Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
5Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Serie La Biblia Parte 1

Serie La Biblia Parte 1

Ratings: (0)|Views: 7,866 |Likes:
Published by pauloarieu
La Biblia,bibliología,teología biblica,Teologia Reformada,Sola Scriptura,Palabra de Dios
La Biblia,bibliología,teología biblica,Teologia Reformada,Sola Scriptura,Palabra de Dios

More info:

Published by: pauloarieu on Jun 08, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/26/2012

pdf

text

original

 
Serie La Biblia parte 1
Autor:
Paulo ArieuIntroducción
La Biblia es la Palabra de Dios, aunque a muchos no les guste esto, o se le ponganlos pelos de la cabeza de punta.Muchos cristianos creen que la Biblia contiene laPalabra de Dios, pero eso es un error: La Biblia es la Palabra de Dios.La presencia yproliferación de innumerables sectas basadas en diversas y extrañasinterpretaciones de la Biblia, como pueden ser los testigos de Jehová, LosMormones, Los Adventistas,y otras mas que constantemente aparecen en nuestromedio Latinomearicano, exigen de todo cristiano evangelico una cabal informaciónbíblica, así como una correcta orientación doctrinaria que le ayude a permanecerfirme en su fe, a desarrollarse espiritualmente y,como dice el apostol Pedro, a"
estar siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverenciaante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros".(I Pe.3:15 RV 1960)
Al respecto podemos citar a Louisa J.Walker,quien ha dedicado su vida al estudio delos distintos grupos religiosos que proliferan por América Latina:"Dios nos ha dado la Santa Biblia como mapa para señalarnos el camino. El que nose ocupe de estudiar la Biblia no sabrá distinguir si es falsa o verdadera cualquierdoctrina que se le presente. El que ignora las Escrituras confunde fácilmente elcamino.Hay muchos senderos doctrinales que parten del camino real. Algunos deellos parecen derechos, citan la Biblia y contienen mucha verdad, pero poco a pocovan alejándose del camino verdadero. No se nota a primera vista el error. El queviaja por el camino real que lleva al cielo, debe comparar cuidadosamente lasenseñanzas que va encontrando con lo que encuentra en su mapa, que es la Biblia.Hay muchos grupos religiosos que profesan ser cristianos, “pero tienen ciertasdoctrinas erróneas que apartan de Cristo la fe para ponerla en otras cosas. ““Algunos grupos se han apartado más del camino verdadero, y otros menos.” Espor este motivo que “debe aprender a basarse tan firmemente en las Escrituras queni los argumentos, ni las invitaciones, ni el ejemplo de otros lo puedan apartar de laverdad revelada en Cristo y en su Palabra.”Varias de estas religiones entrenan asus miembros para ir de casa en casa procurando ganar adeptos para su fe.Algunas se especializan en trabajar entre los evangélicos, especialmente entre losnuevos convertidos, que son los más fáciles de confundir. Se brindan paraayudarlos a comprender mejor la Biblia y les enseñan el error.Hay mucha verdad en el refrán: "Guerra avisada no mata soldados."- Los cristianosde nuestras iglesias deben ponerse al tanto de lo que estos grupos enseñan, ydeben saber la refutación bíblica de sus errores,
"Para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de
1
 
doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia lasartimañas del error" (Efesios 4:14).
[0]
Por eso, nosotros debemos defender a Dios y a Su palabra con la razón a través deargumentos lógicamente firmes ya que Dios ha provisto razones legítimas paracreer en Él, e igualmente nos ha mandado a presentar esas mismas razones aotros. El apóstol Pedro escribió: “
Sino santificad a Dios el Señor en vuestroscorazones, y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbrey reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay envosotros” (I Pe. 3:15).
Pedro no solamente provee una buena razón para defender el Evangelioracionalmente (i.e., porque Dios lo mandó), sino también nos da una serie depautas a seguir en nuestra defensa del Evangelio.En I Tim. 1:5-7, San Pablo escribió: “
Pues el propósito de este mandamiento es el amor nacido de corazón limpio, y de buena conciencia, y de fe no fingida, de lascuales cosas desviándose algunos, se apartaron a vana palabrería, queriendo ser doctores de la ley, sin entender ni lo que hablan ni lo que afirman” 
Estas personas igualmente pueden recitar varios rituales y costumbres de la ley,tales como el diezmo y honrar el sábado. Aunque ellos no entenderán que elpropósito completo de la ley era producir amor nacido de corazón limpio.Y todo por ignorar acerca de las escrituras.Kyle Butt, M.A., autor de un artículo titulado "El Mandato Bíblico a Defender la Fe ",comenta algo muy interesante acerca de la situación actual en este siglo respectode los creyentes:"El cristianismo en el siglo veintiuno demandará tanto coraje como demandó en elprimer siglo cuando las persecuciones mortales plagaban la iglesia. No, en Américano tenemos policía secreta tumbando nuestras puertas y asesinando a nuestrasfamilias a causa de nuestras creencias cristianas. Nosotros no somos traídos antelas cortes y forzados, bajo pena de muerte, a ofrecer una pizca de incienso sobreun altar pagano a un dios pagano. Sin embargo, incluso cuando los retos de unavida recta puedan ser diferentes hoy en día, éstos son todavía reales. El científicoque defiende la creación soporta burlas arrogantes de sus compañeros eruditos. Laadolescente que rechaza comprometerse en relaciones sexuales prematrimonialessoporta las bromas más duras de los chicos de su clase. La mujer u hombre denegocios exitoso lucha con la plaga devoradora del materialismo. El eruditoeducado de la Biblia cruza espadas en una batalla en contra del orgullo. Todopredicador jubilado, anciano, o miembro de la iglesia lucha con el enemigo de laapatía y la pereza. Y, aunque el materialismo, el orgullo, la apatía, y la pereza noson tan físicamente sangrientos como lo es el ser quemado en la hoguera ocrucificado en una cruz, estos todavía almacenan los mismos peligros yconsecuencias eternales como cualquier arma que el Engañador haya usado algunavez en contra de los hijos de Dios. Por ende, el responder a todos—en cualquiermomento y lugar—demanda el coraje de un verdadero soldado de la Cruz."
[1]
Otra razón importante para conocer bien las escrituras, es el auge de lasTecnologías de la Información (T.I.), y el incremento del uso de las redes socialesde internet.algunas ya muy famosas como Facebook. Esto marca una tendenciacreciente para los próximos años, que se esta debatiendo actualmente y es elsurgimiento de las sociedades del conocimiento o de la información
[2]
Al respecto podemos citar el siguiente comentario
.
2
 
"Los cambios radicales que ha experimentado la ciencia en el transcurso del sigloXX han provocado el advenimiento de una tercera revolución industrial -la de lasnuevas tecnologías- que ha ido acompañada por un nuevo paso adelante en lamundialización. La economía del conocimiento derivada de esa revolución ha hechoque el saber y los recursos cognitivos se sitúen en el centro mismo de la actividadhumana y la dinámica social ¿Significa esto que presenciaremos en el siglo XXI eldesarrollo de sociedades del conocimiento compartido? La brecha digital no debehacernos olvidar que es la consecuencia de una escisión aun más grave. Hoy endía, es mayor que nunca la brecha cognitiva que separa a los países ricos -con granpotencial de investigación e innovación, sistemas educativos eficaces y centros deconocimiento y de cultura accesibles a la inmensa mayoría- de las demás naciones,donde los sistemas educativos son deficientes, las instituciones de investigacióncarecen de recursos y el potencial de conocimientos se ve gravemente afectado porla fuga de cerebros. En el mundo que está surgiendo ante nuestros ojos, la clavepara lograr un nuevo tipo de desarrollo, inteligente, humano y sostenible, será laconstrucción de sociedades que compartan el conocimiento."
[3]
Este incremento del caudal de información al que las personas puedanacceder,incrementará la posibilidades de la predicación del evangelio a través demedios tecnológicos, pero al mismo tiempo, hará mayor la diversidad de ofertasreligiosas y también la posibilidad de que las personas accedan a informacióndesvirtuada.Por eso es importante que tengamos un fundamento sólido para nuestra fe, y talfundamento debe ser la Sagrada Escritura. Para entender cualquier enseñanzaescritural, o sea doctrina, es básico un conocimiento de lo que es la Biblia y de loque ella dice acerca de sí misma.Porque
"Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia," (II Tim. 3:16 RV 1960)
¿Cual es la importancia de la Palabra de Dios?
Antes de entrar de lleno a este estudio, quisiera citar algunos pasajes bíblicos quenos muestran claramente la importancia de la Palabra de Dios. Seguramente haymuchos mas, pero creo que estos pasajes bíblicos nos ayudan a comprender bieneste tema:
“Llegue mi clamor delante de ti, oh Jehová; Dáme entendimiento conforme a tu palabra. Llegue mi oración delante de ti; Líbrame conforme a tu dicho. Mis labiosrebosarán alabanza cuando me enseñes tus estatutos. Hablará mi lengua tusdichos, Porque todos tus mandamientos son justicia. Esté tu mano pronta parasocorrerme, Porque tus mandamientos he escogido.” (Sal. 119:169-173)“En cuanto a Dios, perfecto es su camino, Y acrisolada la palabra de Jehová;Escudo es a todos los que en él esperan.” (Sal. 18:30)“Porque recta es la palabra de Jehová, Y toda su obra es hecha con fidelidad.” (Sal.33:4a)“Por la palabra de Jehová fueron hechos los cielos,Y todo el ejército de ellos por el aliento de su boca.” (Sal. 33:6a)“En el día que temo, Yo en ti confío.En Dios alabaré su palabra; En Dios heconfiado; no temeré;¿Qué puede hacerme el hombre? En Dios alabaré su palabra;En Jehová su palabra alabaré. En Dios he confiado; no temeré;¿Qué puede hacerme el hombre?” (Sal. 56:3,4,10,11)
3

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->