: (0)|Views: 4,909|Likes:

More info:

Published by: gtn_patologia_luzfm9020 on Apr 21, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

05/31/2013

pdf

text

original

 
171
Vol. 8/No. 3/Julio-Septiembre, 1997
 Rev Biomed 1997; 8:171-196.
Solicitud de sobretiros: Dra. Leticia Rodríguez Moguel, Hospital de Especialidades del CMN “Ignacio García Tellez”, IMSS, Calle 34 x 41 Nº 439 Exterrenos "El Fénix". Col. Industrial, C.P. 97150, Mérida, Yuc. México. Recibido el 18/Julio/1997. Aceptado para publicación el 30/Julio/1997.
 La autopsia: la consulta final.
Coordinadora: Leticia Rodríguez-Moguel
1
.Mauro R. Sánchez-Mena
2
, Gilberto Medina-Escobedo
1
, Beatriz E. Vega-Ramos
1
, Alvaro Bolio-Solís
1
,Socorro Valencia-Arana
3
, Jorge Sosa-Muñoz
4
, Manuel Echeverría-Eguiluz
5
, José Rivero-López
6
.
1
Departamento de Patología,
2
Departamento Clínico de Terapia Intensiva,
4
Departamento Clínico deMedicina Interna,
5
Departamento Clínico de Neonatología,
6
Unidad de Cuidados Intensivos, Hospitalde Especialidades CMN “Ignacio García Tellez”, IMSS,
3
Servicio Médico Forense, Procuraduría Ge-neral de Justicia del Estado de Yucatán, Mérida, Yucatán, México.
INTRODUCCION.
 L Rodríguez-Moguel.
La autopsia es un procedimiento médico queemplea la disección, con el fin de obtener informa-ción anatómica sobre la causa, naturaleza, exten-sión y complicaciones de la enfermedad que sufrióen vida el sujeto autopsiado (1). Existen diversossinónimos para este procedimiento y entre éstosdestaca el de estudios
 postmortem
; si bien la pala-bra
 postmortem
literalmente significa “después dela muerte”, algunos autores consideran que los ejer-cicios
 postmortem
son aquellos que se realizandespués de cualquier acontecimiento, con el pro-pósito de evaluación y de superación personal (2).La autopsia es considerada en algunas pu-blicaciones como la última posibilidad de consultamédica, ya que la interpretación de los hallazgospostmortem, nos permite conocer las bases ana-tómicas de los síntomas y signos, ejercicio que co-nocemos como correlación anatomoclínica. Dichode otra manera, nos muestra el
status
del procesopatológico en el momento de la muerte. La difu-sión formal de los resultados de la autopsia en una
Vivir ofrece una certeza: la muerte. La muerte, tema central en la vida del hombre fue desde siempre, preocupación para quien se sabe finito: para el que quiere explicar este mis- terio y, al intentarlo, construye un pensamiento mágico, míti- co, religioso. De seguro que sin la muerte el hombre no hubie- ra creado la filosofía. Y esta inquietud que primero se expresóen la poesía y en las artes todas, terminó por convertirse en objeto de estudio para la medicina. Federico Ortiz Quesada
Simposio
 
Revista Biomédica
 L Rodríguez-Moguel, MR Sánchez-Mena, G Medina-Escobedo y col.
172
conferencia clinicopatológica, permite la integra-ción de las ciencias básicas, con la medicina clíni-ca y brinda la oportunidad de un “juicio abierto”con todos los asistentes (3).Pero, ¿ qué es lo que puede esperarse de unexamen
 postmortem
del cuerpo humano? Si bien,la motivación más común para solicitar una autop-sia, es conocer la causa de la muerte, este procedi-miento hoy por hoy se realiza con objetivos muyvariados, como son: la validación de los diagnós-ticos clínicos, el control de calidad de la atenciónmédica hospitalaria, el control de calidad de laspruebas de laboratorio, la obtención de certifica-dos de defunción con mayor certeza y por lo tantocon datos epidemiológicos más confiables, la de-terminación de consejo génetico, enseñanza delpersonal médico y paramédico del hospital y deestudiantes de medicina y creación de líneas de in-vestigación, entre otros (4-7).La posibilidad de disecar el cuerpo humanoy examinarlo después de la muerte, ha representa-do un triunfo sobre tabúes sociales a lo largo de lahistoria de la medicina. Sin embargo, este proce-dimiento ha redituado con innumerables conoci-mientos y hoy por hoy es considerado como unfactor relevante en el desarrollo de la medicinamoderna. Durante décadas, se aceptó sin dudas ala autopsia como un elemento valioso en el cuida-do del paciente y en la educación de médicos yotros especialistas de la salud, por lo que los hos-pitales universitarios de algunos países requeríande cierta tasa anual de autopsias para ser acredita-dos como centros calificados para la enseñanza (3).Sin embargo, en la década de los sesenta comen-zaron a ser comunes las publicaciones que resalta-ban la disminución en el número de autopsias enhospitales de Estados Unidos de América (8-9),que unos años más tarde incluyó a nuestro país yaque sólo algunos hospitales de la ciudad de Méxi-co habían alcanzado por corto tiempo las cifras re-comendadas en otros países (10). Como resultadode esta disminución en este procedimiento, surgie-ron numerosas publicaciones que resaltaban la uti-lidad y vigencia de la autopsia y el riesgo de noconsiderarla como un procedimiento valioso de es-tudio para un paciente.Convencidos de la utilidad y de los enormesbeneficios de la autopsia y con el objetivo de in-crementar las autopsias en nuestro medio, un gru-po de clínicos y patólogos decidimos divulgar al-gunos de los tópicos desarrollados en el TercerCurso de Patología para Clínicos (Procedimientosen Patología), del H. de Especialidades “IgnacioGarcía Téllez” del IMSS, en el que sobresale ladefensa de la autopsia y el simposio que se desa-rrolló al final del mismo, en forma de coloquiointeractivo.El resultado final de este esfuerzo, es unaconstelación de artículos que consideran temas desumo interés como: los antecedentes históricos dela autopsia, la posición del clínico ante la muerte,la utilidad y los beneficios de la autopsia, la defini-ción de los diferentes tipos de autopsia y los obje-tivos de cada uno de ellos, un panorama de la fre-cuencia de las autopsias en nuestro país y en elCentro Médico Nacional “Ignacio García Téllez”del IMSS, la frecuencia y relevancia de las discre-pancias de diagnóstico pre y
 postmortem
y cómorealizar una autopsia. Finalmente, médicos de di-ferentes especialidades contestan varias preguntascomo son: ¿es la autopsia un procedimiento obso-leto?; ¿es la autopsia un acierto o un error en laeduación médica?; ¿es útil la autopsia enneonatología? y ¿es útil la autopsia en medicinacrítica pediátrica?
EL CLINICO Y LA MUERTE.
 MR Sánchez-Mena.
La vida y la muerte son dos conceptos queaun cuando son opuestos no pueden existir unosin el otro, uno condiciona la existencia del otro.Estos dos términos han estado arraigados en to-das las culturas, que generalmente hanconceptualizado la vida como la fuerza interna,mediante la cual obra el ser que la posee. Dichafuerza proviene de Dios o los Dioses según sean
 
Vol. 8/No. 3/Julio-Septiembre, 1997
173
 La autopsia.
mono o politeístas. Esto implica la existencia deuna fuerza divina y de un alma que habita el cuer-po durante el transcurso de la vida terrena, es de-cir, el tiempo transcurrido desde el nacimiento hastala muerte. En este lapso se acepta la existencia dela fusión “alma y cuerpo”, que también establecela existencia de una vida después de la muerte osea la vida eterna.Los egipcios creían que el alma (Ká) existíamientras existiera el cuerpo y por esoembalsamaban los cadáveres; además para prote-ger esa alma y asegurar su existencia, se coloca-ban réplicas del cuerpo en la tumba y ésta se pro-tegía para evitar la destrucción. Los aborígenes deJaba lanzaban flechas al aire para que el espíritulas empleara como guía en su viaje al más allá. Paralas culturas occidentales la muerte es la separacióndel cuerpo y del alma y prevalece la creencia de lareencarnación o la resurección, por lo que preser-var el cuerpo íntegro e inhumarlo es la costumbreprevaleciente, lo que explica la poca aceptación delas mutilaciones o la incineración.En nuestro país, la muerte es un tópico deconvivencia cotidiano. A la muerte se le componenpoesías y canciones, se le venera y se mantiene lacreencia de la resurrección y de la vida eterna.Nuestra población no está exenta de las creenciasy mitos relacionados culturalmente con la muerte.La influencia de estas creencias o rasgos cul-turales no sólo han caracterizado la conducta delos miembros de una civilización, sino que han tras-cendido por generaciones y constituyen la base con-ceptual con la que éstas se conducen ante la muer-te tanto en el aspecto de entender la muerte, comoen sus actitudes hacia procedimientos funerarios yla aceptación de procedimientos quirúrgicosmutilantes o de la donación de órganos.Para el médico la muerte es el cese de lasfunciones vitales y tiene dos puntos de vista. Elprimero es el término del ciclo de vida que sobre-viene como un evento natural, situación que debeidentificarse con precisión y no obstaculizar su cur-so, ya que en ciertas circunstancias prolongar lavida es también alargar la agonía. El segundo esla interrupción de la vida como consecuencia deun proceso patológico. Ambas situaciones tienenimportancia, pues requieren de la atención médicapara aliviar o evitar el dolor o para que sean evita-dos mediante la identificación de la causa que poneen peligro la vida cuando esto sea posible.El clínico establece con respecto al eventode la muerte una clasificación con el fin de deter-minar una postura ante este evento:
Amenaza o peligro de muerte
. Cuandoexiste algún estado clínico que pone en peligro lavida del paciente y requiere de la atención del clí-nico para la identificación y corrección de los fac-tores precipitantes, o de la asistencia funcional,cuando ésta es necesaria y posible.
Muerte inminente
. Evento en el que la en-fermedad se encuentra en estado terminal e irre-versible y ante el cual las medidas terapeúticas o laaplicación de recursos de apoyo funcional no mo-dificarían el curso de la enfermedad. En estos ca-sos se debe dirigir la atención al alivio del dolor,más que a la prolongación de la vida y limitar laaplicación de medidas heroicas.
Muerte cerebral.
Es el cese de la funcióndel sistema nervioso central con persistencia de laactividad neurovegetativa, que es limitada y con-duce a la claudicación de la función de los órga-nos y finalmente a la falla orgánica y la muerte bio-lógica. Es reconocida por la pérdida del estado deconciencia, del automatismo respiratorio, de la pér-dida de los reflejos en ausencia de hipotermia pro-funda, efecto de sedantes o alcohol, así como enla ausencia de respuesta oculovestibular, a laatropina, nulo consumo de O
2
por el cerebro, yregistro electroencefalográfico isoeléctrico. Antesse consideraba que el cese de las funciones vitales,específicamente la respiración, cardíaca y circula-toria implicaba la muerte. Los avances tecnológi-cos han permitido el soporte funcional de estosórganos y circunstancialmente la recuperación pos-terior del paciente. Por esto, el concepto de muer-te cerebral ha tenido la aceptación médica y legalpara dictaminar la irreversibilidad del proceso demuerte.

Activity (10)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
Rubauti liked this
Emilio Bruges liked this
cdownsc3084 liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->