Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
5Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
depresion_mujeres20100604

depresion_mujeres20100604

Ratings: (0)|Views: 181|Likes:
Published by Gizon Sarea

More info:

Published by: Gizon Sarea on Jun 08, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/22/2010

pdf

text

original

 
36
 
EL PAÍS, viernes 4 de junio de 2010
vida&artes
El PP insta alGobierno a vetar el‘burka’ en la calle
En 2020 la depresión será la pri-mera causa de discapacidad traslas enfermedades cardiovascula-res, según la Organización Mun-dialde la Salud (OMS).Es un malque afecta a las mujeres el dobleque a los hombres. Una de cadacincotieneriesgodesufrirunepi-sodio a lo largo de su vida, segúnuna encuesta realizada a más de1.500 médicos y psiquiatras deatención primaria. Las mujerespadecen más depresiones leves omoderadas y de forma más fre-cuente,mientrasqueenloshom-bres prevalecen las depresionesde tipo grave o melancólico. Sinembargo, en las enfermedadesmentales como la bipolaridad, lasquizofreniaolostrastornosob-eso-compulsivos la incidencias la misma en ambos sexos.Pero, ¿por qué es la única en-fermedad mental que afecta másmujeres que a hombres? Losspecialistascoincidenenquelosesajustes hormonales son unoe los principales desencadenan-tesperoquesiemprevanacompa-ñados de otros factores sociales,psicológicos y culturales.Jerónimo Saiz, presidente dela Sociedad Española de Psiquia-tría, cree que hay una exigenciapor parte de la sociedad hacia elrol delamujerqueestá resultan-domalsana.“Selepidealamujeractualquetengamuchosrolesdi-ferentes; de madre, de pareja, eno profesional compitiendo almáximonivel y muchasveceses-to no se acompaña de la satisfac-ión, de la compensación que se-ría de esperar del papel tradicio-nal de la mujer como cuidadorae otras personas”.Inherente a la sociedad ac-tual,ladepresiónesunaenferme-adsutil, estigmatizada aún, difí-cil de abordar y con mil aristasenlaquenoexisteunsolodesen-adenante sino varios factoresqueempujanasufrirla.Nosetra-ta únicamente de estar bajo denimo.Lossíntomasfísicosypsí-uicos que sufre el paciente conepresión suelen venir acompa-ñados de una sensación de vacío,e sentimientos displacenterosifíciles de explicar en la consul-ta del médico.Es como el bombo de la lote-ríade Navidad.Cuantosmás nú-meros juegas más posibilidadesay de que te toque. Si a los vai- venes hormonales se le añadenl cuidado de otras personas, laoble y triple jornada entre eltrabajofueradecasayeldomés-tico, la dependencia económicasocial, la violencia de género oimplemente la genética, el ries-o de sufrirla en las mujeres seispara.Todas las etapas fisiológicaspor las que pasa la mujer duran-te su etapa de desarrollo, mens-truación, embarazo, parto y pos-tparto, lactancia y menopausiaestán dirigidas por las hormo-nas; esos mensajeros químicosque marcan la
hoja de ruta
en la vida de las mujeres. Los cambiosenlos niveles de estrógeno y pro-gesterona,doshormonasfemeni-nasquesereproducenenlosova-rios, generan las alteracionesque revolucionan a la mujer pordentro.Los científicos han aislado y sintetizado hormonas desde ha-ce más de setenta os. Losestrógenos, la progesterona y latestosterona, por un lado, y losneurotransmisores como lasero-tonina, no solo son importantesen nuestras conductas cotidia-nas, también nos agitan. De he-cho, el término hormona vienedel griego
horman
que significaexcitar, inducir. Cuando hay unabajada o supresión brusca en losniveles deestrógenos la mujer esmás vulnerable a sufrir depre-sión. En el caso de la serotonina,esunodelosgrandesneurotrans-misoresdelcerebroqueregulaelhumor, el estado de ánimo y par-cialmente el apetito y la percep-cióndeldolor.Enlasdepresionesse da una caída en picado de laactividad de la serotonina con locual la percepción del estrés esmuyaltaylasensacndeangus-tia se agudiza.Según los estudios epidemio-lógicos,aunqueladepresiónpue-de afectar a cualquier edad —in-cluidas niñas— hay mayor inci-dencia a partir de la pubertadhasta el final de la menopausia.Pero se da con más frecuenciaentre los 25 y los 45 años. Segúnuna encuesta de Actimude (Acti-tud de la Mujer ante la Depre-sión), un 38% de las depresionesen la mujer se asocia con la me-nopausia y un 17% con situacio-nes premenstruales. Un dato sig-nificativo si se tiene en cuentaque la mujer está un tercio de su vida con la menopausia.JorgeCervilla,profesortitularde Psiquiatría en la Universidadde Granada, realizó hace dosaños un proyecto pionero en Es-pañaqueconcluyóquesermujeres un elemento de riesgo. Hay unaseriedecausasgenéticasqueno condicionan, pero que sí pre-disponen, a la concurrencia deotroselementoscomolosambien-talesy queaumentanel riesgodedepresiónenunapersona.Elpro- yecto está actualmente en su se-gunda fase: el estudio de 2.000pacientesenlaatenciónprimariaconunseguimientoalargoplazo,desde los 12 hasta los 24 meses.“Hemosencontradoqueel riesgode depresión viene aumentadopor un paquete de factores deriesgo; genético, ser mujer y te-ner unaseriede acontecimientos vitales estresantes o haber sufri-do abusos en la infancia”, explicaCervilla, uno de los investigado-res principales del Cibersam, losCentros de Investigación Bio-médica en Red de Salud Mental.Además de las hormonas, ladepresión parece estar relacio-nada,segúnalgunasteorías,conel desequilibrio químico deunas sustancias que producenuestro organismo y que trans-miten señales entre las célulasnerviosasdelcerebro:losneuro-transmisores. “Siempre que ha-cemos investigaciones sobre ladepresiónvemos quetantosi es-tás mirando niveles en plasmade antidepresivos, como si estu-diasfactoresestresantesprecipi-tantes de la depresión, o si estásmirando niveles de serotoninaenplaquetas,al finalresultaqueestán afectados por las hormo-nas y los neurotransmisores eldoble de mujeres que de hom-bres. Esto solo ocurre con la de-presión, porque en la prevalen-cia de las demás enfermedadesmentales no hay diferencias desexo. Por eso, creo que el factorhormonal es decisivo en las mu- jeres para tener depresión”, se-ñala Enric Álvarez, director delServicio de Psiquiatría del Hos-pital de Sant Pau de Barcelona y profesor titular de la UAB.Paraalgunos especialistas,losaspectos socioculturales son de-terminantesala hora deexplicarla mayor frecuencia de la depre-
Ser mujer favorece la depresión
La enfermedad afecta el doble a la población femenina que a la masculina
La genética y las hormonas influyen, pero es decisiva la sobrecarga social
Una de cada cincotiene el riesgo depadecer el mal a lolargo de su vidaEl 17% de los casos seasocia al síndromepremenstrual; el 38%,a la menopausia
sociedad
eulogia merle
ISABEL LANDA

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->