Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Los sacramentos en la Iglesia del Señor parte 1

Los sacramentos en la Iglesia del Señor parte 1

Ratings: (0)|Views: 61|Likes:
Published by pauloarieu
sacramentos ,Iglesia del Señor.Iglesia,eclesiologia,ordenanzas,catolicismo romano,protestantes,pentecostales
sacramentos ,Iglesia del Señor.Iglesia,eclesiologia,ordenanzas,catolicismo romano,protestantes,pentecostales

More info:

Categories:Types, Research, Law
Published by: pauloarieu on Jun 11, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/26/2013

pdf

text

original

 
Los sacramentos en la Iglesia del Señor
parte 1Autor: Paulo Arieu
 Administrador del blogwww.lasteologias.wordpress.comEl protestantismo es un sueño para mí. Lo amo porque cuando soy poseídopor sus símbolos, siento que mi cuerpo se hace más ligero y casi vuela [...]Amo el recelo calvinista hacia todas las formas de idolatría [...] Amo elcuidado calvinista por la creación de Dios [...] Amo, además, le belleza de lasoledad profética [...] Ustedes saben: estos no son hechos; no son pedazosde la tradición o de las instituciones protestantes. Son visiones, símbolos delos objetos de nuestro deseo, nombres de nostalgias... Si el protestantismoaún es joven... Si aún tiene el poder de seducir...Si es tan fuerte como paraposeer cuerpos y hacerlos bailar, volar y luchar.
Todo depende de su poder  para hacer que otras religiones y tradiciones sueñen. Tal vez no seconviertan al protestantismo, pero es seguro que se volverán más ligeras..
.
RUBEM ALVES
 "La Biblia no sabe nada de solitaria religión. Caballero, ¿usted desea servir aDios e ir al cielo? Recuerde, usted no puede servir a Dios solo. Por lo tantodebe buscar compañeros o hacerlos."
- John Wesley
 El cristianismo del Nuevo Testamento no es una religiónritualista. En el fondo, es el contacto directo del hombre con Diospor medio del Espíritu. Por lo tanto, no impone una ley rígida deadoración, sino que deja a la iglesia de toda edad y tierra paraque se ajuste al método mejor adaptado para la expresión de suvida. Hay, sin embargo, dos ceremonias que son esencialespuesto que son divinamente ordenadas, es decir, el bautismo enagua y la cena del Señor.La persona que ha crecido asistiendo a las reuniones de laiglesia, probablemente conoce muy bien los sacramentos.Aunque las tradiciones cristianas no están de acuerdo con elnúmero o la práctica de los sacramentos, hay dos - bautismo y comunión - quesiempre se han considerado como distintivamente cristianos y centrales a la vida dela Iglesia. Estos dos son igualmente esenciales en la vida de cada creyente.Comúnmente se ha llamado al bautismo y a la santa cena "las ordenanzasdel señor". Las iglesias evangélicas no deben tener dificultad para aceptarque estas enseñanzas vienen directamente de nuestro Señor Jesucristo yque todo creyente tiene la responsabilidad de observarlas. Sin embargo,donde no todas se han puesto de acuerdo es en el significado (¿qué es?), larazón (¿por qué celebrarlas?), el propósito (¿para qué celebrarlas?), lamanera (¿cómo se deben celebrar?) y el tiempo (¿cuándo se debencelebrar?). El bautismo en agua es el rito de ingreso en la iglesia cristiana, y simbolizael comienzo de la vida espiritual; la Cena del Señor es un rito de comunión ysignifica que continúa la vida espiritual. El primero representa fe en Cristo, elsegundo, comunión con Cristo. El primero es administrado solamente unavez, puesto que puede haber solamente un comienzo de la vida espiritual; elsegundo es administrado con frecuencia, enseñándonos que la vidaespiritual debe ser nutrida. 
1
 
Algunas personas, para referirse a "las ordenanzas", hablan de los"sacramentos".En virtud de su carácter sacro, se las describe con el nombre desacramentos - literalmente, "cosas sagradas," o "juramentos consagradospor un rito sagrado"; se las refiere también como ordenanzas, puesto queson ceremonias "ordenadas" por el Señor mismo.Sin embargo, en la Biblia nunca se llama al bautismo o la a la santa cena"sacramento". Fue San Jerónimo (cerca del año 380 d.C.) quien introdujo lapalabra griega "misterio " por la palabra latina "sacramento" en la versiónVulgata Latina. De ahí que, en la Iglesia Católica se le ha dado un sentido "misterioso" a lossiete "sacramentos", los cuales hay que cumplir con el fin de ser salvo. Pero no creo que haya ningún misterio en "las ordenanzas".Un sacramento en realidad es una promesa de Dios puesta en acción antenuestros ojos.
[1]
Se nos dice que nuestros pecados han sido lavados por lasangre del Cordero. Pero luego se nos invita a dar evidencia de nuestra fe enesa promesa al seguir a Cristo por medio de las aguas del bautismo. Deigual manera, se nos promete vida eterna y hermandad con Jesús, y luegose nos permite tener comunión con Él cuando recibimos la propia cena delSeñor.No hay ninguna magia en estos actos. El bautismo no lo hace a uno cristiano. Másbien, sólo los cristianos cualifican para ser bautizados. Ni tampoco se impartegracia salvadora a través de la comunión. Sin embargo Cristo está presente por suEspíritu cuando recordamos su cuerpo inmolado y su sangre derramada.Estas ordenanzas tienen gran valor para nuestra santificación.Son vívidos recordatorios experimentales de las grandes verdades de la fe cristiana- nuestra redención a través de la obra consumada de Jesucristo y de nuestrainmanente comunión con Él hasta que vuelva por nosotros. O, como lo dice Sinclair Ferguson, traen"nueva realización de nuestra unión y comunión con Cristo. Nos señalanhacia atrás a su fundamento y hacia adelante a su consumación en gloria".[2]La cuestión de los sacramentos no es un tema meramente tradicional. En estosúltimos tiempos ha tomado auge en los debates teológicos. Por un lado entre lospentecostales esta tomando auge, algo que históricamente era impensable.Y por otro lado, está el Vaticano, quien recientemente ha publicado un documentodonde declara que la Iglesia Católica Romana es la única iglesia verdadera ó enotras palabras que el Vaticano prefiere usar, la única forma institucional en la cualla Iglesia de Cristo subsiste.Es interesante la opinión delDr. R. Albert Mohler Jr,presidente de la SouthernBaptist Theological Seminary, la escuela insignia de la Convención Bautista del Sury uno de los más grandes seminarios en el mundo.Este no es un tema en el cual las emociones deban tomar un rol principal.Este es una cuestión teológica, y nuestra respuesta debe ser teológica, noemocional.
2
 
El propósito de los sacramentos es mantener estas verdades al frente y en elcentro, ayudándonos a mantenernos firmes, lo que es esencial para elcrecimiento espiritual.No debemos sentirnos ofendido ni sorprendidos. Nadie que este familiarizadocon las declaraciones de Magisterio Católico Romano debería sorprendersepor esta incursión. Tampoco me sorprende mucho lo que pase en elPentecostalismo, ya que su falta de rigor teológico siempre ha sido sucaracterística.
[3]
 Estas no son noticias nuevas en ningún sentido genuino. Esto es nuevo solamenteen el actual contexto de las declaraciones del Vaticano y las relaciones ecuménicas.Estas recientes controversias surgidas, trae la atención sobre el tema crucial de laeclesiología, y esto nos presenta una oportunidad.El documento Vaticano es muy breve-de hecho tan solo unos pocos párrafos.Su título oficial es "Respuestas a algunas preguntas concernientes a CiertosAspectos de la Doctrina de la Iglesia" y fue hecho público por laCongregación para la Doctrina de la Fe del Vaticano el 29 de junio de esteaño. Aunque muchos medios de comunicación han identificado el documentocomo una declaración del Papa Benedicto XVI, en realidad es unadeclaración de la Congregación para la Doctrina de la Fe que finalmente fueaprobada para su publicación por el Papa (quien, como Cardenal Ratzinger,encabezó esta Congregación antes de asumir el papado).El documento clama una legitimidad única para la Iglesia Católica Romanacomo la iglesia establecida por Cristo. El documento alega esta identidadsobre el clamor de la sucesión apostólica centrada en el papado mismo.Como el documento declara, "Esta Iglesia, constituida y organizada en estemundo como una sociedad, subsiste en la Iglesia Católica, gobernada por elsucesor de Pedro y los Obispos en comunión con él."En caso de que alguno malentienda el punto, entonces el documento da unreconocimiento a las iglesias Ortodoxas Orientales quienes alegan un clamorpor la sucesión apostólica, y por lo tanto son referidas por el Vaticano como"Iglesias". Así también las iglesias que en cualquier forma nacieron de laReforma-ellas no son iglesias del todo, únicamente "comunidades eclesiales"
De acuerdo a la doctrina Católica, estas Comunidades no gozan de lasucesión apostólica en las Ordenes de los sacramentos, y son, por lo tanto, privadas de un elemento constitutivo de la Iglesia. Estas Comunidadeseclesiales, las cuales específicamente por causa de la ausencia del sacramento sacerdotal, no han preservado la sustancia integra y genuina del Misterio de la Eucaristía, no pueden, de acuerdo a la doctrina Católica, ser llamadas "Iglesias" en el sentido preciso.
 El Papa Benedicto ya estaba en el ojo del huracán con los medios decomunicación por causa de su reciente decisión respecto a la (limitada)reinstitución de la misa en Latín, completándolo con un llamado para laconversión de los judíos. Él probablemente no sea llamado el "Ecuménico delAño" en ninguna manera. Esta última controversia solamente añade a losmedios la impresión de grandes cambios en el Vaticano bajo su actualpapado.
[4]
 Ciertamente ha habido cambios. Benedicto es verdaderamente un teólogo doctrinal,mientras su popular predecesor, el Papa Juan Pablo II, fue más un filosofo por suentrenamiento académico. Aquellos familiarizados con el papa actual saben de sufrustración con la tendencia de los teólogos Católicos liberales y de las personaslaicas que insisten que el Segundo Concilio Vaticano (conocido popularmente como"Vaticano II") representa un cambio enorme (por lo que se dejó) en la doctrinaCatólica. No es así, insistía el Cardenal Ratzinger como cabeza de la Congregación
3

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->