Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
9Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Las Mejores Vacaciones de Mi Vida

Las Mejores Vacaciones de Mi Vida

Ratings: (0)|Views: 2,112 |Likes:
Published by mariaguardia

More info:

Published by: mariaguardia on May 02, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/12/2013

pdf

text

original

 
 Las mejores vacaciones de mi vida
 
 Las mejores vacaciones de mi vida fueron perfectas.Tenía 11 años recién cumplidos y de sorpresa mi mamá me dijo un día que nos íbamos a ir avisitar a mi familia a Chile. Nada podía hacerme más feliz.Hicimos los trámites para el permiso firmado que me autorizara a salir del país,compramos los pasajes, y salimos un 20 de diciembre de 2006. Salimos a la madrugada haciaMendoza, y desde allí tomamos un bus al mediodía que se dirigía a Santiago. Cuando finalmentellegamos, tomamos otrocolectivo que nosllevaría hasta Rancagua, lugar dondenací y donde vive todami familia. Pasamos allálas fiestas de navidad yaño nuevo, y descubrí muchas tradicionesnuevas y bastanteinsólitas: por ejemplo,en Chile se acostumbraa salir a dar una vuelta a la manzana con valijas para augurar viajes durante el año, adherir  billetes en un almanaque para atraer el dinero, subirse arriba de los muebles para que la mala suerte pase por abajo, comer una cucharada de guiso de lentejas para traer comida, etc.Todas estas tradiciones eran muy nuevas para mi, y con tan corta edad me parecíaridículo, pero después fue muy divertido ver a toda mi familia hacerlo de la manera másnatural, pasando un gran momento. Los vecinos salían todos con las valijas a dar una vuelta, ynos uníamos para ir en fila corriendo por la vereda una detrás de otro.
 
Luego de las fiestas, mi tía me dio una gran sorpresa: me dijo que en 4 días íbamos a ir aun pueblito en la costa, donde ella había al quilado una cabaña, y ahí pasaríamos dos semanas. Para mi fue una noticia hermosa, porque no conocía el mar y siempre había querido hacerlo. Armamos las valijas y bolsos y salimos en dirección a Pichilemu: el viaje fue en auto:duró alrededor de 3 horas. En comparación, el pueblito es similar a Chilecito con respecto a La Rioja, ya que es uno de los más frecuentados destinos turísticos y, en importancia, con similares.Cuando estábamos cerca, quedé maravillada con el paisaje: era un camino recto, que loscostados tenía bosques de pinos enormes, tierra oscura, colinas y mucha humedad. En ese momento pensé que era uno de esos paisajes que se ven sólo en las películas y que uno desearía conocer. Luego, ocurrió lo mejor: en un momento miro hacia la ventanilla derecha, y veo que de a pocoaparecía un manto azul de agua a lo lejos. No puedo explicar la sensación que tuve en esemomento, pero, acostumbrada a ver cerros y montañas en La Rioja, pensé que el mundo no tenía fin. Era ver un horizonte que no terminaba, seguía infinitamente, y sólo el sol marcaba las olas. Al llegar a la casa, fue todavía mejor: estaba en medio del bosque, a la ladera de unacolina cubierta de pinos y helechos de verde brillante. Con sólo cruzar la calle se llegaba a la playa y , al no tener casas delante, la vista era espectacular. Lo primero que hice fue salir corriendo y tirarme en la arena, meter los pies en el agua y reír.
 
Para mi asombro, el color de la arena era gris oscuro, no como la arena amarilla que siempre había visto en el cine. El agua estaba helada, pero no importó. Cuando metí los pies sentí que el mar me llevaba, me arrastraba, y fue increíble. La casa también era hermosa. Era una cabaña de madera de pino, con cuatrohabitaciones y un patio que estaba en la montaña misma. Los primeros días visitamos ferias artesanales de la zona, comí algunas cosas típicas, comoel cochayuyo, un alga dura y salada muy rica, que generalmente se les da a los bebés cuandoapenas están saliendo sus primeros dientes para aliviar la molestia. Luego fuimos a visitar un mirador a 5 Km, que consistía en un precipicio que 150 metrosmás abajo lo chocaban las olas, y en las rocas había lobos marinos. Desde ahí se podía ver a surfistas que practicaban su deporte en un clima ideal, ya que era muy ventoso y frío. Al quinto día fuimos a una playa más concurrida donde había muchas familias. Ahí me subí con mi mamá a una balsa que nos llevó algunos metros dentro del mar.

Activity (9)

You've already reviewed this. Edit your review.
Juan David B Tirado added this note
.l. .l. .l. .l.
Juan David B Tirado added this note
.l.
1 hundred reads
1 thousand reads
MARABELL liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->