Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
5Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Federico González - Arte, Símbolo y Mito en las Culturas Tradicionales-La civilización Maya

Federico González - Arte, Símbolo y Mito en las Culturas Tradicionales-La civilización Maya

Ratings: (0)|Views: 136|Likes:
Published by Ars Symbolica
Continuamos con nuestro boletín semanal, en esta circular proseguimos con la simbología concebida por las distintas escuelas y doctrinas, las cuales se ven enmarcadas en la tradición de muchas civilizaciones arcaicas de todas partes del mundo.
Entre éstas no es posible obviar las Grandes Civilizaciones Prehispánicas, que poseen una larga tradición simbólica y que aún hoy, en este tiempo convulsivo, se mantiene viva y que cumple, como antaño, una función preponderante en la sociedad, puesto que, las culturas indígenas nunca han dejado a un lado, la representación del mundo de manera simbólica, pues, siempre han sellado su existir al mito y al rito, concepciones que entrañan por antonomasia al símbolo. De modo que, como nos indica el autor “El indígena…considera en su vida el Ser (y no el tener), como base de la experiencia existencial. Su camino individual interior es una tensión hacia un nivel de conocimiento y sabiduría, que puede alcanzar en una vida de búsqueda, según el camino tradicional que sigue; en esta perspectiva espiritual alimenta pensamientos elevados, desarrolla la conciencia de lo absoluto, una tensión interior hacia la sabiduría, la paz, la perfección”.
Esta percepción del mundo, hace del indígena un hombre integral, puesto que es capaz de compenetrarse conjuntamente con ambas realidades física/metafísica, lo que lo convierte en un símbolo viviente, lo cual lo distancia inmensurablemente de nosotros que, comúnmente, no logramos a comprender su modo de sentir la cultura basada en la experiencia del Ser y el Saber trascendental mas no en el puro afán material y en el “conocimiento” desvirtuado por la ciencia en función de una “evolución” francamente decadente, lo que realmente comprende una involución.
Los artículos que hoy anexamos a este décimo boletín vienen desarrollando este tema de manera muy circunspecta y objetiva. El primero y más corto: Arte, Símbolo y Mito en las Culturas Tradicionales-La Civilización Maya de FEDERICO GONZÁLEZ se trata de una conferencia realizada en la sede barcelonés de simbología Joan Miró, allí nos encontramos con un esbozo muy general sobre las implicaciones simbólicas de la civilización maya respecto al tema tratado, es decir, el Arte, el Rito y el Mito.
Continuamos con nuestro boletín semanal, en esta circular proseguimos con la simbología concebida por las distintas escuelas y doctrinas, las cuales se ven enmarcadas en la tradición de muchas civilizaciones arcaicas de todas partes del mundo.
Entre éstas no es posible obviar las Grandes Civilizaciones Prehispánicas, que poseen una larga tradición simbólica y que aún hoy, en este tiempo convulsivo, se mantiene viva y que cumple, como antaño, una función preponderante en la sociedad, puesto que, las culturas indígenas nunca han dejado a un lado, la representación del mundo de manera simbólica, pues, siempre han sellado su existir al mito y al rito, concepciones que entrañan por antonomasia al símbolo. De modo que, como nos indica el autor “El indígena…considera en su vida el Ser (y no el tener), como base de la experiencia existencial. Su camino individual interior es una tensión hacia un nivel de conocimiento y sabiduría, que puede alcanzar en una vida de búsqueda, según el camino tradicional que sigue; en esta perspectiva espiritual alimenta pensamientos elevados, desarrolla la conciencia de lo absoluto, una tensión interior hacia la sabiduría, la paz, la perfección”.
Esta percepción del mundo, hace del indígena un hombre integral, puesto que es capaz de compenetrarse conjuntamente con ambas realidades física/metafísica, lo que lo convierte en un símbolo viviente, lo cual lo distancia inmensurablemente de nosotros que, comúnmente, no logramos a comprender su modo de sentir la cultura basada en la experiencia del Ser y el Saber trascendental mas no en el puro afán material y en el “conocimiento” desvirtuado por la ciencia en función de una “evolución” francamente decadente, lo que realmente comprende una involución.
Los artículos que hoy anexamos a este décimo boletín vienen desarrollando este tema de manera muy circunspecta y objetiva. El primero y más corto: Arte, Símbolo y Mito en las Culturas Tradicionales-La Civilización Maya de FEDERICO GONZÁLEZ se trata de una conferencia realizada en la sede barcelonés de simbología Joan Miró, allí nos encontramos con un esbozo muy general sobre las implicaciones simbólicas de la civilización maya respecto al tema tratado, es decir, el Arte, el Rito y el Mito.

More info:

Published by: Ars Symbolica on Apr 26, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/06/2015

pdf

text

original

 
Conferencia pronunciada en noviembre de 1990 en la Fundación Joan Miróde Barcelona.
Maya clásico (bordado)
ARTE, SIMBOLO Y MITO EN LAS CULTURASTRADICIONALES:
 
LA CIVILIZACION MAYA
 
FEDERICO GONZALEZ
 
P
ara un hombre tradicional o arcaico todo es sagrado y el mundo un juegoperenne de relaciones misteriosas y simbólicas, poseedoras en sí mismas designificados evidentes. Vive en un asombro perpetuo y a la vez estáperfectamente integrado a su ambiente y participa constantemente de losefluvios del cielo y la tierra. Es entonces un mediador y como tal encuentra suubicación en el mundo, lo que se corresponde con su verticalidad. Debe por lotanto reproducir estos misterios a imitación del gran gesto creador de unconstructor original, fecundando la posibilidad de una cultura. Asimismo lanaturaleza y todo lo manifestado, en especial los animales, participan de esamediación, pues son símbolos de otros mundos secretos de los cuales éste essólo un reflejo.
 
La analogía establece leyes de correspondencia entre el macro y microcosmos,entre el universo y el hombre, lo visible y lo invisible, lo aparente y lo real, lopasajero y lo eterno, lo natural y sobrenatural, dos caras de una mismamedalla, que los pueblos primitivos y/o arcaicos no distinguen de modolimitado, o excesivamente diferenciado. El símbolo es el revelador de estascorrespondencias e igualmente el vehículo capaz de religarlas; el símbolo, porlo tanto, está fundamentado en las leyes de la analogía, y en lascorrespondencias naturales entre la totalidad de los seres, fenómenos, y cosas;simpatías y rechazos que todos los pueblos tradicionales o arcaicos hanconocido; energías que se agrupan en conjuntos que a su vez se relacionan conotros y estos con terceros en forma indefinida formando cadenas y generandocódigos simbólicos que obedecen a este mismo tipo de estructuras (tal lamitología de todos los pueblos), y que conforman su propia cosmogoníaderivada de una Cosmogonía Perenne, de un modelo universal, válido para
- 1 -
 
cualquier tiempo y lugar, aunque con formas adecuadas a diversascircunstancias y sitios, según puede constatarlo cualquier investigador que seocupe de simbólica, o aquel estudioso de la antropología o la sociología, yaque esta posibilidad de generar códigos simbólicos (los que abarcan latotalidad del ser de una sociedad tradicional) son inherentes al hombre mismo,puesto que éste es un universo en pequeño y como tal tiene la posibilidad derecrear las leyes cósmicas gestando de ese modo las culturas particulares delos innumerables pueblos.
 
Pero un auténtico símbolo no es sólo un mero signo capaz de ser elintermediario entre una imagen y un concepto a nivel psicológico, sociológicou horizontal, sino la realidad manifestada de un proceso vertical en el que élconstituye per se lo significado y lo significante, ya que es revelador a escalahumana de los secretos de una Superestructura, siempre presente, imagen dela Mente Divina, la que ordena permanentemente relaciones y analogías quedan lugar al mundo de lo percibido por los sentidos, y a las leyes ymecanismos mentales de los humanos, signados éstos por una dualidad quedeben trascender. Esta necesidad de neutralizar opuestos para conocer elorden cósmico, o modelo universal, e insertarse conscientemente en él, seobtiene pues a partir del símbolo, el cual al conjugar en su cuerpo de maneraunitaria la expresión conocida con el origen desconocido, lo manifestado porél y al mismo tiempo la emanación de la inmanifestación que le ha dado supropia forma, su identidad, concretiza toda la posibilidad de Conocimiento, osea de ser, y se constituye así en el elemento imprescindible para sintetizarcualquier realidad o verdad, comenzando con la necesidad de su mediación,permanentemente capaz de revelar lo supranatural por el despliegue de todaslas potencialidades de la naturaleza; las que no son más que factores de losuprahumano en el ser particular, la afirmación de una negación, mejor unanegación afirmada. Por otro lado, no se debe olvidar que los símbolos, comolos mitos, no han de considerarse en forma individual, sino en relación conotros símbolos y mitos con los que se vinculan formando conjuntos, oestructuras, que por un lado son arquetípicas, a saber: inamovibles, ysimultáneamente móviles, como sus proyecciones en lo espacio–temporal, ysu adecuación a distintas geografías y circunstancias históricas.
 
Códice Dresde
 
La cultura es un juego de símbolos, una simbólica de la que participa no sóloel cuerpo social, o individual, sino que constituye además el origen del
- 2 -
 
pensamiento, las estructuras e imágenes de los procesos mentales de la tribu, ola persona. Por lo tanto toda cultura histórica es "mítica" necesariamente ensus orígenes, o sea atemporal, cuando no ha generado sus prototipossimbólicos y todavía el propio mito no ha fijado de manera ejemplar losparámetros culturales derivados de su potencia, y extraídos del Conocimientode una Cosmogonía revelada por los símbolos universales, a los que se tratade interpretar y traducir a un lenguaje que se adapte a las necesidades,imágenes, y vivencias, de un pueblo o individuo.
 
También debemos tener en cuenta el carácter iniciático del símbolo y el mitocomo transmisores del Conocimiento, sus poderes transformadores ygenerativos, su realidad metafísica y mágica, es decir actuante, y por lo tantola veneración popular que siempre los acompaña, o al menos los haacompañado.
 
El rito es el mito en acción y los elementos que utiliza, ya sean sonoros,visuales o gestuales son simbólicos. El rito dramatiza el mito a través de lossímbolos. Hay pues una unidad entre símbolo, mito y rito, como ya hemosmanifestado en otras oportunidades. El gesto, la palabra y la forma actualizanlos mitos permitiendo su encarnación. Para los pueblos tradicionales, estas tresexpresiones del hombre efectivizaban permanentemente el mundo,regenerándolo, permitiendo su normal desenvolvimiento, gracias a sureiteración. Una de las diferencias entre una sociedad sagraday otra profana es que tanto los símbolos como los ritos y losmitos han desaparecido prácticamente de estas últimas o se lesignora, o lo que es aun peor, se ha tergiversado su significado,adulterándolo, confundiéndolo con la alegoría, el emblema, ytambién con la mera convención; en el caso particular de losmitos habría que agregar que el colectivo oficialista loscalifica como ficciones, cuando no de mentiras, lo que esparadojal en cuanto se piensa que los mitos expresan para lasculturas tradicionales toda la verdad y constituyen la realidad, como es y hasido el caso del pueblo maya en las distintas formas en que se ha expresado sucultura. Habría que agregar que el don de la profecía, o la visión, bienconocido por todas las sociedades "primitivas" en general, y por ésta quetratamos en particular –ya que llegó a profetizar la invasión y conquistaeuropea–, es tomado en nuestros días como pura charlatanería, o al menoscomo algo de corte muy dudoso.
 
Permítasenos insistir: En las sociedades tradicionales, como lo fue lacivilización maya, todo es simbólico. La vida es un rito perenne que severifica en todas las labores cotidianas y de manera constante. Cualquieracción y aun cualquier pensamiento están signados por la presencia de losignificativo, de lo mágico, de lo trascendente, ya que todo sucede en distintosplanos de la realidad y por eso también en el mundo de lo oculto, de lo
- 3 -

Activity (5)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
lherranz_1 liked this
Diego Mendoza liked this
limon_sal3360 liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->