Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
ECONOMÍA SOLIDARIA una alternativa real

ECONOMÍA SOLIDARIA una alternativa real

Ratings:

4.0

(1)
|Views: 99 |Likes:
Published by miarabra
Opiniones sobre la viabilidad de la economía solidaria en el contexto de la mundialización
Opiniones sobre la viabilidad de la economía solidaria en el contexto de la mundialización

More info:

Published by: miarabra on May 29, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/27/2010

pdf

text

original

 
ECONOMÍA SOLIDARIA ¿una alternativa real?
(1)
Opiniones sobre la viabilidad de la economía solidaria en el contexto de la mundialización
 Agathe Semblat, ISF Francia
E-mail:
Traducción: María Armero
Economía y solidaridad raramente van de la mano. Sin embargo, la economía solidaria demuestra con unaexperiencia tras otra que es posible conciliar ambos principios a través de iniciativas que aúnan lo económicoy lo social. Pero, ¿cuál es el futuro de la economía solidaria? ¿Cuál será su papel en un contexto deglobalización a escala planetaria?
Más que como un conjunto de iniciativas, la economía solidaria se perfila cada vez más como una verdaderaconcepción de la economía Sin embargo, está por ver si constituye un fenómeno pasajero, o si, por el contrario,preludia el nacimiento de un nuevo sistema económico; es decir, si está abocada a constituir un hecho marginal y adesaparecer con el tiempo, o bien, si llegará a imponerse realmente a largo plazo. Ambos puntos de vista sondefendidos, respectivamente, por Denis Clerc, fundador de la revista
 Alternatives Économiques (2)
, y por Jean-LouisLaville, autor del libro Economía Solidaria
, una perspectiva internacional (3)
.Según Denis Clerc, a la economía solidaria no le espera un futuro brillante. Por el contrario, considera que semantendrá como algo marginal por dos razones básicamente; en primer lugar, por su gran contradicción intrínseca:"cuando la economía solidaria alcance su objetivo, éste desaparecerá". En efecto, ésta se inscribe en un contexto demundialización que le confiere su razón de ser y, cuando alcance su objetivo social, perderá por el mismo motivo larazón de su existencia. En segundo lugar, Clerc recuerda que las organizaciones de economía solidaria sólo funcionana condición de que su vocación social se reconozca y se mantenga. Sin embargo, estas estructuras no se considerangeneralmente como parte integrante de la economía de mercado, sino que implican, por el contrario, la intervención deredes de naturaleza no económica.
Un equilibrio entre exclusión e integración en el mercado
Por esta razón, las organizaciones de economía solidaria aparecen al margen de otras actividades económicas.Además, para las redes clásicas (sobre todo las de financiación) el riesgo de apoyar este tipo de actividades es cadavez mayor, entre otras cosas porque dichas organizaciones no siempre permiten contar con una esperanza derentabilidad tangible, ya que sus objetivos sociales son difícilmente cuantificables, en oposición a las empresas"clásicas", a las que les basta con determinar su utilidad económica, e incluso social.Esta marginalidad de las empresas de economía solidaria podría enfrentarlas en el futuro a riesgos aún mayores,como el de ser absorbidas por el mercado (como ha sido el caso de algunas cooperativas), o incluso con el de ignorar absolutamente el mercado, adoptando exclusivamente como guía sus objetivos sociales, hasta el punto de olvidar susobligaciones económicas y de gestionar inadecuadamente sus recursos humanos y financieros. Estas organizacionesdeberían pues encontrar un justo equilibrio entre la integración y la total exclusión del mercado.
Motor de cambios profundos
Yendo más lejos, la economía solidaria, en lugar de tratar de integrarse en el sistema económico preponderante, ¿nodebería trastocarlo en alguna medida, provocando una pequeña revolución? ¿Por qué no convertirse en la instigadorade un nuevo sistema, de una mundialización diferente? Esta es la opinión de Jean-Louis Laville que se muestra másoptimista sobre el futuro de la economía solidaria, que percibe como un "movimiento de fondo no sólo de ordeneconómico, sino que respondería a profundos cambios reales".La economía solidaria como nueva concepción de lo económico se apoya en multitud de factores que le confierenposibilidades de perpetuarse en el tiempo, como son el amplio abanico de iniciativas existentes; el compromiso conque aglutina a numerosos agentes, tanto del Norte como del Sur; así como el hecho de contar con estrategias dedesarrollo autónomas basadas en el largo plazo. Esta capacidad de "perdurar" se presenta como una característicaintrínseca de la economía solidaria, en un intento de inscribirse en la lógica del largo plazo, produciendo efectos quese prolonguen en el tiempo y ofreciendo posibilidades de estructurar la sociedad en su conjunto. La economíasolidaria conlleva en sí misma el proyecto político de una nueva sociedad, que no será obra de un solo día.
¿La economía solidaria cotizando en bolsa?
Esta economía solidaria que se presenta a medio camino entre la ayuda social y la actividad económica, entre lapreocupación por la eficacia y la preocupación por la solidaridad, no debe, sin embargo, tratarse como una economíade segunda, marginal y poco viable, incapaz de plantar cara a la economía de mercado. Regirse según parámetrossolidarios no resta posibilidades de obtener rentabilidad económica; en todo caso, esto es lo que intenta demostrar Tristan Lecomte en un negocio que persigue ser tan rentable como justo. Este joven licenciado, responsable de laprimera tienda de comercio justo constituida en sociedad anónima y financiada por accionistas, pretende probar quees posible conciliar solidaridad y rentabilidad. Cree en las buenas acciones, pero también en la eficiencia de este tipode estructuras que combinan lo económico y lo social.En conclusión, se puede ver también en todo este movimiento la ocasión de experimentar una economía plural dondeconvivan diferentes tipos de organizaciones socioeconómicas en el marco de una democracia reforzada por esemismo hecho.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->