Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
7Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Ayudar a Crecer en Un Mundo Dificil

Ayudar a Crecer en Un Mundo Dificil

Ratings: (0)|Views: 1,483|Likes:
Published by javier_romeu

More info:

Published by: javier_romeu on Apr 30, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/11/2012

pdf

text

original

 
(Este texto ha sido redactado con posterioridad a la charla realizada en 27 de febrero de 2010 en la reuniónde Juntas de la CONCAPA de la provincia de Alicante que tuvo lugar en el Colegio Santa Teresa -Vistahermosa de Alicante. Se han omitido algunas referencias personales para evitar su posible difusión en lared)
Cuando me invitaron a dar esta charla pensé en quién la iba a escuchar. Me imaginéque tendría delante de mí a padres, o también profesionales de la educación, quese habrían pasado la semana en el batallar de la vida cotidiana. Con las ocupaciones y preocupaciones típicas de los padres de familia. Pero con una característicadiferencial. Son padres o personas tan implicadas en la educación que dedican unaparte de su tiempo libre a juntarse con otros padres del colegio de sus hijos paraintentar conseguir una serie de asuntos que ellos consideran necesarios o justos. Yno sólo contentos con esto un sábado por la mañana se levantan y se vienen a estelugar para informarse y debatir sobre asuntos de gran trascendencia, como ya hepodido comprobar en el rato que llevo con vosotros.Así que pensé que no podía plantear esta charla como algo muy serio sobre laeducación o sobre como debemos actuar con nuestros hijos. Yo prefiero que nosdediquemos a contemplar la vida y, simplemente, meditar ligeramente sobrealgunas cosas que en ella podemos observar. Por eso les ruego que no se tomennada de lo que se diga en esta charla como algo que hay que intentar aplicar ollevar a la práctica. Porque vamos a hablar de la vida y la vida no es lógica.Gracias a Dios.La vida está llena de cosas estupendas. Cosas como las que van apareciendo enpantalla: paisajes hermosos, recién nacidos, maravillosas construcciones humanas,animales hermosos, cosas que celebrar, niños riendo… Pero por desgracia en la vidatambién ocurren cosas que nadie de nosotros desearía: guerras, accidentes,sucesos históricos abominables, malos tratos, niños explotados laboralmente,hombres y mujeres hacinados en prisiones, atentados terroristas, niñosdesnutridos…De hecho la vida consiste en una serie de acontecimientos deseables e indeseablesque se entrelazan formando un tejido vital en la que cada uno de nosotros, cadafamilia tiene que desarrollarse. Pero cada época tiene sus propias peculiaridades.
1
 
Les voy a presentar (en pantalla) a mis suegros y a mis padres. Estas fotos (enblanco y negro) son de cuando ellos empezaban a criar a sus hijos. Y debajo deellos… (en color) mi mujer y yo. Mis suegros y mis padres tuvieron que criar a sushijos (cinco en los dos casos) fundamentalmente en las décadas de los 60 y los 70.Mi mujer y yo (5 hijos y tres acogidos) lo hemos hecho y lo hacemos en los 80, los90…Si comparo a mis padres con mis suegros puedo encontrar muchas diferencias(trabajos distintos, estilos educativos distintos, formas de relacionarse la parejadistintas, formas de pensar distintas…) Sin embargo la cuenta de resultados enambos casos podemos considerarla s que aceptable. Todos los hijos sonpersonas autónomas, independientes, sanas y con una salud mental normalita, contrabajo fijo, con parejas muy majas y con hijos estupendos ¿qué más se puedepedir? Tanto mi suegra, como mis padres y mis suegros desde el cielo, deben deestar más que satisfechos del resultado de su labor como padres.Pero, claro está, son otros tiempos. En el núcleo de la etapa de crianza de mispadres y suegros podríamos ver cosas como esta: los Beatles, la peseta, elseiscientos y los guardias urbanos, el televisor en blanco y negro y con dos canales;el teléfono fijo, las inauguraciones presididas por Franco y algún obispo, larevolución cubana…Sin embargo detrás de la foto de mi mujer y yo podemos ver la comida rápida(hamburguesas), las bebidas light, el teléfono móvil, las televisiones extraplanas,las videoconsolas, los botellones de los fines de semana, los euros, los mp3 ó mp4.He estado reflexionando sobre algunas diferencias importantes sobre cómo seentendía la infancia en los 60, 70…(antes) a cómo se entiende en la actualidad(ahora). No se trata tanto de valorar sino simplemente de destacar diferencias.Pienso que antes la educación de los niños era una cuestión “sumativa”. Educabanlos padres más los maestros más los vecinos más… Los padres respaldaban a losmaestros, estos a los padres, y si un vecino corregía a un niño el padre le pedíarespeto “a los mayores”. De alguna manera, y como ha dicho alguien, era “la tribu”la que educaba.
2
 
Ahora le educación es, al menos, “versus”. Los padres versus los profesores, losprofesores versus la familia. Y que a nadie se le ocurra corregir a mi hijo en lacalle, en la urbanización, en… En definitiva podemos observar grandes debatessobre de quién es la responsabilidad de educar determinadas cuestiones. Familiano invada mi terreno. Maestro no adoctrine a mi hijo…Antes los niños eran vistos como algo débil y que por lo tanto debían serfortalecidos. No negaré que incluso hasta extremos (“La letra con sangre entra”).Ahora los niños (y niñas) son considerados como algo absolutamente frágil que sepuede frustrar ante la más mínima adversidad. Es habitual que en los cambios dehorario en oto y primavera salga aln psicólogo en aln teledario paraaconsejarnos cómo minimizar el “impacto” del cambio en los niños. No parecebastar aquello de “
 pues si hoy duermes menos, mañana ya dormirás más 
”.Antes los niños tenían “obligaciones”. Poner la mesa, callar cuando un mayorhablaba, cuidar a un hermanito, llevar la ropa heredada de sus hermanos mayores,… no eran grandes tareas pero nadie se escandalizaba de estas pequeñas cosas.Ahora los niños tienen derechos. No negaré el avance social que ha supuesto el quedeterminados derechos hayan sido reconocidos internacionalmente para lainfancia. Pero me surgen dudas de si no hemos mezclado en el mismo saco“derechos para los niños en cuanto niños” (derecho a una familia, derecho a unaeducación, derecho a…) y “derechos para los niños como si fueran adultos” (cuandono lo son, todavía).Antes la información que llegaba a los niños era aquella que sus padresconsideraban que debían tener. Ahora los padres lo tenemos casi imposible paracontrolar la información que llega a nuestros hijos y cómo les llega.Antes, en la sociedad de consumo, existían productos para adultos y productosespeficos para niños (“los payasos de la tele”, determinados juguetes,espectáculos infantiles…). Hoy en día los niños (un nada despreciable número deconsumidores potenciales) consumen la misma música, la misma tecnología, elmismo cine… que los adultos. Todas las navidades al centro donde trabajo llegandonativos de juguetes. Pero a partir de los 8 años los chavales lo que quieren son
3

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->