Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
17Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Sterling Bruce - Mirror Shades - Antologia Ciberpunk

Sterling Bruce - Mirror Shades - Antologia Ciberpunk

Ratings: (0)|Views: 317 |Likes:
Published by luies

More info:

Categories:Topics, Art & Design
Published by: luies on May 11, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/03/2013

pdf

text

original

 
MIRRORSHADES
UNA ANTOLOGÍA CIBERPUNK
Edición y Prólogo: Bruce Sterling
Título original: Mirrorshades: the cyberpunk anthologyTraducción: Andoni Alonso e Iñaki Arzoz© 1986 Bruce Sterling© 1998 Ediciones Siruela S. A.Plaza de Manuel Becerra 15 - Madrid.Edición digital: MerlínRevisión: Leticia
 
Mirrorshades, antología ciberpunk Bruce Sterling 
NOTA PRELIMINAR 
La primera edición de
Mirrorshades,
la mítica antología ciberpunk, es de 1986, lo cualsupone un lapso de doce años transcurridos hasta la presente edición en castellano; todauna eternidad para un género tan fértil y dinámico como la Ciencia Ficción (CF) Resultaun tanto incomprensible que en todos estos años no se haya editado en castellano unlibro tan célebre, y eso a pesar del auge y vigor editorial que la CF ha alcanzado ennuestro país. La única excepción parcial al respecto fue la antología
Burning Chrome
(1986), no tan representativa como ésta, va que está centrada en un solo autor, WilliamGibson, pero que sí ha merecido una reciente traducción
(Quemando cromo,
Minotauro,1994), y en la cual se inclinen precisamente dos versiones ligeramente diferentes de doscuentos incluidos en
Mirrorshades.
«Estrella Roja, Órbita Invernal» y «El continuo deGernsback».Por otro lado, si atendemos a la opinión del antólogo y principal teórico de estacorriente, Bruce Sterling, el ciberpunk va no existe como tal, sus autores han seguidootros caminos literarios más personales, siendo ahora los verdaderos ciberpunkis «loslibertarios de Internet, o los artistas por ordenador, o los diseñadores de videojuegos, olos críticos culturale. Así, aparentemente, podría parecer un poco tardía estatraducción, ya que la época dorada del ciberpunk, al menos en Norteamérica, fue ladécada de los ochenta. Pero éstas son las paradojas de la cultura de nuestro país, para laque, a pesar de todo lo que la CF ha aportado a la literatura universal y a pesar de lainteligencia y dedicación de perspicaces editores como Miquel Barceló (muy crítico por cierto con el ciberpunk) por presentarla al nivel que merece, todavía se la clasifica comode divertimento superficial y, por supuesto, indigna de la atención de un «verdaderointelectual».Estos años pasados, que en ciertos aspectos pesan en la obra, ofrecen, sin embargo,la suficiente distancia crítica como para preguntarnos, con una cierta perplejidad yescepticismo, si realmente ha muerto el ciberpunk, si ha podido desaparecer justamenteen plena era de la globalización. Internet y Windows 98. Resulta muy difícil creerlo,precisamente ahora que muchas de las preocupaciones del ciberpunk parecen másurgentes y tangibles que nunca. Disentimos en parte de Sterling y estamos de acuerdocon P. Nicholls y J. Chite en que «si el ciberpunk está muerto en los noventa —comovarios críticos afirman—, será el resultado de una eutanasia desde dentro de la propiafamilia. Desde luego, los efectos del ciberpunk, tanto dentro de la CF como fuera, en elmundo en general, han sido vigorizantes; y dado que la mayoría de estos escritorescontinúa escribiendo —aunque no necesariamente bajo esta etiqueta—, podemos asumir con segundad que el espíritu del ciberpunk sigue vivo».Por todo ello hay excelentes razones para que
Mirrorshades
sea publicado en estemomento, a pesar del tiempo transcurrido, porque es justamente ahora cuando, enmuchos aspectos, es la sociedad, más que la propia CF, la que se está convirtiendo alciberpunk. Esta antología, más incluso que el célebre
Neuromante,
se ha convertido en ellibro de referencia del ciberpunk, al tiempo que se asienta como un «clásico vivo», puestodavía puede ofrecer sugerentes lecciones a la siguiente generación de la CF e iluminar el origen de la época en que vivimos. Es un clásico que ha logrado introducir definitivamente, por ejemplo, lo sociológico y lo artístico en la CF, rivalizando con laconcepción «dura», más interesada en las ciencias positivas
en la pura maravillatecnológica. Tampoco es extraño que esta corriente literaria se haya desarrolladoparalelamente a otras vertientes «posmodernas» de la ciencia —sin darle un matizpeyorativo— de autores como Bruno Latour o Stephen Woolgar, o que también surgiera al

Activity (17)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Jaime Diez liked this
_mryuk_ liked this
enrique_retana_1 liked this
Carlos Maglione liked this
david_arreola_1 liked this
Damián Neri liked this
Cris-Kell liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->