Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
5Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Hitler y Eva Braun_ Romance y Amores de Dictadores

Hitler y Eva Braun_ Romance y Amores de Dictadores

Ratings: (0)|Views: 993 |Likes:
Published by kimba_3

More info:

Published by: kimba_3 on May 20, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/12/2013

pdf

text

original

 
HITLER Y EVA BRAUN: LA HISTORIA DE AMOR DE UN DICTADOR GENOCIDA 
Un líder querido, carimàstico e indiscutido para muchos que noreconocieron sus horribles actos hasta que fue demasiado tarde.
*Textualmente escribe Hitler antes de suicidarse: "Durante mis años de luchaconsideré que no debía contraer matrimonio pero ahora que mi vida llega a su fin,he decidido tomar por esposa a la mujer que aún sabiendo que Berlín se hallabarodeada vino para morir al lado del hombre que amaba".
Recopilación e investigación de Paula Giraud
Adolf Hitler nace en Braunau(Austria) el 20 de abril de 1889 en el seno de una familiade clase media.Su padre fue Alois Hitler, un funcionario de aduanas aficionado alalcohol y las mujeres, dueño de un carácter irascible que más tarde heredaría su hijoAdolf. Se casó dos veces y mantuvo una agitada vida sentimental hasta el final de suvida. Cuando conoció a quién sería la madre de Hitler, Klara Pölz, ya era un hombre decincuenta años con hijos de su anterior matrimonio casi tan mayores como su futuraesposa.Klara lz era una mujer de rasgos muy bellos aunque de poco cacter ycompletamente sometida a la autoridad de su marido. El matrimonio tuvo seis hijos delos cuales lo Adolf y su hermana Paula llegaron a la mayoa de edad. Estacircunstancia influyó en la sobreprotección que Klara le brindó a sus hijos por el temor a perderlos. El carácter violento de Alois que limitaba su rol de padre a frecuentesgolpizas, alimentaron el fuerte rechazo de Adolf por la figura paterna y una grandevoción por su madre que mantuvo hasta el final de su vida. Adolf no alcanza aterminar la escuela secundaria, según sus maestros, por falta de aptitud para el estudio.Su vocación fue siempre la pintura pero sus obras son apenas aceptables y en suscuadros las figuras humanas lucen desproporcionadas con el contexto.A los 17 años esrechazado en su admisión a la Academia de Bellas Artes y sus obras son calificadascomo mediocres.Poco después muere su madre de cáncer a los 47 años de edad y esteepisodio doloroso no lo podrá superar en toda su vida. Hasta su propia muerte loacompañó un retrato de su madre que no dejaba de mirar todas las noches.Sin estudioscompletos y sin sutento económico alguno, deambula por las calles de Viena comovagabundo durante varios años, durmiendo en las calles, en un albergue público o en uncuarto alquilado si es que lograba vender algunas de sus pinturas.
Siempre se dijo que
El Führer 
no parecía ser un hombre de carne y hueso; sele desconocía toda relación privada, nada se sabía de sus diversiones, susamistades o sus debilidades íntimas; tan lo sus colaboradores Hess,Goebbels, Göring y otros que más tarde ocuparán los cargos importantes delReich tean acceso a su persona y lo acompañbaan como sombras. Suprincipal afición era tomar el té con su gran amor, Eva Braun, a la que habíaconocido en Berchtesgaden en 1929, cuando ella contaba diecisiete años. Setrataba de una joven rubia y sonrosada, de aspecto fresco y sano, tal como le
 
gustaban a Hitler y como convenía a su ideal ario. Su carácter alegre ydespierto hizo que esta mujer se convirtiese en compañera inseparable delhrer, aunque nunca llegaría a ser oficialmente la primera dama deAlemania.Una noche de octubre, en 1929, la nueva asistente del estudio fotográficoHoffmann en Munich, Alemania, se sonrojó al descubrir a un cliente mirandosus muslos mientras ella, subida en una escalera, extraía unos documentos deun archivo difícil de alcanzar. Un poco mas tarde, le preguntó a su jefe,Heinrich Hoffman: '¿Quién es ese hombre del bigotito raro?' . Hoffman quedósorprendido de que la joven no lo hubiera reconocido y le dijo que era AdolfoHitler. Afue que Eva Braun conoca su primer y único amor.Su mente era tan superficial, que en 1929 tenía sólo una vaga idea de lo queera el partido nazi (que para ese entonces contaba ya con casi medio millónde miembros). De lo que si Eva rápidamente se dio cuenta, fue que la personaque podría ayudarla a salir de su mediocre situación era el hombre delbigotito raro. Por eso comenzó a quedarse en el estudio después del trabajo,para escudrar los calogos de fotos de Hitler y sus esbirros. Ella serellenaba el sostén con papel tisú, pues había escuchado a Hoffman decir queel líder nazi tenía preferencia por las chicas de senos grandes. Poco a poco, elfuturo Führer comenzó a enviarle pequeños regalos y notas.Con su habitual excentricidad, su primera ofrenda fue una orquídea amarillaacompañada de un retrato de si mismo, autografiado (sus regalos, nuncafueron muy expléndidos). Eva se sentía halagada, pero pasó un año, antes deque Hitler le hiciera una invitación. Las salidas eran siempre iguales: cenar ensu restaurante italiano favorito o ir a la ópera, donde Eva se aburasoberanamente. Testigos de aquellas salidas dicen que, durante este período,su relación era de padre/hija; ocasionalmente, Hitler le daba palmaditas en lamano llamándola 'Mein Sonnenschein' (mi rayo de sol).Su relación con Adolf Hitler empezó en 1930, antes de la muerte de GeliRaubal, la sobrina de Hitler. Eva mentía a sus padres diciéndoles que hacehoras extra. Hitler investigó sobre su pasado, ya que no quería sangre judía enla que será su amante, pero ella quiere casarse. Pensaba que "los hombresmuy inteligentes deben estar con mujeres primitivas y necias que los dejendescansar". Aunque Eva pasa gran parte de su vida esperando a Hitler,prefiere morir antes que separarse de él.Durante los primeros meses de su romance, Eva tenía que soportar ver a Hitlercon alguna aristócrata cargada de diamantes o del brazo de una 'vamp' delcine alemán, mientras que ella debía permanecer oculta, desconocida, sola.Su verdadero estatus era conocido sólo por unos cuantos amigos y oficiales delpartido nazi. En su inexperiencia, no sospechaba que él tenía relacionesíntimas con ellas. En realidad el líder alemán era tremendamente promiscuo eincluso estaba involucrado en una aventura amorosa con Geli Raubal, susobrina de 23 años. En septiembre de 1931, cuando Geli se enteró que él teníauna amante fija, una noche mientras su tío Hitler dormía a su lado, ella tomó
 
la pistola y de un disparo en el pecho se quitó la vida.Meses después, Eva presa de la desesperación y posiblemente pensando enGeli, se pegó un tiro; sin embargo su puntería era tan mala o estaba tannerviosa que la bala solo le rozó el cuello. En 1935 hizo un segundo intento desuicidio; tomó pastillas para dormir, pero su hermana Ilse la encontró. En estaocasión, Hitler le obsequió una villa privada en un suburbio de Munich y, alfin, la presentó a su círculo de íntimos.Poco a poco, Eva logra ocupar un espacio en la vida de Hitler. Él la llama"conejita" o "tontita"; ella, "mi hrer", y lo tutea. Comienza a recibirobsequios: dos perritos, abrigos de piel, un piso que pronto llena de regalos.Viaja con él como "secretaria privada", o la llama por teléfono todos los días.Se encuentran y Hitler entrena con un tensor por las mañanas, para podermantener luego el brazo extendido durante horas en los desfiles. Pero evitanque los vean juntos. En el refugio de Obersalzberg, Eva pasará gran parte desu tiempo entre 1936 y 1945.En ese tiempo Eva vivía con una serie de reglas -impuestas por Hitler- másestrictas que las del hogar de sus padres: no podía escribir cartas ni llevar undiario: ni silbar, porque a Hitler le molestaba; ni hablarle antes de que él sedirigiera a ella, etc. La influencia de Hitler sobre Eva Braun era muypoderosa; tratando de complacer al dictador, ella estaba obsesionada con suapariencia física, e incluso su color de pelo 'ario'.... era teñido. Eva noentendía que era justamente su forma de ser común, sencilla, lo que a él legustaba. 'Mientras más 'grande' el hombre, más insignificante debe ser lamujer' solía decir el Führer.Era una mujer atlética, de una atractiva belleza pasiva, risueña y alegre, muydada a participar en las fiestas sociales. No obstante, Hitler no se mostrabaen blico con ella por razones de prestigio, y tampoco en rculosrestringidos si había alguna visita importante, así que pasaba el tiempoencerrada en los apartamentos de Hitler de Berlín, Múnich o en el Berghof.Cuando dejaba que apareciese a su lado, la trataba como a una reina, yademás de respetarla, siempre estuvo pendiente de que nadie le hiciera daño,porque en realidad la amaba.En pleno sitio, estando a unos centenares de metros las fuerzas rusas, Hitlercontrajo matrimonio con ella el 29 de abril de 1945. El día siguiente, ambosentraron en el despacho; antes Hitler mandó fusilar al cuñado de Eva,Hermann Fegelein, por intento de evasión y complicidad con Himmler en sutraición. Al ser informada de este incidente, Eva interviene ante Hitlerdiciéndole: —Es joven, y su mujer espera un hijo, el único de la familia —implora—. No querrás que sea un huérfano. Hitler ordena su ejecución, y dicea Eva: —Es un traidor. Hay que ser implacable. No olvides a Mussolini y Ciano.Eva, impresionada por aquel paralelo histórico, deja de oponerse. —Tú eres elhrer —le dice—. Los asuntos de familia no tienen ya importancia.Así, a 16 metros bajo tierra, Eva pasa las últimas semanas de su vida en elbúnker. Hubiera podido salvarse, pero no quiso abandonar a su amante. El,

Activity (5)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Nicky Lagunes liked this
fuji7 liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->