Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
7Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Bases Jurídicas del dominio español en Indias por Javier Lozano Yalico

Bases Jurídicas del dominio español en Indias por Javier Lozano Yalico

Ratings: (0)|Views: 1,651|Likes:
Published by Richard
Artículo de Javier Lozano Yalico para la Revista Nueva Sintesis Nº 3 (1995)
Artículo de Javier Lozano Yalico para la Revista Nueva Sintesis Nº 3 (1995)

More info:

Categories:Types, Research, History
Published by: Richard on May 30, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

12/27/2012

pdf

text

original

 
BASES
JURíDICAS
DEL
DOMINIO
ESPANOLEN
INDIAS.
LASBULAS
ALEIANDRINASDE
1493Y
EL
REQUERIMIENTO
DE
15136
Javlet
LozanoYallcoINTRODUCCIóN
sirvan
estas
primeras
líneas
para indicar,
de
manerasucinta,
la
evolución
del
tra-
lamientodel temade las
BulasAlejandrinas
(1493).Alfonso
García
Gallo
manifiesta
queenel siglopasado
e[
asuntode
las
bulaseraobservado
con la
mentalidadpropiadeuqueltiempó,
es
decirpreocupabaa los
investigadores
la"divisiomundi"
porla
queel
continenteamericanoy
lasnumerosas
islas
del
Pacíficohabían
sido
cedidas
a
España
como
resultadode
una
declsión
arbitrariadel
Papa.
No
obstante,
apartir de
la
publicacióndel estudiode H.
\hnder
Lindentitulado
Alejan'
dro
W
y
ta
dematcai¡óndel dominiomarítimo
y
colonial
de
Espña
y
furtugal,
1493-1494
(1916)los
estudiosos
dedicáronse,
de
unaparte,aleshrdiointemode
los
ter<tos
pontificales
dandoaconoc€r
nuevascopias
o
edicionesmásperfectas
de
los
mismos.De
oka,
alanáisisde su
contenidq
precisandosu
alcance,
situándoloen
la
época
y
relacionándolo"tantocon
losprincipios
juídicos
dominantes
enellas
(las
bulas)comocon
los
problemas
políticos,eco-nómicos
y
de
todoorden
que
se
plantean"
(É9.
a70)
'
Con
ocasión
de
la efemérides
del
V
*:-;a.
hubo
sectoresintelectualesdenunciantes
del"genocidio"europeoiniciadoen
el siglo
XVl.
Encontraposiciónsurgieron
voces
que
esti-
maron
como
enorel
considemr
el
juicio
anterioren
laslabores
historiogÉficas'Una
palabra:
anacronismo.
Sucede
--acpresaban-
que aquellos hombres,alenconharse
bajo
la
presión
socioeconómicaplanteada
por
su
época,
no
pudieron actuarde
uil
mdo
diferente'
No
po-
demosobservarconojos
de hoy
loshechos
del
ayer'
Efectivamente.
hocedían
los
hombres
del
únicomodoquepodían
proceder,
de
acuerdo
a
sus
leyes.
Verbigracia:el
Derecho
común
sabía
comoactuar
frentea
los indí-
genas,
aplicópara
éstosdisposicionesaplicadas
a otraspoblaciones
"salvajes".
Y
en to-
áo
esto Dios
eslabapresentepuesquienes deshonraban
al
Altísimo
vía
expresiones
idolátricas
merecían
ser
canceladosen
sus
autonomías'Deacuerdo
a
lostiempos
todo
era
conforme'Sin
embargo,
ipor
qué
hubo
hom-
bres
que
en
esos
mismosaños
protestaroncontra lapolítica colonizadora
hispanasi
és-
ta,
supuestamente
,
ensanchabá
tas
fronterasde la
fe?.
A
la
luz
de
esta
monografíaob-
servamos
la
presencia
de
una)RISTIANDAD
OFICIALque
al
estar
acorde
y
justificarmedianteinspiración
divina
lasincursiones
de
sussoberanos
representantes
en
otrasrealidadesgeográficasse
muestraexcluyente,intolerante,
que
discrimina
y
apartir
de
tbdo
ello
subyugafavorecienclo
la
conquista
del
espacio
vital
-empleando
términos
actuales-
delos EstadosAbsolutistasen
cíernes.
Ponenciapresentada enel
X
CongresoPeruano
del Hombre
y
laCulturaAndina
"JoséCarlos
Mariátegui".Cerro
de Pasco,
19-23
de Setiembre
de L994'
z&
Nueva
Síntesis,
Nro
3
-
1995
 
Evidentemente,los teólogospro-indígenas
distinguielon
incongruencias
al
realizarla
compulsanecesariade larealidadevangelizadorapalpada
por
ellos
-pensamos
enlos
añosprevios
y
posterioresal
Requerimiento-
con la
desarrolladaen
lasSagradas
Bcrituras. La
Bibliapregonaa un Cristo universal,paratodos
los
hombres.
B
la ante-
salaa las
intervencionesde
E
Bartolomé de Las
Casas.Pero
es
aquí donde
la
pugna
se
haslada
a
demosbar
la
humanidad
efecüva de
los
"indios".
En
conclusión,
si
por
unlado la idea del anacronismo,tenerla en cuenta,ayudaalhistoriador a
no incurrir
en erroresdeperspectiva,
por
otro,no debe ocultarle
las
reali-
dades específicasde
un épocadeterminada.La
legislación
-aún
la de
bases
diünas-
la hacen
los
hombres desarrollándolahasta
donde
les
permitan
alcanzar
sus
objetivos.Además,no
se
olüde,
la
historia
exponeunapugna
eterna
de
intereses
humanos,
unproceso
convencedoresyvencidos siendo
el
sufrimientoconnaturala ellaconro
expre-saba
Edward
Carr.
+ú¡|
Con
respectoa las Bulas
Alejandrinas,
elpresente
habajo
intentainscribirlas en
los
años
iniciales
de
la
EdadModerna donde
la
monarquía comienza
a
desplegarconenorme
ügor
su
tendencia absolutista, buscando poseerindivisastodas
laspotesladesde
soberanía
por
derechodivino.El Requerimiento,
nacido a
raíz
de
una convocato¡a
real,
novendríasino
a
confirmar
la
vigenciade
la bula de
donación
o
Inter cetera
mostando
aun
monarca
abanderadode la
cristiandad,
pero
sobre
todo,dueño
total
de
las
posesiones
de
"infieles".El
períodode
tiempo
comprendido
por
el
tema
concuerda
conlo
que
Juan
Man-zano
y
ManzanodenominaPlanteamientoPonüficalen su
Laincorporación
de
las
In-
dias
a Ia coronade casülla (1948)comola
etapa
primeradetodo un
proceso
en
elque
se
venüla
la
justa
presencia
hispana en
el
Nuevo
Mundo'.
CAPITULO
I
IAS
BULAS
ALEIANDRINAS,
.
FORMALIZADORASDELDESCUBRIMIENTO
1.
ANTECEDENTES
Entrelos
siglos
xI
y
xV
enconhamos
a
lospoderesRegio
y
pontifical
enma¡aña-dos
en
unalucha
por
el
podertemporal.En
estos
tiempos
el
poderpontificio
se
encon-traba
por
encima
de los
Btados
queaúnno
se
mosbabansólidos.Mientrasacontecían
estos
desencuenhos,
los
PonlficesRomanosejercíanlasoberaníaenmateriatemporal
-y
espirihraltambién
por
supuesto-
a
todolo largode
la
Edad
MediaE.
SiMo
Za'¿ala
y
Afonso
García-Callo
coincidieron
en
realizar
una
historiade
las
bulas
referentes
a
los
descubrimientos geográficosbuscando
establecer
una"genealogía"de
las ex-
pedidas
por
Alejandro
Vl
en1493.citando
la máslejanaen
el
üempo,tenemos
a
la
de
cle-
7
u
A.í
puestrasta
el
año
1533, por
lo
menos
-
hay
qrresupor¡eralgunos
añosr¡ás
-se
viveofi-ciafmentedentrodelplanleamiento
p,orililical
inaugurado
en
1493
con
la entrega
de
Iabulaalejandrina
al
primer
al¡rtirante
del ¡nar
Océano
"
.
El
subrayadoesnuestro.
Cfr.
Mar¿ano,
-
1948:
p.54.
o
FJavierde
Ayala,7946:pp.348
y
350
.
Ntreva Síntesis.
NLo
3
-
1995
23
 
mente
VIdelaño
de
1342relaüva
a
las
Islas
Canarias,
pasandopor
las
diversasconcedidasalosportugueseshastallegara la
de
1481
otorgada porSixto
I\/
.
Sintetizando,
losantecedentes
de
los
documentos
de
Alejandro
Vl
gozaban
de
una
tradiciónbastantearraigada
y
"unaindubitable
fueza.política
para
laopinión
general,
cuyarealidad
es
preciso
contodaevidenciareconocer"ro.Constituven
las Bulas
del año
de
1493
"la
prolongación
de la
prácticadel
medioevo"ll
.
Es
necesario
indicarque,no
obstantereconocer
la
prácticacontinuada
de
la
da-
cióndeBulas,
las
de
1493marcan
un
hito
bastanteespecial
porcuanto"fueron otorga-das
a
fines
del
siglo
XV
cuando
la
autoridadtradicional-del
Fapado
y
en
general
las
institucionese ideas
medioevalesibancamino
asu
ocaso"l2.
2.
ORIGEN
Manuel
Giménez
Itmández
relata
endetalle
la
cronologíade la
obtención
delasLeftas
Alejandinas
(comooriginalmentedebellamarse
a
las Bulas
según
el
mismoaulor):
,,C.olón
enba
el
luns
+lll-1493
enel
afuaríodel
Taiq
y
mnfíaa
algunanave
--juízás
líomaa_
que
zalrym
pta
puefto
apñol
del
sur
la
arta
queaan'biemalos
rcya
el
IS
de
fbb¡e¡o
en
riago
denaurtaga4adjuntándase
una
posfdata
y
oha
aúa
wm
el
Bcrifuno
deRaciónsanfángel:inhmado
¡nr
los
potiuguaa
Fm
que
se
enhqase
a
merd
de
Juan
II,
nlégwe
a
ello
alryndo
su
caácter
de
Almimnte
castellanq
y
envla
al
monata
¡nñugu&
nobiciade
su
llqada,
rccibiendo
eluíema
la
contatacíón,
por
mdio
deMañínde
Norcña,
en
la
queJuanII, alejado
mn
su
cofte
de
Lis&n,
en
mzón
de
ra
¡wte
queaftigíata capítal,le
inuil.ab
a
visitade.
Nosin
wcilaciona,
daemhrcó
la
misma Ía¡deColón
aomptiádo
de
su
píloto
y
dealgunosindíos,
y
has dehacer
noche
en
saavem,
Iqó
et
díasíguiente
sáfudo,
pr
la
ná-
che
y
fuio
la
lluvia
a
lhlpmísq
tuidencia
del
ey,
elebmndo
inmdíat;amenteunaenhevisla
pública
mn
el
rcy
de
hñugpl,
a Iaquesiguiercnobas,
algunas
de
ellas
abictamente
prfin-
das,
dondeJuanII
eut¡emó
la
cortaía,
sqrin
alírma
el
mismo
hrón
ensu
Diario.
En
ellas
la
ufanía
y
aun
los
veladosrcprcches
deco!ón,motivaronta
éplíca
deJuan
I[,
quíen
afirmó
que
las islas
(sansalvado4
Bpañola),
descubiertas
por
Cotón
le
peñenecían,
en
razón
de
su
proximidad
y
dependencíade las
Azotes,
cuya
legítima
po-
sesión
y
dominio
conespondíaa
la
corona porfuguesa
por
la
fe
jurada
por
los
castella-
nos
en
Alcagobas,en
1479,
y
suconfirmación
en
la
BulaAeterní
Regis
deSíxto
IV
(21
Junio
1481):
y
conun
optimisntoexagemdoenel rcspetoa
los
trafados
porparte
de
Ios
monarcas
castellanos,
afírmó
que
para
que
éstos
le rcconocieransu
dercchqno
ne-
cesilaba
ni
acudí¡'
ni
a
las armas,
ni
aun
siquíen
a
la
inlervencíón
pontifica!,
ya
quebaslarla
alegarsusdercchos
por
mediode unentbajado4comoalefecto
despachóel
S
de
Abril
a
Ruy
de
Sande""
. lJasta
aquf
es
de
GiménezFernández.
En el
pármfoanterior
se
hacerefercncia
alteconocímientode de¡echos
lusas
de
parte
cle
loshispanos.
ZCuáles
eran
aquéllos?
Rres
losmismos
que
se
hallaban
en
el
África,
las
islas
de
las
Azores,
MadeimyCabo
Verde
y
la
rutade
las
C.anarias
hasta
Guinea(CapitulacióndeAl-
caEobas
de
7479) confirmados
--{omo
también
se
señaló-
porlaBulaAetemi
Rqb
(de
9
l0
ll
12
l3
24
S. Z-avala,
1935:pp.23-25;
A.García-Gallo,1957:p.480 y
ss.
FJavier
de
Ayala,ob. cit.:p.351
.
Silvio
Zavala,
ob. cit.:p.
25
.
Idem.
M. GiménezFemández,
I944:pp.77-72
.
Nueva
Sintesis,
Nro3
-
1995

Activity (7)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Delfor Cruz liked this
Seventiky liked this
jans2002 liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->