Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword or section
Like this
5Activity

Table Of Contents

0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Morris Venden - Como Conocer a Dios

Morris Venden - Como Conocer a Dios

Ratings: (0)|Views: 540|Likes:
Published by Oscar Abdiel

More info:

Published by: Oscar Abdiel on May 25, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/22/2013

pdf

text

original

 
1
MORRIS VENDEN – CÓMO CONOCER A DIOS (UN PLAN DE 5 DÍAS)
To Know God 
, Review and Herald, Publishing Association, 1983.Primera edición 1987, editorial ACES.PRIMER DÍADios es amor. Pero, ¿cómo puedo estar seguro? ¿Cómo puedo saber cómo es él enrealidad?Y, después de todo, ¿por qué necesito a Dios? Yo no soy tan malo...SEGUNDO DÍA¿Cuáles son los pasos para ir a Cristo? ¿Cómo puedo saber si estoy salvo?¿Cómo puedo relacionarme personalmente con un Dios a quien no puedo ver ni oír?TERCER DÍA¿Se enfriará mi relación con Dios si dejo de comunicarme con él durante uno o dosdías?¿Cómo puedo seguir teniendo fe en Dios cuando todo me sale mal al mismo tiempo?CUARTO DÍALa obediencia. ¿Cómo? ¿Por qué? ¿Y qué sucede cuando fracaso?¿Qué viene primero: La victoria o la paz? ¿Cómo puedo vivir sin pecar?QUINTO DÍAEl crecimiento cristiano. Desde recién nacido hasta cristiano maduro. ¿Cómo puedesuceder?La gran división: Los que conocen a Dios y los que no lo conocen.
 
2¿Es posible llegar a conocer a Dios en cinco días, ni uno más ni uno menos? El autorde esta obra, Morris Venden, no enfatiza tanto el elemento tiempo, como la posibilidad,no sólo de obtener conocimiento
acerca
de Dios, sino de llegar a conocerle
a él
, esdecir, de establecer una relación personal y positiva con él. Para bosquejar esaposibilidad propone cinco etapas, o pasos. Si usted, estimado lector, comprende estemétodo, también
usted 
puede llegar a conocer a Dios, mejor que nunca antes.El pastor Venden, que durante muchos años ha estado al frente de diversas iglesiasde nuestras instituciones educativas superiores, posee la experiencia necesaria paratratar con mentes inquisitivas. En su calidad de autor de varios libros y orador siempreen demanda, ha aguzado su capacidad de articular e ilustrar. El beneficio que el lectorobtenga de la presentación que aquí se hace de Dios, puede muy bien extenderse a laeternidad.
 
3Dios es amor. Pero, ¿cómo puedo estar seguro? ¿Cómo puedo saber cómo es él enrealidad?Y, después de todo, ¿por qué necesito a Dios? Yo no soy tan malo...
PRIMER DÍA
Nadie estaba demasiado sorprendido porque la boda no había empezado a tiempo.Algo hay en cuanto a las bodas que hace que sea fácil que empiecen tarde. Quizás seaporque son muchas las personas que tienen que estar listas. Pero las damas de honor sehabían reunido en el lugar señalado. Era evidente la agitación natural de los preparativosde último minuto, entremezclados con rápidos vistazos al reloj.—¿No ha llegado el novio?—Todavía no. Pero no tardará.—¿Por qué se estará demorando?—No sé. Pero sin duda, llegará pronto.Pero el novio no llegaba. Y no llegaba. Y seguía sin llegar.Los trajes de las damas de honor estaban inmaculados. Todas estaban bien peinadas.Todas tenían sus lámparas encendidas, y estaban listas a unirse al desfile nupcial. Todasestaban ansiosas de que llegara el novio para que empezara la ceremonia. Pero el noviono llegaba.A medida que pasaban los minutos, y luego las horas, las muchachas empezaban ainquietarse. Luego empezaron a cansarse. Una tras otra colocaron sus lámparascuidadosamente a un lado y buscaron un lugar cómodo para sentarse mientrasesperaban. La noche estaba tranquila. Todo el día habían estado ocupadas. Por fin todaslas diez se quedaron dormidas. No es de extrañar; era cerca de la medianoche y todavíael novio no había llegado.A la media noche se escuchó la exclamación: “¡Ahí viene el novio!”.Las muchachas se levantaron enseguida. Empezó de nuevo la agitación de últimominuto. Para su consternación, descubrieron que las llamas de las lámparas se habíanachicado. Casi se les había acabado el aceite y las llamas estaban listas a extinguirse.Cinco de ellas se apuraron a llenar de aceite las lámparas, pero las otras cinco no habíanllevado aceite. No se habían preparado para la larga espera. Y con sus propios ojosvieron las llamas vacilar y apagarse.“¿Alguien tiene aceite que nos pueda dar?” repetían una y otra vez, pero nadie teníaaceite extra. Llegó el novio. Era el momento de empezar el desfile. Las cinco jóvenesque tenían aceite en las lámparas apagadas habían salido apuradas a buscar un lugardonde comprar o tomar prestado más aceite.
ESCASEZ DE ACEITE
Ya había pasado la media noche, y aunque las cinco muchachas recorrieron elpueblo, no encontraron aceite. Finalmente regresaron a la fiesta de bodas. “Hemosperdido el desfile y la ceremonia”, se dijeron, “pero quizás al menos podamos entrar a larecepción”.Pero cuando llegaron al salón de recepción, la puerta estaba cerrada. Se escuchabamúsicas y risas. Tocaron y tocaron a la puerta. Por fin ésta se abrió y allí estaba elmismísimo novio. “Déjanos entrar”, dijeron. “Se supone que participemos en la boda”.El novio miró a las muchachas. Parecían más unas pilluelas que damas de honor. Lostrajes estaban arrugados y sucios. Él no las reconoció. Movió despaciosamente la cabezay les dijo: “Ni siquiera las conozco”. Y cerró la puerta. Las jóvenes se perdieron laboda.

Activity (5)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
Kim Flores liked this
Sara Abigail liked this
luisangel007 liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->