Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
246Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Las Venas Abiertas de America Latina

Las Venas Abiertas de America Latina

Ratings:

4.67

(30)
|Views: 67,601 |Likes:
Published by Rafael Reyna
“Las Venas abiertas de América Latina”

RESUMEN:
La esclavización de los indios fue formalmente prohibida al nacer el siglo XVI.
La población de las islas del Caribe dejó de pagar tributos, porque desapareció: los indígenas fueron completamente exterminados en los lavaderos de oro.
Los metales arrebatados a los nuevos dominios coloniales estimularon el desarrollo económico europeo y hasta puede decirse que lo hicieron posible.
Las colonias Americanas habían sido descubiertas, conquistadas y colonizadas dentro del proceso de la expansión del capital comercial. Europa necesitaba oro y plata.
Los empresarios mineros convirtieron a los indígenas y a los esclavos negros en un numerosísimo proletariado externo de la economía europea.
Cuando los españoles irrumpieron en América, estaba en su apogeo el imperio teocrático de los incas.
La explosión del oro no sólo incrementó la importación de esclavos, sino que además absorbió buena parte de la mano de obra negra ocupada en las plantaciones de azúcar y tabaco de otras regiones de Brasil, que quedaron sin brazos.
Inglaterra y Holanda, campeonas del contrabando del oro y los esclavos, que amasaron grandes fortunas en el tráfico ilegal de carne negra.
El largo ciclo del azúcar dio origen, en América Latina, a prosperidades tan mortales como las que engendraron, en Potosí, Ouro Preto, Zacatecas y Guanajuato, los furores de la plata y el oro; al mismo tiempo, impulsó con fuerza decisiva, directa e indirectamente, el desarrollo industrial de Francia, Estados Unidos, Inglaterra y Holanda.
En la década de 1950, la industrialización en auge incrementó el consumo del azúcar en Brasil. Barbados fue la primera isla del Caribe donde se cultivó el azúcar para la exportación. En la asegunda mitad del siglo, el mejor azúcar del mundo brotaba del suelo esponjoso de las llanuras de la costa de Haití, una colonia francesa que por entonces se llamaba Saint Domingue. Recién en 1825 Francia reconoció la Independencia de su antigua colonia, pero a cambio de una gigantesca indemnización en efectivo.
Cuando la Revolución conquistó el poder, según Fidel Castro la mayoría de los cubanos no era ni siquiera antiimperialista.
El Che Guevara decía que el subdesarrollo es un enano de cabeza enorme y panza hinchada: sus piernas débiles y sus brazos cortos no armonizan con el resto del cuerpo.
El capital acumulado en el comercio triangular – manufacturas, esclavos, azúcar – hizo posible la invención de la máquina de vapor.
A principios del siglo XIX, Gran Bretaña se convirtió en el principal impulsora de la campaña antiesclavista.
En 1888 se abolió la esclavitud en Brasil. Pero no se abolió el latifundio. El boom del caucho y el auge del café implicaron grandes levas de trabajadores nordestinos.
La CEPAL informa que, por increíble que parezca, el café arroja más riqueza en las arcas estatales de los países europeos, que la riqueza que deja en manos de los países productores.
La reforma agraria se proponía desarrollar la economía capitalista campesina y la economía capitalista de la agricultura en general.
América Latina tuvo pronto sus constituciones burguesas, muy barnizadas de liberalismo, pero no tuvo, en cambio, una burguesía creadora, al estilo europeo o norteamericano, que propusiera como misión histórica el desarrollo del capitalismo nacional pujante. Las burguesías de esas tierras habían nacido como simples instrumentos del capitalismo internacional, prósperas piezas del engranaje mundial que sangraba a las colonias y a las semicolonias.
Frustración económica, frustración social: una historia de traiciones sucedió a la independencia y América Latina, desgarrada por sus nuevas fronteras, continuó condenada al monocultivo y a la dependencia.
En 1910 llegó la hora del desquite. México se alzó en armas contra Porfirio Díaz. Un caudillo agrararista encabezó desde entonces la insurrección en el sur: Emiliano Zapata, el más puro de los líderes de la revolución, el más leal a la causa
“Las Venas abiertas de América Latina”

RESUMEN:
La esclavización de los indios fue formalmente prohibida al nacer el siglo XVI.
La población de las islas del Caribe dejó de pagar tributos, porque desapareció: los indígenas fueron completamente exterminados en los lavaderos de oro.
Los metales arrebatados a los nuevos dominios coloniales estimularon el desarrollo económico europeo y hasta puede decirse que lo hicieron posible.
Las colonias Americanas habían sido descubiertas, conquistadas y colonizadas dentro del proceso de la expansión del capital comercial. Europa necesitaba oro y plata.
Los empresarios mineros convirtieron a los indígenas y a los esclavos negros en un numerosísimo proletariado externo de la economía europea.
Cuando los españoles irrumpieron en América, estaba en su apogeo el imperio teocrático de los incas.
La explosión del oro no sólo incrementó la importación de esclavos, sino que además absorbió buena parte de la mano de obra negra ocupada en las plantaciones de azúcar y tabaco de otras regiones de Brasil, que quedaron sin brazos.
Inglaterra y Holanda, campeonas del contrabando del oro y los esclavos, que amasaron grandes fortunas en el tráfico ilegal de carne negra.
El largo ciclo del azúcar dio origen, en América Latina, a prosperidades tan mortales como las que engendraron, en Potosí, Ouro Preto, Zacatecas y Guanajuato, los furores de la plata y el oro; al mismo tiempo, impulsó con fuerza decisiva, directa e indirectamente, el desarrollo industrial de Francia, Estados Unidos, Inglaterra y Holanda.
En la década de 1950, la industrialización en auge incrementó el consumo del azúcar en Brasil. Barbados fue la primera isla del Caribe donde se cultivó el azúcar para la exportación. En la asegunda mitad del siglo, el mejor azúcar del mundo brotaba del suelo esponjoso de las llanuras de la costa de Haití, una colonia francesa que por entonces se llamaba Saint Domingue. Recién en 1825 Francia reconoció la Independencia de su antigua colonia, pero a cambio de una gigantesca indemnización en efectivo.
Cuando la Revolución conquistó el poder, según Fidel Castro la mayoría de los cubanos no era ni siquiera antiimperialista.
El Che Guevara decía que el subdesarrollo es un enano de cabeza enorme y panza hinchada: sus piernas débiles y sus brazos cortos no armonizan con el resto del cuerpo.
El capital acumulado en el comercio triangular – manufacturas, esclavos, azúcar – hizo posible la invención de la máquina de vapor.
A principios del siglo XIX, Gran Bretaña se convirtió en el principal impulsora de la campaña antiesclavista.
En 1888 se abolió la esclavitud en Brasil. Pero no se abolió el latifundio. El boom del caucho y el auge del café implicaron grandes levas de trabajadores nordestinos.
La CEPAL informa que, por increíble que parezca, el café arroja más riqueza en las arcas estatales de los países europeos, que la riqueza que deja en manos de los países productores.
La reforma agraria se proponía desarrollar la economía capitalista campesina y la economía capitalista de la agricultura en general.
América Latina tuvo pronto sus constituciones burguesas, muy barnizadas de liberalismo, pero no tuvo, en cambio, una burguesía creadora, al estilo europeo o norteamericano, que propusiera como misión histórica el desarrollo del capitalismo nacional pujante. Las burguesías de esas tierras habían nacido como simples instrumentos del capitalismo internacional, prósperas piezas del engranaje mundial que sangraba a las colonias y a las semicolonias.
Frustración económica, frustración social: una historia de traiciones sucedió a la independencia y América Latina, desgarrada por sus nuevas fronteras, continuó condenada al monocultivo y a la dependencia.
En 1910 llegó la hora del desquite. México se alzó en armas contra Porfirio Díaz. Un caudillo agrararista encabezó desde entonces la insurrección en el sur: Emiliano Zapata, el más puro de los líderes de la revolución, el más leal a la causa

More info:

Published by: Rafael Reyna on Jun 10, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/04/2013

pdf

text

original

 
“Las Venas abiertas de América Latina”
RESUMEN:
La esclavización de los indios fue formalmente prohibida al nacer el siglo XVI.La población de las islas del Caribe dejó de pagar tributos, porque desapareció:los indígenas fueron completamente exterminados en los lavaderos de oro.Los metales arrebatados a los nuevos dominios coloniales estimularon eldesarrollo económico europeo y hasta puede decirse que lo hicieron posible.Las colonias Americanas habían sido descubiertas, conquistadas y colonizadasdentro del proceso de la expansión del capital comercial. Europa necesitaba oroy plata.Los empresarios mineros convirtieron a los indígenas y a los esclavos negros enun numerosísimo proletariado externo de la economía europea.Cuando los españoles irrumpieron en América, estaba en su apogeo el imperioteocrático de los incas.La explosión del oro no sólo incrementó la importación de esclavos, sino queademás absorbió buena parte de la mano de obra negra ocupada en lasplantaciones de azúcar y tabaco de otras regiones de Brasil, que quedaron sinbrazos.
 
Inglaterra y Holanda, campeonas del contrabando del oro y los esclavos, queamasaron grandes fortunas en el tráfico ilegal de carne negra.El largo ciclo del azúcar dio origen, en América Latina, a prosperidades tanmortales como las que engendraron, en Poto, Ouro Preto, Zacatecas yGuanajuato, los furores de la plata y el oro; al mismo tiempo, impulsó confuerza decisiva, directa e indirectamente, el desarrollo industrial de Francia,Estados Unidos, Inglaterra y Holanda.En la década de 1950, la industrialización en auge incrementó el consumo delazúcar en Brasil. Barbados fue la primera isla del Caribe donde se cultivó elazúcar para la exportación. En la asegunda mitad del siglo, el mejor azúcar delmundo brotaba del suelo esponjoso de las llanuras de la costa de Haití, unacolonia francesa que por entonces se llamaba Saint Domingue. Recién en 1825Francia reconoció la Independencia de su antigua colonia, pero a cambio de unagigantesca indemnización en efectivo.Cuando la Revolución conquistó el poder, según Fidel Castro la mayoría de loscubanos no era ni siquiera antiimperialista.El Che Guevara decía que el subdesarrollo es un enano de cabeza enorme ypanza hinchada: sus piernas débiles y sus brazos cortos no armonizan con elresto del cuerpo.El capital acumulado en el comercio triangular – manufacturas, esclavos, azúcar– hizo posible la invención de la máquina de vapor.A principios del siglo XIX, Gran Bretaña se convirtió en el principal impulsorade la campaña antiesclavista.
 
En 1888 se abolió la esclavitud en Brasil. Pero no se abolió el latifundio. El boomdel caucho y el auge del café implicaron grandes levas de trabajadoresnordestinos.La CEPAL informa que, por increíble que parezca, el café arroja más riqueza enlas arcas estatales de los países europeos, que la riqueza que deja en manos delos países productores.La reforma agraria se proponía desarrollar la economía capitalista campesina yla economía capitalista de la agricultura en general.América Latina tuvo pronto sus constituciones burguesas, muy barnizadas deliberalismo, pero no tuvo, en cambio, una burguesía creadora, al estilo europeoo norteamericano, que propusiera como misión histórica el desarrollo delcapitalismo nacional pujante. Las burguesías de esas tierras habían nacido comosimples instrumentos del capitalismo internacional, prósperas piezas delengranaje mundial que sangraba a las colonias y a las semicolonias.Frustración económica, frustración social: una historia de traiciones sucedió a laindependencia y América Latina, desgarrada por sus nuevas fronteras,continuó condenada al monocultivo y a la dependencia.En 1910 llegó la hora del desquite. México se alzó en armas contra Porfirio Díaz.Un caudillo agrararista encabezó desde entonces la insurrección en el sur:Emiliano Zapata, el más puro de los líderes de la revolución, el más leal a lacausa de los pobres, el más fervoroso en su voluntad de redención social.Después de la caída del régimen de Huerta, Emiliano Zapata y Pancho Villa, el“Atila del Sur” y el “Centauro del Norte”, entr5aron el Ciudad de México apaso de vencedores y fugazmente compartieron el poder. En 1919 unaestratagema y una traición terminaron con la vida de Emiliano Zapata. Mil

Activity (246)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
1 hundred thousand reads
exelente
Analia Verdasco liked this
Angie Paola liked this
Pedro Villela liked this
Leidy Rios liked this
Seco Flores added this note
OK. ESTA BASTANTE COMPLETO

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->