Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
25Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Cuento argumentativo

Cuento argumentativo

Ratings: (0)|Views: 9,073 |Likes:
Published by Laura Galindo
Cuento infantil, pero con argumentos de diferente tipo, realizado para una clase de argumentación.
Cuento infantil, pero con argumentos de diferente tipo, realizado para una clase de argumentación.

More info:

Published by: Laura Galindo on May 01, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/03/2013

pdf

text

original

 
CUENTO
EL MILAGRO DE LAS MÁGICAS PRILUS.REALIZADO POR:
Laura Galindo,María Jimena Rojas.
Marzo 8 de 2010
LÓGICA Y RETÓRICA
UNIVERSIDAD DE LOS ANDES
 Laura Galindo,
ln.galindo28@uniandes.edu.co
Jímena Rojas,
mj.rojas1135@uniandes.edu.co
 
CUENTOEl milagro de las mágicas Prilus
1
Hace ya mucho tiempo, en una gran isla llamada Irlanda, la misma que fue habitada por las tribus celtas,existió un reino regido por la familia real de York, que estaba conformada por el Rey
 
Federich III, su es-posa la reina Isabella y su hijo el príncipe Richard. Él era un joven, esbelto, alto y fuerte, también era muyorgulloso, prepotente, mal humorado, irrespetuoso y perezoso, pero a pesar de su carácter, el no quería serrey.Un día su padre el gran rey Federich III, tuvo una pesadilla. Le vino a la memoria lo que había acontecidoen el reinado anterior al de él, en el cual a su tío-abuelo, que era perezoso, irrespetuoso, orgulloso y prepo-tente, le habían quitado su derecho a ser rey por no cumplir con las obligaciones que le correspondían. ElRey al identificar que su hijo, el príncipe Richard, era de la misma manera perezoso, irrespetuoso, orgullo-so y prepotente, y no cumplía con las obligaciones que le correspondían, tuvo el horrible presentimientode que a su hijo le iban a quitar la oportunidad de reinar.
2
En ese instante el Rey se paró de la silla en laque había dormido y con el propósito de ayudar a su hijo y encauzarlo en la responsabilidad, mandó a lla-mar a Malthus, el tutor de su hijo y le dictaminó expresamente a que le comunicará la siguiente orden:“Príncipe Richard: Deberá en la mañana del día siguiente visitar los terrenos baldíos que me pertenecen,cerca del lago Kilarneys, para que le ordene al Márquez Timothy a que cuide de estos terrenos de la inva-sión de los cambro-normandos ; y a su vez vaya a la remota aldea cercana al lago, llamada Mukross. Estocon el firme propósito de traer al castillo un canasto de la fruta “Prilus”; pues su producción solo yace enaquel remoto lugar”. Atentamente su majestad, el Rey Federich III.Inmediatamente el tutor Malthus, corrió hacía la habitación del príncipe a comunicarle dicha orden, di-ciéndole: “Su majestad, el Rey Federich III, dice que usted deberá en la mañana del día siguiente visitarlos terrenos baldíos que le pertenecen a él, ubicados cerca del lago Kilarneys, para que le ordene al mar-qués Timothy que cuide de estos terrenos de la invasión de los cambro-normandos; y a su vez vaya a laremota aldea cercana al lago, llamada Mukross. Esto con el propósito de traer al castillo un canasto de lafruta “Prilus”, pues su producción solo yace en aquel remoto lugar.” Por lo tanto, debemos cumplir la or-den del rey. Así que mañana partiremos
3
.
 
1
1
GALINDO Laura N., email:
ln.galindo28@uniandes.edu.co
y ROJAS Maria J. email:
mj.rojas1135@uniandes.edu.co
Estudiantes deDerecho, Universidad de los Andes. Bogotá, Colombia. 2010.
2
 
 Argumento por analogía
3
Argumento de autoridad 
 
Realizada así la orden, el joven y esbelto príncipe Richard no tuvo más remedio que cumplirla. Emprendiósu travesía aquella mañana de primavera, con una caravana compuesta de tres carrozas, 27 caballos y unaguardia real de 40 hombres a su servicio. Pasadas dos semanas y después de atravesar muchas villas y al-deas, el príncipe arribo a su destino ya que había tomado el camino correcto y habían recorrido todo elcamino que los llevaba al lago Kilarneys.
4
Este arribó muy malhumorado, por cierto. Cumplió con su la-bor de alertar al marqués Federich de los cuidados que debía tener estando al frente de los terrenos de lacorona en estos condados. Y así se dirigió luego a recoger la fruta tan preciada que le había encargado su padre.En ese mismo instante, una bella joven llamada Parthenope, que cultivaba Prilus (la fruta más prolifera dela región), fue indagada desdeñosamente por el príncipe Richard.Ella no tenía conocimiento de quien eraél, no sabía que él era el príncipe, al contrario, ella creía que él era un siervo de una villa cercana, pues eramuy parecido físicamente. Ella lo trató como un intruso, lo acusó de ladrón por haber tomado varias fru-tas sin permiso. El reclamó que esos terrenos le pertenecían, por lo tanto tenía el derecho legítimo de to-mar lo que quisiera y le señaló que el no era ningún siervo, que eso era ridículo y absurdo puesto que élera el príncipe del reino. Ella no le creyó e inmediatamente se enfureció, y en respuesta, le lanzó furibundauna Prilus que cayó derramada estrepitosamente sobre las ropas del príncipe. Este, quedó pasmado y llamóa gritos a varios integrantes de su guardia, que lo limpiaron y retuvieron a Parthenope. Ella asombrada porla guardia real, finalmente no tuvo otro remedio que creer que él era el príncipe
5
. La guardia real le anun-ció que había insultado al príncipe único heredero del reino de Irlanda, y que esto le traería graves conse-cuencias.Terminado el altercado, el príncipe recogió las frutas y pidió a su guardia que se reuniera para devolverselo más pronto posible al castillo. Además, pidió que junto con las frutas, llevaran a la joven Parthenope,para darle su merecido castigo en el castillo.A pesar de la resistencia puesta por ella y su humilde familia, fue llevada en la tercera carroza, pues teníamuy claro que si iba, entonces tendría la oportunidad de defenderse ante la corte real, finalmente fue, porlo tanto iba a tener esta oportunidad de argumentar en su defensa.
6
 
Para su sorpresa fue tratada con respe-to y tuvo un viaje cómodo.El camino para llegar de nuevo al castillo fue difícil pues había llovido varias noches sin cesar, si no hu-biese llovido posiblemente hubieran tardado menos, pero no tardaron menos por lo tanto, nunca escampó.
7
 
2
Argumento causa-efecto
Reductio ad absurdum
Modus Ponens
Modus Tollens

Activity (25)

You've already reviewed this. Edit your review.
Zairina Zuñiga added this note
los argumentativo
Zairina Zuñiga added this note
gfrasia
Zairina Zuñiga added this note
que bueno
1 thousand reads
1 hundred reads
aliwencl liked this
Naile Rodriguez added this note
ami me sirvio muchos para mi tarea de lenguaje
Gracias por darme la respuesta, lo necesitaba para mi examen.
Laura Gonzales Montoya added this note
bacannnn

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->