Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Resumen -Irigoin María Alejandra (1999)

Resumen -Irigoin María Alejandra (1999)

Ratings: (0)|Views: 48|Likes:
Published by ReySalmon
[Especialización: Historia Económica] María Alejandra Irigoin (1999) INTRODUCCIÓN
Sólo recientemente los historiadores económicos han admitido la influencia de la política en el desempeño secular de la economía argentina. La utilización explícita y sistemática de teoría económica en el análisis histórico de los procesos políticos tampoco ha sido frecuente. Paradójicamente, la producción de estudios sobre aspectos de la economía en el pasado tal vez sea en este momento, cuantitativamente mayor qu
[Especialización: Historia Económica] María Alejandra Irigoin (1999) INTRODUCCIÓN
Sólo recientemente los historiadores económicos han admitido la influencia de la política en el desempeño secular de la economía argentina. La utilización explícita y sistemática de teoría económica en el análisis histórico de los procesos políticos tampoco ha sido frecuente. Paradójicamente, la producción de estudios sobre aspectos de la economía en el pasado tal vez sea en este momento, cuantitativamente mayor qu

More info:

Categories:Types, Resumes & CVs
Published by: ReySalmon on Jun 13, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/09/2013

pdf

text

original

 
[Especialización: Historia Económica]
María Alejandra Irigoin
(1999)INTRODUCCIÓN
Sólo recientemente los historiadores económicos han admitido la influencia de la política en el desempeño secular de laeconomía argentina. La utilización explícita y sistemática de teoría económica en el análisis histórico de los procesos políticostampoco ha sido frecuente. Paradójicamente, la producción de estudios sobre aspectos de la economía en el pasado tal vez seaen este momento, cuantitativamente mayor que nunca. Sin embargo no se ha prosperado aún, en un mismo grado, en ofrecer nuevas interpretaciones generales de la relación entre política y economía en el pasado argentino.Es notable que aún la periodización más utilizada en los estudios históricos se organice a partir de décadas en que ocurrieroncambios de regímenes políticos, por ejemplo 1820, 1852, 1862, 1880 o 1930. Buena parte de esos supuestos son de naturaleza político institucional, pero se los asume como dados y no se discute explícitamente su pertenencia. Pareciera que lasinterpretaciones de la historia política y económica argentina en el largo plazo no han conseguido incorporar nuevas teorías para dar cuenta del cambio histórico. Sin embargo, la economía y la teoría política hace tiempo disponen de marcos de análisisque permiten relacionar los aspectos dominantes tanto de la economía en la política como viceversa. Se ha ido construyendouna masa crítica, que en la economía se llama
“economía neo institucional” 
y en la teoría política se llama
“nueva economía política” 
. Ambas, en última instancia intentan establecer los vínculos, las relaciones e interdependencia de ambas esferas de laactividad humana. Ambos enfoques coinciden en que el actor individual es la unidad básica de análisis. Otro supuesto es quelos individuos son racionales. No obstante la racionalidad individual no implica racionalidad social. En este punto reside la principal diferencia con los enfoques centrados en la lógica del mercado, los que suponen que los individuos racionalesconseguirán los resultados óptimos, de forma unánime y sin conflictos. Ambas corrientes se han consolidado en el mundoanglosajón y ahora comienzan a ser consideradas en Argentina. Según
S. Saiegh
y
M. Tommasi
ello se explica por un lado, por la demora en el reflujo de las grandes macro-teorías de la modernización, la dependencia, o el estructuralismo en los cuentistassociales y teóricos políticos. Por el otro lado, la especial naturaleza del mercado de economistas en el país llevó a una granimbricación de la disciplina con la práctica de la política económica. Ello derivó en tardías reflexiones de parte de loseconomistas respecto de las relaciones entre economía y política, a posteriori de su paso por la gestión pública.Tal vez el economista más conocido y publicitado es
Douglass North
, quien aparece con frecuencia como referencia másfrecuente en los análisis de los procesos institucionales y políticos en los cambios económicos. Pero de ninguna manera Northes el único autor, ni fue el primero, en reflexionar sobre estos temas. Hay, no obstante, una cierta matriz común en losconceptos básicos fundamentales de economía política que son un aporte interesante para quienes están interesados en analizar y explicar los procesos de cambio económicos, políticos o institucionales en el paso, más que en la capacidad predictiva de losmarcos teóricos. En líneas generales, sus producciones han venido a subsanar la inadecuación de la teoría económica, en particular la teoría neoclásica, para explicar el cambio. No obstante, el recurso a la teoría es hoy inevitable para dar cuenta deuna explicación de los fenómenos económicos. El uso de teoría permite identificar la causalidad y establecer las relacionesentre los factores o los agregados intervinientes; así es posible explicar la lógica y el desarrollo de un proceso. La teoríaneoclásica es muy útil para explicar la asignación de los recursos, de los factores de producción y servicios. Sin embargo, no puede explicar el origen del cambio. Así, los modelos económicos que han sido presentados para explicar el cambio históricoen el largo plazo, han sido basados en los cambios en algún otro factor, ya sea en los recursos, en la población, la tecnología ola ideología.La nueva economía institucional fue sumando otras variables que no estaban en la base del razonamiento económico, por ejemplo los derechos de propiedad, su definición y cumplimiento, el gobierno, las reglas de juego, la legislación, la política,etc., etc. Su contribución comenzó cuando discutió la presunción general de que la revolución industrial había acaecidofinalmente como producto de un cambio tecnológico o de la población. North, como Olson, encontró que el desarrolloeconómico de las sociedades centrales no podía explicarse sin la existencia del estado. North encontró que las razones por lasque el desarrollo económico autosostenido, que había propiciado las economías capitalistas de Gran Bretaña y Holanda se debíaa la existencia de marcos institucionales y derechos de propiedad que habían decidido la creación y aplicación de tecnología enaquellos países.Las características más generales de la nueva economía institucional son señalar la deficiencia, los fracasos o fallas del mercadoy la reintroducción del estado y la ideología en el análisis económico. Según North, las instituciones son precisamente el modocomo las economías tienen para afrontar las imperfecciones del mercado. Teoría que mantiene los supuestos principales de laeconomía neoclásica acerca de un mundo de escasez y competencia. Incorpora la teoría de la elección pero rechaza las nocionesrestrictivas del mercado, entendido como una esfera abstracta de intercambios económicos impersonales de bieneshomogéneos, por medio de transacciones voluntarias en igualdad de condiciones entre grandes números de personas,
1

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->