Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
4Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
fernando savater - reconstruir los puentes quemados

fernando savater - reconstruir los puentes quemados

Ratings:

4.5

(2)
|Views: 335|Likes:
Published by Lara

More info:

Published by: Lara on May 21, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/27/2012

pdf

text

original

 
RECONSTRUIR LOS PUENTES QUEMADOS. BREVE HISTORIA DE UNA SUBVERSIÓN
  AMADOR FERNÁNDEZ-SAVATER 
Reconstruir los puentes quemados. Brevehistoria de una subversión.
 
 Amador Fernández-Savater.
Prólogo del libro
La exigencia revolucionaria
, colección deescritos de Cornelius Castoriadis, Acuarela, Madrid 2001.
Los seis ensayos reunidos aquí fueron escritos durante ladécada de los setenta y aparecieron juntos por primera vez en1979, dentro de un volumen publicado por la editorial francesa10/18, dirigida por Christian Bourgois, con el título de
Elcontenido del
 
socialismo.
Ese libro recuperaba fundamentalmentelos textos de la revista
Socíalisme ou Barbarie
(abreviado enlo sucesivo como
 
S. ou B.)
donde Castoriadis componía con mayor nitidez una imagen de lo que podría ser una sociedad autoorganizada ("Sobre el programa del socialismo", "Sobre elcontenido del socialismo I y II" y "Lo que significa elsocialismo"), para demostrar así, entre otras cosas, que el proyecto de autonomía no su
fría teóricamente
de ningunaincoherencia interna o estructural. Todos los artículos que presentamos ahora venían recogidos al final del libro de 10/18,excepto "Socialismo y sociedad autónoma" que servía deintroducción crítica a los viejos textos de
S. ou B.
Las líneassiguientes no pretenden ser más que un recordatorio de lasfechas y los hechos que marcaron la marcha del pensamiento deCastoriadis desde
S. ou B.
hasta finales de los años setenta.
Socialismo o Barbarie.
 
Seguramente, Castoriadis y sus compañeros de
S. ou B.
fueronlos que mejor supieron formular el proyecto políticoautogestionario que el proletariado industrial europeoexpresaba parcialmente
en actos
durante los años 50 y 60: actosde rechazo del trabajo alienado y de construcción consciente deformas institucionales democráticas (los Consejos obreros, porejemplo). Otros grupos operativos entonces, como por ejemplo la
Internacional Situacionista
(por no citar más que a losmejores), con la que
S.
ou
B.
mantuvo una relación tormentosa
1
,
1
La relación entre la
Internacional Situacionista
y
Socialismo o Barbarie
 fue reveladora en muchos aspectos. La posibilidad de forjar una alianzaformidable entre la vanguardia artística (en realidad una crítica del arteespecializado) y la vanguardia política (en realidad una crítica de lapolítica especializada), se difuminó debido fundamental a unaincompatibilidad de caracteres (Castoriadis y Debord) y al desprecioaltanero de buena parte de
S. Ou B.
Hacia la experiencia de las vanguardiasartísticas sedimentada en la
I.S.
Más tarde asistiremos a una extrañapirueta dialéctica: veremos a Debord cortar amarras radicalmente con los"residuos artísticos presentes en la I.S. hacia 1961 y a Castoriadisinteresarse por el contenido cultural de la transformación social (en estemismo libro, por ejemplo). Pero en ambos casos, el cambio de perspectiva seresiente de la oportunidad perdida y el retraso acumulado. La conflictivarelación entre ambos grupos puede conocerse a través de:
"Debord, dans lebruit de la cataracte du temps"
(Futur anterieur, núm. 39-40, 1997-1998), de
 
RECONSTRUIR LOS PUENTES QUEMADOS. BREVE HISTORIA DE UNA SUBVERSIÓN
  AMADOR FERNÁNDEZ-SAVATER 
permanecían mucho más vagos en los análisis de la actividadefectiva del movimiento obrero y en la definición positiva yconcreta de propuestas políticas de intervención revolucionaria.Podríamos decir, pues, que
S. ou B.
representó hasta sudisolución en 1965 la expresión teórica general de los deseosde autonomía del obrero-masa (los trabajadores descualificadosy sujetos a las cadenas de montaje que configuraban las filasdel proletariado industrial). Sus límites (teóricos y prácticos)fueron igualmente los de la acción política protagonizadaentonces por aquel sujeto. Y no por casualidad ni de formaindirecta:
S. ou
 
B.
ceñía estrictamente su producción teórica alas cuestiones relativas a la modernización del capitalismo(nueva alienación consumista, burocratización generalizada,etc.) y la actividad subversiva del movimiento obrero (tanto enlos países del Este de Europa como en los países occidentales).De hecho, Castoriadis estaba entre los miembros de
S. ou
B. quedefendía una mayor independencia de la actividad colectiva conrespecto a los conflictos puntuales, posición que motivó algunaruptura en el grupo
2
.
 Mayo del 68 y el marxismo.
Daniel Blanchard, que participaba en
S. Ou B.
con el alias de PierreCanjuers y junto al que Debord escribió el texto "Preliminares para ladefinición del programa revolucionario" (la revista
Etcétera
prepara unaedición conjunta de ambos textos); "Debord", de Pierre Guillaume, elmilitante de
S. ou B.
que regentaba la librería
La Vieille Taupe
(El ViejoTopo), frecuentada durante un tiempo por los situacionistas, y que luegoderivó hacia el revisionismo histórico de los campos de concentración (estetexto puede encontrarse en www.notbored.org); y
Socialisme ou Barbarie, unengagement politique et intellectuel dans la France d'aprés-guerre
, unatesis doctoral del joven suizo Philippe Gottraux (Ediciones Payot-Lausanne,1997). La
I.S.
alude a
S. ou B.
En diferentes tonos en los siguientesartículos de su revista: "El hundimiento de los intelectualesrevolucionarios" (núm. 2), "Sobre el empleo del tiempo libre" (núm. 4), "Lacreación abierta y sus enemigos" (núm. 5), "Instrucciones para tomar lasarmas" (núm. 6), "Los malos días acabarán" (núm. 7), "Dominación de lanaturaleza, ideologías y clases" (núm. 8), "Ahora, la I.S." (núm. 9), "Lacontestación en migajas" (núm. 9), "los meses más largos" (núm. 9), "Dealgunas cuestiones políticas sin cuestionamiento ni problemática" (núm. 10),"Socialismo o Planeta" (núm. 10), "Leer ICO" (núm. 11), "Cómo no secomprenden los libros situacionistas" (núm. 12). La edición de todos losnúmeros de la revista situacionista en castellano corre a cargo de laeditorial Literatura Gris www.literaturagris.com
2
Castoriadis lo comenta de pasada, en este mismo libro, en su "Conversacióncon los militantes del PSU (Partido Socialista Unificado)". La versión deHenri Simon sobre las fracturas del SouB puede conocerse a través de unalarga entrevista publicada en el número 6 de la revista
L'anti-mythes
,diciembre 1974. Existen entrevistas similares en otros números de lapublicación con Castoriadis, Lefort y Daniel Mothé (comunicación de HenriSimon al autor de este prólogo, 21-10-2000).
 
RECONSTRUIR LOS PUENTES QUEMADOS. BREVE HISTORIA DE UNA SUBVERSIÓN
  AMADOR FERNÁNDEZ-SAVATER 
Pero en 1968,
la brecha
3
abierta en el muro del capitalismomoderno demostraría a Castoriadis que era preciso actualizarlos análisis porque las cosas estaban cambiando rápidamente.
S.
 
ou B. se
había disuelto tres años antes, pero toda su reflexiónno alcanzaba a comprender la envergadura de las aspiraciones ylos envites puestos en juego en aquellas jornadas. Quizá ladisolución del grupo fue un presentimiento de eso. Castoriadis,que había participado apasionadamente durante el 68 en latendencia representada por el
Movimiento 22 de marzo
de Cohn-Bendit
4
, confirma entonces la necesidad intuida unos años antesde repensar radicalmente (de raíz) los modos tradicionales deentender y hacer política. Ciertamente, la voluntad deautonomia flotó en el aire durante todo el 68: en ese sentido,el trabajo de
S. ou B.
no había rebotado en el silencio, comocreyeron a veces sus integrantes. Pero la gente de
S. ou B.
noesperaba a los interlocutores que finalmente recogieron (yencarnaron) su discurso. Castoriadis juzgó (ya en 1964) que esaceguera no era ninguna casualidad, sino una consecuencianecesaria del esquema marxista empleado de formainsuficientemente crítica. El carácter central y soberanoimputado a la producción tendía a volver invisible (osecundaria) la acción de todos los sujetos políticos que iban acobrar protagonismo entonces. "Se trataba de seguir siendomarxistas o de seguir siendo revolucionarios"
5
. La reflexiónsobre "el contenido del socialismo" se transformó así en unareflexión sobre las posibilidades y las característicasfundamentales de una sociedad autónoma. En ambos casos,Castoriadis se enfrentaba a la cuestión de una sociedad que se
3
Así se llama el libro que publicaron Castoriadis, Claude Lefort y EdgarMorin en el mismo 68 en la editorial Fayard. La empresa de falsificación ybanalización lanzada sobre el sentido del 68 desde todos lados y por todoslos medios posibles es brutal. El mismo Castoriadis denunció la impostura deciertos intelectuales franceses en este sentido (en su libro
El ascenso dela insignificancia
). El día en que escribo estas líneas (1-8-2000), El Paísconcede una página a un escritor "demoledor e incorrecto" llamado PaulJohnson que, amén de otras pintorescas declaraciones ("en los años ochentaentramos, por fortuna, en el realismo de Reagan y Thatcher", "Franco fue unhombre extraordinario (...) Uno de los hombres más inteligentes del siglo XXalgún día la población española colocará a Franco en el lugar que merece),desvela cómo sigue las motivaciones ocultas de la revuelta parisina: "Losestudiantes querían el poder para ejercer inmediatamente de profesores yahorrarse así los pasos intermedios: el estudio, el trabajo, es decir, lacondición d ela vida". Lo "demoledor e incorrecto" se reduce hoy a este tipode bufonadas descreídas.
4
Gabriel Cohn-Bendit, hermano mayor de Daniel, comenta brevemente lapresencia de Debord y Castoriadis en las asambleas generales del movimiento22 de marzo en
Nous sommes en marche
(Editorial Flammarion).
5
La cita se encuentra en el primer tomo de
La institución imaginaria d elasociedad 
(Tusquets, Acracia 33, 1983). El segundo tomo lo editó tambiénTusquets en 1989. Las relaciones entre Castoriadis y el marxismo deberíanser analizadas en un espacio mayor del que aquí dispongo. Pero me atrevo arepetir lo que escribí en otro sitio: las debilidades de la crítica delpensador greco-francés al marxismo derivan casi siempre de que Castoriadisnunca comprendió a Marx
más que
como un hegeliano de estricta observancia.

Activity (4)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Alfonso Pineda liked this
nico2008 liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->