Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Manual de policía rural - Parte 2 [1913]

Manual de policía rural - Parte 2 [1913]

Ratings: (0)|Views: 1,272|Likes:
Manual de policía rural / por la Redacción de El Consultor de los Ayuntamientos y de los Juzgados Municipales.- Madrid : El Consultor de los Ayuntamientos y de los Juzgados Municipales, 1913. Parte segunda.
Manual de policía rural / por la Redacción de El Consultor de los Ayuntamientos y de los Juzgados Municipales.- Madrid : El Consultor de los Ayuntamientos y de los Juzgados Municipales, 1913. Parte segunda.

More info:

Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/23/2013

pdf

text

original

 
CAPITULO V
DE LOS BIENES MUNICIPALES Y DE LOS DE
USO
PÚBLICO
1.° Bienes y derechos municipales,-2.° Deslinde y amojo-
namiento de las fincas municipales.-3.° Vedado, cerrado y
acotamiento. —4.° Servidumbres municipales. 5.° Rotura-
ciones. —6.° Reivindicaciones en general.-7.
0
Pertenencia
de los frutos de lo reivindicado —8.0 Inscripción de bienesmunicipales en el Registro de la propiedad.-9.° Disfrute de
los bienes municipales, 10. Aguas.-11. Limpia de cauces.
12. Enturbiamiento de las aguas por los mineros. 13.
Caza y pesca. 14. Minas —15. Montes . 16. Deslindes
de los montes.-17. Reivindicaciones de terrenos de los mon-
tes. 18. Aprovechamientos en los montes. 19, Castigo de
faltas cometidas en los montes públicos y en las dehesas boya-
les.-20. Castigo de faltas cometidas en fincas de los Munici-
pios, pero que no son montes. —21. Responsabilidades de Con-
cejales. 22. Guías y licencias para la circulación de produc-
tos de montes públicos. 23. Arbolado —24. Ferrocarriles.
25. Caminos vecinales; clasificación, deslindes y reivindica-
ciones. —26. Caminos rurales . —27. Conservación de carrete-
ras y caminos; castigo de faltas. —28. Puentes y barcas de
paso —29. Bienes de pueblos agregados. 30. Bienes de
mancomunidades. 31. Legislación.-32. Formularios.
1.°
Bienes y derechos mmnicipales .—Los
Ayuntamien-
tos son Corporaciones reconocidas por la ley, puesto quela Municipal regula su organización y funcionamiento, y
en tal concepto tienen el carácter de personas jurídicas,
comprendidas en el núm. 1.
0
, art. 35 del Código civil, y
pueden, conforme á los arts. 37 y 38 del mismo
y
15 del
R. D. de 15 de Noviembre de 1909
(Gaceta
17 íd. íd.),
ad-
quirir
y poseer bienes de todas clases y contratar
sobre
ellos.
 
390
ANUAL
Tienen,
p
ues, los Ayuntamientos bienes inmuebles,
bienes muelles, créditos á su favor
y
en su contra, ser-
vidumbres reales en beneficio de sus fincas ó gravando
á
éstas
y
personales en provecho de la comunidad de veci-
nos, y los productos de esos bienes los disfrutan con cier-
tas limitaciones
é
intervención de los funcionarios del
Estado, según diremos más adelante.
2.°
Deslinde y amojonamiento de las fincas municipales.
El art. 72 de la ley Municipal encomienda á las men -
cionadas Corporaciones «el aprovechamiento, cuidado y
conservación de todas las fincas, bienes
y
derechos per-
tenecientes al Municipio
y
establecimientos que de él de-
pendan»; y para cuidar y conservar las fincas, el acto más
necesario es el de deslindarlas cuando sus límites son
dudosos.
Para estos deslindes, aunque subordinados á los princi-
pios generales de los arts. 384 á 387 del Código, no rigen
los arts. 2.061
y
siguientes de la ley de Enjuiciamiento
civil, porque en este caso,
y
por virtud del citado art. 72,
se trata de un acto pura y esencialmente de índole admi-
nistrativa, correspondiendo á los Ayuntamientos apear,
deslindar
y
amojonar las propiedades del pueblo no com-prendidas en los catálogos de montes,
y
las servidumbres,
sin que por regla general tengan que intervenir en estas
operaciones los Gobernadores ni otras Autoridades, sino
en el caso de reclamarse contra tales actos, que la Corpo-
ración puede llevar á efecto por su propia autoridad, se-
gún queda indicado, sin más limitación, en cuanto al
ejercicio de esta facultad, que la de acomodarse á los prin-
cipios generales de todo procedimiento, y entre ellos elque exige que sea oído previamente todo aquel que hu-
biese de ser condenado.
Por lo tanto, al deslindar una finca del Municipio, un
camino, etc., deben ser previamente citados los propieta-rios de fincas colindantes,
y
lo mismo para el amojona-
miento, que no es sino una operación complementaria del
deslinde, sin que tampoco en su ejecución se requiera,
por lo tanto, la intervención de otras Autoridades ni la
práctica de otras formalidades
y
requisitos que los esta-
blecidos respecto del deslinde mismo.
No
es suficiente la disconformidad ú oposición
de
los
 
DE POLICÍA RURAL
91
colindantes para que las operaciones se suspendan 6 de-
jen de ejecutarse, sino que procederá llevarlas á cabo,
á
pesar de tal oposición ó protesta, atendiendo al resultadode otras actas de deslinde, si las hay, al de los acuerdos 6
resoluciones que acerca del mismo hubiesen recaído, ensu caso, al que ofrezcan los títulos de propiedad exhibi-dos por el Ayuntamiento
y
por los particulares, al reco-
nocimiento y medición periciales, practicados en caso ne-
cesario,
y
á los demás medios de prueba de que se dis-
ponga, tales como expedientes de subastas de aprovecha.mientos, denuncias ú otros documentos demostrativos de
actos posesorios ejercidos por el Municipio.
Ahora, si dentro de los límites marcados á los terrenos
comunales quedase alguna porción que los colindantesvinieran poseyendo desde más tiempo de año
y
día, no
podrá apoderarse de ellos el Ayuntamiento por sí mismo,
sino que tal posesión habrá de ser por de pronto respeta-
da, sin perjuicio de que el Ayuntamiento ejercite su
acción
reivindicatoria en
el correspondiente juicio civilordinario. Pero si la detentación fuese de menos tiempo
del expresado, en ese caso podrá disponer por sí el Ayun-
tamiento que el terreno se deje libre
y
expedito, hacién-
dose todo aquello que fuese necesario para la ejecución
y
cumplimiento de este acuerdo, conforme al núm. 1,°, ar-
tículo 114 de la ley Municipal, como luego explica-
remos.
,
De estos deslindes
y
amojonamientos puede recurrirse
ante el Gobernador civil,
y
contra su resolución acudir á
la vía contencioso- administrativa ante el Tribunal provin-
cial de esta jurisdicción, conforme al art. 2.° del Real de-
creto de 15 de Agosto de 1902
(Gaceta
17 íd. íd.) y al 11
del de 15 de Noviembre de 1909
(Gaceta
17 íd. íd.).Aunque casi siempre, para determinar las usurpaciones
de terrenos y para amojonar las fincas, hay que empezarpor deslindarlas, esta operación es innecesaria y pueden
desde luego reivindicarse las detentaciones
y
amojonarse
los terrenos, cuando por estar los linderos claros, ó por no
lindar lo usurpado con otras tierras, sino sólo con el mis-mo monteó finca que en parte se usurpó, no hay duda al-guna acerca de los límites de los terrenos.Hay disposiciones especiales respecto de algunos des-

Activity (3)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
cruz63 liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->