Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword or section
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Kryon - Viaje a casa

Kryon - Viaje a casa

Ratings: (0)|Views: 31|Likes:
Published by osotoc

More info:

Published by: osotoc on Jun 04, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/14/2011

pdf

text

original

 
www.formarse.com.ar 
KRYON5
EL VIAJE A CASA
LA HISTORIA DE MICHAEL THOMAS Y LOS SIETE ÁNGELES
Lee Carroll
www.formarse.com.ar 
 
www.formarse.com.ar 
Dedicado a todas las personas que han comprendido que un ser humano tiene el poder de cambiar su vida, y que ¡las cosas no siempre son lo que parecen! 
¿QUIÉN ES KRYON?
Kryon es un ente amoroso y benévolo que actualmente está en la Tierra para ayudarnos a entrar en la elevadaenergía de lo que denominamos nuestra «nueva era».Las palabras de Kryon han transformado vidas y llevado amor y luz a algunos de los sitios más oscuros denuestro ser interior. El argumento de
“El viaje a casa” 
fue inspirado por Kryon, y escrito por Lee Carroll.
INTRODUCCIÓN
En diciembre de 1996, Kryon estuvo ante más de quinientas personas en Laguna Hill, California, en laclausura de un seminario vespertino. En una sesión en la que se contaron cuentos y que duró más de unahora, fue presentado el viaje de Michael Thomas: un recorrido nacido del deseo de un ser humano, harto de loterrenal, de reunirse con su familia espiritual y regresar al «hogar».El nombre de Michael Thomas, en sí mismo, representa los atributos increíblemente sagrados y santos delarcángel san Miguel, y también las propiedades energéticas ancestrales de santo Tomás,
el Dubitativo.
Estacombinación nos representa a muchos de los que percibimos que somos seres espirituales, pero que amenudo dudamos de nuestra capacidad para avanzar hacia un nuevo milenio que ha incrementado sus exi-gencias espirituales o sus retos basados en el miedo.El viaje de Mike hacia su hogar revela paulatinamente una aventura a través de las siete casas llenas decolor, cada una de ellas ocupada por un Ángel Magno. Cada casa representa un atributo de la Nueva Era yencierra sabiduría, enseñanza, humor y revelación en cuanto a lo que Dios quiere que sepamos sobrenosotros mismos. También vislumbramos el modo cómo funcionan las cosas a medida que nos adentramos enel nuevo paradigma de nuestra Nueva Era.Evolucionando hacia un final conmovedor y sorprendente, el viaje de Michael Thomas revela a los sereshumanos un paquete de amorosas instrucciones que provienen de una fuente espiritual que deseaconstantemente «lavar nuestros pies».Si usted alguna vez ha formulado a Dios la pregunta: «¿Qué es lo que quieres que sepa?»¡POSIBLEMENTE SEA ESTO! Acompañe a Michael Thomas en su apasionante viaje. Es probable que lerecuerde a usted el suyo.
1. MICHAEL THOMAS
Los fragmentos de plástico negro volaron en todas direcciones mientras Mike se «encajonaba», empujándosecon bastante fuerza contra la pared del cubículo, en su oficina de ventas. Este era un ejemplo más en el queun objeto inanimado padecía la creciente rabia de Mike, a consecuencia de su situación.Súbitamente, una cabeza apareció de forma inesperada entre las polvorientas hojas de la planta de plásticoque estaba a su izquierda.—¿Sucede algo? —preguntó John desde el cubículo vecino. Las paredes de cada cubículo tenían la altura justa para crearle, al correspondiente trabajador, la ilusión de que tenía una oficina propia. Mike tenía variosobjetos altos sobre su escritorio, ya que así conseguía matizar el hecho de que sus compañeros de trabajoestaban situados a sólo un par de metros de distancia durante toda la jomada; todos ellos compartían la ilusiónde independencia y «privacidad» tanto en sus respectivos espacios como en sus conversaciones. El resplan-dor de la luz blanca del fluorescente, que provenía de la miríada de instalaciones desnudas que estaban sobrelos cubículos, bañaba tanto a Mike como a sus congéneres. Era ese tipo de falsa iluminación que solamentese encuentra en las instituciones y en la industria; parece como si absorbiera todo el rojo del espectro visual,volviendo pálidas a todas las personas que ilumina, incluso a aquellas que viven en la muy soleada California.Los años que había pasado sin tomar la luz directa del sol hacían que la palidez de Mike se duplicara.—Nada que un viaje a las Bahamas no pueda curar —respondió Mike sin mirar hacia la planta de plásticopor la que asomaba la cabeza de John, quien se encogió de hombros y retomó su conversación telefónica.Mientras las palabras salían de su boca, Mike sabía que nunca se podría permitir estar en las Bahamas conel salario del oficinista que toma los pedidos en la «mina de carbón» (así llamaban los empleados a la oficinade ventas en la que trabajaban). Empezó a recoger los trozos de plástico de la bandeja que acababa deromper, y suspiró, acción que realizaba con mucha frecuencia últimamente.¿Para qué estaba allí? ¿Por qué carecía de la energía o del incentivo para mejorar su vida? Su mirada seposó en el oso afelpado de aspecto estúpido que se había comprado y que decía: «Abrázame». Junto a élestaba su tira cómica favorita titulada
Lado Opuesto,
que trataba del «pájaro azul de la felicidad» que estabaescapando de Ned, el protagonista de la tira cómica; mas para Mike, la tira trataba del «pollo de la depresión».No importaba cuántas caras sonrientes o cuántas tiras cómicas pegara en las paredes del cubículo. Mikeseguía sintiéndose bloqueado. Estaba adherido a una existencia parecida a las copias de una fotocopiadora deoficina: cada día era un duplicado del anterior, uno tras otro, sin ningún objetivo. La frustración y el desamparoque experimentaba lo hacían sentirse descontento y deprimido, y empezaba a dar muestras externas de ello.Incluso se lo había comentado su supervisor.Michael Thomas tenía treinta y tantos años, y como tantas otras personas de su oficina, «hacía lo justo
2
 
www.formarse.com.ar 
para subsistir». En ese empleo no tema que poner gran cuidado en lo que hacía. Simplemente, podíadesconectar durante ocho horas al día, iba a casa, dormía, y los fines de semana intentaba pagar sus facturaspendientes, y el lunes, otra vez la misma rutina. Mike se daba cuenta de que, de los treinta individuos quetrabajaban en esa oficina de Los Ángeles, él sabía únicamente los nombres de cuatro personas, perosimplemente no le importaba; así había estado durante más de un año, después de la ruptura sentimental quedestrozó su vida para siempre. Jamás compartía sus recuerdos con nadie, aunque éstos acudían a su mentecasi cada noche.Mike vivía solo, sin contar a su único pez. Quiso tener un gato, pero el casero no se lo permitió. Sabía queestaba interpretando el papel de víctima, pero su autoestima se encontraba en el punto más bajo, y seguíafrotándose la herida que había en su vida; intencionadamente, la mantenía abierta, sangrante y dolorida, parapoder echar mano de ella a voluntad. Pensaba que no podía hacer otra cosa, y no estaba seguro de tener laenergía para poder cambiar las cosas, incluso si hubiera querido hacerlo. En broma, le puso al pez el nombrede «Gato», y solía hablarle cuando llegaba del trabajo o cuandosalía a trabajar.Al salir, Mike acostumbraba a decirle a su amigo con aletas: «Ten fe, Gato». Obviamente, el pez nunca lerespondía.Mike medía más de un metro ochenta y cinco de estatura y esto imponía un tanto, hasta que sonreía. Esasonrisa encerraba un encanto que fundía todos los prejuicios que uno podía haber tenido al ver su elevadaestatura. No era una casualidad que atendiera a los clientes por teléfono, de tal forma que no pudieran verle,ya que su intención era negarse a sí mismo su mejor atributo; era casi como autoimponerse prisión, lo cual lepermitía sumergirse en el melodrama de su actual situación. Mike aventajaba en habilidades a las demáspersonas, pero rara vez se permitía usar dichas aptitudes, excepto si era necesario hacerlo por cuestiones detrabajo. Mike no gustaba de cultivar amistades y en sus parámetros mentales actuales las mujeres tampocoexistían para él, aunque a muchas de ellas él les podría haber gustado.Sus compañeros de trabajo varones le decían: «¿Mike, cuándo fue la última vez que tuviste novia?».«Necesitas salir y encontrar una buena chica. ¡Cambia esa mentalidad!»Después, todos ellos volverían a casa con sus familias, sus perros y sus adorables hijos (y uno que otro,también tendría un pez). Pero Mike no lograba tener claro cómo empezar el proceso de reconstrucción de lavida amorosa que había perdido. Decidió que no valía la pena preocuparse, y a menudo se decía: «Yo yaencontré a mi pareja cuando era joven, aunque ella no lo supo».Michael estuvo profundamente enamorado, y experimentó todas las ilusiones que eso implica. Ella, por suparte, no se tomó en serio la relación. Cuando finalmente ésta se deterioró, Mike sintió como si su futuro semarchitara, volatilizándose. La amó con esa pasión especial que él creía que solamente se podía llegar asentir una vez en la vida. Lo había depositado todo en ella, pero ella no supo apreciarlo.Mike creció en una granja del pequeño pueblo llamado Tierra Azul, en Minnesota, y huyó de una situaciónvital que sentía como un callejón sin salida: o cultivar para vender las cosechas en el extranjero oalmacenarlas indefinidamente en grandes silos debido a un exceso de grano. Desde muy joven supo que lagranja no era lo suyo. Al parecer, dicha idea no era demasiado apreciada en su tierra. ¿Qué había de malo enello? Además, no soportaba cómo olía todo lo que le rodeaba, y quería trabajar con personas en lugar dehacerlo con animales y tractores. Iba bien en la escuela y era un fuera de serie en todas las actividades queimplicaran una interacción con los demás. Acabar siendo vendedor fue algo natural para Mike, y jamás tuvoningún problema para encontrar sus trabajos, vendiendo una inmensa variedad de productos y servicios, querepresentaba con honestidad. A la gente le gustaba comprar cosas cuando se las vendía Michael Thomas.Cuando hacía un balance retrospectivo sobre lo que le habían aportado sus padres ya fallecidos, se dabacuenta de que una de las cosas que había permanecido «adherida» a él era su fe en Dios. A menudo, pensabacon amargura que justo ahora, eso le estaba aportando mucho bien. Mike era hijo único, y sus padres —susqueridos mamá y papá— habían muerto en un accidente de automóvil por culpa de otra persona, justo antesde que él cumpliese veintiún años. Él seguía lamentando enormemente su muerte, y siempre estaba rodeadode fotografías que le recordaran las vidas de sus padres, así como su lamentable deceso. A pesar de todo,todavía ahora Mike seguía asistiendo a la iglesia y por lo menos seguía el culto, aunque por simple formalidad.Cuando el pastor le preguntaba acerca de su salud espiritual, Mike admitía abiertamente su fe y su creencia ensu naturaleza espiritual. Estaba seguro de que Dios era justo y amoroso, pero en ese momento, igual quedesde hacía algunos años, no se manifestaba verdaderamente. A menudo, Mike rezaba para que su situaciónmejorase, aunque no era muy optimista respecto de si las cosas podrían cambiar realmente.Mike no era exactamente guapo, aunque era vigorosamente atractivo, pues había heredado lacomplexión altiva de su padre. Las mujeres lo encontraban irresistible: les cautivaba su sonrisaresplandeciente, su pelo rubio, su elevada estatura, su mandíbula cuadrada y sus ojos de un azul intenso.Aquellas que tenían buena intuición también captaban que Mike era un hombre íntegro, y confiaban en él casiinstantáneamente. Había tenido infinidad de oportunidades de sacar un provecho inapropiado de muchassituaciones, tanto en los negocios como en el amor, pero jamás lo hizo. Mike era el resultado de la buenaconciencia propia de la gente del campo, y ése era uno de los valiosos atributos que permaneció en él cuandollegó de la fría tierra donde se educó.No podía mentir. Comprendía intuitivamente cuándo los otros necesitaban ayuda. Abría la puerta a laspersonas cuando entraba o salía del supermercado, respetaba a las personas mayores y charlaba con ellas, y
3

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->