Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
51Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Una Breve Historia de La Creatividad

Una Breve Historia de La Creatividad

Ratings:

5.0

(1)
|Views: 8,008 |Likes:
Published by Paula Molina
Diego Parra Duque nos cuenta como evoluciono el concepto de creatividad durante la historia (desde la Era Primitiva con los chamanes hasta la modernidad con la Psicología congitiva).
Diego Parra Duque nos cuenta como evoluciono el concepto de creatividad durante la historia (desde la Era Primitiva con los chamanes hasta la modernidad con la Psicología congitiva).

More info:

Published by: Paula Molina on Jun 11, 2010
Copyright:Traditional Copyright: All rights reserved

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF or read online from Scribd
See more
See less

02/09/2014

pdf

 
Una breve historia de la creatividad
Diego Parra DuqueLa creatividad ha venido acompañando al hombre a lo largo de susbúsquedas, descubrimientos y realizaciones. Los seres humanos han desarrolladomaneras de explorar lo desconocido o generar novedad en su vida, unas vecesutilizando rituales, música o danza, y en otras ocasiones, cálculos, investigaciones,proporciones, cantidades y mediciones precisas.La historia se ha encargado de dejar el tema de la creatividad a la derivadurante mucho tiempo: hasta 1920 esta disciplina era estudiada como "el arte o laciencia que trata sobre las personas fuera de lo común". La creatividad, que hastaentonces sólo era vista como una de las ramas de la historia del arte, o como partede un recuento anecdótico sobre algunos de los más importantes inventos ydescubrimientos científicos, basaba la mayoría de sus principios en las biografías delos grandes genios, pero no para emularlos o imitarlos, sino para ver lo lejos queestábamos de sus capacidades.En los últimos ochenta años, muchos estudiosos del tema de la creatividadhan venido descubriendo de manera sistemática y científica que esta habilidad,como muchas otras, puede ser desarrollada. Con estos estudios se ha venidorompiendo el mito de los genios renacentistas, el paradigma dentro del cual semovían científicos y artistas, que consideraba la creatividad como un don atribuidoa "unos pocos elegidos".De modo sorprendente, los estudios de estos psicólogos de la creatividadcoinciden en la historia con los intentos de investigar la inteligencia humana. Lomismo que el término "inteligencia", el término "creatividad" ha sido aplicado a lolargo de los años a una amplia gama de individuos, obras, procesos y productos.Este uso tan amplio hace necesaria una definición precisa.Antes de seguir adelante, quiero dar testimonio de la dificultad metodológicaa la que me enfrento en este capítulo: la palabra y concepto de "creatividad" sonrecientes en la historia de las disciplinas humanas. La definición como tal se refierea una herramienta de análisis de personas, productos, ambientes y procesos quehan permitido al hombre llegar a cosas nuevas y diferentes. Esta definiciónpertenece históricamente al campo de la psicología, y no al arte o la ciencia. Losprimeros en hablar de creatividad fueron los psicólogos cognitivos de mediados yfinales del siglo XX. En uno de sus artículos sobre psicología de la creatividad,Teresa Amabile escribe:
"¿Cuál es el origen de toda producción creativa? ¿Puedeser ésta atribuida enteramente a una habilidad específica, o a una constelación derasgos combinados que posee el creador? ¿O, más bien, existen ingredientesespeciales en el proceso creativo que hacen de un escrito o una pintura, una obramaestra?" 
Muchos otros autores de esta rama de la psicología se preocuparon por lascondiciones y ambientes que hacían a las personas más creativas, por sus rasgos,por los procesos y productos creativos. Sin embargo, antes de la aparición de estarama de la psicología llamada creatividad, existieron siempre grandes pintores yescultores, escritores, inventores y descubridores. En estas épocas fueron losbiógrafos e historiadores quienes hablaron sobre los creadores de su tiempo y lossecretos que utilizaban para llegar a concluir sus hermosos cuadros, sus valiosasesculturas, sinfonías o inventos que cambiarían el rumbo del hombre, el arte y laciencia. Un ejemplo de estos primeros estudiosos del tema es el biógrafo
 
renacentista Giorgio Vassari. Este historiador invirtió una gran parte de su vida acontar los rasgos personales que hicieron que Miguel Ángel o Leonardo da Vinci seconvirtieran en grandes creadores. Pero, por razones diversas, estos primeros"teóricos" de la creatividad nunca utilizaron tal término: hablaron de historia delarte, de las biografías de grandes genios, de las habilidades que desarrollaron losmás grandes hombres de cada época y lugar, sin hablar nunca de creatividad. Deantemano pido excusas al lector si en algún momento confundo el término moderno"creatividad" con los de "arte", "ciencia" u otros referentes a la historia de losdescubrimientos. Trataré de ser riguroso en la utilización de cada uno de losconceptos anteriores e intentaré no mezclarlos indiscriminadamente.Lo que busco en este primer capítulo es que el lector me acompañe en unviaje a lo largo de la historia del hombre. Una travesía que nos permita ver cómo ypor qué hemos venido creando obras maravillosas en los campos más dispares: lapintura, la escultura, la música, la técnica, las matemáticas, la ciencia. Intento coneste viaje desmitificar a los grandes genios de la historia, pero no por ello dejar deemularlos; más bien intentar desentrañar los secretos que los hicieron personasespeciales, los motivaron a vivir de una manera intensa y apasionante y losindujeron a sospechar continuamente de todo lo que los rodeaba. Porque aunqueno lo creamos, todos en el fondo podemos ser creativos. No hay nada más sublimepara el hombre que participar en un acto creador, por pequeño que sea: cuandocreamos nos parecemos un poco a Dios o a la madre naturaleza, de la que todosvenimos.LA ERA PRIMITIVA: FUENTES MÁGICASSe estima que hace más de treinta mil años el hombre sufrió una serie decambios sustanciales en su modo de vida: los seres humanos fabricaron susprimeras herramientas para cazar, crearon los primeros intentos de lenguajehablado y al mismo tiempo desarrollaron sus primeras obras artísticas. La invenciónartística corno fenómeno humano está presente en los hallazgos de las primeraspinturas rupestres, datadas a partir del año 30.000 a.C. La actividad fundamentaldel hombre era la caza y, de manera complementaria, la recolección de alimentos.¿Cómo y por qué creaba el hombre en estas épocas remotas? Una de las primerasartes del hombre primitivo consistió en transformar la expresión a través de laspinturas y las máscaras. Las máscaras fueron en realidad la primera manifestaciónartística del ser humano para conectarse con el mundo de lo desconocido. En unprincipio el arte y la creatividad se utilizaron para tener acceso a mundos menoslógicos, menos tangibles y crueles que los de la hostil realidad en que se movía elhombre primitivo.La máscara era un medio gracias al cual el hombre se apropiaba de unadivinidad que le permitía dominar la naturaleza o los fenómenos que nocomprendía. Las sociedades primitivas atribuían los sucesos y sus fracasos afuerzas misteriosas y omnipresentes, y el hombre se revestía de máscaras paramodificar su destino. Los antiguos creían que todas las cosas estaban animadas poresritus. Dos figuras claves para entender estas primeras manifestacionescreativas del hombre son el tótem y el chamán. El tótem era un animal protector dela tribu. El chamán era un artista sacerdote, un individuo considerado como elmensajero de las fuerzas del otro mundo; el intermediario entre la comunidad y losespíritus de la naturaleza.A diferencia de los artistas griegos y romanos, que querían reproducir unideal de belleza en la creación de sus obras, los artistas chamanes buscabanimpresionar y transformar la conciencia colectiva a través de los rituales, sinimportar cuan estética fuera su obra. Por ello el chamán esculpía grandes ojos,
 
caras de colores extremadamente vivos y facciones exageradas, con el objeto desugestionar a los espectadores y crear un efecto de trance. En sus inicios, lacreatividad poseía un carácter esencialmente social y religioso; el artista o creadorera un medio para llegar al más allá.La máscara es común en casi todos los ritos chámameos. En todos lospueblos se han encontrado representaciones de esritus tanto con formashumanas como animales. Este arte simbólico arranca desde los orígenes de lahumanidad hasta el presente. Las máscaras de animales son mucho más antiguasque aqllas que representan figuras humanas. Tenemos ejemplos de estefenómeno en las pinturas rupestres de la era glacial en Francia y en el primer artede las rocas de la región oeste de Norteamérica. En los rituales primitivos semezclaron todas las artes: la pintura, la escultura, la música y la danza. Lasmanifestaciones creativas se integraban con el tiempo de la comunidad: crear eracreer, era vivir, era darse cuenta de que lo desconocido era mucho más poderosoque lo conocido. Por eso era necesario utilizar el arte para tener acceso a la ayudade otros mundos.El arte de los chamanes y los brujos primitivos se crea para ser compartidocon la comunidad. El arte no se entiende: se practica de manera colectiva. Muchosantropólogos actuales consideran que el arte primitivo era utilizado para podercurar a todo un pueblo sin necesidad de llegar a dar explicaciones concretas. Lasfiestas actuales tienen su origen en esos rituales arcaicos: la danza colectiva, lamúsica y los rituales de iniciación forman parte de una sola unidad. La medicina seejercía también en rituales con música, con máscaras, con danza, A través de losrituales, los miembros de una tribu podían comprender sus tradiciones y sus mitos,ser curados, prevenir enfermedades. La estética estaba en un principio en funciónde la ética: no importaba tanto la belleza de las obras, ni la exaltación de losartistas, sino la función social de la creatividad. Todo tenía un valor simbólico quese confundía con la vida diaria de los pueblos. No había tiempo para vivir y tiempopara crear, ambos se confundían: al cantar, al danzar, al participar en rituales, alrecorrer y buscar sus sitios de caza, el ser humano cantaba, contaba y vibraba consus actos creativos.Una de las grandes lecciones de la creatividad en la era primitiva era elhecho de involucrarse en rituales muy sencillos que permitían a los hombres volvera experimentar el acceso a lo desconocido. Aunque muchos de estos rituales handesaparecido y otros han sido mantenidos en secreto con el fin de preservarlospuros, hoy en día existen posibilidades de experimentar el espíritu creador de lospueblos primitivos.Ejercicio: Búsqueda de la visiónEn las culturas primitivas, se practicaba un ritual llamado "búsqueda de lavisión", para aumentar el nivel de conciencia. Algunas culturas que persisten hoyen a continúan practicando este ritual como una manera de explorar lodesconocido. Los indios lakota lo llaman
vision-quest 
y los aborígenes australianos,
walkabout 
.La persona practica esta búsqueda en tiempos de crisis, cuando necesita daruna respuesta a una pregunta o problema, como rito de iniciación a la etapa adultao simplemente como deseo de un mayor conocimiento de sí misma. Generalmente,parte sola hacia una zona salvaje, buscando algún indicio o señal que le revele unaverdad o una respuesta a sus preguntas, o una serie de pistas que le sirvan paradar solución a un problema específico. En las versiones originales, las personaseran privadas de comida y abrigo, y a veces de agua y sueño durante algunos días,

Activity (51)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
Andrea RL liked this
Ana Muñoz liked this
Ivan Olvera liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->