Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
null

null

Ratings: (0)|Views: 289|Likes:
Published by api-26169043

More info:

Published by: api-26169043 on Jun 04, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/04/2010

pdf

text

original

 
29 | Jul | 08
124
Brecha digital y desarrollo:mitos y realidades
14 | Abr | 09
Hernán Galperin*
 Analista asociadoENTER-IE
L
os retos clave de los países en desarrollo no son la falta de ordenadores ni de conexiones a Internet sinola pobreza, la desigualdad o las carencias del sistema educativo, por nombrar algunos ejemplos. Aún así,en la medida en que ayudan a afrontar estos desafíos, la inversión en TIC y su adopción pueden jugar unpapel fundamental en los procesos de desarrollo de estas regiones.
Introducción
 A comienzos de los años 60, la productividad del sector agrícola en los países desarrolla-dos era muy superior a la de los países en desarrollo. Según los expertos, la diferencia claveestaba en la tasa de utilización de tractores en el cultivo de la tierra. Hacia 1961 había untractor por cada 47 hectáreas cultivadas en los países ricos, mientras que en los países endesarrollo el promedio era de un tractor por cada 900 hectáreas. Parecía evidente que elprincipal desafío para estos era acelerar la mecanización de la agricultura, a partir de la cualaumentaría la productividad agrícola, se desarrollarían nuevos productos y mercados y sereduciría la pobreza rural.Entre los años 60 y comienzos de los 80 se pusieron en marcha grandes proyectos de me-canización de la agricultura en los países en desarrollo mediante donaciones y préstamosen condiciones preferenciales. Sin embargo, los resultados fueron decepcionantes. En mu-chos casos, el uso de tractores tenía un efecto prácticamente nulo sobre el rendimiento dela tierra. La combinación de pequeñas parcelas, mano de obra barata y terrenos no aptosreducía los incentivos para la mecanización, mientras que los mercados complementarios(por ejemplo, para el mantenimiento de los tractores) eran prácticamente inexistentes. Laprincipal lección de estos fallidos proyectos fue clara: no existe una rápida solución tecno-lógica al complejo problema de la pobreza rural.Una década después, a principios de los años 90, los ordenadores e Internet reemplaza-ron a los tractores en la agenda de tecnologías para el desarrollo. El razonamiento quesustentaba el nuevo ‘tecno-optimismo’, en líneas generales, era el siguiente: la economíamundial ha entrado en una nueva etapa de mercados globalizados, cambio tecnológicodisruptivo y crecimiento sostenido por la acumulación de conocimiento y la capacidadde innovación. Sin embargo, el mundo en desarrollo está mal preparado para enfrentarsea estos nuevos desafíos, ya que sus ciudadanos y organizaciones carecen de las he-rramientas para acceder y manipular conocimiento, factor clave de la prosperidad en lallamada ‘Nueva Economía’.
* Universidad de San Andrés / Diálogo Regional sobre Sociedad de la Información (DIRSI/IDRC)
 
Nota Enter | 124
Brecha digital y desarrollo: mitos y realidades
2
No faltaban las cifras para corroborar estediagnóstico: hacia 1992 los países de laOCDE tenían 14 ordenadores personalespor cada 100 habitantes, mientras que elpromedio de los países más pobres era de0,12 por cada 100 habitantes. Estas dife-rencias en la tasa de difusión de las nuevastecnologías de la información y la comuni-cación (TIC) cimientan un nuevo consensosobre la urgente necesidad de acortar lasdistancias entre los países ricos y pobresen las inversiones y adopción de serviciosasociados a las TIC. A la par del
 boom
delas ‘punto com’ de los años 90, proliferanlas iniciativas públicas y privadas para ce-rrar la llamada brecha digital. Ya nadie pa-recía recordar la triste imagen de los tracto-res apilados en los cementerios de chatarrade una década atrás.
El rol de las TIC en el procesode desarrollo
Los desafíos clave de América Latina y elresto de las regiones en desarrollo no sonla falta de ordenadores ni de conexiones aInternet, sino la pobreza, la desigualdad, lamortalidad infantil, la falta de agua potabley de infraestructura sanitaria, las múltiplescarencias del sistema educativo, los mer-cados ineficientes y la debilidad institu-cional, por nombrar algunos de una largalista. En la medida en que las inversionesasociadas a las TIC ayuden a afrontar estosdesafíos de manera eficiente, la brecha di-gital es relevante para los países emergen-tes. Diversos estudios recientes demues-tran que, bajo circunstancias adecuadas, laadopción de las TIC puede mejorar el fun-cionamiento de los mercados, incrementarla productividad de las empresas, facilitarel suministro de servicios públicos, promo-ver la transparencia en la gestión públicay fortalecer el capital social. Sin embargo,identificar la combinación propicia de tec-nología e insumos complementarios bajodiferentes circunstancias y para diferentesobjetivos de desarrollo no es trivial. Pruebade ello son las altas tasas de fracaso y elescaso impacto de muchos proyectos TICpara el desarrollo.Uno de los ejemplos es el de los centros deacceso público a Internet (los llamados te-lecentros). Durante los años 90, gobiernosy donantes internacionales financiaron nu-merosos proyectos para extender el uso deInternet a zonas marginales a través de tele-centros. Si bien es posible identificar algu-nos casos de éxito (por ejemplo el programa‘Biblioredes en Chile’), pocos han demostra-do impacto y sostenibilidad en el tiempo. Elcaso de Argentina es característico: en 1998,el gobierno anunció la instalación de 1.300telecentros en todo el país. Tres años mástarde, menos de la mitad seguían operando.La crisis económica y política de 2001 fueciertamente un factor mitigante del fracasodel proyecto, pero sin embargo no impidióla proliferación de cibercafés (en esencia,telecentros que operan sin subsidio estatal)en Argentina y otros países de de la región(sólo en México existen hoy alrededor de50.000).De hecho, la gran mayoría de los latinoa-mericanos nunca ha pisado un telecentro,en parte porque han estado más centradosen la compra de teléfonos móviles: entre2002 y 2007 prácticamente se cuadrupli-có el número de suscriptores al servicio. Varios estudios recientes muestran el sig-nificativo impacto que ha tenido la masivadifusión del teléfono móvil sobre: el creci-miento económico agregado
1
, la producti-
Waverman, L., Meschi, M., & Fuss, M.
The impact of telecoms on economic growth in developing countries 
. Vodafone Policy PaperSeries No. 2, March 2005. Los autores estiman un crecimiento adi-cional del PIB del 0.6% por cada 0% de aumento de la penetraciónde la telefonía móvil.
Fuentes: ITU
1. Suscriptores a telefonía móvil en América Latina
(millones)
1002003004002002 2004 2005 2006 20070
 
2003
 
Nota Enter | 124
Brecha digital y desarrollo: mitos y realidades
vidad de los trabajadores y microempresasdel sector primario
2
y el funcionamiento delos mercados de trabajo informal y la for-mación de capital social
3
.El ejemplo de la telefonía móvil resalta dosaspectos clave sobre el rol de las TIC en elproceso de desarrollo:El principal papel del estado sigue siendoel de promover la competencia y la inno-vación, aunque sin desatender posiblesfallas de mercado, que pueden ser nume-rosas en una industria caracterizada poraltos costes de entrada y múltiples exter-nalidades (de ahí la continua importanciade agencias reguladoras independientesy profesionalizadas). Vale reiterar la fallidainversión en telecentros de los años 90financiada, en parte, mediante altos im-puestos al servicio que realmente utilizanlos pobres: la telefonía móvil.Junto a las inversiones en tecnología,inversiones complementarias para au-mentar las capacidades de absorción delas organizaciones y el
 stock 
de destre-zas de los potenciales usuarios son fun-
2
Jensen, R.
The Digital Provide: Information (technology), market 
performance and welfare in the South Indian sheries sector.
Quar-terly Journal of Economics, August 2007. El autor estima un aumentode las ganancias de un 8% y una reducción del 4% de los preciosal consumidor en el sector de la pesca en el sur de la India, ambosefecto de la reducción en la dispersión de precios entre mercadosque resulta de la creciente adopción de la telefonía móvil.
Galperin, H., & Mariscal, J.
Oportunidades Móviles: Pobreza y ac- 
ceso a la telefonía en America Latina y el Caribe.
DIRSI/IDRC, Nov-ember 2007. Disponible en www.dirsi.net. DIRSI
(Diálogo Regional sobre la Sociedad de la Información) 
es una red de investigación
sobre TICs y desarrollo en America Latina y el Caribe fnanciada por
el IDRC (Canadá), entre otros donantes.
1.2.damentales. Los proyectos TIC para eldesarrollo mejor sucedidos son aquellosque combinan tecnologías apropiadascon entrenamiento, y que están articu-lados con objetivos de desarrollo bienespecificados (brindar a los estudiantesacceso a bibliotecas digitales, reducir lostrámites para la obtención de títulos depropiedad, mitigar asimetrías de infor-mación en los mercados agrícolas, etc.).
¿Cuál es la verdadera dimen-sión de la brecha digital?
La respuesta a esta pregunta depende dedónde se mire y cómo. En general, durante laúltima década se han acortado las distanciasentre países ricos y pobres en términos de laparticipación en el agregado global de usua-rios de las TIC, así como en el stock mundialde infraestructura. A modo de ejemplo, entre2000 y 2008 los latinoamericanos han dupli-cado su participación en el total de usuariosde Internet de un 5% a un 10% aproximada-mente. Sin embargo, si se considera la tasade adopción por habitante o empresa encada país la situación es diferente. Para esteanálisis, comparar la evolución de la brechadigital y la brecha de ingresos resulta clave,ya que toda la literatura muestra una fuerteasociación entre adopción de tecnología eingreso per cápita. A grandes rasgos, el habitante promedio deun país desarrollado tiene ingresos ocho ve-
2. Distribución de usuarios de Internet en el mundo, %
Fuente:
ITU
 América Latina
5,1%
 
2000:
390M.
 América Latina
10,0%
 
2008:
1.481M.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->