Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
193Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Uroanalisis

Uroanalisis

Ratings:

4.56

(9)
|Views: 47,311 |Likes:

More info:

Published by: RAUL ALONSO VARELA ALVAREZ on May 23, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/05/2014

pdf

text

original

 
$%
   U
   R   O   L   O   G   I   A
   C
   O   L   O   M   B   I   A   N   A
   A
   R   T    Í   C   U   L   O
   O
   R   I   G   I   N   A   L
El Uroanálisis: Un gran aliado del médico
Campuzano Maya GermánCampuzano Maya GermánCampuzano Maya GermánCampuzano Maya GermánCampuzano Maya Germán
(1)(1)(1)(1)(1)
, Arbeláez Gómez Mario, Arbeláez Gómez Mario, Arbeláez Gómez Mario, Arbeláez Gómez Mario, Arbeláez Gómez Mario
(2)(2)(2)(2)(2)
Médico especialista en Hematología y Patología Clínica.
(1)
Profesor ad honoren, Facultad de Medicina, Universidad de Antioquia.Director Laboratorio Clínico Hematológico.Médico especialista en Medicina Interna y Nefrología. Profesor Titular. Jefe, Sección de Nefrología.
(2)
Departamento de Medicina Interna, Facultad de Medicina, Universidad de Antioquia, Medellín, Colombia
Los términos “uroanálisis”, “urianálisis”,“análisis de la orina” “citoquímico de orina”,“parcial de orina” describen un perfil o gru-po de pruebas tamiz con capacidad para de-tectar enfermedad renal, del tracto urinarioo sistémica. Desde el punto de vista de losprocedimientos médicos, la orina se ha des-crito como una biopsia líquida, obtenida deforma indolora, y para muchos, la mejor he-rramienta de diagnóstico no invasiva de lasque dispone el médico.
Historia
El estudio de la orina es la prueba de labora-torio más antigua. Veamos algunos de los aspec-tos más relevantes en la historia de esta prueba:Siglo V antes de Cristo, Hipócrates escri-bió un libro sobre uroscopia y los cnicos deese tiempo concentraron sus esfuerzos diag-nósticos en dichos conceptos. Por ejemplo,diagnosticaban la diabetes, si al orinar el pa-ciente sobre el suelo, al poco tiempo abunda-ban las hormigas. Además, en los dibujos delhombre de las cavernas, en los jeroglíficosegipcios y en papiros quirúrgicos de EdwinSmith, se observa al médico examinando susabor y elaborando un diagnóstico al obser-var el color, la turbidez, el olor y el volumen.Siglo I, Caraka, un médico hindú, descri-bió diez tipos de orina, incluida la que con-tiene azúcar.Siglo II, Claudio Galenus de Pérgamo (Ga-leno), recogió todo el conocimiento de la épo-ca bajo su doctrina de la patología humoral,en donde “no son los órganos sólidos el focode las enfermedades sino los cuatro fluidos ohumores corporales: sangre, cólera, flema ymelancolía y la enfermedad se produce porel desequilibrio de estos fluidos y la naturale-za y localización de la misma puede estable-cerse de la composición y apariencia de loshumores. Por lo tanto, una enfermedad tam-bién se manifiesta en la orina”. Las enseñan-zas de Galeno dominaron el pensamientomédico hasta el siglo XVI y sobrevivieronhasta el siglo XIX.Siglo X, el médico árabe Isaac Judaeus,basándose en el las teorías del humor de Ga-leno, desarrolló un esquema con el que elevólos hallazgos en orina al nivel de criterio diag-nóstico casi “infalible” de todos los estadospatológicos conocidos para la época, teoríaque se denominó uromancia o uroscopia, lacual fue practicada en la Edad Media. Bajoesta teoría se distinguían más de 20 maticesde color de la orina, desde el cristalino, pa-sando por el “tono pelo de camello”, el blan-co, el “rojo mora” y el verde pálido hasta elnegro, de los que se extraían las conclusionescorrespondientes acerca de la enfermedad delpaciente. Esta posición poco científica con-dujo a la “adivinación por la orina”, dura-mente criticada por los médicos del siglo XVI.Siglo XVII, con la invención del microsco-pio, el uroanálisis adquirió gran importancia
Enviado para publicación: Marzo de 2007Aceptado para publicación: Marzo de 2007
 
$&
   U
   R   O   L   O   G   I   A
   C
   O   L   O   M   B   I   A   N   A
al analizar el centrifugado, lo que dio origenal estudio del sedimento, estudio ampliadopor Thomas Addis, para fines del siglo XIXya existieron tratados completos sobre el exa-men macroscópico y microscópico de la orina.1797, Carl Friedrich Gärtner propuso es-tudiar la orina en la cabecera del paciente yWilliam Cruikshank describió por vez prime-ra la propiedad de coagulación (presencia deproteínas) de la orina al aplicar calor en al-gunas muestras.1827, Richard Bright, en “Reports of Me-dical Cases”, al describir la “naturaleza al-buminosa de la orina”, inició la química cua-litativa aplicada a la orina.1850, Jules Maumené es el padre de lastiras reactivas si se tiene en cuenta que paraesa época impregnó una tira de lana de ove- ja merino con “protocloruro de estaño” (clo-ruro de estaño) la cual al aplicar una gota deorina y calentándola con una vela, la tira setornaba negra inmediatamente si la orinacontenía azúcar.1883, George Oliver comercializó sus “pa-peles de prueba de orina”, papel de filtro im-pregnado de los reactivos necesarios para lafacilitar la tarea del médico frente al pacien-te.1904, la empresa Helfenberg AG inicia lacomercialización de papeles reactivos y en-tre ellos una prueba para detectar la presen-cia de sangre en la orina mediante un méto-do de química húmeda que utilizaba benci-dina, mucho antes que una prueba similarde bencidina sobre papel apareciera en elmercado.1920, Fritz Feigl publica su técnica de“análisis inmediato” dando origen a lo queaños más tarde serían las tirillas reactivas dehoy.1950, la compañía Boehringer Mannheimfabricó las tirillas reactivas por vez primera anivel industrial.1964, aparecen la primeras tirillas de Com-bur (Roche Diagnostics).El presente artículo tiene como objetivorevisar los aspectos más importantes del ci-toquímico de orina haciendo énfasis en losaspectos preanalíticos y analíticos que le per-mitan al médico sacar el mayor provecho dela prueba en la práctica clínica. El aspectomorfológico más relacionado con el labora-torio cnico puede ampliarse consultandootras revisiones sobre esta prueba
1,2
y los ex-celentes atlas de sedimento urinario disponi-bles en el literatura médica colombiana
3,4
.
Muestra de orina
Los resultados de las pruebas de labora-torio son proporcionales a la calidad de lamuestra: solo es posible tener resultados con-fiables de muestras adecuadas
5,6
y la orina esla prueba que con mayor frecuencia se ve in-fluenciada por esta circunstancia. Para teneruna muestra de orina adecuada para el estu-dio es indispensable que el médico
5
y el pa-ciente conozcan las circunstancias que pue-den afectarla y que el laboratorio clínico lamaneje, procese e informe adecuadamente.
Preparación del paciente
Una vez el médico le ha solicitado la prue-ba el laboratorio clínico, el paciente debe con-seguir en la farmacia o reclamar en el labora-torio clínico un recipiente adecuado para to-mar la muestra. El médico debe dar las pri-meras instrucciones, sobretodo en lo que tie-ne que ver con la suspensión de algunos me-dicamentos o el aplazamiento de la iniciaciónde antibióticos u otros medicamentos quepuedan interferir con la prueba. Si es el labo-ratorio clínico quien suministra el recipientedebe ampliar la explicación de cómo tomarla mejor muestra de orina e idealmente en-tregar instrucciones escritas para que el pa-ciente siga al momento de tomarla
6
.De acuerdo con la “Guía Europea para elUroanálisis”, de las diferentes muestras de ori-na, la que mejores resultados arroja en el uroa-nálisis es la primera orina de la mañana.Idealmente, la muestra la debe tomar el pa-ciente en la casa. Las muestras espontáneas
 
$'
   U
   R   O   L   O   G   I   A
   C
   O   L   O   M   B   I   A   N   A
tomadas en los laboratorios clínicos con fre-cuencia, especialmente en mujeres, resultan“contaminadas” y, más que de utilidad clíni-ca, son fuente de problemas administrativosde los laboratorios, además de posibles inter-ferencias analíticas, que llevan a informarhallazgos que no corresponden a la realidady en más de una ocasión generan estudioscomplementarios e innecesarios.La muestra ideal para el uroanálisis es laprimera de la mañana, la que toma el pacientedespués de una noche de cama, inmediata-mente al momento de levantarse, siguiendolas instrucciones, antes de desayunar o desa-rrollar cualquier actividad
6
. La orina debepermanecer al menos 4 horas en la vejiga, de
Figura 1.Figura 1.Figura 1.Figura 1.Figura 1.
Toma de muestra en hombres. A. Lávese lasmanos con agua y jabón durante 30 segundos. Abra elpaquete que contiene las toallitas desechables que la en-fermera le dió y póngalas en un lugar limpio y seco,cercano a usted. B. Destape el frasco para recoger lamuestra y coloque la tapa con el lado plano hacia abajo.No toque el interior del recipiente o de la tapa. C. Prepá-rese para orinar (si no está circuncidado, deslice el pre-pucio hacia atrás). Usando una toallita, limpie la cabezadel pene empezando por la abertura uretral y continúeen dirección a usted, como muestra la ilustración. Cuan-do termine, bote la toallita usada. D. Orine una pequeñacantidad de líquido en el inodoro. Después de pasar 1 o2 segundos, recoja aproximadamente 1 onza de orina(30 mL) en el recipiente
7
.
Figura 2.Figura 2.Figura 2.Figura 2.Figura 2.
Toma de muestra en mujeres. A. Lávese lasmanos con agua y jabón durante 30 segundos. Abra elpaquete que contiene las toallitas desechables que la en-fermera le dió y póngalas en un lugar limpio y seco,cercano a usted. B. Destape el frasco para recoger la mues-tra y coloque la tapa con el lado plano hacia abajo. Notoque el interior del recipiente o de la tapa. C. Siénteseen el inodoro, lo más hacia atrás que pueda. Separe loslabios vaginales con una mano, y mantenga los plieguesseparados. D. Usando las toallitas, limpie bien la zonaentre los labios y alrededor de la uretra, vaya de adelan-te hacia atrás. Use una toallita nueva en cada pase. E.Orine una pequeña cantidad de líquido en el inodoro.Después de pasar 1 o 2 segundos, coloque el frasco de-bajo del flujo urinario y recoja aproximadamente 1 onzade orina (30 mL) en el recipiente. No deje que el frascotoque la piel en ningún momento
7
.
tal manera que las reacciones que puedandetectarse en el estudio se lleven a cabo eneste tiempo
6
.En la figura 1 se esquematizan las instruc-ciones para la toma de la muestra de orinaen hombres y en la figura 2 en mujeres
7
, ins-trucciones que cada institución debe adap-tar a sus necesidades.

Activity (193)

You've already reviewed this. Edit your review.
Grace Flores added this note
sip
Grace Flores added this note
(Y)
Grace Flores liked this
1 thousand reads
1 hundred reads
Yuli Alejandra liked this
Pablo Marr liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->